jueves, 28 de febrero de 2008

La única razón por la que quisiera estar en Maturín

Anoche, cuando me acababa de acostar, recibí una llamada de mi amigo Pablo, con vocecita de emocionado, diciéndome "ya eres oficialmente tía", pues estaba escuchando el llanto de su nena que acababa de nacer.

Cómo me sentí en ese momento, no lo puedo explicar bien con palabras; y cómo me sentí en la mañana al ver un mensaje de texto -enviado a media noche- que decía que la había cargado y que era preciosa, se resume básicamente en "Coño! Por qué no estoy allá?".

Otra llamada el año pasado en la que me informó que iba a ser papá, me sorprendió muchísimo, me dejó medio en shock, pero desde ese mismo instante comencé a adorar a la carajita y a imaginarme el momento en que llegara, lo boba que me iba a poner viéndola y sobre todo, viendo a Pablo -tan serio, tan circunspecto- derretido por ella...

La enana decidió llegar un pelo antes de lo previsto, así que no puedo estar frente al retén mirándola como a una cosita fantástica de otro mundo. Pero su papá sabe que desde aquí estoy brincando en una pata igual que él, y seguramente un día ella también lo va a saber...


A Pablo: Friend, desde hace meses he venido diciendo
que te debo un post, y mira lo que vine a escribir sobre ti.

A Elizabeth: Bienvenida!

lunes, 25 de febrero de 2008

En Caracas (III)

Escribo desde el primer cyber café medianamente decente que he encontrado desde que estoy en Caracas.

Se me han ido agotando las excusas, así que creo que voy a comprar mi boleto para regresar mañana al pueblo :-(

Lamentablemente, no he podido ver a algunas personas que quisiera haber visto, eso me tiene un pelo achicopalada, pero los que sí he visto me tienen súper feliz... Sí, ya sé, soy Géminis, una contradicción ambulante...

jueves, 21 de febrero de 2008

En Caracas (II)

Sigo en la capitarrr, estoy aprovechando los días, en realidad tengo cosas que hacer aquí, pero la verdad verdadera es que he estado buscando excusas para no irme... I love this city, it's not my fault!

He tenido que hacer cosas que no hago normalmente, como lavar la ropa que traje (ya no me quedaba nada limpio que ponerme) y aprender que la lavadora no muerde. También he tenido que calarme un cyber de la %"&(*@ para poder escribir este post; si escribo algún disparate, compréndame, es el efecto del reggaeton que aqueja mi cerebro en este instante.

Hoy Nica me invitó a almorzar a su casa (Nica la Goda, al lado pueden ver el link a su blog, por alguna razón no puedo linkearlo desde aquí), cotorreamos un buen rato, nos reímos burda y llegamos a la conclusión de que a ambas nos faltan varias tuercas.

A todos los que me han enviado saludos y a los que han estado visitando mi blog estos días, mil gracias, sepan que en cuanto vuelva al pueblo me pondré al día con ustedes.

YA!!! Tengo que salir de aquí o todas mis neuronas morirán a causa de envenenamiento reggaetonil... Debo correr a mirar El Ávila, pa' ver si me relajo!!

martes, 19 de febrero de 2008

En Caracas

People, estoy en la capitarrrr desde hace varios días.
Más allá de los invconvenientes ocasionados por mis despistes, todo ha estado fino!
Conocí a varios bloggers que son LO MÁXIMO!
Luego les echo los cuentos!

jueves, 14 de febrero de 2008

Pa' Caracas

Bueno people, esta taguara se queda sola unos días porque me voy a Caracas y allá no voy a tener acceso fijo a Internet.

Sigan echándole un ojito, sigan dejando sus comentarios, yo seguro los leeré en cuanto pueda.

ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more

El Cejón de la Semana: Luis Gerónimo Abréu

Este cejón me lo ha sugerido Euchy

Para quienes no lo conocen, es un talentoso actor venezolano.

