lunes, 31 de marzo de 2008

¿Quién lo iba a decir?

La mayoría de los que estamos interesados en el automovilismo llevamos ya un buen tiempo deseando salir de Calavera II* -AKA Max Mosley- y que la FIA tenga un nuevo presidente.

Yo soy realista y sabía que era difícil que viniera por su propia voluntad a entregar el cargo. Pero la Providencia nos ha mandado un regalito: resulta que el honorabilísimo señor Mosley al parecer ha sido fotografiado protagonizando una orgía de tinte sadomasoquista con 5 prostitutas; como detalle a destacar, la "estética" de la escena contiene muchos detalles que hacen recordar la tendencia antisemita de la familia de Mosley, cuyo padre fue gran seguidor de Hitler.

Resumiendo, Calavera II no sólo está envuelto en un escándalo sexual, sino que además, se ha metido en un lío con la comunidad judía.

El rumor que suena con fuerza es que si se confirma que es él quien aparece en las fotos, podría verse obligado a dimitir. Yo, la verdad, no le deseo mal al señor en cuestión, es sólo que no lo quiero ver más! Y si existe alguna manera de que deje de poner la torta y dañar el espectáculo, bienvenida sea!

Les dejo el link al reportaje original en el diario News of the Wolrd y una reseña en español de 20minutos.es, vean las fotos y me dirán si creen que es o no es él.

*Mosley es Calavera II porque Calavera I es Bernie!

domingo, 30 de marzo de 2008

¿Dónde están, corazón?

En general, una letra que me pega mucho, ciertas frases en especial. Pero del video, la última escena...


sábado, 29 de marzo de 2008

Divagación sobre el castellano, la docencia, el pensamiento y las cosas que llegan sin buscarlas...

Últimamente he estado mencionando aquí muchas cosas que amo, así que para seguir en esa línea, hoy diré que amo el idioma castellano! Y que conste, no sólo estoy diciendo que me gusta el idioma, estoy diciendo que lo amo; la diferencia entre una cosa y la otra es que cuando uno ama algo está dispuesto a defenderlo y le duele cuando sufre algún maltrato.

Creo que ese amor nació conmigo, pero más o menos al final de mi adolescencia fue cuando tomé conciencia de él. En ese momento sucedió algo que no me esperaba ni busqué, como la mayoría de las cosas buenas que han sucedido en mi vida: me tocó comenzar a trabajar en algo que me exigía como herramienta principal el buen manejo del idioma.

Teniendo 16 años estuve saliendo con un estudiante de Letras y a través de él conocí a un profesor de ésos que siempre me han hecho pensar "Cómo quisiera haber sido su alumna" (como me pasa con Titita), un señor con 50 años de docencia a cuestas, con más títulos de los que pueden caber en este blog, con la sabiduría de sus años y la vivacidad de un jovencito, que cuando me dio la mano me dijo que lo llamara "Francisco" pero yo nunca he podido dejar de llamarlo "Doctor" (Así como a Titita sólo me sale decirle "Profe").

Durante las muchas tertulias que tuvimos los tres sentados en algún café, hablamos de política, de música, de Fórmula 1, de medicina alternativa... pero sobre todo, de lo que él más ama: su profesión! Me hablaba mucho de sus alumnos, de los escasos prodigios, de los buenos, de los no tan buenos y -con mucha preocupación- de los que no deberían estar allí. Seguramente alguno de ustedes pensará que es terrible que un profesor diga eso de un alumno, que el tipo es un muérgano, y quizás lo sea; pero sucede que yo también lo he pensado mucho: hay gente que merece una oportunidad de estudiar pero no la recibe porque hay algún caso perdido ocupando el lugar en un salón de clase. Cada vez que digo esto, la conclusión de la gente es que soy una muérgana! Entonces me gustó encontrarme otro muérgano, alguien que tuviera la experiencia que yo no, y aun así, pensara como yo.

Un par de años después, el Doctor ya me hablaba sin reservas de las atrocidades que le tocaba leer en los proyectos de tesis, decía que no se explicaba cómo una persona que escribía tan mal había logrado aprobar 10 semestres de una carrera universitaria, o cómo es que siquiera superó la primaria. Me mostró una de las copias de los proyectos y en un rato que me quedé sola empecé a marcar con el portaminas los errores que encontraba. Cuando él lo vio se le ocurrió recomendarme con uno de sus ex alumnos para que le corrigiera ortografía y sintaxis, dado que el tutor del chamo era bastante descuidado y no le corregía esos pequeños-grandes detalles... Yo al principio no me lo creía mucho ni me lo tomaba muy en serio, pero se dio, y después de ese primero vinieron algunos más.

Cuando ingresé a la universidad, algunas personas sabían del trabajo que venía haciendo con los tesistas y me empezaron a buscar. De modo que poco a poco, ése se fue convirtiendo en mi trabajo de todos los días; ya no sólo eran tesis, sino cualquier texto que quisieran revisar.

Según fui avanzando semestre a semestre, además de revisar y corregir textos, hacía traducciones y daba preparadurías de Inglés; mis alumnos de Inglés también necesitaban ayuda en otras áreas, así que empecé a dar clases de Matemática Financiera, de Estadística, de Contabilidad Gerencial y de todo lo que hiciera falta... Yo que siempre dije que jamás podría dedicarme a enseñar, porque no tenía paciencia...

No sólo tenía la ventaja de estar ganando dinero en un momento en el que realmente lo necesitaba, sino que me servía para practicar y aprender cosas, porque muchas veces trabajé con estudiantes que estaban más adelantados que yo, lo que me forzaba a investigar mucho para poder dominar los temas; así que cuando me tocaba ver esas materias, ya conocía buena parte del contenido y eran las que se me hacían más fáciles.

En fin, el trabajo que me mantuvo y que me abrió muchas puertas durante los cuatro años y medio de la carrera, comenzó sin buscarlo, simplemente por ser quisquillosa con los acentos, los signos de puntuación, la concordancia entre género y número...

Esta divagación de hoy nace de la preocupación que me despertó una frase que escuché ayer: "yo sé que se dice así porque me lo dijo una profesora de Castellano". Yo, que tuve excelentes profesores pero también tuve otros bien burros (en el colegio, en el liceo y en la universidad), sé que lo que ellos digan no tiene por qué tomarse como verdad absoluta, que siempre es mejor darse permiso de PENSAR si lo que dijeron es verdad o es mentira y que es posible aprender muchísimas cosas valiosas y útiles sin escucharlas de un profesor.

viernes, 28 de marzo de 2008

De por qué 'El Niño' está donde debe estar...

Amo el fútbol! Más allá del amor que pueda sentir por un club o por mi Selección, siento un incalculable amor por el deporte más bello del mundo.

Si en este momento me lee alguien que también ame el fútbol, entenderá no miento al decir que se me acelera el corazoncito cuando veo a jugadores que saben tratar a la pelota, aun si éstos no son santos de mi devoción, aun si no militan en mi equipo favorito, para mí hay algo que está por encima de todo eso y es el respeto que me inspira la calidad del futbolista, que es básicamente de donde ha nacido mi amor. Un caso que ilustra perfectamente a lo que me refiero es el caso de Fernando 'El Niño' Torres, un chico que no es que sea muy admirado por mí, pero que reconozco que es uno de los mejores delanteros de Europa, me gusta verlo en cancha y me alegra lo bien que le está yendo en Inglaterra.

Precisamente sobre su marcha a Inglaterra es que quiero divagar hoy!

