domingo, 12 de octubre de 2008

Buscando una cosa y encontrando otras

Ayer andaba con el bobo subido, desde que me desperté en la mañana no hice más que pensar tonterías.

Para ver si me distraía un poco, me puse a ayudar a mi madre a buscar su partida de nacimiento. No sé cuántas gavetas, cajas y carpetas revisamos, deben haber sido muchas porque mi garganta amaneció hoy quejándose por la cantidad de polvo que respiré.

En esas cajas encontré de todo! Por ejemplo, encontré unos muñequitos de Rugrats que volví a armar y ahora los tengo aquí en la mesa de la compu. También encontré MUCHAS fotos de cuando era niña, que si no fuera tan floja, las pondría en el embobador pa' que se rían de cuando era calva; y otras de parientes y amistades que pagarían todo lo que tienen para asegurarse de que nunca saldrán a la luz pública. Ahí mezcladas con recuerdos de mis cumpleaños, estaban algunas fotos de las perritas que mi viejo se tiraba cuando vivía en Aribí grandes amigas de mi viejo en Aribí, muchachas decentísimas todas.

También me encontré una cajita con recuerdos de esos "tontos", avioncitos de papel hechos durante alguna clase aburrida, tarjetas de cumpleaños, cartas de los panas... Y en lugar de seguir buscando la partida de nacimiento, me senté a leer papelito por papelito y a RECORDAR a esa gente con la que ya no tengo -ni me interesa tener- contacto pero que en su momento fue importante. He de confesar que fue muy bonito, sobre todo porque me conectó con lo que yo era y pensaba y sentía en ese entonces.

Ya al final, en el fondo de la caja, encontré algo que me puso muy triste: cartas y tarjetas de una gran amiga; o mejor dicho, de alguien que supo ser para mí una gran amiga y con quien yo me porté como la propia lacra. Y fui leyendo una a una con un nudo en la garganta, pensando si estará bien, si habrá aprendido a cuidarse o seguirá igual de indefensa que cundo tenía 20 años y escrbía aquellas cartas...

Anoche me fui a dormir pensando en la razón por la que esas personas que de verdad quise se me fueron esfumando de un día para otro y la razón por la que normalmente no las extraño sino cuando me encuentro cosas como las que están en la cajita. Me acosté pensando que todo tiene un precio!

Hay quienes viven una vida happy, creyendo que todo el mundo tiene buenas intenciones, creyendo que todos son sus grandes amigos; y claro, el precio que pagan es ir por ahí dándose un coñazo tras otro. Pero yo, que vivo una vida segura, que no le doy a todo el mundo la posibilidad de acercarse tanto como para herirme, pago el precio de no llegar a saber cómo es esa vivda happy, tipo Hello Kitty's Paradise, donde todo es color de rosa.

Y no me arrepiento, pongo ambas cosas en una balanza y sé que no tengo el menor deseo de cambiar, porque lo que tengo pesa más. Pero no puedo dejar de pensar que si hay tanta gente a la que le gusta vivir en ese mundo de fantasía llevando coñazos, es porque ALGO de bueno debe tener.

20 comentarios:

Nigger dijo...

Orale, hoy sí posteaste temprano... (o más bien yo ando "en vivo" todavía y por eso eso te leo tan temprano).

Yo para evitar voltear atrás y recordar el pasado, casi no conservo cartas o mensajes e incluso documento escolares (sólo los que tienen validez oficial) y de todas mis cosas, creo que apenas llenaría media caja...

Saludos domingueros e intercontinentales.

Euchy dijo...

Mari.. es cuestión de actitud. Esa vida pinky, para algunos, encierra un cuidado también.
Claro que se da uno coñazos, pero como dicen por ahi, nadie te quita lo bailao! y viviste! sentiste! etc..

En fin, asi como eres yo te quiero mucho :)

Euchy dijo...

claro que entristece... te entiendo.

Pero te levantas y sigues ♥

* M a r u dijo...