Aparte de sus cejas, me gusta de él que parece un tipo muy serio. Aun cuando ha tenido el cabello largo o peinaditos pseudopunketos o camisas infames como la que luce en la foto, la imagen que siempre he visto en él es de seriedad y calidez.

Serio, bonita sonrisa, bonitas cejas... Pa' que mashhh??

miércoles, 13 de febrero de 2008

Animal I have become

Hay una canción con la que estoy casi obsesionada últimamente (siempre me "casi obsesiono" con alguna), es de Three days grace y se llama "Animal I have become"; se trata, básicamente, del lado oscuro que todos tenemos y de lo difícil que es controlarlo. Aunque, apegándome a la realidad de la naturaleza humana, yo más bien diría "Animal I've always been"...

No les pongo el videíto oficial (según Youtube) porque de una vez pensarían que estoy poseída o me estoy inyectando sustancias ilegales. Pero para su tranquilidad -y la mía-, ni estoy poseída, ni me inyecto nada, ni mucho menos veo MTV.

Así que me quedo con esta versión que me gusta mucho y que además, en el video, el pana aparece peinadito y con pinta de que se bañó... Incluso hasta podría ser candidato a Cejón...


martes, 12 de febrero de 2008

Real Madrid - Valladolid (7-0)

Éste era el tema sobre el cual quería postear ayer, no lo hice porque disponía de poco tiempo y, además, me pidieron la continuación de la serie de los "vigilantes".

El pasado domingo el Santiago Bernabeu fue escenario de una fiesta de fútbol, uno de esos partidos que me hacen lamentar tener Inter y no DirecTV, ya que por esa razón no lo pude ver en vivo. Fui enterándome de las incidencias del partido gracias a la "narración en vivo" de la página web del Club, y me alegré con cada gol; pero es ahora, gracias a YouTube, que he podido ver y disfrutar cada una de esas siete obras de arte.

1-0: En el minuto 8, el equipo arma un contragolpe letal, basado en la velocidad y los pases precisos, que Baptista convierte en gol al estar mano a mano con el portero.

2-0: Al cumplirse media hora de partido, el equipo abre los espacios para que el capitán pueda hacer una de las suyas: engancha con su pierna hábil para llevarse al portero, y luego define con la de palo desde una posición incómoda.

3-0: A menos de dos minutos del gol anterior, Guti roba un balón en campo rival y de una vez pone la asistencia para que Robben, en una típica jugada de extremo marque su primer gol en la Liga: rompiendo el fuera de lugar, arranca una corrida velocísima desde 3/4 de cancha, y luego la coloca crequita del poste.

4-0: A los 38, Baptista es derribado en el área y Raúl es el encargado de cobrar la pena máxima. Su puede decir que, siendo un penal, rompe la cadena de goles de tan bella factura; no obstante, es un cobro muy bien ejecutado, como sólo los grandes lo hacen, no con demasiada potencia, pero sí colocado fuera del alcance del portero.

5-0: A un par de minutos de finalizar la primera mitad, Guti hace lo que siempre se le pide: tenerse fe frente al arco! Y convierte el quinto de la noche para el equipo blanco.

6-0: Minuto 61, Guti la toma de primera, no le pega totalmente cómodo, pero como en sus noches de inspiración cualquier cosa le sale, la pelota va al palo y adentro!

7-0: En el 79, Drenthe pone el toque final con una gran jugada personal, burla a dos defensores, controla el bote incómodo de la pelota y cayéndose la mete a las redes!



Además de los goles, destaco la noche soñada de Guti, no sólo como goleador sino como asistente, que en realidad es su especialidad. Así como también hay que valorar la actuación de aquellos jugadores no habituales en las alineaciones de Schuster, como Drenthe y Robben, que supieron aprovechar su oportunidad y demostraron que pueden rendir tanto como los demás.

