miércoles, 29 de octubre de 2008

A 14 años del nacimiento de una estrella

Si hace 14 años Jorge Valdano no hubiese tomado la decisión que tomó yo no estaría escribiendo esta entrada en esta fecha; pero probablemente ni siquiera estaría escribiendo sobre fútbol, porque tal vez -sólo tal vez- no sentiría lo que siento por el deporte rey. ¿A qué decisión me refiero? Pues a la decisión de sentar a un icono del madridismo como Emilio Butragueño para darle la oportunidad de debutar en Primera División a un chamito flaquito y con cara de bobo que por alguna razón no demasiado explicable marcaba MUCHOS goles con el filial: Raúl González Blanco.

Raúl debutó con el primer equipo el 29 de octubre de 1994, en partido por la Liga disputado en La Romareda, campo del Real Zaragoza. Aunque el resultado fue una derrota y aunque no marcó, sirvió una asistencia y tuvo un muy buen rendimiento.

El primer gol tuvo que esperar hasta su siguiente partido, también por Liga, enfrentando al Atlético de Madrid y debutando en el Santiago Bernabéu. No sólo marcó un golazo, sino que recibió un penal y dio una asistencia; es decir que tuvo un partido perfecto, recompensado por Valdano con una sustitución para que recibiera el aplauso de la grada, que estaba viendo nacer a una estrella.

Hoy, después de 14 años de fidelidad al escudo real, después de llevar la banda de capitán con toda la gallardía que ésta exige, después de ganar tantos títulos, después de romper tantos records, siento que ponerme a escribir sobre eso: sus títulos y sus records, no sería más que redundar. Prefiero escribir sobre lo que Raúl me inspira.

Como a todos los madridistas, Raúl me inspira una profunda admiración y respeto, por lo que es como futbolista, pero sobre todo por lo que es como persona, que para mí es un ejemplo!

Es un ejemplo de convicción y de trabajo duro, porque hablamos de un jugador al que -citando a Arrigo Sacchi- "Dios no le dio demasiado", un jugador que no destaca por poderío físico, ni por técnica, ni por velocidad... De modo que uno no se explica cómo ha marcado tantos goles y cómo se ha mantenido en ese nivel... Pero resulta que destaca por perseverancia, por sentido de la oportunidad, por usar a la perfección lo poco que Dios le dio!

Es un ejemplo de profesionalismo porque cuando ha estado en la cima se ha mantenido humilde y agradecido, sabiendo que si bien nadie le ha regalado lo que tiene, sí ha sido muy afortunado al recibir las oportunidades que recibió; y que cuando ha estado mal siempre ha mantenido la cabeza en alto y se ha esforzado por recuperarse. Es el que, estando lesionado, asistía a los entrenamientos y a las charlas técnicas porque su sola presencia motiva e inspira al plantel. Es el que después de no recibir más convocatorias a la Selección de la que es símbolo y máximo goleador, se acerca personalmente a felicitar a los que reciben su primer llamado. Es el hombre del que sus compañeros dicen que hace que en el campo se sienta algo especial.

Y es un ejemplo de ilusión, porque a los 17 años sonreía con los ojitos brillando cuando le hablaban de fútbol y de sus logros, y que ahora con 31 vuelve a poner la misma expresión! Es eso, la expresión de ilusión! Cuando marca un gol, cuando entrena, cuando sale a la formación, cuando lo entrevistan, cuando le da la mano al que lo viene a sustituir, siempre lleva la misma ilusión!

Detractores no le faltan y me alegra que así sea! Es imposible transitar por la gloria sin despertar envidias! Así que larga vida a los que odian a Raúl!

En cada generación el Madrid -como todos los clubes- ha contado con un jugador que destaca y que recibe en sus manos una pluma sagrada para escribir un pedacito de la historia del club, en los últimos 14 años Raúl ha tenido esa responsabilidad y la ha honrado más allá de los límites de las expectativas que de él se tenían. Y ha sido, es y seguirá siendo para mí un privilegio verlo mientras siga firmando páginas y cuando le toque entregar la pluma.





17 comentarios:

Capochoblog dijo...

Dios, cada vez que te leo algo de deportes, no dejo de pensar lo poco que se del tema :S

Ni por el flaco me siento a ver yo un cuarto de partido!

Besos y espero que el ego ya esté menos machacado :)

Euchy dijo...

¿puedes hacer uno de Maldini? andaaaa...

quiero ver qué va a venir a decir PEDRO.

Mariale divagando dijo...

