sábado, 31 de enero de 2009

Una loca histérica me ha visitado

Puedo jurar sobre el Pequeño Larousse Ilustrado (sobre la Biblia no, porque ésta no tiene el menor valor para mí) que no guardo sentimientos negativos hacia los homosexuales por el mero hecho de ser homosexuales. Sostengo que cada persona puede y debe vivir la vida que le satisfaga, compatiéndola con la(s) persona(s) que le agrade(n), haciendo lo que quiera hacer; y si no se meten con los demás, los demás no se deben meter con ellos. Punto!

Pero a quienes sí les tengo una arrechera profunda es a las locas! Las locas, esos seres que hacen que hasta los demás homosexuales se avergüencen de ellos.

Por ejemplo, en la universidad me dieron clase algunos homosexuales (todos aún dentro del clóset) y una loca, un tipejo que ni hablar sabe, que se deshacía en halagos hacia los alumnos (hombres) que le aceptaban sus mariconerías y que trababa medio mal a los que le ponían límites, pero sobre todo, trataba MUY MAL a las mujeres; supongo que el sólo vernos aviva su inconformidad pues no se explica por qué tiene que tener algo que no quiere colgando entre las piernas, por qué le sale barba, por qué le pusieron nombre de varón; una cuestión de envidia hacia quienes nacimos siendo lo que él quisiera ser.

Así como la ojeriza hacia las mujeres es una de las características de las locas, otra aun más evidente es la histeria, esa excitación de los nervios que no pueden controlar y que expresan de formas tan ridículas como imprevisibles. Las locas con frecuencia se ofenden o se molestan por las cosas más estúpidas, si alguien hace algún comentario sobre cualquier cosa que NADA tenga que ver con las locas, SIEMPRE habrá una loca que salga a defenderse del oprobio del que -en sus conceptos- ha sido objeto. Y su "defensa" no consistirá en argumentar lógicamente y explicar que el otro NO tiene la razón; consistirá básicamente en atacar de alguna manera a la otra persona.

Anoche este blog fue visitado por una loca anónima que comentó en el post sobre James Van Der Beek. Aquí les copio el comentario: "EL ESTA EN LA LISTA DE LOS 50 HOMBRES MAS GUAPOS DEL MUNDO SEGUN LA REVISTA PEOPLE.. TIENE UNA MIRADA MUY DULCE, ADEMAS DE SUS LINDAS CEJAS....ES PERFECTO!!! Y SI LES GUSTBA MAS PACEY CREO QUE POR ESO LES TRATAN TAN MAL A LAS MUJERES POR ESCOGER A UN HOMBRE COMO PACEY QUE ERA BURDO Y GROSERO...".

Ese comentario, leído por alguien observador, que se fije en los detalles, no deja la menor duda de que fue escrito por una loca. Les menciono los detalles que yo veo:
- Dice "por eso LES tratan tan mal a las mujeres": Ya deja claro que NO es mujer.
- Comenta sobre la mirada dulce y las lindas cejas del tipo: Ya deja claro que le gustan los hombres.
- Cita la revista People: Pregunto, ¿conocen a algún hombre heterosexual capaz de tomar por irrefutablemente cierto algún postulado por el solo hecho de haber salido en la revista People?
Además de esto, hay una característica fija de las locas aparte de las dos que especifiqué arriba: la inseguridad. Esta loca siente que su opinión por sí sola no vale, así que para darle validez se apoya en el listado de los "50 hombres más guapos", listado éste que cambia anualmente para incluir a cualquiera que haya recibido la atención de los medios durante el año.
- Defiende a SU favorito (el cejón en cuestión) descalificando al que Yei y yo dijimos que nos gustaba: No hace falta ser asiduo lector de este blog para saber que todos los posts sobre los cejones se tratan simplemente de atributos físicos de ejemplar de turno; si NO se menciona el talento ni la calidad humana DEL ACTOR, mucho menos se trata del carácter de algún personaje que haya interpretado! Pero la loca no entendió esto y tuvo que cerrar su brillante comentario refiriéndose al otro personaje como "burdo y grosero".

Ya alguna vez había recibido comentarios estúpidos sobre los cejones, por ejemplo en el post sobre Manuel Sosa, pero ésos eran comentarios de niñitas mononeurónicas cuasi analfabetas que probablemente cuentan las horas para ver su capítulo de Somos tú y yo. En cambio éste es de un adulto, debería -en teoría- estar mejor fundamentado.

Tal vez la loca no sea tan bruta como las niñitas, tal vez en otro momento y bajo otras circunstancias podría con esfuerzo ser capaz de razonar, pero por esta vez su odio por las mujeres, su inseguridad y su histeria, se lo impidieron!

viernes, 30 de enero de 2009

Sólo Dulzura y Calidez

¿Recuerdan que en este post me preguntaba por qué razones las características de una marca de papel higiénico debían ser "Dulzura, Energía y Calizdez"?

