lunes, 22 de septiembre de 2008

If...

He comprobado que existe un alta probabilidad de que la gente me pregunte "¿Quién es ése?" al nombrar a Rudyard Kipling. Sin embargo, los que leen aunque sea un poquito, al menos se logran ubicar cuando les menciono El libro de la selva.

Rudyard Kipling fue un gran escritor, pero más allá de eso, me parece un ser humano muy interesante, a juzgar por los datos que se conocen sobre él.

Tuvo una niñez difícil, supongo que de allí proviene esa fuerza que le caracterizaba. Como adulto vio morir de neumonía a su hija mayor que apenas tenía 7 años, mientras él estaba luchando contra el mismo mal; y afrontó ese duro golpe pensando en Elsie y John, sus otros dos niños que lo necesitaban.

En 1915 permitió que su hijo de 17 años se marchara al frente de guerra; a pesar del miedo que sentía, no podía traicionar los valores que le había inculcado desde niño, fomentando en él una actitud de gallardía y responsabilidad. Muy poco tiempo después recibió un telegrama del Ministerio de Guerra informándole que el joven había desaparecido y que se le había visto por última vez en la Batalla de Loos, en Francia.

A partir de ese momento Kipling emprendió una campaña de búsqueda, recorriendo los hospitales del frente con la esperanza de encontrar una pista que lo llevara hasta John. Fue así como en 1917 conoció a un soldado que le confirmó que había visto morir al chico en Francia, mas esto no representó mayor consuelo, puesto que nunca lograron encontrar el cadáver.

Atormentado por la pérdida de su hijo, Kipling se dedicó durante muchos años a la encomiable tarea de dar sepultura y rendir honores militares a los fallecidos en la guerra, para que cada familia supiera dónde descansaban los restos de ese soldado que había sido padre, esposo, hijo, amigo... Lamentablemente hubo muchos que no pudieron ser identificados, aunque de todas formas se les aseguró una tumba, sobre la que se inscribió el epitafio "Conocido sólo por Dios".

My boy Jack se llama un poema hermosísimo que escribió en medio de su búsqueda, y es también el nombre de una película protagonizada por David Haig y Daniel Radcliffe que cuenta -con algunos detalles no demasiado apegados a la verdad- la historia de Rudyard y John.

Pero el poema dedicado a John que más me gusta, es uno que seguramente conocen muchos de ustedes, sin saber que se trata de un acto de amor y de orgullo de un padre hacia un hijo que representaba todo lo que él había deseado y más, que era su mejor ejemplo de hidalguía y templanza, que era su mejor obra y que sencillamente se estaba convirtiendo en hombre... Un poema que leí por primera vez cuando tenía unos 15 años y que me sigue conmoviendo igual... Este poema es If...

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you,

But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don't deal in lies,
Or being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise;

If you can dream - and not make dreams your master;
If you can think - and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build 'em up with wornout tools;

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: 'Hold on!'

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings - nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds' worth of distance run -
Yours is the Earth and everything that's in it,
And - which is more - you'll be a Man my son!


Aquí pueden encontrar la traducción.

18 comentarios:

Sir Nick... dijo...

Que bien!!! yo tambien habia escrito algo de Kipling:
http://somewere-over-the-rainbow.blogspot.com/2007/08/espero-esten-muy-bienlos-que-me-leen-de.html


...de las pocas cosas que me dejo mi padre, de verdadero valor, aun mas que las posesiones materiales

Mariale divagando dijo...

Nick,
vengo de leer tu post. Me gustó mucho!

* M a r u dijo...

Me encanta Kipling
Bello post...
Como sigues?

Mariale divagando dijo...

Maru,
aun pestosa.

Ale dijo...

Kipling es todo un clasico!

* M a r u dijo...

Marialita... y el bálsamo de ojitos de la semana??? jajajajajja...
Mejórate pronto
Besos

Mariale divagando dijo...

Ale,
así es!

Maru,
tanto la pc como la conexión han estado torpes, no me carga las imágenes, por eso no salió hoy el cejón. Mañana probablemente...
Mientras tanto, ahí está el del año pasado.

Eli dijo...

Que lindo poema,cada vez que leo algun post tuyo de este estilo me siento en el mar de la ignorancia,no conocia esta historia.

Un besito Flakis!

Maie dijo...

Wao... si algunos lideres mundiales se dedicaran a leer este poema en vez de habar tanta tonteria... que diferente seria el mundo...lleno de verdaderos hombres...
Lo habia leido pero siempre es bueno volverlo a leer...

(una de ignorancia pura.... y Kipling no son esas carteras con el monito guindando jajajaja....just kidding Mariale...just Kidding)

Javier dijo...

Ya no lo recordaba, pero cuando vi tu post de una lo recordé ya que tuve algunos cuentos de el.

No sabía nada de su vida, cuan dura fue por haber perdido a sus dos hijos estando tan jóvenes.

El poema me ha parecido muy bueno, se nota cuanto quizo a su hijo.

Saludos

J. Úbeda dijo...

Siempre me gustó mucho Kipling. Todo un personaje...

Fausti dijo...

Que bonito el poema, me siento medio "ignoranta" por no conocerlo.

Gracias por tan linda reseña. un abrazote.

Adriana dijo...

pues la verdad también me hubieses raspado con el nombre el autor; pero ya logré ubicarme... Impresionante su historia; hermoso poema, no lo conocía...

saludos

DIFFER dijo...

Q Bello Mariale ♥
No conocía este poema!
Bellísimo...gracias por compartirlo!
te mando un millón de besos sanadores

tcalo dijo...

no lo habia leido nunca y tampoco sabia de la peli, gracias por el dato!!! ahora la alquilo a ver que tal..
salut,
t.

Pablo J dijo...

Nunca había leído a Kipling... mucho menos ese poema. Sabes bien que no soy de los que leen precisamente poesía pero ciertamente está muy bueno...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No he leído El Libro de la Selva, pero sé quién es Rudyard Kipling. Loable labor de honrar la memoria de su hijo dando cristiana sepultura a otros tantos soldados perdidos en el marasmo de la llamada Gran Guerra.

Saludos afectuosos, de corazón.

tcalo dijo...

reportando que vi la peli, muy buena me gustó bastante, así que gracias por la recomendación :D
t.