Nany,
el ego está en reparación.

Euchita,
Maldini!! Si escribo sobre un futbolista italiano, SIN DUDA será sobre él.
Y Pedro... pues... Larga vida a Pedro!! :-P

Nigger dijo...

Para mí, es uno de los jugadores más contundentes que existe. Casi no toca la pelota, pero cuando lo hace, casi siempre sale en beneficio de su equipo y así puede pasar desapercibido todo un encuentro y al final definirlo a su favor.

Hasta donde tengo entendido es apenas el 3o o 4o juagdor en portar el 7. Juanito y Brutageño cumplieron con lo que se requería para ello y Raúl sin duda lo ha hecho. Fue un gran ausente en la Eurocopa para España.

Y si algún día escribes de un jugador italiano, creo que un candidato ideal sería Roberto Baggio que tuvo una carrera espectacular a pesar de fallar el penal en la final de EUA 94.

Saludos

Mariale divagando dijo...

Nigger,
Baggio: un monstruo! Un grande!
Pero mi admiración por Maldini es clase aparte!

Otto dijo...

Mariale... simplemente suscribo cada palabra que escribes. Mi admiración por Raúl como profesional es gigantesca. Como todo delantero, vive del gol y tienes sus rachas buenas y malas. Pero lo que NUNCA le falta es la actitud, el empuje y el señorío, dentro y fuera de la cancha.

Es un ejemplo a seguir por cualquier futbolista y yo diría que por cualquier deportista. Es simplemente clase aparte.

No olvides esto: algún día no muy lejano veremos un estadio o un complejo deportivo o al menos un premio con el nombre de Raúl González Blanco.

PD: Video que hecho en falta en un post como este: el del gol a Cañizares en la 8va y el que le hizo al Barcelona y mandó a callar al Camp Nou... Históricos!

La LLama Violeta dijo...

PASO DEJANDO MIS SALUDOS CARIÑOSOS Y VIOLETA...

UN ABRAZO DESEANDO Q ESTES MUY BIEN

Genín dijo...

Es que yo, como otto, no puedo mas que suscribir cada una de las palabras que dices, y no soy madridista porque no tengo mas equipo que la Selección, pero Raul es todo lo que dices y mucho mas.
Besos y salud

Mariale divagando dijo...

Ottito,
cuando el Madrid construya un nuevo estadio (pa' eso falta bastante), sin duda deberá llevar el nombre de Raúl.
De los videos, pues eso se puede arreglar!

Bexza,
saludos!

Genín,
es que quien siente amor por la Selección Española, debe guardar gratitud a Raúl.
:-)

Oswaldo Aiffil dijo...

Grande Mariale! ¿De dónde sacas tanto talento? Muy tuya ésta crónica, sentida, para nada un refrito, original, me gustó. El Madrid ha tenido grandes jugadores en su historia, recuerdo muchísimo a Fernando Hierro. Raúl es un jugador que ha sido poco reconocido, siempre las luces han ido hacia otros que al final libra por libra no le dan por los pies, a la calladita, bien por él y bien por ti Mariale! Esperaré por el de Maldini, un verdadero cirujano en la zaga, y un caballero fuera de la cancha, un digno sucesor del Marescale Franco Baresi ¿o no? Brava Mariale!

Carilisve dijo...

¡Hola!
Ciertamente, Raúl es un jugador que por fuerza de dedicación y mucho sacrificio ha logrado mantenerse en uno de los mejores (o quizá el mejor) equipos de fútbol.
Actualmente, su presencia en el equipo trasciende más allá del ámbito futbolístico. Es una referencia, es el punto focal del equipo y el soporte moral de mucho de los jugadores.
Puede pasar un partido completo luchando solo contra defensas, abriendo oportunidades para otros jugadores... eso no se percibe por TV, eso no sale en prensa.
Seguro será un icono del Madrid, por muchas décadas.

Por cierto, ¿sabías que Emilio Butragueño (otro ícono) podía hacer regates muy cortos en el área, casi imposibles para otros futbolistas, porque sus brazos son más largos de lo normal y su punto de equilibrio es diferente?

Un besote. Me voy de viaje regreso en una semana.

Fran dijo...

Ariba el Barsa !!!!

jajajaja yo soy del Barcelona !

Mariale,

Que artículo tan espectacular, en serio me has conmovido, vine en la mañana y lo leí pero quise entrar con tiempo y darte las gracias, por admirar el fútbol español con esa sensibilidad.

:P es que soy española :P

Bueno, tengo ambas nacionalidades, a los dos paises los amo por igual.