Torres se formó en el Atlético de Madrid, equipo en el que debutó en Primera División y del que, pocos años después, llegó a ser capitán y máxima estrella. Con el club colchonero marcó muchos goles, se echó el equipo al hombro cuando hizo falta, aportó su liderazgo y puso todo su esfuerzo en la cancha. Rechazó ofertas millonarias del Manchester United y el Chelsea que fueron los primeros clubes no españoles que lo tuvieron en cuenta; y rechazó en varias ocasiones al Real Madrid (que lo quiso desde que estaba en las divisiones inferiores) afirmando que jamás jugaría en un club español que no fuera el Atlético porque no se imaginaba enfrentándose al club de sus amores, pero sobre todo, que jamás ficharía por el eterno rival.

En el verano pasado Torres escuchó con interés la propuesta de Rafa Benítez para ir al Liverpool y pidió a la directiva rojiblanca que le permitiera marcharse.

Cuando se conoció la noticia de su partida, muchos aficionados y medios de comunicación se atrevieron a llamarlo pesetero, a decir que se iba sólo por el dinero, cosa que yo considero no menos que un despropósito. Porque si se tienen dos dedos de frente se entiende que si el chico fuese un pesetero se habría ido al Madrid o al Chelsea cuando tuvo la oportunidad, sabiendo que iba a ganar mucho más dinero de lo que podía ofrecerle el Atlético y además, que podría aspirar a objetivos más altos.

Se me hace lógico pensar que se fue por lo último: porque tenía años poniendo todo de sí, pero el equipo no lo acompañaba. Sabía que si se quedaba en el Atlético a lo sumo podía aspirar a una Copa del Rey, porque la Liga estaba cuesta arriba y a las competiciones europeas importantes ni siquiera se clasificaban desde hace bastante.

En cambio, en estos pocos meses que tiene en el Liverpool, Torres sabe que su equipo puede aspirar a todo, y sabe que está rodeado de jugadores de calidad que le van a facilitar el poder brillar en su posición. Y de hecho, así ha sido! El año que más goles marcó en la Liga Española llegó a 19, esta temporada ya lleva 20 en la Premier y estamos en marzo...

Lo que digo es que así como hay jugadores a los que les queda grande un club (así como le pasó a Cassano en el Madrid), también hay clubes a los que les queda grande un jugador y ése era el caso de Torres y el Atlético, le sirvió para formarse, para ganar experiencia, pero quedarse más tiempo habría sido desperdiciar sus mejores años. De modo que creo que tomó una decisión muy inteligente y muy respetable además, considerando la forma en que se dio su salida.

Los que lo acusan de no sentir los colores del club que lo vio nacer, no son más que unos ingratos que se deberían dar con una piedra en los dientes por haber contado con la fidelidad semejante monstruo por tanto tiempo y por haber hecho caja con su venta para poder comprar otros jugadores; y los que han dicho que es un pesetero son unos mediocres que se retuercen de envidia por saber que ahora le va a ir mejor.

Que me disculpe algún seguidor del Atlético que me pueda estar leyendo, pero si no se trata de un ingrato o un mediocre como los arriba mencionados, debe estar contento por el éxito del muchacho, sabiendo que los grandes jugadores nacieron para los grandes clubes!

Les dejo un video de algunos de los goles que ha marcado esta temporada:

jueves, 27 de marzo de 2008

El Cejón de la Semana: Gael Nicolas

Modelo francés, ha trabajado con grandes casas de moda.

Me gustan mucho sus facciones super definidas, sus canitas que tiene desde muy joven y, por supuesto, sus cejas!

La primera foto está photoshopeada a más no poder, la segunda sí un pelo más natural.


miércoles, 26 de marzo de 2008

Giacomo está vivo!!!

Llegué al Centro Comercial Mall Center (en Maturín -y me imagino que en todos los pueblos-, a cualquier hueco con más de dos locales le llaman centro comercial) con Alex y en la floristería de la entrada vimos unos mini cactus demasiado bellos. Entramos hasta el cyber café a revisar los estados de cuenta a ver si no estábamos en la ruina después todo lo que habíamos hecho en esos días, y mientras yo me entendía con la página del banco él salió "a comprar chicles". Cuando regresó traía en la mano una miniatura de matero con su respectiva miniatura de cactus; no sé cómo adivinó que ése era el que más me había gustado. En ese momento bautizamos a "nuestro hijo" como Giacomo y quedamos en que yo me encargaría de cuidarlo.

Lo traje a la casa, "para hacer más fuerte nuestro vínculo" lo saque del materito que era del tamaño de un vasito de café y lo pasé para la ollita donde me hacían el tetero cuando era bebé. Entiéndase: no es que fui pichirre y no quise comprarle un matero grande, es que la ollita tiene un valor sentimental, mi tía la guardó todos estos años y, bueno, me pareció bien sembrarlo ahí con tierra nueva.

Han pasado más de 3 años desde entonces...

En este tiempo Giacomo ha crecido mucho, estaba de lo más bello, hasta que a principios de este año, comenzó a lucir débil, enfermo, se le secaron las ramitas desde abajo hacia arriba... Yo hice de todo por rescatarlo, pero nada funcionó. A Alexander casi le da algo cuando le conté que se estaba muriendo!

Como me daba dolor verlo así, casi muerto, pasé unos días tratando de ni siquiera acordarme de él y lo abandoné en el patio (sí, ya sé que soy una desalmada).

Ayer salí al patio, lo vi y me pareció que estaba como muy verde, en comparación con la última vez. Me alegré tanto que le di un susto a mi tía con el grito de "Giacomo está vivo!!!".

Resulta que el muy muérgano al parecer sólo quería que sufriera por él! Las ramas que se fueron desmayando hasta hacer contacto con la tierra volvieron a pegar a través de las espinas y se recuperó. Hasta está creciendo!

En este momento su padre -en Maracaibo- y yo -en Maturín- estamos celebrando la vida!

Dios!!! Qué cursi sonó eso!

martes, 25 de marzo de 2008

Bajen los seguros!

Anoche estuve un rato con Pablo en el Paseo Aeróbico, teníamos una semana sin vernos, así que hablamos muchísimo, más de lo habitual, que ya es mucho decir.

El aire acondicionado de su carro ha estado dando problemas, por lo que teníamos que andar con los vidrios abajo. Al llegar a mi casa, nos quedamos hablando un rato más, pero el asunto de los vidrios lo tenía nervioso, pensando que todo el que pasaba junto a nosotros nos podía atracar. No queríamos bajarnos porque veníamos hablando de la elasticidad de los esfínteres anales y de cuáles conductas consideramos netamente homosexuales y cuáles no; a mí sinceramente no me importa hablar de cualquier cosa en cualquier lugar, pero me imagino que a él le daba corte hablar de eso aquí en mi casa con los niños y mi tía pasando a cada rato.

Para no estar allí parados, nos fuimos a dar vueltas mientras seguíamos formulando teorías sobre el tema (así de ociosos somos, nuestras conversaciones consisten en armar teorías sobre cualquier cosa).

Recorrimos una carretera solísima, yo iba entretenida con la charla y contenta mirando a la Luna que estaba preciosa, pero de vez en cuando pensaba: Coño nosotros por esta carretera tan desierta... Ahorita nos salen unos bichos y nos atracan, nos violan a los dos, nos dan unas puñaladas, nos dejan aquí tirados y se llevan el carro. No dije nada, pero él pareció leerme la mente y en cuanto pudo dio la vuelta en "U" y regresamos a Maturín y dimos vueltas por avenidas más concurridas.