Pues en es estos días encontré un paquete en un anaquel y al parecer la marca tiene razones para ya no ofrecer ortos energizados, sólo dulces y calientitos...


ACTUALIZACIÓN:

Se me olvidaba mencionar que el aroma sigue siendo antialérgico...
¿?

jueves, 29 de enero de 2009

De cómo pasar una tarde en un banco puede ser muy divertido...

Hacer cola en un banco para operaciones de taquilla es un fastidio, pero a mí me resulta más soportable que la cola de "atención al cliente": porque cualquier persona que esté allí sabe que va a esperar horas para sentarse frente a ---> Opción 1: algún mononeurónico que no llega a comprender el problema que se le está planteado; Opción 2: con suerte, alguno que sí entienda, pero que atienda con el mayor desdén. De verdad, es horrible.

Bien, esa horrible espera le tocaba ayer a Pablo, dado que su banco tuvo la gentileza de bloquear su tarjeta Maestro sin motivo aparente; y, como cosa rara en nosotros, fuimos juntos al banco. La ladilla no fue tan grande porque pudimos reírnos un rato después de ver a una promotora y recordar que hace tieeeeempo la escuchamos decir que a veces el banco se ahorra el derecho a rechazar una solicitud de tarjeta de crédito sin dar más explicaciones. Sí! Como leen, el banco no se reserva el derecho, sino que se lo ahorra... En fin, recordar eso nos hizo pasar unos minutos más o menos divertidos.

Pero esa diversión tonta no podía ser de duración eterna, verdad? Unos momentos después ya estábamos tan pero tan aburridos otra vez, que nos dio por reírnos de un cartelito que hay sobre la fotocopiadora y que dice justamente "fotocopiadora", lo que nos preguntábamos era para qué hacía falta identificarla, acaso el personal del banco sería capaz de creer que se trataba del botellón de agua o de un sofá o de un ornitorrinco???

Tal era la ladilla, que hasta le tomamos una foto. Y eso, la foto de un par de ladillados, fue lo que desencadenó la verdadera diversión del resto de la tarde!
Recuerdan que el año pasado escribí una serie Sobre los vigilantes (I, II y III)? Bueno, a esos gallardos agentes uniformados le debo el haber amenizado la espera.

Un par de minutos después de capturar la imagen que ven arriba, pasó frente a nosotros un tipito de aspecto tan pero tan feo que, si no hubiera tenido el uniforme de vigilante del banco, habría pensado "Coño! Nos van a atracar"; estoy casi segura de que se llama Kendry, de hecho, me parece bien llamarlo así de ahora en adelante! Kendry llevaba las manos en los bolsillos, nos miró de soslayo y sin detenerse sostuvo con nosotros este breve diálogo:
- Kendry (con voz de Terminator): Chamo, sabe no puede hacé eso que hicite orita!
- Nosotros al unísono: ¿Por qué?
- Kendry: No puede etá tomando foto así pa' la caja!
- Yo (antes de que terminara de pronunciar su última sílaba): Eso no es una caja.
- Kendry (rapidito, huyendo por la derecha al darse cuenta de que su única neurona ya estaba muy agotada con la respuesta anterior): No puede tomá foto, amol!

Veinte segundos después de la huida de Kendry, llegó otro agente de seguridad no tan feo a repetir "No pueden tomar fotos" (éste sí lo dijo bien). Volvimos a preguntar "¿Por qué?" y éste tampoco supo responder, escapó por donde vino, aun más veloz que Kendry!

Debo confesar que me sentí un poco decepcionada al ver que se fueron rápido y no me dieron la oportunidad de seguir preguntando "¿Por qué?" y divirtiéndome con sus peregrinas respuestas; pero agradecí los instantes de emoción que, además, sirvieron para reírme un poquito con Pablo. Debo confesar también que me habría gustado seguir tomando fotos nada más por ver qué me iban a decir, porque ustedes que me conocen saben que si me hubiera dicho en otro tono que guardara la cámara yo lo habría hecho, o que si al menos con su voz de Terminator hubiera sabido responder a mi pregunta lógicamente, también; no seguí porque Pablo realmente necesitaba que le resolvieran lo de la tarjeta. Así que nos limitamos a reírnos.

Cuando ya pensábamos que nada divertido sucedería, alguien debe haber mandado a Kendry a sentarse en esa silla vacía que estaba frente a nosotros, no sé, tal vez para custodiar la fotocopiadora y que los dos elementos subversivos no pudieran seguir ultrajando la seguridad bancaria. Eso sí que fue divertido! Ver que cuando llegó me miró con cara de "Aquí estoy vigilándote" y que un minuto después de estar allí me esquivara la mirada, de verdad, no tiene precio! No aguantó mucho, se fue como a los 10 minutos.

