miércoles, 3 de septiembre de 2008

No basta

Cuando Nany y Euchy escribieron sobre canciones de Franco De Vita, me pareció una curiosa coincidencia, ya que yo tenía un par de días pensando en dos entradas que quería escribir también sobre él. He aquí la primera de ellas.


Siendo sincera, no puedo decir con certeza si he sido buena hija o no. Si juzgamos por lo que pienso y siento por mis padres, habría que decir que no, sin duda! Pero me voy un poco a recordar mi adolescencia y es cuando me entra la duda...

Desde niña siempre fui medio nubenegra, odiosa, cruel cuando quería, pero me controlaba. El problema fue llegar a este pueblo en contra de mi voluntad con 13 años de edad, eso hizo que dejara de controlarme y me volviera un ser realmente insoportable, una ermitaña, e hizo que me encargara de que todos a mi alrededor tuvieran una vida de mierda, como la que yo estaba llevando. Mas todo esto era manifestado a través de actitudes, de palabras (o de silencios), de respuestas rudas, pero nunca a través de comportamientos que se pudieran considerar nocivos y que habrían sido hasta normales a esa edad. Es decir, no sacaba malas notas en el colegio, no me expulsaron del colegio, no consumía drogas, no fumaba, no salí embarazada, no llevaba una vida de promiscuidad, no llegaba de madrugada a mi casa, nunca me tuvieron que ir a sacar de una jefatura, nunca me robé el carro, no me corté las venas ni amenacé con hacerlo, nunca hice todas esas cosas que hacían los chamos de mi edad que conocía.

Pero sí, como soy devota de la verdad, reconozco que era insoportable! No hablaba, y si lo hacía era para soltar veneno.

En medio de la búsqueda de soluciones, mi tía -que me consta que me sufrió lo indecible en esos años- se empeñó en que participara en unos talleres para adolescentes que estaban haciendo unos psicólogos en mi liceo. Mi progenitor aceptó pagarlos y yo acepté asistir, al fin y al cabo cualquier cosa era mejor que estar en la casa.

Debo decir que si bien al principio no estaba muy convencida, fue una experiencia que nunca voy a olvidar! Algunas veces estuvimos en el liceo encerrados en salones y otras, en una finca bien chévere, con animales, mucho verde, música, una piscina, amaneceres mirando el sol de frente junto a una laguna enorme... Independientemente del lugar, todo lo que viví con ese grupo fue muy enriquecedor.

Una noche nos sentaron en círculo en una churuata, tomados de las manos, con los ojos vendados y escuchando la música más aterradora que se puedan imaginar (sumada a los aullidos desesperados de los perros, que estaban en unas jaulas cerquita de nosotros y estaban asustados con la música). La guía nos iba llamando uno a uno, al escuchar su nombre uno debía quitarse la venda, levantarse e ir al centro, para luego volver a su lugar y vendarse de nuevo.

Cuando fue mi turno, debo reconocer que fue -como dirían nos españoles- acojonante! Al abrir los ojos vi que todas las antorchas estaban apagadas, la única luz venía de 4 velas que estaban al rededor de una caja con forma de ataúd en el centro del círculo. La caja abierta tenía un espejo en el fondo y uno debía mirarse en ese espejo y escuchar lo que la guía decía; por raro que parezca, ésa fue la parte que menos me costó. Lo que me dijo a mí fue "No te asusta mirar porque sabes que ésa no eres tú, tú estás a salvo, pero ten cuidado". No obstante, mientras tenía los ojos vendados la escuché decirle a otros compañeros "Sabes que tu propia conducta te puede llevar allí más temprano que tarde".

En síntesis, te obligaban a enfrentarte con la realidad desnuda y sus posibles consecuencias.

Esa misma semana, recibimos una sorpresa: correspondencia! Les habían dicho a nuestros padres que nos podían escribir cartas, no sólo ellos, sino todas las personas a las que quisieran invitar a participar. Fueron como dos horas de lloradera en silencio, porque cada uno recibió su montoncito de cartas y se sentó en algún rinconcito a llorar leyéndolas, en especial aquellos que tenían cartas de los padres, los hermanos, los abuelos, los vecinos, de todo el mundo! Yo sólo tenía 2 cartas, escritas por las dos guías, porque a mis padres les dijeron que me escribieran pero a ellos se les olvidó. Pero sinceramente puedo decir que en especial una de esas cartas valió por las que no recibí, porque lo que me escribió esa mujer que tanto admiraba entonces y sigo admirando 10 años después, sigue grabado en mi mente!