Después de más de una hora de dar vueltas, finalmente me dejó en mi casa y se fue para la suya.

Pasados unos 15 minutos vi en el celular "Pablo llamando", pensé: Que considerado el muchacho! Siempre le digo que avise cuando llegue y no lo hace, y hoy que no se lo dije está llamando.

No me habló como lo hace siempre, dijo aló con voz de nervios, seguido de: Acabo de pasar un susto.

Estando en un semáforo de una de las avenidas con más movimiento de todo Maturín, se le paró un carro atrás, del cual se bajó un tipo y trató de abrirle la puerta del copiloto. Afortunadamente llevaba los seguros abajo y mientras el tipo se cambió de lado para ir hacia la ventana del conductor, le dio tiempo de arrancar y perderse.

De no ser por los seguros, el malviviente se habría subido al carro y quién sabe si sólo lo hubiera llevado a recorrer cajeros automáticos o algo peor...

Les cuento todo esto para recordarles -porque seguro ya lo saben- lo importante que es la prevención! Porque cuando a uno le van a pasar las cosas, le pasan y punto; pero hay que tratar de protegerse en la medida de lo posible.

lunes, 24 de marzo de 2008

domingo, 23 de marzo de 2008

Mi Soundtrack + Actualización

Como no tengo nada que postear, me copio este meme que vi hace varios días en el blog de Euchita.

¿Cómo sería el soundtrack de mi vida si fuera una película?

Reglas:
1. Abrir la biblioteca del reproductor de audio.
2. Aplicar la modalidad Shuffle o Aleatorio.
3. Presionar Play o Reproducir.
4. Por cada ítem, responder con la canción que se escuche.
5. Cuando se vaya a responder la siguiente pregunta, presiona el botón Next o Siguiente.
6. No mentir...

*Créditos iniciales: Mujeres divinas, Vicente Fernández.
*Despertar: Dónde estás corazón, Shakira.
*Primer día de clases: Cuando no estás, Ana Torroja.
*Al enamorarse: The center of my heart, Michael Bolton.
*Escena del beso: Recuerda, Diego Torres.
*Canción de pelea: Knights of Cydonia, Muse.
*Ruptura: Hands, Jewel.
*Graduación: Perdóname en silencio, Reyli.
*Mi Gran ruptura: Curtain falls, Blue.
*Conflicto mental: Suave, Luis Miguel.
*Reconciliación: Empeñarse en luchar, Alejandro Parreño.
*Flashback: Mi vecina la colombiana, Los Pelaos.
*Boda: El casco, Roberto Blades.
*Nacimiento de mi hijo: Hombre al agua, Soda Stereo.
*Pagando deudas: Dime lo que sientes, Bacilos.
*Momento del triunfo final: Music, Madonna.
*Escena de muerte: Bittersweet symphony, The Verve.
*Escena de funeral: Perdona, Tiziano Ferro.
*Escena pasional: Abrazar la vida, Luis Fonsi.
*Créditos finales: Walk on, U2.


Como pueden ver, la mayoría de los temas no va con la escena, pero eso fue lo que salió y las reglas dicen que debo respetarlo.

Así que -en mi momento de ocio- le agregaré una segunda parte.

Se supone que el objeto de un meme es conocer algo acerca de quien lo está haciendo, de manera que ahora asignaré arbitrariamente una canción a cada escena, como realmente serían en la película de mi vida:

*Créditos iniciales: Aire, Mecano.
*Despertar: Nobody knows, Dido.
*Primer día de clases: Smells like teen spirit, Nirvana.
*Al enamorarse: La cima del cielo, Ricardo Montaner.
*Escena del beso: Truly madly deeply, Savage Garden.
*Canción de pelea: I'm a bitch I'm a lover, Alanis Morissette.
*Ruptura: Se adesso te ne vai, Massimo Di Cataldo.
*Graduación: Voy a pasármelo bien, Hombres G.
*Mi Gran ruptura: Cuando una mujer, Melina León.
*Conflicto mental: Animal I have become, 3 days grace.
*Reconciliación: Esta vez, Franco de Vita.
*Flashback: Dream on, Aerosmith.
*Boda: From this moment on, Shania Twain.
*Nacimiento de mi hijo: Te amo, Servando Primera.
*Pagando deudas: Se declara desierta porque no se me ocurre una!
*Momento del triunfo final: We are the champions, Queen.
*Escena de muerte: Canción para mi muerte, Fito Páez.
*Escena de funeral: La belleza, Marta Sánchez.
*Escena pasional: Classical guitar solo by Eric Clapton.
*Créditos finales: You get what you give, New Radicals.

No necesariamente las letras van perfectas, pero son las que me vinieron a la mente para cada escena.


Advertencia:
Se ha determinado que la excesiva
ladi*a de un día domingo puede
ocasionar posts como éste.


ACTUALIZACIÓN (Fe de erratas)

Rigo me ha dicho -y yo le creo- que está pendiente de su tesis, pero que entra a veces a ver blogs. Pienso que no está mal, así se despeja un ratico...
Bien, me ha escrito para aclararme amablemente un detalle: la intérprete de mi "canción de pelea" es Meredith Brooks.
Yo me estoy enterando hoy gracias a la estudiosa señorita! Porque hace tieeeempo cuando me copié ésa y otro pocotón de canciones de unos CD's de un amigo (shhhhh... no le digan a nadie que no pagué por ellas), estaba en una carpeta que decía "Alanis Morissette" y desde entonces creí que era de ella. Pero gracias a Rigo y a San Google he encontrado la verdad!
AAAAMEEEENNNN!!!


PD: De todos modos lo voy a dejar así, porque así salió originalmente.
Rigo: Gracias chiquilla! Pero sigue con la tesis, ok?
Que no querrás ser tan vaga como yo.
Gabrielito: Fue TU culpa!!!

sábado, 22 de marzo de 2008

Día Mundial del Agua

Hoy, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua, según resolución de la ONU.

Este año se tratará de manera especial el tema del saneamiento.

Siendo así, quisiera compartir con ustedes algunos datos:

* Aproximadamente 5000 infantes mueren cada día a causa de diarrea e infecciones debido a la falta de condiciones sanitarias mínimas aceptables.

* Aproximadamente el 40% de la población mundial no tiene acceso a algo que para nosotros es básico: un baño! Sí, un baño, un sanitario... En nuestras casas tenemos varios, ellos no tienen ninguno.

* Esta carencia no sólo incide en la salud de las personas, sino también en muchos otros aspectos, como el crecimiento económico, la sustentabilidad ambiental, el respeto a los derechos de la mujer, entre otros.

* Un altísimo porcentaje del contenido de los alcantarillados va directamente a los ríos, contaminando el agua, matando peces y plantas, y mermando dramáticamente las tierras productivas.

* El saneamiento es una de las mejores inversiones que un Gobierno puede hacer, cada dólar invertido genera beneficios estimados de nueve dólares, por distintas vías.

* Mejorar las condiciones sanitarias fomenta la cohesión social y la autoestima de las personas, al ya no verse obligadas a defecar o asearse en espacios abiertos, rodeados de personas, animales y desperdicios.

* Por absurdo que parezca, hablar de saneamiento es casi un tabú. Es necesario que los gobiernos, las empresas y nosotros los ciudadanos seamos capaces de abordar el tema con la naturalidad y la seriedad que éste exige.