Y como guinda de la torta, cuando por fin nos atendieron y ya nos íbamos, Kendry caminó rapidito hacia la puerta para estar afuera cuando nosotros saliéramos. Eso me confirma que, aunque se haya ido, tuvo que seguir contemplándonos todo el tiempo!!

Estoy segura de que, si han leído hasta este punto, deben estar pensando que soy una rata, por disfrutar de la incomodidad del pobre Kendry. Y probablemente tienen razón! Pero les voy a decir lo que le dije ayer por teléfono a Rosángela: "Si algún imbécil se esfuerza en hacerme la vida cuadritos, YO le voy a hacer la vida cuadritos sin que me cueste el menor esfuerzo!".

Y más aun si se trata de los gallardos agentes uniformados, que ustedes saben bien que los detesto por su necesidad de sentir que alguna vez en sus lamentables existencias tienen poder para ordenarle algo a alguien...

miércoles, 28 de enero de 2009

"Que si pol favor le puedes hacel el favol de cambiálsela, polfa"

No comulgo con la idea de que "el cliente siempre tiene la razón", me consta que con frecuencia no la tiene. Sin embargo, si algo he aprendido en los últimos 10 años (Mierda! De verdad ya tengo 10 años calándomelos??) es que el cliente es sagrado, que hay que tratarlo con guantes de seda, que aunque no tenga razón hay que tratarlo como si la tuviera; y si la tiene, JAMÁS negárselo! No sé si los demás estén de acuerdo con ese postulado, pero A MÍ me ha funcionado, prueba de ello es que desde los 14 años hasta hoy siguen llegando las más diversas oportunidades de trabajar siempre en contacto con clientes.

El párrafo anterior, sumado a que a nadie le gusta que lo traten mal, es una de las razones por las que desprecio tanto este pueblo!

En otras partes uno siempre se puede encontrar a alguien que lo trate mal en un banco, en una panadería, en un organismo público... Pero en este pueblo ÉSA es la regla! Y el buen trato, la excepción! Son incapaces de entender las necesidades del cliente y por ende incapaces de satisfacerlas, son incapaces de sentir el respeto y la gratitud que se le debe al individuo que les da el sustento; pero más allá de eso, son incapaces de seguir unas mínimas normas de cortesía, como dar los buenos días, o decir por favor o gracias.

Yo desde antes de trabajar con clientes, ya tenía esto MUY presente. Cuando era bebé, las nazis de mis tías me obligaban a decir las palabras mágicas en todo momento, por ejemplo, si pedía agua y no decía por favor, me dejaban pasar sed hasta que la pidiera cortésmente; y si estaba molesta por algo y me negaba, simplemente me negaban el agua y punto! Siendo así, esos detalles operan en mí de manera automática.

Echo todo este cuento movida por algo que me ocurrió anoche y que paso a relatarles a continuación...

Estaba en el CC La Cascada (el de Maturín, ya saben) y como es habitual en mí, andaba con hambre. Para solucionar este problema lo más rápido posible, acudí a Mc Donald's. Me senté con Pablo y me fui comiendo las papas mientras hablábamos pajita y no toqué la hamburguesa hasta que se acabaron, al destapar la cajita de Big Mac me di cuenta de que el pan estaba todo roto; así que, como sé que las normas de la franquicia dicen que si el cliente no está conforme con el producto hay que cambiárselo, fui a pedir que me cambiaran la hamburguesa. En lugar de interrumpir a algún atareado crew en una caja, me dirigí a unos que estaban a un ladito conversando con el gerente; gerente éste que es el más viejo que he visto en todos los años que tengo comiendo en Mc Donald's, que son prácticamente los mismos que tengo respirando! Pero no quiero desviarme, sigo con el crew! Miré al que estaba más separado del grupo (lo vi sin hacer nada y pensé que era el más adecuado) y me dirigí a él de la siguiente manera: "Buenas noches. Chamo, mira como está la hamburguesa (destapando la caja), por favor cámbiamela"; todo esto en el tono que me caracteriza: no es dulce ni cariñoso, pero tampoco es rudo ni altisonante, es directo y preciso.

El crew hizo lo que manda la franquicia: agarrar la caja sin chistar e ir a buscarme otra. Pero el gerente que estaba al lado y que me había escuchado, gritó en tono socarrón: "Mira, que si pol favol le puedes hacel el favol de cambiálsela, polfa". Mentalmente me pregunté: "será que no escuchó que antes de cámbiamela dije por favor?", y mi primer impulso fue poner al tipo en su sitio, porque no había justificación para que él se metiera con un cliente (no digo conmigo, sino con cualquier cliente), sobre todo si el crew ya estaba resolviendo. Pero después mi muy ocasional voz sensata interna me dijo: "Él es un tipo calvo del doble de tu edad que sigue siendo gerente swing de McDonald's, un tipo que ni siquiera sabe pronunciar la letra R donde corresponde... Y tú tienes hambre, estás más irritable que de costumbre, vas a tener ganas de barrer el piso con él y de hacerlo botar... Y en realidad lo que te interesa ahora es comer! Así que mira para otro lado y cállate!".

