jueves, 15 de enero de 2009

Sorpresivamente, respiro bien

A todos los que han preguntado cómo me voy adaptando a la rutina, debo decirles que no ha sido tan así la cosa. Más bien, la rutina solita se ha ocupado de absorberme, quiera o no.

Como detalle alentador, no puedo dejar de mencionar que, a diferencia de otras oportunidades, no me está costando tanto respirar; no sé, tal vez sea porque es enero y aunque hace un CALOR horrible, no es tan fuerte como a mitad de año.

Me he estado riendo MUCHO con mis enanos! Es como si cada cosa que hicieran fuera un evento extraordinario.

Y hay otro detalle positivo: Pablo! Estando lejos sé que me hace falta, pero cuando regreso me doy cuenta de lo libre que me siento con él. Es que, como ya le dije hace un par de días, hay gente en la que confío, pero no les puedo decir las cosas que le digo a él sin arriesgarme a que me crean una perra desgraciada...

En fin, el balance de la readaptación al pueblo, hasta ahora se expresa en cifras positivas.

PD: Por cierto, gracias por seguir viniendo
a pesar del abandono en que los tengo.

15 comentarios:

Genín dijo...

Puf!
Menos mal, cuando leí el titulo de que respirabas bien, me puse muy nervioso, cosa esta bastante normal últimamente pensando en que habías tenido un problema de salud.
Afortunadamente, tu estado de animo es incluso mejor que lo habitual cuando estás en el pueblo...jajajaja
Vengas o no a mi casa, siempre estoy pendiente de mi Reina.
Besos y salud

Mariale divagando dijo...

No mi lindo, lo que pasa es que cuando regreso al pueblo después de haber estado en otro clima, siempre me cuesta muchísimo respirar y ando cansada todo el tiempo.

Esta vez, no sé por qué, estoy respirando bien desde que llegué; es decir, no me afectó tanto el cambio.

JorgeKley! dijo...

Sabias palabras eso, que la Rutina te Absorbe!!!

ASi ha sido Caracas. La cola empieza dia a dia mas fuerte y sin darte cuenta estas en la autopista esperando q se mueva el estacionamiento!!

Feliz 2009!!!

Tanhäuser dijo...

¡Perfecto, entonces!

Rossy dijo...

Lo mejor es que estás disfrutando de tus enanos, ellos lo harán quizás un poquito más fácil.

Besos!

Capochoblog dijo...

Y si torturamos a Pedro? :))))

Siempre, siempre se debe tener un amigo así. Para mi son necesarios como el aire.

Besos y que la rutina estalle en mil pedazos de vez en cuando :)

Maie dijo...

A menos mal entonces...tanto silencio me olia mas bien a lo contrario.... saludos

Pablo J dijo...

Bueno el clima en estos días no ha estado tan infernal, no te puedes quejar.

Yo también tengo los blogs abandonados, pero ya por lo menos el reader no está tan estúpido. Espero ponerme al día pronto.

También haces falta por esas razones. Como te dije el otro día, decir las cosas que decimos entre nosotros no es lo mismo con otras personas. Es que nosotros estamos locos sin duda, y entre locos nos entendemos.

Saludos, buen día ;)

El Frances dijo...

Werrcome to the jungle! cow!

floro del monte dijo...

La rutina (El lado oscuro), te absorbe, que vaina chica. Por lo de la repiración tranquila, ya que estás en ese lado puedes respirar como Darth Vader, pero no te pongas ese traje que en el pueblo hace muuuuuucho calor.

Me contenta que estés contenta ("redundando ando"... donde habré oido una frase similar?... jajaja), y que los enanos estén contigo. :D

Entendí la indirecta... también te odio! jajajja :D

Un beso, cuidate, y reportate ante tu club de fans, mira que sino comenzamos a lanzarnos libros y sillas! Devuelvanme mi entrada!!! Trifulca!!!! :D

Rosángela dijo...

Mariale, ¿será que tu cuerpecito caraqueño se está adaptando al clima del oriente nacional?, =oO eso sí que sería para caer como Condorito.
Un beso.

* M a r u dijo...

Que bueno... me alegro mucho!
Muakcs. Tengo sueno!

Capochoblog dijo...

Jajajajajajaja, sorry, le he cambiado el nombre a Pablo... Who´s Pedro? Jajajajajajajajaja, no sé, estaría pensando en los picapiedras... :P

Besos.

Cho dijo...

Bueno, que todo siga en balance positivo!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Uno como que se va mimetizando en la medida de que se resigna al hecho de que no hay otras opciones de escapatoria...al menos, el calor no te ha jugado malas pasadas.

Nada de agradecer las visitas...a los amigos no se les deja así como así; ya sabes que, con que me vengas a ver de cuando en cuando, trataré de pasar por todas las columnas que hayas escrito (salvo aquéllas donde nada tengo que decir).

Saludos afectuosos, de corazón.