En otra ocasión, después de una dinámica sobre la familia, nos dieron unas cartulinas donde debíamos escribir lo que les diríamos a nuestras familias si estuvieran allí en ese momento. Y al cerrar el día, nos entregaron unos globos y nos pararon a todos juntos al fondo del salón de espaldas a la puerta; al darnos la vuelta nos encontramos con el grupo de padres y representantes, y empezó a sonar "No basta", el tema de Franco De Vita que hace unos días hizo que empezara a pensar en escribir sobre esto.

La cosa era que debíamos cantar para ellos, y regalarles los globos y las tarjetas que habíamos hecho. Y si bien lo hicimos, creo que a la mayoría de nosotros no nos gustó mucho la idea. Porque era un grupo de chamos en el que los más afortunados eramos a los que simplemente no nos paraban bola, porque los demás veían a sus padres caerse a golpes todos los días, o les caían a golpes A ELLOS todos los días, o tenían padres alcohólicos, o que abusaban sexualmente de ellos... Entonces, cómo se podía pretender que se sintieran felices por cantar para papi y mami, por homenajearlos y regalarles tarjetitas y globos como si estuviesen en el acto de fin de curso del kindergarten??

Creo que fue uno de los pocos momentos desagradables que tuvimos...


24 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Después se quejan de que los de mi generación estamos medio perturbados. Pero cómo no estarlo si la gente se vestía ASÍ y los escenarios eran ASÍ??

Mariale divagando dijo...

Otra cosa: tengo la PC en observación, ante la posibilidad de que se encuentre enferma y apenas esté mostrando los primeros síntomas. Así que si no me ven mucho, ya saben el porqué.

Villa Sagitario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Capochoblog dijo...

Que post tan fuerte Mariale.

Es una lástima que muchos padres manden a sus hijos al psicologo pero no vayan ellos, que no se den cuenta que la conducta de los chicos es la respuesta a sus propias conductas.

Muchos Besos y apapachos.

Sir Nick... dijo...

Que coincidencia!! yo tambien hize uno de esos talleres con dinamicas de grupo...

Pero a diferencia de ti, yo senti la necesidad de hacerlo, fue muy interesante...

De Franco y su plaza de la Candelaria me quedan muchos recuerdos, cuando canto con Frankie Vali "Quien pudo darte Amor??"

Pero la cancion que me marco fue "Aun Vivo": Sé que todo como empieza se termina. Nada puede ser eterno, todo tiene su momento. Pero cuando al fin se siente algo importante, que dificil es pensar que lo has perdido...

Bluesoul dijo...

wow que historia...me sentí leyendo el guion de una película de esas gringas que no le paran bola a los hijos...espero que esa etapa ya este superada...sabes? me siento muy identificada con lo que escribes...creo que te lo comente... a mi mas bien me protegian mucho y es toda una ladilla convivir con mi mamá... y si te confiezo algo tengo esa actitud de hacerle la vida una mierda a los demás...en fin!!! mejor no sigamos porque descubro que la historia es muy parecida

saludos mariale...que se mejore tu compu

pd:este comentario lo habia hecho pero salio con otra cuenta que tengo y era un blog de prueba...

Ale dijo...

woh! que intenso! pero bien efectivo eh! Si bien nos va todos nos volvemos insoportables en la adolescencia. Yo no era tan horrible, pro como tu, solo soltaba veneno y le hacia la vida de cuadritos a mis hermanas. Pobres :S

Nuvolari dijo...

Gracias a Dios nunca tuve esa clase de experiencias, eso me hubiese convertido en un fan de Barney o algo parecido, menos mal saliste bien librada.

Si voy a un psicologo el (o ella) tendria que pagarme por cada consulta. Después te digo por qué... :D

Yo lo admito, no tuve infancia, maduré muy rapido y a los golpes (emocionales y fisicos), la vida me dio muy duro; solo despues de mayor es que he disfrutado pedacitos de niñez y bondad que nunca tuve.. y sin embargo... Pero tranquila, no soy un psicopata jajajaja, tampoco un religioso que dice "buscar la paz" en iglesias o quien sabe que lugares. Digamos que simplemente disfruto lo que la vida me da y el resto lo busco yo :D

Vivir el infierno en vida no se lo deseo a nadie (a mis enemigos si, a ver si es que lo aguantan), pero te deja cosas como honestidad, respeto, además de otros valores, y una fuerza mental como no tienes idea.

Que he sido mal hijo, si, a veces; motivado a las situaciones que se presenten. Que seré mal padre?, jamaz. Me encargaré de no repetir cosas que no se desean a los decendientes. Si la vida te juega... juegale tu tambien!

Un poquito más y vas a pensar que me escapé del Diario de Patricia o de algun show parecido... jajajaja

Besitos Mariale :D

Nigger dijo...

si Maturín es la raíz de tus males ¿que necesitas para salirte de ahi?