Bien, le hice caso a la voz. Cuando el crew me trajo mi hamburguesa nueva le dije "Gracias, muy amable" mirándolo sólo a él, y volví a mi mesa.

Anoche me dio rabia, sí; pero hoy lo que me da es lástima el pobre tipo, que se sabe tan poca cosa que necesita compensar su certeza -no complejo- de inferioridad queriendo educar a otras personas cuya educación es incluso mejor que la suya... De pana, pobrecito! Me recuerda al anónimo cretino del blog de Pablo que para quemar minutos de su lamentable existencia se puso a buscar errores ortográficos en los blogs, y en el mío encontró una referencia a la banda The Cranberries y se quiso lucir diciendo "Que yo sepa es The CraMberries"... Burro!!

martes, 27 de enero de 2009

lunes, 26 de enero de 2009

El Cejón de la Semana: James Van Der Beek

Supe de su existencia gracias a la serie Dawson's Creek, hace casi 10 años.

Nunca lo hallé demasiado atractivo, pero sí me gustan sus cejas.

domingo, 25 de enero de 2009

Hace unos días encontré esto en la UDO

(clic para agrandar)

sábado, 24 de enero de 2009

Soñando con el Metro

Llevo dos noches seguidas soñando con el Metro. No sé cuál de los dos sueños fue más absurdo, porque a decir verdad, compiten con fuerza!

Mi tía dice que los sueños son un reflejo del estado en el que uno se encuentra. Si eso es cierto, yo debo estar BASTANTE más loca de lo que siempre he pensado.

Desde niña, son muy pocas las noches que recuerdo haber dormido corrido, desde que me acuesto hasta que amanece. Por lo general me despierto varias veces durante la madrugada, no sólo por las pesadillas sino porque además, los sueños que no son feos, son extremadamente raros!

Los sueños recurrentes tampoco son cosa nueva para mí, por ejemplo, recuerdo que estando aún en edad preescolar con frecuencia soñaba con Moe, el de Los Tres Chiflados, que me quería secuestrar. Y EL TEMA por excelencia en mis sueños son las persecuciones: o me persigue la policía, o me andan buscando para matarme o para robarme, o me persigue un perro rabioso, pero siempre me persiguen...

En este caso del Metro no me han perseguido, pero lo curioso es que en las partes más estresantes del sueño, es como que SÉ que es un sueño y evado ese pedacito, como que me apago un ratico, y después aparezco relajada contando lo que pasó.

No sé, realmente debo tener las tuercas flojas...


Alex, recuerdas el sueño de Happy birthday?
Ha sido superado!

viernes, 23 de enero de 2009

Muchachos, a cuidarse!

Yo estoy en este pueblo donde no pasa naaaadaaaa, ya quisiera estar allá...

A los que sí están, se les recomienda OJO PELAO'!

jueves, 22 de enero de 2009

"Yo estoy contigo en esto"

Esa frase que da título a este post ha sido pronunciada por casi todos nosotros, verdad? O por lo menos, todos la hemos escuchado. No puedo hablar por ustedes, pero puedo afirmar que YO, cuando lo he dicho ha sido en serio, lo digo porque lo siento y porque hay una intención real de acompañar y ayudar a aquella persona hasta las últimas consecuencias.

Escribo sobre esto porque desde anoche he estado cuestionándome la frasecita...

Mi tía estaba viendo una telenovela que no sé cómo se llama, en la que -por lo que pude entender de la escena- una muchacha inocente ha sido encarcelada injustamente por culpa de los malos malucos de la historia, todas las pruebas la incriminan y es muy alta la probabilidad de que pase el resto de su juventud en prisión. Estaba su novio visitándola, quien entre un abrazo y otro le decía "Tú tranquila, yo estoy contigo en esto".

No seguí viendo las escenas posteriores ni le hice preguntas a mi tía sobre la trama para poder entender, pero sí me pasé el resto de la noche pensando en lo vacío que debe sonarle a alguien en esa situación que le digan "Yo estoy contigo en esto". Entiendo que el otro podrá estar muy preocupado y podrá estar haciendo de todo por sacarla, pero ¿Quién es la que está encerrada con un montón de bestias? ¿Hay alguna manera de compartir eso realmente?