Pero independientemente de eso, hay algo en tu texto que me conmovió y con lo que me retrato:

"Y es un ejemplo de ilusión, porque a los 17 años sonreía con los ojitos brillando cuando le hablaban de fútbol y de sus logros, y que ahora con 31 vuelve a poner la misma expresión! Es eso, la expresión de ilusión! Cuando marca un gol, cuando entrena, cuando sale a la formación, cuando lo entrevistan, cuando le da la mano al que lo viene a sustituir, siempre lleva la misma ilusión!"

Eso, mi querida Mariale, aún casi llegando a los 40, esa ilusión cuando marco un gol,esas ganas de
emprender pequeñas cosas con ánimo, alegrarme por cualquier tontera.
Agradecida a mil por todas las insignificantes cosas que la vida me otorga cada día. ..... Como si todos los días fueran una víspera de navidad, espero con los brazos estirados que la vida me de todos los regalos que me quiera dar :P "

Besazo

Mariale divagando dijo...

Oswaldo,
me nombras a Hierro y me despiertas la espinita de que no se retiró en el club, siempre creo que con él las cosas se podían haber manejado de otra forma.

Tú lo has dicho, siempre las luces han ido hacia otros, pero pregúntate dónde están esos otros, quién de ellos se ha mantenido 14 años en el primer equipo, quién le ha dado al club lo que le ha dado Raúl, quién ha salido a jugar inflitrado cuando el equipo lo necesita, quién se ha sentado paciente en un clásico sin quejarse... Las luces no importan, estoy segura de que a él no le importan; le importa la gloria del dorsal que porta, la banda que ajusta en su brazo, el escudo que luce en el pecho, la grada que lo aplaude, el anillo que besa...

Y de Maldini, ya veré qué escribo, créeme que es un compromiso.

Saludos!

Mariale divagando dijo...

Carilisve,
reconozco a alguien que entiende el fútbol como yo cuando me habla de aspectos no futbolísticos.

Hay quienes pueden conocer los aspectos técnicos o la historia del deporte muchíííísimo mejor que yo, pero si no entienden que a veces el amor propio de un solo hombre puede sustentar sobre sí el hacer de todo un equipo, entonces no hablamos el mismo idioma, no sentimos lo mismo por el fútbol!

En tu caso, veo que estamos de acuerdo en que si bien las capacidades de Raúl como fútoblista están más que probadas (o acaso algún incapaz llega a ser máximo goleador de la Champions?), también está probado que lo más importante ahora es el ejemplo y el soporte que da a sus compañeros.

Buen viaje!

Mariale divagando dijo...

Fran,
existen dos clases de barcelonistas: a los que no les dirijo ni una palabra porque no la merecen y los que me hacen agradecer la existencia del eterno rival. Tú perteneces al segundo grupo. La diferencia está en la objetividad, en la capacidad de reconocer verdades sin que esto haga tambalear lo que sientes por tu club.

Por ejemplo, un barcelonista del primer grupo habría llegado a este post escribiendo pestes sobre Raúl y, sobre todo, tratando de restarle méritos. Tú, en cambio, haces algo que es bueno para el fútbol: fijas posición como seguidora del rival y luego das una opinión seria sobre lo que leíste. Eso es algo que -personalmente- siempre agradezco.

Y sobre la ilusión que mantienes, te recomiendo que NUNCA la pierdas! Te aseguro que esa ilusión hace que tu vida sea mejor y te hace a ti mejor persona.

Saludos!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Involuntariamente, fui testigo por televisión de este momento glorioso del madridismo...claro, porque en esa época estaba Iván Zamorano en el Real Madrid cuajando la que sería su mejor temporada en canchas europeas.

Me sorprendió en su momento que relegaran al legendario Buitre...pero él supo tomársela muy bien, con esa caballerosidad e hidalguía que lo caracterizan. Qué mejor forma de reemplazar a un ícono con otro.

Raúl es alguien que sabe aprovechar sus virtudes normales para hacerlas extraordinarias. Y aunque la Furia le ha dado la espalda, él está agradecido de los tiempos felices que pasó con la Selección y festejó la Eurocopa como un hincha más.

Ya que te hacen peticiones para que escribas de jugadores...si alguna vez un chileno te ha fascinado en el campo de juego, te pediría lo hicieses notar. Saludos afectuosos, de corazón.

Mariale divagando dijo...

Luis Alejandro,
el jugador chileno que más me ha gustado ha sido precisamente Zamorano.