* Acciones como invertir en saneamiento o hablar del tema en las escuelas lamentablemente no están a nuestro alcance, pero hay otras que sí lo están, por ejemplo, podemos cuidar las condiciones sanitarias en nuestras casas y lugares de trabajo, podemos investigar sobre el tema y compartir la información con otros, y en especial nosotros los bloggers podemos usar nuestros pequeños espacios para despertar conciencias que aún estén dormidas.

A partir de hoy, tendré en mi blog esta imagen, espero que sirva para que cada vez que la vean sientan deseos de hacer algo por ayudar y que si alguien desea saber más sobre el tema, sepa que estaré dispuesta a compartir información e impresiones al respecto.

En caso de que quieran un poster, aquí pueden encontrar unos bien chéveres.

viernes, 21 de marzo de 2008

Hairy heart

En el año 1998 yo estaba cursando el octavo grado (segundo de bachillerato, para los que están en otros países), una de las asignaturas que estudiaba era Turismo, que más inútil, imposible! Pero bueh...

Esa Semana Santa, el profesor Juan Luis convenció a nuestros padres de que nos dejaran viajar a Cumaná, no en plan de paseo, sino para visitar las atracciones turísticas e investigar en qué estado se encontraban aspectos como vialidad, urbanismo, capacidad hotelera, seguridad, entre otros que pudieran afectar el desarrollo turístico de la ciudad.

Durante el viaje pasamos bastante trabajo, pasamos hambre y calor, dormimos en un hotel horrible lleno de cucarachas, donde había seis camas sin sábanas ni almohadas en cada habitación... En fin, el viaje fue chimbísimo! Pero no es ése el tema sobre el cual les quiero contar...

Nos llevaron a almorzar no en un restaurante, sino en una casa donde una señora accedió a prepararnos comida por una módica suma de dinero, ofreciendo dos alternativas: pescado y chuleta de res. Yo, que soy quisquillosita con el pescado, preferí la segunda opción, al igual que muchos compañeros.

Había una chica que gustaba de "competir" conmigo. Como ya les he contado, yo era la más descarada de todas: iba para el liceo de vaga y siempre salía bien. Ella en cambio era una alumna ejemplar, de verdad, la chica se mataba estudiando, por eso merecía tener las mejores notas del grupo y yo nunca pensé en disputárselas, aunque ella creyera lo contrario. Ella fue una de las pocas personas que eligió comer pescado, mas su elección no se debió a que le gustara más... no! Lo hizo porque era Semana Santa y si uno come carnes en esa fecha "le salen pelos en el corazón".

Así como leen! "Le salen pelos en el corazón"!

Ese día me di cuenta de que sacar la máxima nota en todos los exámenes tenía MUY POCO que ver con ser inteligente, e incluso que es posible tener las mejores notas y ser absolutamente imbécil.

Bien, lo que soy yo, tengo ya 10 años recordando esas palabras, horrorizada por los niveles de estupidez que puede alcanzar un ser humano.

Esta mañana comí jamón curado en gran cantidad y, claro está, debo tener en el corazón unos cien mil pelos por centímetro cuadrado, casi como el cuerpo de una nutria...

jueves, 20 de marzo de 2008

El Cejón de la Semana: Robbie Williams

Dado que en lo que va de semana he sido acusada de causar lágrimas, nostalgias y de despertar instintos maternales que estaban dormidos, hoy haré una pausa en la sucesión de entradas sensibleras.

Para contrarrestar, les dejo a este espécimen que, no sé a ustedes, pero A MÍ, si me despertase algún instinto, no sería precisamente maternal!


miércoles, 19 de marzo de 2008

Al señorito Omar José


Por la sorpresa anoche: "estoy en Maturín, tengo un ratico para vernos, pero es HOY".
Por visitarme a mí y no a tus primos.
Por las Smirnoff que no debo tomar pero que igual disfruto.
Por la dulzura debajo del pocotón de músculos y la pinta de malote.
Por las risas.
Por la confianza.
Por la amistad.


Al señorito
Beny: Gracias por traer a este muchachón a mi vida.
A los dos: Saben que me deben una conversa JUNTOS.

martes, 18 de marzo de 2008

Mis hijos (II)

Pensaba escribir la segunda parte mañana,
pero ante las quejas porque les corté la inspiración,
decidí adelantarla para hoy.


En octubre de 2004 nació MI HIJA. Considerando que al mayor lo parí anoche, decidí que a ella la parí esta mañana.

Su hermano llegó a mi casa cuando tenía 5 meses, ella en cambio, ha estado con nosotros desde que nació. Era llorona como nadie, tenía un problema estomacal y le costaba dormir. Siempre fue bonita, desde el primer día; lo digo porque los bebés cuando nacen son tiernos y uno los adora, mas no son bonitos, están todos arrugados e hinchados (incluyendo a mi hijo mayor), pero ella nació bonita, sin arrugas, sin caspa, sin hinchazón. Sigue teniendo la misma carita, el mismo color de piel que parece un bronceado permanente, los mismos ojitos chinos, la misma naricita que parece esculpida por un artista y unos rizos negros que son un poema...

Cuando le salieron los dientes ocurrió algo que no me esperaba: se empezó a parecer a mí. Obviamente, es algo coincidencial porque no compartimos genes, pero resultó muy curioso. De hecho, mis tías hasta la comparaban con fotos mías de cuando tenía su edad, y era impresionante el parecido: se reía igualito a Mr Magooo, con los ojos casi cerrados y levantando la cabeza... tal como lo hacía yo 20 años atrás. Ah y tenía el mismo "afro" que cargaba yo, causado por la peinefobia.

Ya tiene 3 años, sigue pareciéndose a mí, está flaquita, anda despeinada, le gusta dormir, le gusta la pasta, es la preferida de su maestra, habla sola como la propia loca, forma peo por todo, es mandona y peleona, es la jefa de la casa.

Los dos terremoticos en cuestión me generan bastante stress, pero también son la fuente de por lo menos el 90% de la alegría que pueda haber en mi vida. Aprendo mucho de ellos y me siento responsable por enseñarles todo. Les hablo, les leo, los escucho, oigo y aplaudo sus canciones, agradezco sus obras de arte (tengo la mesa del computador llena de dibujos de corazones y otras cosas sin forma), les dejo comer de mi plato (cosa que no hago con NADIE más), no me molesta que me despierten (si lo hace alguien más, se le juzgará por crímenes de guerra) y me siento libre de pedirles un abrazo cuando me está haciendo falta...

Con ambos tengo ciertos momentos grabados en mi memoria, como cuando senté al enano en el bacín por primera vez y me agarró las dos manos con fuerza mientras pujaba; sé que a nadie en su sano juicio le parece que sea un momento bonito para compartir, pero nunca voy a olvidar sus ojitos clavados en los míos y la expresión de que estaba logrando algo nuevo. O la vez que lo regañaron y salió corriendo a buscarme, llorando y diciendo "Madía es la única que me quiede"... Son momentos en los que siento que me puedo morir de amor en ese instante!

Un instante insignificante pero invaluable como ésos, fue lo que hizo que escribiera hoy sobre ellos.

Anoche, cuando llegué a la casa, mi hija estaba viendo en Discovery Kids un programa donde estaban hablando de la confianza. Entré, la saludé y cuando estaba saliendo del cuarto, me dijo "Yo confío en ti".

Juro que no me morí porque la tenía que abrazar primero!

Eso es lo que ellos me dan, muchos raticos de amor, que no cambiaría por nada en el mundo!