Entonces empecé a pensar en las veces que he asumido un problema ajeno como si fuera mío, en las veces que he dicho o pensado algo similar a "Yo estoy contigo en esto", y no me arrepiento, pues sé que hay personas que gracias a mi ayuda pudieron salir de alguna mala situación, y sé también que nunca lo dije de los dientes para afuera, yo de verdad me comprometí, así que puedo estar tranquila respecto a eso. Pero me pongo en los zapatos de esas otras personas y me pregunto: antes de que se resolviera todo, cuando simplemente me escuchaban decir "Yo estoy contigo en esto", ¿me creerían o les sonaría tan vano como me sonó anoche lo de la novela?

Porque, pana, vamos a estar claros, si a alguien se lo están tragando las deudas y va a perder su casa, si está sufriendo alguna enfermedad, si sabe que puede ir a la cárcel... Yo puedo ayudarle a conseguir dinero, contactar al mejor médico del planeta, o al mejor abogado; puedo dedicarme a tiempo completo a la solución del problema y sufrir horrores si veo que no la logro encontrar, pero igual, NO COMPARTO el problema! Porque perder la casa o morir o ir a la cárcel es SU PROBLEMA; MI PROBLEMA sería que alguien que quiero pierda su casa, muera o vaya a la cárcel. Y sufriría por eso, sólo Dios sabe cuánto, y el sufrimiento une (lo certifico); pero aun así, entendería si el afectado, en medio de su turbación, pensara -o incluso, me dijera- que no es cierto que estemos juntos en el problema.

Ahora que releo lo que llevo escrito veo que he divagado a mis anchas! Y que, como cosa rara en mí, no he llegado a conclusiones precisas. Lo sé, lo sé, I'm sorry!

Pero bueno, la intención de este post, aparte de que se enteren de cuán improductivos pueden llegar a ser los pensamientos que me mantienen despierta hasta altas horas de la noche, es básicamente disculparme! Sí, disculparme por usar de unas palabras que yo misma sé que pueden sonar vacías! A ver, me explico...

Unos cuantos de los que ahora me leen, comenten o no, saben que si un día necesitan un riñón, yo voy a salir de primerita a hacerme las pruebas a ver si les sirve uno mío; o, apartando esa suposición tan pavosa, saben que si se encuentran en algún aprieto, yo voy a sentir que también estoy en aprietos y voy a hacer hasta lo imposible por hallar una salida (como ya lo he hecho con algunos, no?). En resumen, saben que lo diga o no, voy a estar pensando "Tú tranquilo, yo estoy contigo en esto".

Así que si les suena vacío, acepten esta disculpa anticipada, junto al atenuante que puede representar si juro en este instante que no es un decir, que es de verdad, que yo sí me meto en el asunto hasta el cuello y después veremos juntos como salimos...

¿Podrán?

miércoles, 21 de enero de 2009

El Cejón de la Semana: Alejandro Cupitó

Estos días he confirmado algo que ya sabía: soy irrecuperablemente adicta a la Internet! Durante los pocos días que estuve -primero- sin computador y -después- sin conexión, casi muero de desesperación!

Pero bueno, retomando las costumbres de esta taguara, aquí les dejo este cejón argentino, que me gusta no sólo por sus cejas, sino porque siempre anda con esa misma cara de pocos amigos...



Más fotos, aquí.

lunes, 19 de enero de 2009

Estoy dejando este post programado.

Si llega a publicarse es porque no voy a tener computador por un par de días. Si me notan ausente, ya saben el porqué...

Nos vemos!

domingo, 18 de enero de 2009

Aristóteles frívolo

Ya les he contado alguna vez que mi hermano es inimaginablemente bruto no es muy dotado de luces, verdad? Y ya les he contado que sus amigotes viven en mi casa, verdad? Ok!

Los amigotes en cuestión han estado aquí desde el jueves ininterrumpidamente, riéndose a carcajadas estruendosas por ver pasar una mosca, ensuciando el ambiente con reggaeton, comiéndose TODO lo que hay en la nevera y apestando todo a su paso, porque es que huelen realmente mal, tanto que ya he perdido la delicadeza y los mando a bañarse, y ellos en lugar de bañarse, se llevan una mesa plástica para el patio y juegan dominó allí para no molestar.

Pero ya! Este post no es sobre los dechados de virtudes con los que he estado compartiendo la casa!

Lo que quiero es relatar dos episodios que no me sorprenden, pues tengo 17 años escuchando cosas así, pero que sí me impactaron por el poco tiempo que transcurrió entre ellos. Supongo que mi pobre hermano, que de por sí es bruto, está viendo acentuada su condición a causa de la presencia de otros individuos iguales o peores que él. Paso a relatarles los dos episodios:


Episodio 1

Uno de ellos está chateando con una tipa, invitándola al correspondiente apareamiento. La tipa le contesta que no, porque ella es frívola. El niño pregunta "Qué es frívola?". Todos dicen que no saben, excepto el mononeurónico con el que comparto genes, que les dice "Coño sí son brutos! No saben qué es una mujer frívola? Es una mujer que no siente nada, que no tiene ninguna sensación sexual".