Me habría atrevido a pedir algo más (sí, qué abuso!): un gol de Soldado! Quien lo vio en el Castilla y quien lo vio el año pasado en el Osasuna, sabe que es un gran '9' y que si tuviera continuidad haría grandes cosas. Lamentablemente, Schuster parece no quererlo mucho, y ahora que por fin lo pone aunque sea un rato, el chico no pudo marcar.

Finalmente me quedo con la imagen de este Madrid, el que venía despertando dudas después de su caída ante Almería y por la gran cantidad de bajas que sufría, y aun así pudo dar este golpe de autoridad, regalando buen fútbol a su fanaticada y aprovechando el pinchazo de su más cercano rival.

¡HALA MADRID!

lunes, 11 de febrero de 2008

Sobre los vigilantes (y III)

Podría escribir un libro sobre mi experiencia con los "vigilantes", pero creo que como tema para el blog ya es suficiente. Por eso en este cierre de la serie Sobre los vigilantes I, II y III explicaré uno de los acontecimientos que hizo que empezara a tenerles rabia.

Cuando estaba cursando mi segundo semestre en la universidad sucedió algo que me marcó: un estudiante fue asesinado dentro de un salón de clase. Yo, afortunadamente, no estaba en ese salón, pero sí estaba cerquita y me tocó ver cuando lo sacaron ensangrentado y cuando los demás estudiantes trataron de linchar al que lo mató.

Ese día una chica de su sección corrió a avisar a los "agentes de seguridad", el más cercano que encontró estaba en el estacionamiento, ella con los nervios sólo atinó a decirle que tenía que ir rápido al aula 27 porque había problemas, y el individuo en cuestión le respondió que a él le pagaban por cuidar los carros.

Desde ese entonces, cada vez que un "vigilante" de la universidad me pedía el carnet o me decía que no podía hacer algo, yo le decía que fuese a cuidar los carros, porque para eso le pagaban y todos los días aparecía uno abierto.

Y bueno, aparte de eso, los recuerdos de la niñez que tengo de los "vigilantes" son el del edificio donde me crié, que siempre estaba borracho; el de mi colegio, que apenas era unos años mayor que yo y estaba pendiente de jugar con los chamitos; uno del Centro Simón Bolívar, que me cerró una puerta en la cara un día que fui con una amiguita a refugiarme de unos disturbios...

Ahora estoy casi segura de que algunos de mis lectores estarán pensando que no todos son iguales, y quizás tengan razón. Pero yo todavía no conozco al que no lo es, y mientras no llegue ese día seguiré ejerciendo mi libertad: Así como en el primer post de esta serie dije que el gremio tenía derecho a odiarme libremente, yo los voy a seguir detestando y los voy a seguir tratando de la manera que demuestran merecer.

domingo, 10 de febrero de 2008

Días raros

Disculpen que no haya respondido a sus comentarios en mi post anterior, los he leído todos y pienso responder en un momento.

Tampoco había escrito, porque he tenido unos días raros... No me voy a poner a explicarlo porque me enredaría. El punto es que he recibido noticias muy tristes, noticias lindas, muestras de cariño, propuestas interesantes (pero que no termino de aceptar). He tenido encuentros con personas que me han dejado contenta y otros con cierta insatisfacción.

Sigo organizando todo para mi viaje, tratando de cumplir con algunas cosas que debo dejar listas antes de irme, pensando qué hacer con algunos muertos vivientes que tendré que enfrentar cuando regrese...

Hoy mismo es un día raro, no ha parado de llover, está haciendo frío... Sí, frío, en este pueblo!

Hoy por fin quedé bien con un amigo que venía pidiéndome ayuda desde hace tiempo y yo lo había dejado embarcado; todo se dio chévere, tiene un buen proyecto en las manos y quiere que yo sea parte de él. Y yo quiero aceptar, pero no quiero... Eso tiene alguna explicación?

jueves, 7 de febrero de 2008

Convocatoria (actualizado)

No acostumbro celebrar mi cumpleaños, no me emociona la Navidad, ni San Valentín... La verdad es que soy bastante aguada para las celebraciones tradicionales...

