domingo, 31 de agosto de 2008

Verdades amargas

Un poema que me gusta mucho

Yo no quiero mirar lo que he mirado
a través del cristal de la experiencia;
El mundo es un mercado en que se compran
honores, voluntades y conciencia.


¿Amigos? ¡Es mentira, no hay amigos!
La amistad verdadera es ilusión,

ella cambia, se aleja y desaparece
con los giros que da la situación.


Amigos complacientes sólo tienen

los que disfrutan de venturas y calma,
pero aquellos que abate el infortunio

sólo tienen tristeza en el alma.


Si estamos bien, nos tratan con cariño,

nos buscan, nos invitan, nos adulan;
más si acaso caemos, francamente,

sólo por cumplimiento nos saludan.

En este laberinto de la vida,

donde tanto domina la maldad,

todo tiene su precio estipulado:

amores, parentescos y amistad.


El que nada atesora, nada vale,

en toda reunión pasa por necio,

y por más noble que sus hechos sean,
lo que alcanza es la burla y el desprecio.

Lo que brilla nomás tiene cabida

y aunque brille por oro lo que es cobre,

lo que no perdonamos en la vida

es el atroz delito de ser pobre.


La corrupción, el vicio y hasta el crimen

puede tener su puesto señalado;
las llagas del defecto no se miran

si las cubre un diamante bien cortado.


La sociedad que adora su deshonra
persigue con gran saña al criminal,

más si el puñal del asesino es de oro,

enmudece el juez y besa el puñal!


Nada humano es perfecto y nada afable,

todo está con lo impuro entremezclado,

el mismo corazón, con ser tan noble,
¡cuántas veces se muestra enmascarado!


Que existe la virtud, yo no lo niego,

pero siempre en conjunto defectuoso:

hay rasgos de virtud en el malvado,

hay rasgos de maldad en el virtuoso.


Cuando veo a mi paso tanta infamia

y que mancha a mi planta tanto lodo,

ganas me da de maldecir la vida,

ganas me da de maldecir de todo.


A nadie habrá de herir lo que aquí digo,
porque ceñido a la verdad estoy:
me dieron a libar hiel y veneno,

hiel y veneno en recompensa doy.

Pero si tengo las palabras toscas

de estas líneas oscuras y sin nombre,

doblando las rodillas en el polvo

pido perdón a Dios, pero no al Hombre!

Ramón Ortega

22 comentarios:

Euchy dijo...

"Yo no quiero mirar lo que he mirado
a través del cristal de la experiencia;
El mundo es un mercado en que se compran
honores, voluntades y conciencia."

Esta partecita venía en un calendario de panadería que me dieron en 1999.

No conocía el resto.

Nuvolari dijo...

Dios santo, es una de las mejores reflexiones que he leido en mi vida y me viene como anillo al dedo en este momento. Acabo de romper una amistad que yo creia era muy bonita, pero parece que ella no lo veía así.

Mariale; casualidad es tu apellido?
Besitos...

Nuvolari dijo...

Llevo más de media vida buscando verdades, quizas por eso soy lo que soy. Solo espero no haber arrastrado a nadie en mi camino. He amado, odiado y todo por un precio, que en muchos sentidos he pagado caro. Injusticias, si, miles por cada segundo que este planeta da la vuelta. Todo tiene un precio, pero la maldad es gratis y muchos la recibimos en demasía.

Todo lo que nace muere, para bien o para mal, pero pagó un precio. Es cierto, quien hace mal que Dios lo perdone, porque yo no.

Floro del Monte dijo...

Nada más cierto. Concuerdo contigo Nuvo.

Vini vidi e vinci dijo...

BUeno, esogiste nada menos q a Ramón Ortega, cursó una severa enfermedad mental siendo jovencito, aún cuando se le atribuye poesía muy estética, metricámente impecable ésta es una de sus creaciones más implacables, testigo de una hora muy aciága -de su vida y de su amada Honduras-...
Deseo no sea una aciága hora para nadie más y se convierta la poesía en una meta de transformación, hacerla igualmente perfecta con una apasionante visión de la alegría de estar vivo y las sorpresas de la vida...

Mariale divagando dijo...

Euchita,
1999??
Mija, después dices que te asusta mi memoria...