Casi me caigo de la silla! Cuando me recuperé le lancé la caja de un juguete de mi escuincle, que impactó en su vacía cabeza, seguida de un grito de "BUUURROOOO".

No tenía un espejo cerca, pero supongo que la vena en mi frente se debe haber hecho cada vez más gruesa mientras le explicaba los significados respectivos a las palabras frívola y frígida.

Él todavía se defiende diciendo que la que se equivocó fue la tipa, pero nadie lo manda a él a repetirlo y además, a querer bañar a los otros con su sabiduría...


Episodio 2

Los padres de uno de los amigotes son médicos. El susodicho estaba siendo objeto de las burlas de los demás, quienes insistían que lo habían recogido de un basurero donde lo encontraron mordido por las ratas. Mi querido hermano, para dar fuerza a su argumento, le explica "tu mamá seguro no fue capaz de dejarte porque ella hizo el juramento de Aristóteles".

Una vez más, casi me da un infarto a causa de la conmoción! Al recuperarme le grité "HIPOOOOOOOCRATES!!!!! Coño! Juramento de Hipócrates".

Los amigotes pasaron el resto de la noche riéndose y llamándolo "Ari"...


A veces me pregunto cómo es posible que seamos hijos del mismo padre y la misma madre... Si no fuera porque tenemos los mismos lunares, la misma nariz, las mismas piernas extralargas, juraría que uno de los dos fue encontrado en el basurero mordido por las ratas! No me importaría haber sido yo...

sábado, 17 de enero de 2009

Walter for President

Do you remember Walter?

viernes, 16 de enero de 2009

Blindness

Anoche vi Blindness, una película que tiene ya muchas semanas en cartelera y me hacía pensar que debía ser buenísima para que a estas alturas las salas siguieran estando tan llenas.

Otro detalle que me hacía pensar eso: el elenco! Decía que para reunir a Julianne Moore, Danny Glover, Gael García Bernal y otras grandes estrellas, hacía falta una gran historia...

Pero la verdad es que salí de la sala pensando "I've been scrwed!".

La lección es que, aunque esté basada en un libro de Saramago, aunque haya abierto el Festival de Cannes y aunque extraordinarios actores hayan prestado su nombre, la película aún puede ser una cagada!

Y sí, de repente sale alguien que entienda más que yo de cine (cosa que no es muy difícil) y me explica qué tuvo de bueno; yo le aseguro que le estaré agradecida. Porque hasta donde abarcan mis conceptos, la película fue una cagada: demasiados cabos sueltos, demasiados momentos estresantes sin desenlace, demasiados momentos aburridos... No me gustó, simplemente, no me gustó!

Escribo sobre la cagada ésta, porque lo otro que estaba pensando me llevaría tiempo y ahora tengo que ocuparme de otra cosa... Tal vez mañana...

jueves, 15 de enero de 2009

Sorpresivamente, respiro bien

A todos los que han preguntado cómo me voy adaptando a la rutina, debo decirles que no ha sido tan así la cosa. Más bien, la rutina solita se ha ocupado de absorberme, quiera o no.

Como detalle alentador, no puedo dejar de mencionar que, a diferencia de otras oportunidades, no me está costando tanto respirar; no sé, tal vez sea porque es enero y aunque hace un CALOR horrible, no es tan fuerte como a mitad de año.

Me he estado riendo MUCHO con mis enanos! Es como si cada cosa que hicieran fuera un evento extraordinario.

Y hay otro detalle positivo: Pablo! Estando lejos sé que me hace falta, pero cuando regreso me doy cuenta de lo libre que me siento con él. Es que, como ya le dije hace un par de días, hay gente en la que confío, pero no les puedo decir las cosas que le digo a él sin arriesgarme a que me crean una perra desgraciada...

En fin, el balance de la readaptación al pueblo, hasta ahora se expresa en cifras positivas.

PD: Por cierto, gracias por seguir viniendo
a pesar del abandono en que los tengo.

miércoles, 14 de enero de 2009

El Cejón de la Semana: Pedro José Pallares

Ya ni sé cuántos días hace que no aparece un cejón, basta decir que éste será el primero del año...

No sé mucho sobre él, es colombiano, lo he visto en algunas telenovelas que ve mi tía...

Sólo lo pongo aquí porque soy muy caritativa y me da lástima con él, nadie lo debe tomar en cuenta por ser debilucho y feíto! :-P


martes, 13 de enero de 2009

Y ahora el primer post de 2009 desde Maturín

Pues sí, ya estoy en el pueblo.

Me toca volver a adaptarme a la rutina.

Poco a poco me iré poniendo al día con sus blogs.

sábado, 10 de enero de 2009

La Negra nos necesita

No debería estar aquí, mi tía me está esperando.

