viernes, 19 de diciembre de 2008

Hoy, cuando me acababa de levantar...

me recibió esta belleza de titular...

10 comentarios:

Pedro dijo...

Como fanático del Manchester, quería que nos tocara el Madrid (hay asuntos pendientes con ese equipo jajaja), y nos tocó el Inter... Será interesante ir de nuevo contra Mourinho, pero no me cae nada bien tener que jugar contra Ibrahmovich.

El Liverpool está jugando muy bien, y son uno trabuco en Champions, pero al Madrid le pudo tocar peor (Manchester, o Barcelona)

Mariale divagando dijo...

Pedro, realmente habría sido peor cruzar con el Manchester. Pero con el Barça no era posible, recuerda que el sorteo de octavos está hecho para no emparejar dos equipos del mismo país.

Nigger dijo...

A nosotros no nos tocó tan fácil contra el Chelsea... a ver cómo nos va y a lo mejor otra vez nos topamos a los merengues en cuartos... por enésima vez.

Saludos

Genín dijo...

Lo están pasando mal, y si un milagro no lo remedia lo van a pasar peor.
Besos y salud

Fran dijo...

Añañañañai.....

Azul... dijo...

Por eso yo soy de los Leones del Caracas xD (soy mereguita, o sea, del Real Madrid "manquepongalatorta")

Un besote!!!

EUCHY dijo...

Me acordé de ti en el Bernabeu.. ♥ :P

MANUEL ANGEL ARRIAS dijo...

Pues, si el objetivo es el título, y para eso debemos ganarles a todos, que importa el que se nos pare en el camino, solo hay que ir y ganar. Si perdemos, eso quiere decir que el título no estaba para nosotros, por falta platilla, por falta unión en el equipo, por falta de inspiración, anyway...

No entiendo cuál es el rollo. RD sigue siendo el equipo de siglo...

alida dijo...

Mariale, el Real Madrid lo tiene un poco complicado


Te deseo una feliz Navidad y un bellísimo 2009




PD/ Menos mal que ya queda pocos días del mes de diciembre ufffsss

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tiene sentido el titular...¿pero eso de calificarlo de "belleza" fue en un sentido irónico o qué? Porque de los españoles, claro, el Madrid es el que salió más perjudicado...pero no quisiera estar en medio de ninguno de esos duelos ítalo-ingleses que se dieron.

Saludos afectuosos, de corazón.