martes, 29 de mayo de 2007

Otra razón...

La maldad no es la única razón por la que me avergüenzo de los seres humanos, con frecuencia la estupidez constituye una razón aun más poderosa.

Por ejemplo, la estupidez de quien se para como un imbécil con el puño en alto a repetir "Patria, socialismo o muerte" cuando el chimpancé lo ordena...

Pero en el día de hoy se trata de la manifestación de estupidez que más detesto: las religiones. Porque hay que ser realmente estúpido para dejar que la propia vida esté regida por unos preceptos abrsurdos que otros crearon y que vienen a dañarnos a nosotros y a dañar a los demás...

Si no lo creen, he aquí una muestra.

lunes, 28 de mayo de 2007

sábado, 26 de mayo de 2007

Después de 15 días

Hace 15 días que no escribo una palabra acá...

No es porque tenga la mente en blanco o esté totalmente vacía de ideas, al contrario, todos los días se me ocurren 2 ó 3 temas sobre los cuales podría escribir algo medianamente interesante...

No es porque esté muy ocupada, porque debo reconocer que he tenido un par de días de absoluto ocio... Lo cual me recuerda mis días de vagancia obligada, cuando andaba jalando bola por un cupo; en esos días de dormir-leer/leer-dormir, me topé con un artículo que decía que las personas más ocupadas siempre encuentran tiempo para hacer una cosa más, mientras que los que no tienen nada que hacer se quejan de que no les alcanza el tiempo; y ése era exactamente mi caso!! Y noto que también ha sido mi caso estos días: mis grandes actividades han consistido en ir a los bancos, o a Locatel a comprar medicinas de mi hermano, o al supermercado a cambiar la caja de leche descremada que me vendieron vencida, y cuando llega la noche pienso que no me dio tiempo de hacer todo lo que quería...

Menos mal que ya se me va a terminar la vagancia. Así, en las noches cuando regrese del monte (más monte que Maturín) donde voy a trabajar, seguramente encontraré tiempo para escribir algunas palabras.

No se aflija Mr Cowboy! ;-)

jueves, 10 de mayo de 2007

A la Licenciada Lorena

Ayer en la mañana me tocó esquivar diversos obstáculos (qué dramática!) para -aunque llegando tarde- poder estar presente en una partecita de la ceremonia de imposición de medallas de mi pana Lore, y me alegra haber podido ir, no tanto por la ceremonia en sí -que quedó muy bonita a pesar del calorón y la lloradera de los graduandos-, sino solamente por verla allí...

A esa Lorena que me sacó las patas del barro tantas veces, que me mostró que de vez en cuando -sólo de vez en cuando- se puede salir del fuerte y encontrar algo bueno allá afuera, que me hizo dejar de lado mi stress para dedicarnos a trabajar el suyo, que nunca va a tener una idea de todo lo que ha hecho por mí sin proponérselo...

Todo eso pasó por mi mente cuando estaba parada en la puerta viendo a todos los chicos vestiditos de zamuro. Pensé que ha sido un placer ser parte de esta etapa que está terminando en su vida, y que espero tener la oportunidad de ser también parte de la que está por comenzar, cuando mi pana Lore sea oficialmente la Licenciada Lorena.

A partir de acá no escribo para todos, sino para Lorena:
En fin hermana, además de ¡FELICITACIONES!, aprovecho esta oportunidad para decirte cosas que no te he dicho: que estoy orgullosa de todos tus éxitos como si fuesen míos, que te quiero burda y que espero que compartamos muchos otros momentos importantes de nuestras vidas.

No te voy a desear suerte, porque eso no existe, no es más que una invención del primer mediocre de la humanidad (luego te echo ese cuento); pero sí te deseo mucho ÉXITO!

martes, 8 de mayo de 2007

8 de mayo

En los últimos días se ha estado discutiendo en el foro sobre admirar a pilotos que no vimos correr, hay quien dice que no se puede, que no tiene sentido, porque sólo sabemos lo que nos contaron, lo que leímos o lo que vimos en video. Pero si es así, ninguno de nosotros debería ver a Simón Bolívar como héroe de la patria, porque ninguno de nosotros estaba en el campo de batalla viéndole blandir la espada, es más, ni siquiera hay videos…

Por mi parte, creo que el hecho de no haberlos visto en pista es lamentable, hasta envidio un poco a los que sí los vieron, pero eso no me impide ni por un segundo sentirme fascinada por la genialidad de esos que arriesgaban sus vidas cuando la F1 era una cuestión de honor.