Pero vine al cyber en visita relámpago y me encontré con este post de La Negra.

Quisiera poder escribir un post completo con detalles y convencerlos de que colaboren, pero no tengo tiempo.

Así que les dejo de tarea que POR FAVOR vayan, lean y hagan lo que esté en sus manos, nada les cuesta...


Negrita, de verdad deseo que se mejore pronto.

jueves, 8 de enero de 2009

¿"Gracias por venir"?

No pudo Euchy, no pudo La Cuerva, pero pude yo...

Llegué a casa de Maie y no me perdí (un logro, ustedes saben), ella y Ludo no estaban porque se escabulleron a comprar unas cositas; pero estaba Lunita con los abuelos, con Miss Lore y Anto, y con otra enana exageradamente bella. Ya luego sí llegaron los señores padres y Lunita no volvió a tener ojos para ninguno de nosotros :-(

Pero hoy no quiero escribir un relato de lo que hicimos ayer en la tarde, en realidad aún no tengo muy claro qué es lo que quiero escribir, pero sé que un relato no es!


............

Acabo de pasar unos minutos traduciéndole a un viejito trinitario una dirección que el chamo del cyber está tratando de explicarle, y ya sé qué quiero escribir y cuál va a ser el título del post.

"Gracias por venir" me dijo Maie cuando nos estábamos despidiendo. No le respondí en el momento porque -confieso- estaba pendiente de una muñeca de Luna que apaga la vela de una torta... Pero aprovecho para responder ahora...

Soy terriblemente cerrada y egoísta cuando se trata de las personas que son importantes para mí. Aun tratándose de algo tan simple como tomarme un café con alguien, no pasa por mi mente la idea de invitar a otra persona a menos que sea alguien con quien pueda hablar de los mismos temas con la misma comodidad. Son momentos que son míos, que no comparto.

Yo sé que estos días que Maie pasó aquí con su familia y sus amistades de toda la vida han sido de ésos que se guardan en la memoria con mucho celo, de ésos que no importa si hacía calor o si la playa estaba sucia, lo importante es la compañía, que hace que cada minuto se convierta en un recuerdo más.

Por esas razones, no puedo decir con palabras cuánto vale para mí el haber podido ser parte de todo eso.

Hay otros bloggers con los que de repente tengo más cosas en común, pero Maie se ha calado mis loqueras existenciales y ha confiado en mí lo suficiente como para mostrarme las suyas, con ella no hay nada que no se pueda escupir en un mail laaaargo de ésos que una persona normal no se calaría. Maie me lee siempre, hasta cuando escribo vainas de esas incomprensibles que nadie quiere leer; pasa a avisarme cuando regresa de viaje que va a volver a la rutina; me avisó cuando Luna caminó sola...

Igual si hablo de Luna! Yo a la carajita la he adorado desde que nació, así como se quiere a los chamos que uno ve todos los días. Y me he maravillado con sus arranques de mal carácter, porque como le dije a Maie, los niños demasiado risueños no me encantan; yo los prefiero así, que no me tomen mucho en cuenta, que no se dejen cargar con facilidad, que no se rían de mis payasadas... Porque cuando lo hacen, es apoteósico! Una única risita en varias horas, para mí vale más que muchas a cada rato. Y ésta no fue la excepción, esos raticos de tenerla cargada, de que se dejara fotografiar, de que me pidiera más agua... de verdad, no tienen precio!

Al final me vuelve a sonar aquella frase: "Gracias por venir", y vuelvo a pensar lo que pensé anoche: No Maie, gracias a ti por permitirme ser parte de los recuerdos que te llevas.

Feliz viaje, hermana! Y que la enana duerma y deje dormir :-P

miércoles, 7 de enero de 2009

Uno agradable, uno desagradable y uno chistoso... Digo, espisodios...

Tengo en la cabeza un arroz con mango de lo que quiero escribir, porque quiero contar varios episodios cortos, pero como tengo hambre no logro ordenarlos bien en mi mente. Lo advierto con antelación porque no me hago responsable por el desorden que pueda salir. Cada uno puede decidir entre detenerse ahora o seguir leyendo bajo su propia responsabilidad; o como diría Er Conde, ése es su peo!


Empiezo por lo agradable: anoche anduve con Rosángela y la Euchita, hablando de temas más trascentes que de costumbre, llegando a lapidarias conclusiones del tipo "No sé si sí, no sé si no, pero lo más seguro es que quién sabe", "Yo sólo sé que no sé nada", "Entonces me estás diciendo que no haga un coño", "Cuando algo es para ti, ni que te quites, y si no es, ni que te pongas"... Sí, tal como imaginan, nos fuimos las 3 con el panorama clarísimo!