Janecita. dijo...

Definitivamente, NO BASTA!

Abrazos, Mariale.

(Y ojalá tu computadora no entre en el estado de salud en el que estuvo hace unos meses).

Euchy dijo...

Yo iba a comentar más o menos en la misma tónica que Nany.
Chama... y lo arrecho que es criar a un hijo. Esa etapa de la infancia adolescencia es crucial... crucial.

Un beso grande, y un abrazo más fuerte hoy q de costumbre.


Mariángel dijo...

Sirvió el taller que hiciste en su momento???

Gracias que tus motivos para ir a ese taller no fué por lo de tus otros compañeros, porque sino tus escritos serían otros.

Maie dijo...

Ahhh la adolescencia...que epoca tan horrible... honestamente... para mi fue un periodo que quisiera borrar del mapa...ese odio que uno siente hacia todo y todos...tampoco fui del tipo dificil o mejor dicho autodestructuiva, pero si detestaba que me hablaran y llegar a mi casa era un martirio...sin hablar de esa necesidad de llamar la atencion y esa senscion de ser lo mas feo sobre la faz de la tierra.
De hecho mas que mis inquietudes de ser madre de un bebe o una nina, lo que mas me da miedo de la paternidad es llegar a la adolescencia de mis hijos y no saber manejarla... porque como en tus ejercicios con el psicologo la realidad es dura y a esa edad no todo el mundo esta conciente de ello... si no preguntale a los adolescentes que recientemente mataron a una bebita de 8 meses que estaba en brazos de su madre pro andar lanzando piedras al vacio o a los que hace una semana provocaron un incendio en un centron deportivo aca en Bruselas que mato a dos bomberos e hirio gravemente a otro... adolescentes irresponsables que se creen invencibles...y les toco afrontar la triste realidad de homicidio accidentales pero homicidio al fin pero asi es esa etapa... la detesto y le tengo mucho miedo...

* M a r u dijo...

Que post tan tu... autentico y revelador. Un besito

Mariale divagando dijo...

Nany,
pues sí, el comportamiento de los chamos se debe siempre al aquello que reciben...

Nick,
si me pongo a contar cuántas letras de Franco me han marcado, no terminamos este año...

Bluesoul,
sí, supe que la otra cuenta era tuya porque entré a ver el perfil. Don't worry!

Ale,
dice un amigo que lo único bueno de la adolescencia es que dura pocos años.

Mariale divagando dijo...

Señor Tazio,
cómo me le va?

Lo de la consulta, me lo debes!

Yo tampoco tuve infancia, la ingenuidad me duró poco. Pero no puedo decir que maduré rápido, porque ese verbo "madurar" me da como caspa...

No me asusta que puedas ser un psicópata, quien me conoce bien sabe que yo también tendría altas probabilidades de serlo y me controlo y lo uso a mi favor. Así que no dudo que alguien inteligente como tú pueda hacer lo mismo.

Totalmente de acuerdo con esas cosas positivas que te deja el infierno! Pero eso depende de lo que mencioné arriba, de la propia inteligencia. Porque te aseguro que son muchos los que de adultos no sirven para un coño y se justifican diciendo que tuvieron una infancia dura.

Yo sí creo que vas a ser buen papá :-)

Mariale divagando dijo...

Nigger,
en eso estoy...

Janecita,
creo que la pc seguirá en observación, pero hasta ahora está resistiendo.

Euchita,
de esto hablamos bastante, no?
Vos sabéis...

Mariangel,
sí, sirvieron. No para "reforzar mi autoestima" (que era uno de los objetivos planteados), porque es siempre ha estado bien fuerte!
Sino más bien me sirvió para aprender a manejar conceptos que no sabía como usar y aplicar en mi día a día.
Como dije fue muy enriquecedor.

Mariale divagando dijo...

Maie,
siendo hija única, me imagino cómo habrá sido...

En mi caso, no había tal necesidad de llamar la atención. Yo entendí muy temprano que el tipo de atención que quería, no me la iban a dar! Así que más bien trataba de no llamar mucho la atención, porque cuando me volteaban a mirar y se acordaban de hablarme, era para joderme la paciencia.

Lo de la sensación de fealdad tampoco la tuve en la adolescencia sino antes, digamos que en la pubertad. Porque con el desarrollo me hinché muchísimo, era una vaina increíble, entonces tenía la boca y la nariz del tamaño del mundo (más grande que ahora, que ya es mucho decir), y un montón de pepas en la cara, y dolores en las piernas y la espalda por el crecimiento... Fue horrible! Pero ya en lo que se llama "adolescencia", afortunadamente eso había quedado atrás.