Mis hijos (I)

En los 11 meses de existencia que lleva este blog, nunca he escrito sobre dos de las personas más importantes de mi vida. Desde el primer día he sentido el impulso de hacerlo, siempre pienso que cualquier cosa que me pasa con ellos sería inspiración para un buen post, pero se me agolpan las ideas y termino por no escribir; quizás sea, como le dije a Nica, una necesidad demasiado grande de protegerlos, a tal punto que no soy capaz ni siquiera de mencionarlos. Pero debido a que anoche casi fallezco por exceso de amor, hoy me voy a atrever...

Como ya he escrito anteriormente, no soy madre aún ni tengo la menor intención de serlo en el corto plazo, pero esto no siempre fue así. Cuando tenía 16 ó 17 años de pronto se me despertó un irrefrenable deseo de tener un hijo, no pensaba en otra cosa, no quería estudiar, no quería trabajar, sólo quería "un baby"; no tenía con quién tenerlo, o quizás sí, pero a él no lo veía como padre de mi baby; no tenía como mantenerlo, no tenía idea de qué hacer con mi propia vida, pero quería ocuparme de la vida del baby... Veía un niño y me derretía (bueno, esto aún me pasa), estaba realmente obsesionada y personas cercanas a mí se llegaron a preocupar bastante por eso.

Afortunadamente, no se me dio. Tener un hijo en ese momento habría sido una gran irresponsabilidad. Ahora entiendo que simplemente quería tener a alguien a quien darle lo que a mí no me dieron, quería construir un vínculo de amor de esos que no se pueden romper, quería una personita a través de la cual yo pudiera vivir la infancia que no tuve -o no quise tener- cuando me tocaba. Y pensándolo bien, la maternidad no se trata de eso, eran razones equivocadas, así que reitero, qué bueno que no se dio!

Un par de años después, por una serie de cosas que pasaron en mi vida, la intensidad de la obsesión había bajado un poco, pero aún estaba allí, ya no hablaba tanto del tema, pero seguía dando vueltas en mi cabeza.

En enero del año 2003 nació el hijo de unos amigos que, al igual que nosotros, estaban solitos aquí en Maturín, el resto de su familia estaba en Maracaibo y la nuestra en Caracas, así que como no teníamos a más nadie, nos teníamos los unos a los otros, y aun sin ser familia de sangre, ya lo éramos de intención. Ellos trabajaban y estudiaban, no tenían con quién dejar al bebé, así que desde el día que cumplió 5 meses (cuando su mamá tuvo que reincorporarse al trabajo), lo tuvimos en mi casa.

Ese niño fue la salvación de mi familia, llegó en un momento de mucha tensión en la casa, estábamos a punto de estallar, y de pronto nos dimos cuenta de que teníamos algo que requería toda nuestra atención y pusimos los problemas en un segundo plano. Todos lo hicimos!

Mis padres, que estaban en una de sus peores crisis, simplemente se mudaron de habitación para no verse tanto y no pelear tanto, y se levantaban en las mañanas pensando en el bebé. Mi tía viejita que crió a mi padre y nos crió a mí y a mi hermano, vino a ser para el niño ese ángel que había sido para todos nosotros. Mi hermano menor, que tendría unos 11 años y ya quería vivir en la calle acabando el mundo, comenzó a pasar más tiempo en la casa, para estar con el bebé.

Y yo... Yo le voy a estar eternamente agradecida por haberme salvado, sin saberlo. Él me sacó del cuarto donde me encerraba a llorar (cuando me salían las lágrimas) y a lamentarme, él me dio todo lo que yo quería del baby y yo pude darle todo lo que tenía guardado para mi baby. Y se convirtió, no sé si en el amor más grande, pero sí el más puro que he sentido. Cada minuto pasado con él, ha sido un milagro en mi vida.

Recuerdo que cuando llegó a la casa, las viejas de la cuadra lo vieron y empezaron a decir "La flaquita parió... Y no se le vio barriga, andaba fajada... Y quién será el padre?"... Supongo que se les ocurrió que era mi hijo porque yo era la única en la casa que estaba en edad de tener un hijo recién nacido, pero vamos, es que nunca tuve barriga! Y por mucha faja que tuviera, a los que me han visto les pregunto: dónde carrizo puedo yo esconderme un muchacho??? A los que no me han visto: en ese entonces pesaba 43 kilos, dónde me podía esconder un muchacho???

Pero bueno, así de chismosos son aquí. Siendo así, yo me sentaba con el niño en el porche y cuando las viejas pasaban les decía "Mira a mi hijo, verdad que es bello? Lo parí anoche. Como ustedes mismas dijeron, no tenía barriga, pero anoche de repente parí!". Desde entonces quedó que ese catirito cabezón, igualito a Gasparín, era MI HIJO (así se le llamará en este blog de ahora en adelante).

Como el post ya va muy largo, he decidido cortar aquí, y dejar el resto de la historia para una segunda parte.

Continuará...

domingo, 16 de marzo de 2008

La locura ha comenzado!

Todavía tengo sueño, no quiero escribir demasiado...

Sólo quería decirles que POR FIN comenzó la temporada de Fórmula 1, anoche vi una carrera como de locos y para locos, y estoy contenta por eso!

sábado, 15 de marzo de 2008

Sebastián

Nunca me ha gustado la palabra "novio", me parece inconveniente por muchas razones. A los 14 años no se debe vivir con palabras inconvenientes. Pero bueno, para no enredarlos, digamos que Sebastián fue mi primer novio.

Una tarde fui a la casa del único amigo que tenía en Maturín en aquel entonces y allí estaba él, con su acento mexicanísimo, con su olor a CK Be, con 10 centímetros más que yo de estatura, con el ceño fruncido y aquellas cejas... Dios... esas cejas...

En ese primer encuentro me enteré de que acababa de llegar de México con su padre que vino a trabajar aquí en lo mismo que el mío, que le gustaba la misma música que a mí, que lo enloquecían las motos y que ese viernes cumplía 19.

No hubo cortejito típico de la adolescencia, ni "la ilusión del primer amor", simplemente el pana estaba como quería, hablaba bien, olía rico, me trataba de maravilla y no era de Maturín, era todo lo que me importaba. Además, era todo lo que las chamitas de mi edad habrían querido: un universitario, muy popular, hijo de un petrolero, bello, pavito, narcizo, con carro... yo en cambio no soñaba con nada de eso, pero tampoco me molestaba.

Los meses que nos duró la química, todo estuvo re-bien. Desde aquel primer encuentro en casa de Mauricio, hasta la última tarde en la que le dije -con una selva negra de por medio- "Viejo, te gusta la negrita Alicia? Bueno, que la disfrutes!". No hubo lágrimas, ni escenas, ni odios, ni despechos... Cuando nos veíamos, nos saludábamos como si nada.

Al poco tiempo dejé de verlo, no supe más de él en mucho tiempo...

*************************************************

Cuando acababa de cumplir 19 años, estaba un día saliendo de la universidad y recibí una llamada de una voz familiar que me invitó a comer selva negra. Con mi torta favorita en la mesa conocí a otro Sebastián, que sonreía con naturalidad, que miraba a los ojos, que traía una historia que contar... Su desaparición de unos años atrás se debió a que se fue a su país a someterse a un tratamiento contra el cáncer.

Fue muy duro escucharlo decir que cuando estaba flaco, calvo y ojeroso, se dio cuenta de que no valía nada, porque él se había ocupado de ser solamente un cuerpazo y una cara bonita, y cuando eso ya no estaba, no tenía nada más que dar. Y decidió que si salía de ese trance, se iba a esforzar por cultivar otras cosas.