La conversación tuvo lugar primero en Arábica, donde en una hora no nos pararon ni media bola, así que nos fuimos a embasurarnos en McDonald's, donde por cierto Rosángela estaba más emocionada de lo que podría estar alguno de mis escuincles...

La niña se regresa mañana pal' pueblo (sí, ella también vive en un pueblo) y no quise despedirme mucho porque me estreso, además, nos vemos este año! O no, Rosángela?

Buen viaje, hermana! Y gracias por ser, por estar y por dejarme estar.


Como episodio desagradable aparte, debo contarles que esta mañana mi tía me estuvo contando que tenía la factura de la electricidad casi por vencer, porque cada vez que iba a pagar encontraba unas colas enormes. Yo, que sabía que venía para este cyber (es que encontré uno decente), le dije que al lado queda una taquilla que por lo general no está tan full y que yo podía pagar.

Pues bien, hice una colita corta y me esforcé por quitar la cara de orto al saludar a la cajera, que me respondió con un inconfundible acento oriental; aunque no lo lo crean, eso no me molestó, más bien me alegró ver que aquí aprendió a responder los buenos días.

El monto exacto de la factura era BsF 35,77 y le entregué BsF 40; por ende, me debía devolver 4,23. Los que son venezolanos saben que aquí nunca dan el cambio completo porque no hay monedas. La chica me preguntó si tenía una moneda de 1, y yo le dije que mejor aun, tenía 0,80. A lo que me respondió que no, que me estaba pidiendo 1 para darme 5,20. Le expliqué que le daba las moneditas y así sólo me tenía que regresar un billete de 5. Y resulta que se molestó y me dijo "Tonze déjalo azí" y me lanzó en la bandeja los 4,20...

Ya ven, ellos pueden salir del pueblo, pero no lo dejan! No! El pueblo viene con ellos! Siguen siendo igual de brutos, vayan a donde vayan!


El tercer episodio es, como es lógico, el más reciente. Cuando me acababa de sentar aquí, un amigo me llamó por teléfono para contarme que estaba en una oficina, el lugar más serio que se puedan imaginar, y fue abordado por un tipo -que trabaja allí- que le estuvo diciendo que le parecía atractivo y que le encantaba que tuviera la barriga planita... Se imaginarán que las carcajadas de este lado del teléfono no eran normales! No paraba de decirle "Coño viejo, tú siempre levantándote maricos! Es que no respetan, están desatados!" o "Ya ves por qué te hago falta? Cuando andamos juntos los maricos te bucean, pero al menos no se acercan a decirte cumplidos sobre tu barriga".

Lo chistoso del asunto es que cuando volteé a mirar la pantalla del calvo que ha estado sentado a mi izquierda desde que llegué, vi que estaba viendo fotos de tipos musculosos en ropa interior! No comments!


Ya para cerrar el desorden éste, les cuento que ando pendiente de los acontecimientos que permitan o no a La Cuerva asistir a un encuentro que tenemos hoy con Maie. Si se da, ustedes se enterarán, creo que ya han notado que no soy capaz de ver volar una mosca y aguantarme las ganas de venir a escribirlo en el blog...


PD: Pensaba quedarme un ratico leyendo blogs,
pero se acaba de sentar a mi derecha
un maldito que huele a cigarro,
así que me largo!
Los leo mañana!

martes, 6 de enero de 2009

Reporte del 06/01/09

Pensaba venir a dejarles un cejón, que ya hace tantos días que no aparece... Pero no se va a poder porque tengo algo de prisa.

Lo que voy a hacer es contarles que esta mañana estaba lavando la ropa y me cayó Soflán en un ojo de la manera más estúpida.

Contarles también que esta mañana mientras hablaba con Pablo por el Movilnet, recibí una llamada en el Digitel; el motivo de dicha llamada rompe con mi discurso de estos días de "todavía no me voy". La verdad es que no es algo urgente, pero sí importante, más para mí que para la persona que me llamó. Así que deberé regresar al pueblo en no más de una semana.

Siendo así, el que por alguna inexplicable razón tenga deseos de verme, apúrese!

De la conversación con Pablo surgió la idea de ver si puedo ocuparme de un trámite nada divertido pero que de todas formas voy a tener que hacer; de modo que es mejor tratar de resolver eso durante esta visita y no en una posterior.

Rosángela, no logro entrar a tu blog, no te puedes ir sin que nos veamos aunque sea un ratico.

Tazio, repórtate cuando puedas.

Beny, recuerda que me debes un café con Omar.

Bye!

domingo, 4 de enero de 2009

Y bien, hoy 4 de enero, publico éste, el primer post del año 2009.

No voy a escribir mucha pajita, simplemente paso a reportarme, pa' que sepan que estoy bien, que estoy contenta y que todavía no me voy pal' pueblo!

Se portan bien!

Y si se van a portar mal, que valga la pena!
(sí, vos sabéis)