Mariale,
A veces he estado de un lado y otras veces del otro. Aunque yo sí tengo cosas guardadas (un garaje de 40m2 lo confirma, jajaja) lo importante es que consigas como hacer para que te haga daño quien realmente valga la pena... aunque siendo sincera, en toda mi vida sólo como dos personas han valido la pena... jeejejej

Besitos y feliz domingo

Pedro dijo...

"Pero no puedo dejar de pensar que si hay tanta gente a la que le gusta vivir en ese mundo de fantasía llevando coñazos, es porque ALGO de bueno debe tener"

Y la gente que vive ese tipo de vida distinto al tuyo también se preguntará porque otros viven de otra manera, y pensaran que si tantos otros lo hacen es porque ALGO bueno debe tener. Hay cosas que no son instrinsicamente buenas o malas, se trata sencillamente de si son buenas para TI. Lo que es bueno para otro no tiene porque ser bueno para ti, y viceversa

nuvolari dijo...

Te entiendo, tampoco puedo vivir de fantasias. Son pocas en las personas en las que creo y cuya amistad tiene valor. Mejor pocos y buenos amigos que muchos y falsos.

No me reiria de ti, al menos tu no te has reido de mi foto de bebé en el embobador. :D

Besos Mariale :D

Pablo J dijo...

Yo tengo mi "cajita de los recuerdos" donde he guardado muchas de esas tonterías que en su momento significaron algo. Nunca las boto ni aunque haya quedado de malas con la persona que me las dio. Tu sabes que yo no quedo de malas con casi nadie, ellos quedan de malas conmigo. Pero es así, en cuanto me la tropiezo me doy cuenta de lo eficiente de mi memoria, de esas cosas que pensé olvidadas pero no... y de todo eso que alguna vez sentí y que por mi bien es mejor no repetir.

Opino que todas esas cosas me han ayudado a ser quien soy, para bien o para mal, pero es así. Saludos Mariale... estamos en contacto.

Que tengas un buen día ;)

P.D.: No sabía que te gustaran los rugrats... jajaja

Genín dijo...

Lo malo es que te den coñazos gente que pensabas que eran de pinga y cuando recibes los coñazos descubres que no lo eran tanto...
Mira que guardar todavía todas esas cositas... jajajaja
Besos y salud

Maie dijo...

A ver, en ambos lados de la vida siempre es bueno sacar su concha de morrocoy para que los conazos (que son inevitables) al menos duelan menos...
Dale deja la flojera que ahora me dio curiosidad ver a la Mariale calva jajajaja... como la Lunita? mira que esa te hace la competencia con su calvicie jajaja... el fin de semana le encaramamos por fin un ganchito en el pelo(fotos to come)... y ella coquetisima se toca su ganchito y cuando se le cae ( o sea 2 minutos mas tarde porque esos cuatro pelos no aguantan mas) o lo ve por ahi pagando te pide que se lo pongas de nuevo...

Maie dijo...

Por cierto, Los Rugrats, los amo con locura... son by far mis comiquitas favoritas jajaja... aqui no existen Los Rugrats, nada de Cadddlitos, Tommy, Angelica... nada de Rugrats :o(

Waiting for Godot dijo...

Hola Mariale! he estado medio perdida del mundo bloggero pero que sepas que siempre te tengo presente. Besitos para ti. Ya mismitico Vuelvo :)

Euchy dijo...

Tengo que decir que me maté de risa con lo de las perritas JAJAJAJAJAJAAJAJAJJAJAJAJAJAJA

jose montalvo dijo...

Con el paso de los años he aprendido que no hay amistad que sobreviva cuando los intereses están en juego.
Por cierto, me encanta tu blog. Denotas ser una persona muy inteligente (lo cual, en la Venezuela de hoy, hay que encontrar con lupa).
Un abrazo

Mariale divagando dijo...

Nigger,
creo que fue lo segundo, porque más bien publiqué un poquitín más tarde de lo acostumbrado.

Euchy,
la cosa es que cuidándose también se "baila" y nadie te lo quita tampoco! También vives, también sientes...