Efectivamente, salió del trance, salió fortalecido y liberado del ego que lo dominaba. Y se convirtió en el Sebastián al que ya no le importaba un cuerno ser popular ni verse papito, que había descubierto que le gustaban los árboles muy frondosos y los ríos navegables. El que iba para todas partes con Felipe, su hermanito de un año, que nació cuando él estaba luchando por recuperarse.

Lo recuerdo sentado en el piso dándole la compota a Felipe, maravillado como si fuese un evento extraordinario... Lo recuerdo preocupándose por la depre que yo cargaba en esa época, preguntando si podía hacer algo por mí, sabiendo ser amigo...

Es increíble como algo tan terrible como una enfermedad potencialmente letal, puede generar un cambio tan positivo en un ser humano.

*************************************************

El año pasado Sebastián se volvió a ir, nos escribimos poco, de hecho, pienso en él muy poco, pero es lo que he estado haciendo hoy desde que me desperté...

¿Qué estará pasando con el mexicanito? ¿Se me irá a aparecer otra vez con una selva negra?

viernes, 14 de marzo de 2008

Diez mil palabras

Dicen que una imagen vale más de mil palabras, entonces diez imágenes...










jueves, 13 de marzo de 2008

What Do Your Hands Say About You? (Actualizado)




What Your Hands Say About You



You are logical, analytical, and rational. You have good verbal skills.

Idealistic and dreamy, you tend toward the impractical. You have a knack for getting yourself in sticky situations.

Brainy and intelligent, you are intellectual to the point of being incomprehensible.

Your emotions tend to be relaxed and uncomplicated. You don't read too much into things.

What Do Your Hands Say About You?

*************************************************************

ACTUALIZACIÓN:

Antes de que alguien me vuelva a comentar sobre la veracidad y la fiabilidad científica de esta complejísima herramienta de profundo análisis, copio y pego parte de una de mis respuestas a un comentario que recibí hoy:
Por si no es suficientemente obvio, no tenía nada que postear hoy y puse esta nimiedad, que es muy fácil de entender como tal.
Claro, yo sé que tú prefieres aplicaciones profundísimas, como un quiz de Facebook para averiguar que personaje de Sanrio eres...

miércoles, 12 de marzo de 2008

Una hostia sin gluten... Qué peo!

Antes de tocar el tema principal de este post, deseo informar a quienes no lo sepan aún que detesto TODAS las religiones, detesto a la Iglesia y, si por mí fuera, desaparecerían hoy mismo sin dejar un mínimo rastro sobre la faz de la Tierra. De manera que todo lo que se diga en este blog sobre religión está orientado en esa dirección. Si alguien no lo comparte pero tiene suficiente carácter para poderlo tolerar, siga leyendo y déjeme un comentario con su punto de vista; si por el contrario, no lo puede tolerar, siéntase libre de hacer clic en "Siguiente blog" en la parte superior.

Ok, ahora sí, el tema...

A través de 20minutos.es me he enterado de que hay un niño celíaco en Huesca que desea hacer su primera comunión con una hostia de maíz y el párroco se ha negado alegando que los sacramentos son sagrados, que las disposiciones de la Iglesia no pueden ser cambiadas y que las hostias sin gluten no son válidas para el sacramento. El párroco ha propuesto que el niño comulgue con vino, pero los padres dicen que es ilegal que un menor tome alcohol y han querido sustituir el vino por mosto, a lo que el párroco también se ha negado.

Según el artículo, hay toda una polémica desatada gracias a este asunto.

A todas éstas, yo no sé quién es peor, si el párroco (en representación de la Iglesia Católica) o los padres del niño...

Yo estudié dos grises años en un colegio de monjas en Caracas y recuerdo que siempre nos decían que Dios amaba por igual a todos sus hijos, de modo que no veo por qué habría que discriminar a una persona que padece una intolerancia al gluten y, por ende, no puede ingerir una hostia de trigo; decían también que la hostia representaba "el cuerpo de Cristo", con dos dedos de frente se puede entender que es una cuestión simbólica, que no es literalmente el cuerpo de Cristo, entonces por qué nos es válida una hostia de maíz o de cualquier otra materia?, por qué tiene que ser de trigo?, acaso Cristo era de trigo?

Después de esos dos años que pasé allí, salí totalmente asqueada de la religión católica, porque me di cuenta de cuán falsa era. Y con el paso de los años entendí que no era sólo la religión católica, sino que todas son igual de falsas, igual de sucias, que se crearon basadas sólo en las ansias de poder y que, por desgracia, la mayoría de la población es patéticamente pusilánime y las sigue.

Viéndolo así, podría yo pensar que la Iglesia es peor, me sería muy fácil.

Pero entonces pienso en los padres del chico, y me pregunto por qué están haciendo que su hijo pase por esta situación. Yo lo veo de esta forma: si la Iglesia no está dispuesta a aceptar que el chamo tiene un problema que le impide cumplir con lo tradicionalmente establecido, yo los mandaría a freír espárragos, porque simplemente no querría criar a mi hijo bajo una fe que lo castiga por su condición. Evidentemente, los padres no piensan así, e insisten en adular y suplicar para que su hijo reciba algo que es un derecho, porque al haber sido bautizado y ser católico, tiene derecho a recibir la comunión y debería ser tratado por su Iglesia con la mayor consideración y evitando causarle algún tipo de perjuicio.

También podemos decir que estos señores son peores, porque son tan brutos que están dispuestos a someter a su hijo a todo este circo tan desagradable...

Antes de que alguien lo diga, ya sé que al final muy poco importa lo que yo piense al respecto, puesto que no puedo influir en el desenlace de esta historia. Pero escribo todo esto porque no puedo dejar de pensar en lo estúpidos que podemos ser los seres humanos y en lo bien que se manifiesta esa estupidez a través de la religión...

martes, 11 de marzo de 2008

La carajita y la vieja que viven en mí

En mi post anterior el pana JorgeKley escribió el siguiente comentario: "Lo Mas fino de todo es q al leer esto es que ves atras y te ves hoy y te sientes bien contigo misma y estas como Feliz de ser lo q eres!". Primero debo decir que me alegra que me vea así. Y segundo, que lo describió bastante bien, estoy "como feliz"...

Totalmente "feliz", en la definición romántica de las películas, no estoy, porque hay muchas cosas que no me gustan, cosas que me entristecen, cosas de las que me arrepiento; pero estoy en una etapa en la que también tengo muchas cosas que sí me gustan, que me alegran los días y que me hacen sentir mejor que en muchas otras épocas pasadas. Entonces, me parece bien decir que estoy como feliz siendo la carajita que soy y siendo la vieja prematura que soy...

Hace poco comenté en un blog amigo que aunque pase el tiempo yo me sigo sintiendo como una carajita. OJO! No es que me siento joven, porque eso es una obviedad, joven SOY! Pero a punto de cumplir 24 años, ya no debería ser "una carajita", pero yo lo soy! Y una carajita como feliz...

Me levanté tarde, me serví café y vine a trabajar -en pijama- desde mi computadora. Estuve un rato contemplando una pelea entre dos tuqueques en el patio. Me bañé tarde y estoy contenta estrenándome unas medias de Winnie the Pooh. Le pregunté a mi tía que va a preparar para la cena porque claro, como carajita que soy, no sé cocinar. Mi Patro me recomendó llevar una agenda, cosa que ODIO con todas mis ganas pero sé que la necesito, así que pienso ir a comprarme una, no sé si de Snoopy o de Garfield...