Hace unos años, cuando empecé a leer sobre la F1, el piloto que no vi pero que me atrapó inmediatamente fue Gilles Villeneuve. Me interesé por leer todo sobre él, por ver sus c
arreras en video, por preguntarles a los que sí lo vieron… Y después de este tiempo, me pasa con él lo mismo que con Senna: siento una inmensa rabia porque se fueron antes de que yo pudiera disfrutarlos, pero agradezco infinitamente que hayan existido y que hayan dejado un legado que muy probablemente fue lo que me ató a este mundillo.

Como una vez escribí en un foro, pocas veces las estadísticas de la carrera de un pilo
to han sido tan poco representativas de sus capacidades como en el caso de Gilles Villeneuve. Si todo hubiese dependido de su talento, Gilles no habría muerto sin tener por lo menos un campeonato en su palmarés. Aunque no lo consiguió, nos dejó la total certeza de que fue un genio, un piloto superior al resto, además de un grandioso ser humano.

Pero como el Universo es perfecto, donde esté, Gilles está satisfecho porque el pequeñín que dejó con menos de 10 años, su hijo Jacques, creció para convertirse en un extraordinario piloto y conseguir lo que él no pudo: el título de Campeón del Mundo, además de muchos otros logros en el automovilismo.

Hoy se cumplen 25 años de aquel día en el que un accidente en Zolder acabó con la vida de Gilles, y parece mentira que me pueda doler algo que sucedió antes de que naciera, pero duele! Veo el video del accidente, veo volar aquel mítico Ferrari con el número 27, y duele como la primera vez!








Pero sé que él no temía a la muerte y que pasó sus últimos minutos haciendo lo que amaba…



GRACIAS GILLES!

lunes, 7 de mayo de 2007

Usa protector solar

Un mensaje muy lindo, que llegó a mí en forma inesperada...







"The unexpected is what changes your life" - Grey's Anatomy

domingo, 6 de mayo de 2007

Dicho en canción

Ayer mencioné una línea de una canción de Alejandro Sanz, una canción que, a diferencia de las que ha grabado en álbum, no es de su autoría, ni siquiera fue concebida como canción; originalmente es un poema de un profesor de filosofía, al que Alejandro le puso música y lo comparte en sus conciertos.

He aquí la letra:

Y no me importa que me digan
que yo soy un viva la vida
porque vivo sin compromiso,
no me da vergüenza ninguna,
vida tengo na' más que una
aunque crea en el paraíso.

Para mí es mucho mas carota
el que me acusa de pasota
con la baba llena de whisky;
soy lo que tú quieras
pero sinvergüenza no soy,
cuando veo en esta puerca humanidad
tantos crímenes sin nombre,
de sinvergüenza ni hablar,
me da vergüenza de ser un hombre.

Yo prefiero seguir buscando
los defectos y los encantos
de una dama golfa y valiente,
verdadera como la guerra,
despeinada como la tierra
y canalla como la gente;
yo prefiero una compañera
perfumada con la madera,
con el cuero y con la palabra hembra,
una mujer para mi debe ser mucho más
que una hembra;
que desprecie los dineros y el Chanel,
la corbata y la mentira,
y sólo por esa mujer
valdrá mi muerte más que mi vida.



sábado, 5 de mayo de 2007

Avergonzada de la especie

Una vez escuché a Alejandro Sanz cantar estas palabras: "Cuando veo en esta puerca humanidad tantos crímenes sin nombre, de sinvergüenza ni hablar, me da vergüenza de ser un hombre".

Yo, que sostengo que somos lo peorcito que Dios puso sobre la Tierra (todo funcionaba perfecto hasta la llegada de los seres humanos), también me avergüenzo con mucha frecuencia de pertenecer a esta especie.