Maru,
ése es el punto, son tan pocos los seres que valen la pena.

Pedro,
qué sabio te me has vuelto!
;-)

Tazio,
no me río porque es una foto muy tierna.

Pablo,
recuerda que no tuve infancia, así que después de vieja me empezaron a gustar Snoopy, las Chicas Superpoderosas, Rugrats, Garfield...
:-P

Mariale divagando dijo...

Genín,
sí, guardo todo eso y guardaría muchas cosas más si no las hubiera perdido por causas ajenas a mi voluntad.
Imagínate que en la cajita está un papelito que era un intento de tarjeta que hizo una compañera de clases en 6to grado, era el 14 de febrero y nos llevó una igual a cada una de las 42 alumnas del salón, junto con una chupeta.
Recuerdo que era un niña tierna, tímida, medio brutica también, pa' qué negarlo... Y resulta que la encontré por el embobador hace poco y ahora es la propia víbora!

Maie,
un día de estos pongo las fotos.
Me da risa lo del ganchito de Luna, me recuerda que como yo era totalmente calva, la desnaturalizada que me trajo al mundo me pegaba los lacitos con cinta adhesiva.

Wait,
don't worry! Yo ando igual!

Euchy,
cuáles perritas???
Son muchachas decentísimas todas!!
He dicho!!

José Montalvo,
gracias!

ernesto ruiz (the g devil inc) dijo...

Sip, todo tiene un precio, que a veces no sabemos cual es cuando hacemos lo que hacemos...
si, la vida te enseña que luego de cada acción hay una reacción, puede ser ya, o mañana, o en años, pero de que viene viene...
Y bueno los seres humanos tenemos esa maldita mala costumbre de joder bien jodidos a las personas que nos quieren, Ley de Murphy, pero bueno a usar mas la cabeza...
Saludos me ha gustado mucho el post

Anónimo dijo...

Yo, acabo de darme cuenta que no pienso si la gente es buena o mala, creo q no tengo espectativas pero realmente si las tuviera, me inclino por creer q todos son buenos y buenas, no importa los coñazos q me de.Estoy consciente de la inexistencia de espacios seguros, no existen salvo en mi mente, pero está bien si ud piensa de modo contrario, es demasiado estresante mantenerme aislada previendo un mal futuro que me impida conocer a alguien delicioso, aun que sea un patán luego o una patana, si estoy despierta eso no debería pasar....
Jajaja, las perritas...jajaja espero haya ud considerado la responsabilidad de su progenitor en el caso de las perritas de Aribí.
lodariatodo

Maie dijo...

Uy no yo me rehuso a pegarselos con cinta adhesiva y no que no me lo haya sugerido ya un monton de gente pero me parece el colmo pegarle los lazos... ya le crecera!

nuvolari dijo...

Yo se Mariale, yo se; es que... soy* un bebé muy bello... :D

Besitos :D

*en la foto de hace 24 años y de vaina!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Duda inicial...¿es necesario tener la partida original de nacimiento? Porque, al menos por acá, se pueden expedir certificados con igual validez (y hasta por Internet).

En fin...cuando me puse a ordenar parte de mis gavetas hace un par de meses pude desechar algunas cosas y guardar otras; y por ahí tenía una especie de crítica televisiva que había realizado hace unos doce años en el colegio...encontrarla me da gusto, porque parece que el talento no se ha ido.

Las cartas de los panas jamás son recuerdos tontos...recuerdo haber leído como consejo que hay que conservar las cartas de amor viejas y tirar a la basura los estados de cuenta viejos.

Sabido es que el pasado no vuelve...pero creo que tener claro el hecho de que te portaste mal con esa persona es el primer paso para, si te animas, saber cómo está (si es que está en el embobador, claro).

Y en cuanto a tus reflexiones finales...cierto que nos damos coñazos de cuando en cuando los que somos más confiados y positivistas pero, en el balance, je ne regrette rien. Tampoco puedo pretender, eso sí, que todos vean la vida de esa forma...cada quien hereda una historia.

Saludos afectuosos, de corazón.