Esos adolescentes que ahora enfrentan cargos por homicidio, te digo sin que me quede nada por dentro que se lo merecen y si sufren, está muy bien! Porque una cosa es no haber recibido orientación y otra muy distinta ser un antisocial (OJO, no digo asocial, sino ANTISOCIAL); porque esa vaina no se trata de lo que te enseñaron en casa, sino de tener sentido común. Fíjate, todos los que hemos escrito acá que tuvimos una adolescencia difícil, lo superamos y no matamos a nadie. Así que no hay excusa!

Y amiga, es normal que te preocupes, pero créeme, yo sé que lo vas a hacer bien. Cuando Lunita tenga 13 años, lo único que tienes que hacer es recordar que tú también los tuviste, y tratar de ayudarla a transitar por esa etapa haciendo que sea lo menos dolorosa posible.

Mariale divagando dijo...

Maru,
se hace el intento :-)
Cómo sigues?

Nuvolari dijo...

Bien linda, y tu?
Claro cuando quieras jajajaja!

Caspa xq? jajajaja, tienes una manera extraña de verlo.

A mi la ingenuidad me duró un poco más, quizás por eso soy lo que soy, por la cantidad de injusticias de las que fui objeto dentro y fuera de casa. Pude haberme convertido en un asesino en serie, una especie de vengador anonimo que venda a sus victimas por kilo en algun restaurant chino, pero no. jajajaja

No creo en el horoscopo, pero dicen que los escorpianos somos vengativos por naturaleza, yo lo soy, no lo niego. Pero me quedo tranquilo en la mayoria de los casos, realmente no quiero hacerle daño a nadie por más que me jodan la paciencia.

Todas esas malas experiencias quedaron atrás, pero dejaron en mi valores que quiero transmitir a los que vendrán después de mi. No sobreproteger a los hijos pero tampoco descuidarlos, enseñarles el valor de las cosas, sentido del respeto, de la honestidad, de la sinceridad y algo que para mi es importantisimo, los buenos modales. :D

Yo naci en el infierno, cuando muera espero no ir al infierno real, porque siento que ya pagué en vida todo el mal que nunca hice y hasta por lo que otros hicieron :(

Si, concuerdo, hay adultos que escudan su mediocridad como personas en su "mala infancia o adolescencia". Entonces de ser así yo sería uno de los seres más mediocres de este país. Pienso que es una burda excusa de ese tipo de gente.

Si mi vida no fue facil en los primeros años, no tengo por qué ser un mal tipo, un imbecil y quien sabe que más cosas. Como dices tú, todo está en la inteligencia, aunque yo apenas tenga el coeficiente de un individuo promedio. jajajaja

Todo está en las ganas de vivir, de construir el mundo que se nos negó, de ser considerado con el projimo y disfrutar lo que se nos dio. Si hace poco menos de 10 años no hubiese pensado a futuro no estaría aqui hablando.

Psicologos y curiosos, vuelvan a sus jaulas, acabó el show!. jajajaja

Besitos Mariale :D

Waiting for Godot dijo...

Este post me ha impactado. Sinceramente el problema no es de los hijos, es de los padres. Al final mucha gente no se da cuenta que en la infancia radica todo y si en ella no somos felices, pues no es que sea imposible serlo de adulto, pero cuesta MUCHO más y lo veamos o no, nos arruinan la vida para siempre. Besitos Mariale, gracias por tu abrazo de Oso.

Mariale divagando dijo...

Tazio,
lo de la caspa por la palabra madurez es tan largo que lo tengo archivado como tema para post.

Comencé a leer tu comentario muy seria, pero cuando vi lo del restaurant chino, me empecé a reír.

Los curiosos no sé, pero los psicólogos tendrían mucho material interesante en tus palabras.

Un beso!

Mariale divagando dijo...

Waiting,
así es, los primeros años de vida marcan el resto.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tengo que decir que la canción es buena...pero me recuerda a cuando estoy enojado con mi padre, así es que no es de las mejores la asociación mental que hago.

Como hijo, siento que les he desilusionado de lo que ellos esperaban para mí...pero dentro de todo, al menos se alegran de que esté en un sendero más bien tranquilo.

Mi madre, cuando discutimos, siempre termina tirándome la idea de que debiera de ir al sicólogo; yo les tengo bastante reticencia...no dudo del trabajo profesional, pero quién mejor que uno mismo para saber cómo sentirse mejor en un proceso interno.

Acerca del momento en cuestión...pues que me pareció demasiado forzado. Las relaciones humanas, en todo nivel, hay que cultivarlas y esperar su tiempo dando los elementos sin que sea de golpe.

Saludos afectuosos, de corazón.