Me avergüenza que la gente escoja siempre hacer lo que no debe hacer. Me avergüenza saber que mis semejantes son capaces de infligir tanto daño -y de tantas formas- a mis otros semejantes sin el menor remordimiento. Me avergüenzan los asesinos, los violadores, los ladrones, los estafadores, los mentirosos, los traidores, los padres desnaturalizados, los coleadores, los toreros, los reggaetoneros (sé que el término no existe, pero es el que se me ocurre).

Me avergüenzan todos los seres que pudiendo portarse bien, eligen portarse mal. Me avergüenza mi propio comportamiento, cuando miento, cuando pierdo el tiempo, cuando puedo ayudar a alguien y no lo hago porque no me da la gana.

Me da vergüenza cuando salgo a la calle y veo a los niños desamparados, cuando veo en las noticias que hubo un nuevo ataque en Irak, cuando un conductor ebrio le quita la vida a un padre de familia.

Ahora que lo pienso, paso todos los días de mi vida avergonzada por pertenercer a la especie homo sapiens...

Hoy recibí un e-mail que solicitaba mi firma a una petición redactada por alguien que -supongo- también se avergüenza por la crueldad. Dicha petición pretende evitar que animales sean desollados vivos para comercializar sus pieles. En el mail venía un video extremadamente crudo, que a estas alturas aún me tiene conmocionada; si tienen el estómago débil no lo vean, pero si quieren ver de qué son capaces estos que se hacen llamar "seres humanos", aquí les dejo la dirección: http://www.animal-protection.net/furtrade/movie.htm.

Después de ver el video, no dudo que querrán firmar también, pueden hacerlo acá: http://www.petitiononline.com/FauxFur/petition.html. Aclaro que la petición está basada en una fe religiosa que no comparto, pero la intención es buena, así que ya firmé.



Cuando veo en esta puerca humanidad tanta indiferencia frente a la maldad y la crueldad, me da vergüenza... No lo puedo evitar...

miércoles, 2 de mayo de 2007

La Batalla de las Superficies

Desde que me interesé por la F1 me he topado con muchas personas a las que les gusta jactarse de haber visto correr a tal o cual piloto... Yo lo veo más desde el punto de vista del honor que representa poder ver en vivo algo que quedará escrito en la historia y que dentro de muchos años se va a seguir comentando...




Eso me pasó hoy con la llamada "Batalla de las Superficies". Se trata de un partido de exhibición disputado en Mallorca entre Rafael Nadal y Roger Federer sobre una cancha mitad césped, mitad polvo de ladrillo.

Es la primera vez en la historia que se juega un partido así, ya por eso es importante. Pero lo es mucho más por ser sus protagonistas los 2 dominadores absolutos del tenis a nivel mundial desde hace un par de años o más.

Rafael Nadal, indiscutiblemente el mejor jugador del mundo sobre polvo del ladrillo, lo ha ganado todo sobre esa superficie y desde 2005 nadie le ha podido vencer, ni siquiera Federer, que es el que ha estado más cerca.

Roger Federer es el mejor jugador del mundo sumando sus capacidades en todas las superficies, es Número 1 del mundo desde hace años y, según los entendidos, está cerca de ser el mejor de todos los tiempos. Todos lucen débiles frente a él, incluso Nadal.

He allí lo más bello de este encuentro: Nadal no es Número 1 porque está Federer para impedirlo, y Federer no gana los torneos que le faltan en su palmarés porque está Nadal para impedírselo. Son los dos grandes campeones que no llegan a ser "el más grande" por culpa del otro, y aun así se respetan y han forjado una linda amistad.

Entonces, ya he visto a Nadal ganarle varias finales a Federer sobre polvo de ladrillo (y una sola sobre 'carpet'), he visto a Federer ganarle a Nadal la final de Wimbledon (sobre césped); pero hoy tuve la fortuna de verlos jugar un partido súper reñido, que terminó en un agónico tie break, sin que la superficie favoreciera a uno al otro...

Dentro de 20 años, cuando probablemente siga vigente el record que está construyendo el mallorquín, con -hasta ahora- 72 partidos ganados al hilo sobre polvo de ladrillo, yo podré recordar con mucho placer que lo vi ganar la "Batalla de las Superficies".