Por otro lado, desde niña mucha gente me ha dicho que parezco una vieja, y es totalmente cierto! Soy la propia cascarrabias, TODO me molesta, por TODO peleo, NUNCA me callo cuando algo no me gusta, no pasa un día que no discuta con alguien... Me preocupo por los niños, me dan ganas de llorar por las matanzas de ballenas, odio el reggaton, odio MTV, no me gusta la gente de mi edad, prefiero leer que salir, tengo un cactus que se está muriendo y le hablo y lo miro con dolor... Me duele el vientre y no quiero tomar calmantes porque ya he tomado muchos esta semana, así que estoy pasando mi dolor con una infusión de hierbas... Cuando estaba en el liceo mi madre iba sola a MIS fiestas de fin de año, mientras yo estaba en la casa leyendo... Soy toda una vieja prematura, pero una vieja como feliz...

Estoy como feliz porque me atrevo a ser lo que soy, porque ya NADA ni NADIE puede obligarme a ser otra cosa, porque la carajita no me pide que escoja entre ella y la vieja, y la vieja por su parte se divierte viendo a la carajita reírse se las vainas más absurdas...

Mis contradicciones y yo...

Etapas ¿superadas?

Cuando yo tenía 14 años, mis amistades estaban entre 20 y 25. De ellos aprendí muchas cosas tontas y otras que aún me son útiles. Algunos de estos amigos trabajaban y otros tenían extensiones de las tarjetas de papi, así que nunca tuve el "problema" típico de esa edad, de hacer una vaca entre 8 para pagar la pizza y completar con moneditas la entrada del cine, ya que tenía quien me invitara a comer sushi y quien alquilara algún antro completo para nosotros, el grupito...

A los 17 pasé por una breve etapa de compartir con gente de mi edad, carajitos que se creían grandes igual que yo, que eran unos pelabolas igual que yo. Todos colaborábamos con la vaca para la botella de Cacique Limón (no había pa' más) y cenábamos asquerositos en un trailer.

A los 20 estaba en la universidad, no le hablaba a mis compañeros más allá de lo estrictamente necesario y mucho menos salía con ellos. Fue una de mis épocas de ermitaña extrema, de leer mucho, de rumiar mi gastritis, de extrañar a alguien que ya no estaba; la poca gente con la que tenía trato rondaba los 35, y me llevaban a eventos de cata y degustación. Recuerdo haberle dicho a mi amiga R. (la única nació en el mismo año que yo y que sigo viendo) que ya la "etapa de comer balas frías en la acera estaba superada, que ahora quería otras cosas"... Ja!

Ahora, que pago mi sushi, mi pizza, mi asquerosito o lo que sea que coma (y mi juguito de fruta, porque alcohol no puedo) y que disfruto cualquiera de las opciones porque entiendo que para todo hay un momento, me pregunto si alguna vez superé (o superaré) alguna etapa. Porque esta Mariale de hoy es feliz sentada en el piso con Pablo y su guitarra o comiendo pan con Nutella en el sofá; esta Mariale de hoy no extraña ninguna de las etapas de excesos ni las de estar con gente que me alimentara el ego; esta Mariale de hoy sale a comprar "ropa seria para trabajar" y regresa habiendo hecho un mercado de franelitas en Topitop...

Y no quiero ponerme tacones y maquillarme "para no verme tan carajita", no quiero el trabajo con horario de oficina para el que me preparé 5 años, no quiero dejar de sentarme en el piso y jugar con los bebés!

He llegado a pensar que esas etapas no se superan, o que al menos yo, no puedo o no quiero.

lunes, 10 de marzo de 2008

El Cejón de la Semana: Fabio Cannavaro

Tiene una larga y exitosísima carrera como futbolista, es recordado con admiración en todos sus clubes y actualmente porta la banda de capitán de la Selección Italiana de Fútbol.

A sus 34 años sigue estando en estupenda forma futbolística y es cuando mejor luce físicamente.

domingo, 9 de marzo de 2008

¿Cómo será la vida en el año 2070?

Esto me llegó hoy por e-mail. Quise compartirlo porque dice cosas que yo he pensado muchas veces, que sé que es lo que nos viene si seguimos siendo negligentes y no aceptamos la responsabilidad de cuidar el planeta en el que vivimos.

sábado, 8 de marzo de 2008

Girl Power!!

Celebrando el poder femenino, hoy, Día Internacional de la Mujer!

Felicidades a todas por este privilegio de ser mujer!!

viernes, 7 de marzo de 2008

El "francés"

Tal como lo prometí en un post anterior, procedo a contar la historia del francés.

En los últimos días de mi adolescencia tenía poco qué hacer con mi tiempo, así que lo "perdía"* buscando gente para conocer a través de las redes sociales en Internet. Gracias a una de ellas, un día recibí un correo electrónico de cierto individuo cuyo perfil lucía en extremo interesante: 9 años más que yo y -por cómo escribía- debía ser buen divagador...

El individuo y yo nos dedicamos a chatear y hablar por teléfono durante varios meses, a veces pensaba que estaba tan enredado que no se le podía considerar "normal", pero igual me gustaba hablar con él porque en el fondo era dulce y me hacía reír. Estoy segura de que también pensó muchas veces que yo estaba loca o que era tan antipática que no se me debía permitir tratar con otros seres humanos, pero por alguna razón que aún desconozco también quería seguir hablando conmigo.

Con el tiempo vinieron salidas raras en Caracas, una película larguísima, una conversa pasando frío en El León una noche de diciembre, un intento frustrado de práctica de karting... y más llamadas y más chats (que aún están guardados en mi disco duro, clasificados por fecha), secretos compartidos, sesiones gratuitas de psicoanálisis mutuo, embarques mutuos (on-line y en persona)... Y así hemos pasado varios años...

Después de que pasara yo muchos meses diciéndole "Sí, el próximo mes te voy a visitar", el hombre decidió usar un par de días que tuvo libres y echarse el viaje hasta este pueblo. Y fue entonces cuando nació la leyenda del francés!

Como bien saben los que conocen este pueblo, los vecinos monaguenses son chismosos -y mentirosos- por naturaleza, disfrutan rajándole el pellejo a los demás, sin importar si lo que dicen es cierto o falso, lógico o ilógico, creíble o increíble; sólo les importa rajar! Y alcanzan el máximo éxtasis del chisme cuando el objeto del mismo es alguien como YO, que no se parece a la vecina común de aquí: los veo al salir de la casa y digo "buenos días" al aire porque no hay uno que valga la pena saludar directamente, no los visito ni los invito a visitarme, no soy compañera de chismes de ellas ni tengo un hijo bastardo de ellos...

He de confesar que disfruto mucho enterarme de los chismes locos que se tejen a mi alrededor, pero sin duda mi favorito sentimental es el del francés:

Esos días que estuvo de visita aquí se quedó en mi casa y se metió en un bolsillo a mis tías y a todos, sé que los vecinitos deben habernos estado espiando cuando entrábamos y salíamos de la casa, y particularmente una noche estábamos practicando nuestro deporte favorito (léase: hablar paja) en el porche y se veía desfilar frente a la casa a las carajitas metiendo el ojo...

Bien, el pana se regresó a Caracas y empecé a escuchar el cuento: "La flaquita se consiguió un novio francés!!! Sííí, yo los vi haciendo sebo en el porche".