En realidad, suelo celebrar cosas que para los demás pasan "por debajo de la mesa".

Tengo más de 3 años que no miro El Ávila de frente y, Dios mediante, pienso hacerlo en unos días. ESO es algo que quiero celebrar!!!

Hay cosas que me gusta celebrar sola, pero esto preferiría celebrarlo con amigos. Ya tengo medio cuadrada una de esas reuniones tipo canaima con panas No-Bloggers, que algunos ni se conocen entre sí.

Si ustedes, amigos Bloggers, desean sumarse a la reunión y divagar conmigo (porque me es inevitable), será un honor contar con ustedes!

Aún no tengo nada seguro, voy con el tiempo contado y necesito aprovecharlo bien. Así que acepto sugerencias en cuanto a:
-Hora: que sea cómoda para todos, considerando que al día siguiente debo levantarme MUY TEMPRANO.
-Lugar: que sea cómodo para todos, que se pueda HABLAR y ESCUCHAR, que no haiga peo por ir mamarracha (los que ya me conocen saben que soy feliz en jeans y zapatos comoditos, y más con el correcorre que me va a tocar durante esos días), y de ser posible, que no haya un montonón de gente fumando.
-Fecha tentativa: Viernes 15 (el fin de semana lo tengo comprometidísimo sin posibilidades de evadirme).

Contacto por: Mariale.divagando@gmail.com


Nota: Gracias Nica!

Is it just my idea...

...or Alicia Keys' butt is getting bigger and bigger?

miércoles, 6 de febrero de 2008

El Cejón de la Semana: Lincoln Palomeque

No me gustan las telenovelas, aunque algunas me parecen menos detestables que otras.

Una de las cosas que contribuyen a que las encuentre menos detestables es que haya un individuo como éste en pantalla...

Lo vi en aquella novelita colombiana hace años y nunca más lo he vuelto a ver. Pero no dejo de recordar esas cejas...

martes, 5 de febrero de 2008

Sobre los vigilantes (II)

Tengo que contar otro episodio con un "vigilante" de banco, más reciente que el anterior.

Fui a cobrar un cheque de un cliente (en uno de esos cuchitriles de banco que uno nunca ha sabido que existen hasta que uno de sus 100 únicos cuentahabientes le da un cheque)... La agencia es pequeña, así que no hay númeritos, sino que se hace la fila.

Cuando llegué había unas 40 personas delante de mí, me lo tomé con calma escuchando musiquita, tratando de ignorar a dos niñas que estaban gritando y desbaratando todo a su paso, sin que la madre o el "vigilante" les dijeran ni una sílaba.

Después de un largo rato vi entrar a una abuelita que le preguntó al "vigilante" si había taquilla de atención prioritaria para los ancianos, a lo que éste respondió que sí, pero que tenía que hacer la cola de la tercera edad, señalando a otros 15 abuelitos aproximadamente, que me imagino estaban esperando para cobrar su pensión.

Lo que me indignó fue que los que estaban en esa cola eran señores y señoras de no más de 65 años y todos podían perfectamente esperar de pie, mientras que esta señora no tendría menos de 80 y se le veía la dificultad hasta para sostener el bastón!

Siendo así, yo, que ya sólo tenía una persona delante de mí, fui a buscar a la abuelita, me la traje de la mano y la hice esperar al lado de la caja para que la atendieran inmediatamente.

Todos los desalmados que estaban detrás de mí en la cola empezaron a protestar porque los viejos tienen su taquilla, y el "vigilante" tuvo el coraje de ir a decirme que tenían razón.

Mi deseo era insultarlo, quitarle el rolo y darle sus c*ñazos!!! Pero como no debía, simplemente le dije que ya que él no mostraba la menor consideración por la señora, alguien tenía que hacerlo; y que mejor fuese a recoger el pendón que habían tumbado las muchachitas.


