martes, 2 de diciembre de 2008

La estupidez manchando el fútbol

Tan pronto me senté aquí esta mañana, entré a leer los titulares de prensa que me llegan por suscripción vía email. Como siempre, todos hablan de problemas, de las lluvias, de la basura, del Cabildo Metropolitano, de los muertos en Bombay... Por lo general leo ese tipo de noticias y luego me voy a los deportes, las únicas noticias que leo sabiendo que puedo llegar a encontrar cosas que me alegre saber.

Pero hoy encontré algo que, lejos de alegrarme, me hizo sentir esa ya habitual vergüenza de pertenecer a la especie humana: en una entrevista el futbolista Cristian Chivu relataba lo duro que es para un rumano jugar en Italia, dado el elevado nivel de racismo.

El racismo, la xenofobia, la discriminación por cuaquier característica de la que un ser humano no ha sido responsable, siempre me han parecido manifestaciones de estupidez y me avergüenza que esos estúpidos pertenezcan a la misma clasificación biológica que yo.
Mirando bien al individuo de la foto, se puede decir que en Venezuela (o en cualquier país donde también haya estúpidos) no sería objeto de discriminación, dado que no es negrito, no tiene los ojos rasgados, no lleva barba y turbante... Pero resulta que en Italia lo desprecian por ser rumano!

Según dice, en el estadio le toca soportar todo tipo de insultos desde la grada, tanto de los seguidores del rival como de los propios, cosa que me parece una total bajeza! Porque si algo admiro del aficionado europeo es que vive el fútbol como algo fundamental en su día a día y que su amor por su club es comparable a su amor por la propia familia, el aficionado europeo es capaz de dar la vida por su club; entonces no se explica cómo es que llega a mostrar una actitud hostil hacia un jugador que -sea de la nacionalidad que sea- viene a enfundarse la camiseta y a darlo todo por ese club y que, además, hace su trabajo impecablemente. Y no sé cómo estén las cosas entre Roma y Bucarest, porque de política ustedes saben que sé poco, pero por muy mal que puedan estar, el césped es sagrado, la política y los vicios sociales no tienen cabida!

Así como Chivu dice que no es justo catalogar a todos los rumanos como delincuentes sólo porque hay algunas manzanas podridas, yo no cometeré el error de catalogar a todos los italianos como racistas o xenófobos. Pero sí me atrevo a decir que algo tiene que andar muy mal, como sociedad, si se están preocupando por la "invasión de gitanos" en lugar de preocuparse por abrir un poquito la mente para no seguir hundiéndose en su propia estupidez!

13 comentarios:

Pablo J dijo...

Esa no me la sabía... sabes lo poco que sé de fútbol. Pero es algo bastante estúpido...

Lo que siempre te digo, eso demuestra el nivel de esa gente, sin generalizar porque seguramente no son todos, pero al menos los suficientes como para que lo note desde el césped de juego... es triste, no tanto por él porque si es inteligente sabrá hacer caso omiso de eso. Sino por el deporte y por el pueblo italiano, al igual que cualquier otra parte donde manifiesten semejante estupidez.

Saludos...

ernesto (the g devil and the damage inc) dijo...

Joder eso es lo unico que no me gusta de Europa, que todavia haya gente tan idiota que se crea que solo por una raza o una nacionalidad se crea superior a otas personas... en general es una mierda, si me perdonan la expresion...
igual ni modo tal vez algun dia la gente bruta evoluciones a algo decente, mira que hya toda clase de prejuicios aqui
Saludos

Bluesoul dijo...

parece mentira que en pleno siglo XXI exista racismo...que asco

* M a r u dijo...

Ay Mariale, y no solo en Europa... Aqui, en pleno Miami, en la supuesta capital pantanosa de Latinoamerica, yo soy rechazada por el Miami Anglo, porque soy Latina, por el Miami Latino porque soy preparada y trabajo en mi profesion de origen y por los propios Venezolanos porque no me comporto como ellos... entonces??? Hace tres minutos estaba hablando de esto en mi oficina... Coincido con todos los comentarios de Pablo, Ernesto y Bluesoul... que falta de madurez de especie!...

Nigger dijo...

Pues sí, el racismo existe en todos lados... lo raro sería encontrar un país o lugar donde no lo hubiera. Bien lo decía Newton "puedo predecir el comprotamiento de los astros y planetas, pero no puedo predecir la estupidez humana".

La estupidez humana es universal.

Saludos.

Rafael Valladares de la Santa Cruz dijo...