Supongo que, como no lo vieron más nunca por aquí, dijeron que el francés se fue para Francia sin mí y me dejó triste y destrozada... Pero eso no llegó a mis oídos.

El punto es que desde entonces, Antonio, MI PANA BURDA, que es más caraqueño cacri que yo mesma, ha quedado bautizado "El Francés".


*El francés y El Señorito Beny son los culpables de que
tenga
que usar el verbo "perder" entre comillas, porque gracias a ellos

-y exclusivamente ellos- no fue tiempo perdido.

jueves, 6 de marzo de 2008

Para Gabita



Recuerdas qué es lo que le tienes que decir al miedo, no?

miércoles, 5 de marzo de 2008

"Insensiiiible"

martes, 4 de marzo de 2008

Meme atrasado

Nica me encomendó este meme el 23 de febrero, pero como he estado en otras cosas, ahora es cuando voy a responder... Más vale tarde que nunca, no?

Las reglas son las siguientes:
1. Cada jugador comienza con un listado de ocho cosas que quiere hacer antes de morir, no importa las que sean, pero ocho.
2. Hay que escribir esas ocho cosas en su blog, junto con las reglas del juego.
3. Hay que seleccionar a ocho personas más, invitarlas a jugar y anotar sus nombres o el nombre de su blog.
4. Es importante no olvidar dejar un comentario desde donde nos invitaron a jugar.

Mis 8 cosas:

1. Ver a mi patria LIBRE.
2. Irme de este pueblo.

3. Sentir que he retribuido aunque sea una parte de las cosas buenas que he recibido.
4. Sobrevolar el Salto Ángel.

5. Encontrar a alguien que se me perdió y estar suficientemente limpia para hablarle sin miedo.
6. Aprender a expresar amor tan libremente como lo hago con todas las demás cosas que siento.
7. Acostarme todas las noches de mi vida con la convicción de que hice lo mejor posible.

8. Entender a qué se refería mi
ProfeParchita con "una misión muy importante".


Nota: Incumpliendo la tercera regla, no le paso el meme a 8 personas determinadas, sino a todos los que quieran responder.

lunes, 3 de marzo de 2008

El Cejón de la Semana: Guillaume Campanacci

Es un modelo francés de ascendencia italiana.

Apareció en la portada de la revista Sensitif con esta misma foto, pero photoshopeadísima. Me alegra haber encontrado la original, que me gusta más.

Un tipo bellísimo, nadie lo duda, pero lo más bello: sus cejas!

domingo, 2 de marzo de 2008

Cuentos salteados que debo

Como es mi costumbre, los días que pasé en Caracas estuve pensando en los miles de temas que quería tocar en el blog, pero ahora no los recuerdo bien. Así que me limitaré a escribir sobre lo que recuerdo.

Como algunos saben, el motivo de mi viaje fue la Extravaganza, máximo evento del año para los que formamos parte de Herbalife. No puedo decir qué fue lo mejor de todo lo que viví en esos días, porque conocí a gente increíble, aprendí cosas valiosísimas, reí, lloré, me emocioné... Fue una experiencia inolvidable!

Pero además de eso, también me dediqué a otras cosas. Por ejemplo, el mismo viernes que llegué a Caracas, me reuní con varios amigos en Evio's Pizza (sitio sugerido por Euchita, que por cierto, no pudo ir); a continuación breve descripción de los presentes:

Pablo: Mi pana burda de aquí de Maturín, viajó conmigo y asumió todos mis planes de esos días como si fueran suyos... Estaba disfrazado de chapa, identificadísimo con toda la parafernalia alusiva al evento. Fue el encargado de recordarme que teníamos que irnos temprano, puesto que al día siguiente había que madrugar.
Mi Francés(1): Llegó facilito al sitio, yo estaba hablándole de él a Pablo y justo lo vi estacionarse y bajarse del carro. Aparte de quejarse porque mi memoria guarda detalles oscuros del pasado (jijijiji), se portó como siempre, soportando que me riera de él... Tan lindo! :-P
Gilberto: Se perdió buscando el sitio, me llamó como mil veces preguntándome por puntos de referencia, me decía que todo lo que le nombraba le era familiar, pero igual no llegaba... Cuando al fin llegó, nos llenó de información sobre temas que eran completamente desconocidos para mí... (Gil, de pana, me ilustraste un mundo! Vos sabéis).
Ottito: Llegó empintadísimo (nada que ver con la consigna mamarracha de la noche) porque venía de dictar un curso. Se tuvo que compartir entra nuestra mesa y otra donde estaban unos amigos suyos celebrando un cumpleaños; Gilberto se quejó de que no le presentó a la cumpleañera. Fue mi apoyo durante los ratos que empleé en explicar por qué detesto Maturín.
El señorito Beny: Llegó con una -dice él- compañera de trabajo, que si era algo más que eso debió formarle su lío al salir, porque yo no paraba de hacerle ojitos y confesarle mi amor (suspiro) jajajaja En serio, no lo puedo evitar, él sabe que es mi amor platónico. Se tuvieron que ir temprano, y me dejaron en lo que se puede llamar una escena típica de mi vida: yo en una mesa con varios hombres mayores que yo hablando de fútbol...
Euchy: no pudo ir porque estaba en clase, pero nos estuvimos comunicando vía mensajitos todo el tiempo.
Mención aparte merece Nica: apareció acompañada de su esposo y su chama, pero por razones ajenas a su voluntad tuvo que irse y no pudo compartir con nosotros como habríamos querido; menos mal que unos días después si pudimos.

Como le dije a mi tía esa noche cuando le estaba echando los cuentos: lo único que me encantó y que siento que no podría haber pedido más, fue LA COMPAÑÍA! De resto, en el sitio nos atendieron con bastante desdén; y además pagamos por ver a Colina (Sí, Colina, el ícono de los 80) pegando gritos desafinados (acompañados de los gritos de dos señoras del público que vivieron sus 15 minutos de fama), con unos músicos perdidos que iban cada uno por su lado y con una pollinita(2) teñida de amarillo chicken más que patética.

Quiero agradecer a todos los que acudieron a la convocatoria y decirles que fue un gran placer conocerlos (a aquellos que veía por primera vez), y reencontrarme con aquellos que no veía desde hace tiempo.

El resto de los cuentos pa' una segunda entrega!

Continuará...

(1)Prometo contar la historia del francés en un futuro post.
(2)No sé cómo le dicen en otros países: en Venezuela le llamamos "pollina" al flequillo,
o sea, esas greñitas sueltas que se dejan caer sobre la frente.

Nota: Recomiendo leer el relato de "El francés" sobre esa noche.

sábado, 1 de marzo de 2008

De regreso en el pueblo

Esta mañana a las 8:30 abordé la guagua que me traería de regreso a Maturín. Como siempre que abandono mi ciudad, salí con algo de rabia, algo de tristeza, algo de nostalgia... Siempre me pasa, aunque sepa que voy a volver en unos días, aunque sólo vaya por ahí cerquita, como cuando iba al apartamento de mi viejo en Araira, pero en especial cuando vengo para este pueblo.

A las 4:30pm llegué a Maturín. Como siempre que vengo, todo me pareció más feo de lo normal. Además, este pueblo me recibió como sólo él sabe hacerlo: con lluvia y calor... Y pensar que vengo de disfrutar de 15 días de un clima bien rico...

Tengo gripe, me contaron que unas horas antes de que llegara hubo un apagón, y a lo lejos escucho a algún vecino marginal cantar vallenato... Concluyo: oficialmente, estoy en Maturín!