Continuará...

lunes, 4 de febrero de 2008

Prohibido olvidar este 69,6%...

Hace exactamente 16 años, desperté extrañada una mañana porque mi tía no me había halado las sábanas para que me levantara para ir al colegio; al verme me dijo que no iría. Cuando quise saber el por qué, mi abuela me respondió -con tono de que ya debería saberlo- que habían tratado de tumbar a Carlos Andrés Pérez.

En la televisión se veían imágenes de militares por todas partes, y un rato después, vi por primera vez el rostro de un marginal con ambición de poder al que, lamentablemente, no he dejado de ver desde entonces con más frecuencia de la que quisiera. Yo tenía 7 años de edad, y aun en mi inocencia, el sujeto que vi decir "Por ahora" me pareció desagradable y me alegró saber que había sido apresado.

Estos 16 años que han transcurrido desde el tristemente célebre 4F, es decir, el 69,6% de mi vida, mi país ha estado bajo su nefasta influencia; lo cual no es mi culpa, pero sí me siento responsable por ejercer una fuerza de una naturaleza distinta a esa influencia, hacia otra dirección, con otras intenciones...

Siento la necesidad de hacer algo, más allá de la rabia que me produce saber que hay un desgraciado que -supongo- presidirá hoy una celebración como todos los años en esta fecha... Una celebración por el aniversario del día en que se dio a conocer, una celebración por la ignorancia de los venezolanos que le dieron el poder, una celebración por los hombres y mujeres que murieron en manos de sus secuaces aquella madrugada...

Yo, contrario a celebrar, recuerdo esa fecha con dolor; pero entiendo que es necesario seguir recordándola, todos los venezolanos debemos hacerlo, y que justamente ese dolor no nos permita olvidar!

Vive tu duelo, Venezuela, pero con la frente en alto y las ideas claras!

domingo, 3 de febrero de 2008

De cómo la leche descremada puede alegrar un día...

En mi casa todos acostumbramos consumir leche descremada. Una, por recomendación médica; la otra (YO), porque la leche completa le sabe a grasa; y los demás, porque ésa es la que hay.

Desde que me mudé a Maturín, siempre me he encargado de hacer mercado, dado que descubrí que en mi casa tienen una gran habilidad para comprar la lechuga más marchita o el jugo que esté más próximo a su fecha de caducidad. Como saben, soy súper quisquillosa, así que por nada del mundo compro un tomate que tenga un golpecito ni queso que esté muy salado. Por esas razones, se me asignó esa tarea.

Bien, como en este pueblo no hay muchos supermercados decentes para elegir, siempre voy al mismo, y he estado acostumbrada desde hace años a comprar más o menos las mismas cosas. Entre esas cosas que solía comprar, siempre figuraba una caja de leche descremada de larga duración... Recuerdan aquella caja de Mi vaca que traía 12 litros?

Desde hace varios meses, debido a la escasez, esto no ha sido posible. Y el Gobierno organiza operativos para vender leche en polvo (y menos mal, porque si no, cómo haría la gente con los teteros de los chamos?), pero bajo ninguna circunstancia harían uno con la leche descremada, y mucho menos la de larga duración ni nos venderían una caja, porque eso significaría que tendríamos para varios días, y no necesitaríamos ir a hacer la cola otra vez hasta dentro de cierto tiempo...

Ayer mi amigo Pablo se iba de viaje y fuimos a comprar algunas cosas de última hora que le hacían falta, y nos llevamos la sorpresa del siglo al ver que había arroz, pollo, carne, aceite vegetal y LECHE DESCREMADA DE LARGA DURACIÓN. Cuando vi que una señora la llevaba en su carrito, dejé al pobre Pablo hablando solo y corrí a buscar el preciado líquido en cuestión, antes de que se acabara.