Viví en Europa durante tres años y les puedo decir que el racismo se siente, pero pónganse a pensar en algo: imagínense que les viene un chico con cara de indígena, diciendo que es peruano y que trabaja en Makro mientras estudia.
Les aseguro que mucha pero que muchísima gente en Caracas no se involucraría con él, por más que en realidad en Perú haya estudiado en uno de los mejores colegios y hasta toque el chelo.
El racismo es un mal universalmente distribuído.
Saludos

Cho dijo...

Bueno, creo que fue Sole quien contó en algunos de sus posts como le ha tocado vivir algunas estupideces racistas en Italia por ser latinoamericana. No se puede generalizar... en todas las sociedades hay estos problemas

Genín dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo, lo sabes.
Voy a ser mensajero ¿O.K?
En Europa los rumanos tienen muy mala imagen porque a pesar de que hay de todo como es lógico, invadieron Europa unas gentes que parecían salidas de las cloacas, y los mismos rumanos "bien" los discriminan y desprecian, y claro, por injusta extensión....
Esto a modo de información y anécdota, que ya se que no justifica nada.
Besos y salud

Carilisve dijo...

Bueno...
Sería muy interesante que alguien recapitulara las historias de Etoo, Thierry Henry, Patrick Vieira, Makelele, el egipcio Mido, etc.
Pero no es necesario viajar a Europa, sino pregúntenle al brasileño Baiano cómo le fue en el Boca Juniors.

El fútbol no es sino una extensión de la sociedad.

Besos

Mariale divagando dijo...

Pablo,
historias de discriminación en el fútbol... hay como pa' escribir un libro! Un día de estos te echo los cuentos.

Ernesto,
créeme, no es sólo en Europa.
Yo lo veo a diario aquí mismito.

Bluesoul,
y seguirá existiendo...

Maru,
sí, la verdad es que allá en el melting pot, la cosa es peliaguda!

Nigger,
la estupidez humana es universal. Gran verdad!!

Mariale divagando dijo...

Rafael,
bienvenido!
Ese caraqueño que no quiere mezclarse con el peruano es un imbécil!
Si viene alguien de cualquier país y me dice que rechaza a una persona porque proviene de un lugar específico o tiene rasgos físicos específicos (sean indígenas o escandinavos), igual quedará etiquetado como imbécil!!
Para mí importa que el peruano que trabaja en Makro (o el cajero del banco, o el abogado que maneja mis asuntos, o el odontólogo que me atiende) sea decente y educado; si es así, tendrá todo mi respeto y consideración. De lo contrario, habrá que tratarlo de lejitos.

Cho,
sí, recuerdo los cuentos de Sol y de Dabart.

Genín,
yo sé que con esto del ingreso de Rumania a la UE, fue mucha la escoria de ese país que se regó por España, Italia, entre otros. Y entiendo que haya gente que les teme.
Lo que no entiendo es por qué hay que meterlos a todos en un solo saco, por qué hay que dedicarse a hacerle la vida imposible a alguien que no vino a robar ni a matar gente, sino a trabajar en un espectáculo de clase mundial como el fútbol...

Carilisve,
así es! Problemas por el color y por la nacionalidad; porque he de decir también que en Brasil tampoco quieren mucho a los jugadores argentinos, no sé si recuerdes los inicios de Mascherano en el Corinthians...

Salva dijo...

El caso de los rumanos en Italia es algo delicado, pude apreciarlo cuando estuve en Roma sobre todo. El país se ha visto bajo una "invasión" (por decirlo de alguna manera) de rumanos que salen de su país buscando una mejor vida, pero no de la manera adecuada. Claro, el problema es que se está generalizando y todo rumano es tomado como un delincuente.

Es en realidad lamentable. Al norte de Italia con los rumanos, al sur con los africanos.

Eto'o una vez contaba en ESPN que en una joyería en París no quisieron venderle por el hecho de ser negro, y en muchas ocasiones en España fue pitado. Es difícil de creer que sucedan cosas así todavía.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me toca el tema, no me enorgullece decirlo, por algo que pasó en Chile hace muy poco. Hace unos ocho días fue la primera Semifinal del Clausura entre los equipos de Rangers y Palestino...y al jugador Roberto Bishara (quien, además, es capitán de la Selección Palestina de Fútbol) lo taparon a gritos de "terrorista".

Y veo lo que comentas acerca de Chivu y no puedo evitar relacionarlo con la razzia legal que Berlusconi pretende llevar a cabo en Italia...de lo cual, algunos han prendido como pasto seco y rechazan a todos los extranjeros a punta de agravios.

Bueno...por culpa de ellos, Italia tiene el gobierno que se merece: el de un neo-facista. Saludos afectuosos, de corazón.