Tazio,
no creo en las casualidades, creo en las coincidencias, creo en que encontramos lo que llevamos.
Si ella no lo veía así, ella se lo perdió!
Y no busques verdades, viejo, la verdad está allí, al alcance de todos los ojos.

Floro del monte,
saludos!

Vini vidi e vinci,
Ortega fue un gran poeta; en lo personal pudo pasar por cualquier cantidad de problemas, pero la calidad estuvo siempre ahí.

www.fucilandia.com.ar dijo...

Feliz d�a del blogger, un saludo

Lycette Scott dijo...

Ufff está buenísimo mana, gracias por compartirlo. Feliz día del blog

Floro del Monte dijo...

Igual Mariale, que pena contigo, soy un maleducado jajajaja :D

Lycette Scott dijo...

Me gustó mucho mana, es un poema que invita a reflexionar, de verdad que tiene cosas muy ciertas.

Saudade dijo...

No, y esperate que descubras lo del amor... ahi si fritos...

Waiting for Godot dijo...

Mariale, no lo había leído nunca y debo reconocer que me viene bien. Besos.

Sir Nick... dijo...

Pues pareciera muy cierto el poema, pero no siempre es así...

...se debe creer en alguien, y se debe tener confianza aunque te defrauden

Escuche a "Jarabe de Palo" y no pude evitar pensar en ti, un abrazo

Mariale divagando dijo...

Fucilandia,
ídem!
:-)

Negrita,
pues sí, muchas cosas demoledoramente ciertas.
Feliz día del blog.

Saudade,
jajajajaja qué esperanza!

Wait,
lo que más me gusta de este poema es que cualquier persona puede sentirse identificada con algún trocito.

Nick,
pues sí, yo todavía confío en la gente... en MUY POCA gente... pero confío!
Y Jarabe de Palo? Debió se "La flaca", no?

Pablo J dijo...

Buen poema, me gustó. Nunca lo había leído. Y en verdad creo que cualquiera se siente identificado con una parte. me gustó especialmente lo de:

"Que existe la virtud, yo no lo niego,
pero siempre en conjunto defectuoso:
hay rasgos de virtud en el malvado,
hay rasgos de maldad en el virtuoso."

Y la última línea, esa en especial me gustó bastante.

Saludos, cuídate.

Oswaldo Aiffil dijo...

Ortega lo vio crudamente desde su cristal, y así cada uno tiene el suyo y le va poniendo diversos detalles, y al final, la vida, vista por cada quien, pasa a ser una acuarela, los colores los pones tu. Ortega, por ejemplo, utilizó mucho los grises...besos Mariale!

jose montalvo dijo...

Un tanto amargo el poema, el cual se hace más realidad en la etapa que estamos viviendo actualmente

Mariale divagando dijo...

Pablo,
ese mismo párrafo es el que más me gusta. Es tan "yo".

Oswaldo,
será por eso que me gusta?

José Montalvo,
así es!

Janecita. dijo...

Entré a tu blog a leer "Verdades amargas", en un momento en el que la letra está como anillo al dedo en mi vida.

Besos!

Mariale divagando dijo...

Janecita,
espero que la hora aciaga (citando a mi comentarista de más arriba) dure poco!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Para muchos, el poema está pintando la realidad y los entiendo...pero me niego a creer en un Mundo donde no hayan amigos.

Hay quienes defienden los puntos de vista del periodismo morboso y maliciosamente tendencioso diciendo "pero si es la verdad, son los hechos". Hechos serán, pero no tienen por qué ser la realidad gris para todos.

Siento una similtud del poema de Ortega con ese famoso tango llamado "Cambalache"..."que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé".

Quizás mi mirada es demasiado optimista o hasta utópica, Mariale amiga...pero insisto que me niego a aceptar esa mirada del Mundo como propia. Porque, aunque el vate diga "a nadie habrá de herir lo que aquí digo"...en mi caso siento el dolor de la desesperanza global.

Saludos afectuosos, de corazón.

Nily Chan dijo...

Aburrida leyendo todos los blogs que me gustan, ( osea como dos) encuentro esto, bajando el cursor!

En herencia, despues que mi bisabuelita murió me dejó un montón de libros y un diario donde ella dictaba los poemas que muchos se sabía de memoria porque creo que no escribia perfecto y evitaba errores, entonces , leo esto y lo recorde exacto, en el diario está! sólo que no tenía el autor! que cosas no? algo tan sencillo como un poema