Permitían comprar 4 litros por persona, así que agarré esos 4, corrí a pagarlos por la caja de licores, corrí a guardarlos en el carro y corrí a buscar otros 4! Ésos últimos sí los pagué calándome la super cola con Pablo y el carrito (como él llevaba tantas cosas, no pudimos hacer la gracia de huir hacia el área de licores).

Al salir llegué a pensar en convencer a Pablo de que me cediera los 4 litros que había comprado para él (porque sé que no le importa tomar leche de soya o cualquier otra vaina), pero me dijo que menos mal que habíamos encontrado ésta, que era mejor para su dieta... Así que desistí, ni siquiera se lo mencioné...

Pero igualito llegué a mi casa contentísima, mostrándole a mi tía que le traía OCHO LITROS DE LECHE!!! Lo cual es una cantidad exorbitante para quien ha tenido que rogarle al de la panadería todos estos días para que le venda UN LITRO de leche entera (a veces Carabobo, pero casi siempre, de alguna marca peor).

Ahora que nombro marcas... La que conseguimos fue La Pastoreña, que no tengo idea de a qué pueda saber, y que si la hubiera visto hace un año en el anaquel habría dicho "déjala ahí" y habría ido a buscar otra marca conocida con la certeza de conseguirla...

Pero ya ven, cómo cambian las cosas!! La marca desconocida y con pinta de chimba (porque vamos a estar claros: tiene pinta de chimba) fue la que hizo que tuviera un día feliz, a pesar de la cola, a pesar de los borrachos, a pesar de que no había ni siquiera por dónde pasar con el carrito...

sábado, 2 de febrero de 2008

Desgracia carnestolenda

Todos saben que soy la versión femenina del Grinch, es decir, que detesto la "Navidad". Pues valga decir que también soy Carnagrinch, porque detesto los carnavales; de hecho, detesto la mayoría de los feriados pero en especial y con todas mis fuerzas, los carnavales.

Durante mi niñez, era la fecha en la que me disfrazaba y me sacaban a pasear, así que no la odiaba. Ya en la temprana adolescencia -aún en mi ciudad- me molestaba pensar que tal vez me podían mojar en la calle. Pero desde hace 10 años, cuando llegué a este pueblo, esta semanita se me convirtió en casi una desgracia!

No sé si hayan visto en televisión o en prensa alguna reseña sobre los "Carnavales de Maturín", muy publicitados como una gran atracción.

Para mí, no es más que un desfile de carrozas con decoraciones de muy mal gusto y gordas ebrias con poca ropa. Bien, eso no tendría por qué afectarme, porque si no me gustan las ridículas comparsas, con no ir a verlas basta, ¿cierto? Pero sucede que durante estos 4 infernales días cierran las calles de este pueblo para que pasen las comparsas, de manera que no se puede transitar normalmente.

Otra razón por la que me afecta es que -como ya les he contado- en este pueblo son terriblemente flojos, en días laborables buscan excusas para no trabajar; entonces imagínense como puede ser en estos días que no sólo son feriados no laborables, sino que además la celebración tiene un status casi de fiesta patronal. Siendo así, nadie trabaja, no hay dónde comprar nada de lo que se pueda necesitar, y los pocos comercios que están abiertos, están abarrotados de borrachos... Bueno, quise decir "abarrotados de gente", pero como el estado generalizado de los monaguenses durante esta semana es el estado de ebriedad, creo que "abarrotados de borrachos" es la expresión adecuada, ya que según la sabiduría popular "borracho no es gente".

¿Más razones? Pues claro que hay más!

- El maldito calipso desde un mes antes!!! Ya les he dicho que odio el vallenato, el reggaeton y las bachaticas marginaloides. Pero el calipsito también está por ahí cerca de las aberraciones antes mencionadas! Es lo único que se escucha en radio durante varias semanas, y bueno, si uno no escucha radio, igual se la tiene que calar, porque los vecinos se encargan de compartir su escándalo. Igualmente, en todo establecimiento comercial, suena el mencionado ritmo.

- Los marginales malgastando el agua mojándose unos a otros, y lo que es peor, mojando a los que NADA tenemos que ver con ellos. Salir a la calle implica que hay que aceptar ser mojado con agua o cualquier otra cosa, por el solo hecho de que "estamos en carnaval". Pero, claro, esto no sólo es durante esta semana infernal, sino desde principios del mes de enero.

- La pedidera de real para comprar alcohol! Ok, si quieren alcoholizarse, háganlo! Pero por qué tienen que ir de puerta en puerta (o de carro en carro, como los vi esta mañana en los semáforos) pretendiendo que los demás les den dinero para comprar la botella "porque estamos en carnaval"??? Y no me refiero a los indigentes que siempre piden (a los que tampoco les doy un centavo), sino a cualquier bicho que se cree con derecho a martillar...

Podría seguir nombrando razones para odiar estas "fiestas", pero como sucede con todas mis enumeraciones, debo cortarlas antes de que el lector empiece a aburrirse...

viernes, 1 de febrero de 2008

Sobre los vigilantes (I)

Si existe un gremio que puede tener razones para odiarme por el trato que les doy, creo que es el de los "vigilantes".


Las tías viejitas a quienes debo mi crianza me enseñaron que hay que tratar a todas las personas con la mayor consideración, como a uno mismo le gusta ser tratado. Por esta razón, sin importar mi estado de ánimo, sin importar si la gente me cae bien o mal, siempre me comporto dentro de los límites de la buena educación. Si me siento bien y se portan bien, los trato con amabilidad; si no estoy bien y -sobre todo- no se portan bien, me esfuerzo por ser educada y cortés, pero amable, no puedo!

A veces pienso que el Cosmos sabe de esa regla personal de comportarme como una persona educada y decide ponerla a prueba, y su instrumento favorito casi siempre está vestido de "agente de seguridad". Es como si todos los que llevan ese uniforme tuvieran la misión de meterse conmigo, tratarme de la manera más descortés y hacer que yo -desde mi habitual impasibilidad- me vea obligada a ponerlos en su sitio.

Recuerdo que una vez pasé 4 horas sentada en Banco Mercantil esperando que me atendiera una promotora, en ese tiempo me dediqué a escuchar música hasta que al aparatico se le acabó la carga de la batería y, de vez en cuando, a comunicarme vía SMS con la que entonces era mi jefa para justificar mi demora. Muy pronto se me acercó el "vigilante" y me dijo con voz de arriero que le habla a la mula: Apaga el celular; le dije que no estaba enviando mensajes sino jugando (sí, mentí, ya sé que no está bien) y me volvió a decir Tienes que apagarlo.

Mi reacción fue mirarlo con cara de ¿Éste qué se ha creído?, y decirle con absoluta calma: OK señor, hagamos una cosa, yo lo voy a acompañar a exigirle a cada una de las personas que están en el banco que apaguen sus celulares (incluyendo a las señoritas promotoras y al coordinador de servicios, que han recibido varias llamadas desde que estoy aquí); y una vez que todas los hayan apagado en mi presencia, yo apago el mío.

El tipo se fue refunfuñando...

Si él me hubiera dicho -como veo que lo hacen muchos otros- que no podía usar el celular dentro del banco, yo simplemente lo habría guardado y la cosa quedaba hasta allí. Pero ¿a cuenta de qué viene un mequetrefe con uniforme a decirme que tengo que apagar mi celular?; y sobre todo ¿a cuenta de qué los clientes -no sólo yo- que son los que mantienen al banco, tienen que calarse el tonito del disfraz en cuestión?


Continuará...

Nota: Si alguien perteneciente al gremio lee esto,
sepa que no es personal.
Pero por solidaridad con los suyos, ódieme con toda libertad.