miércoles, 7 de enero de 2009

Uno agradable, uno desagradable y uno chistoso... Digo, espisodios...

Tengo en la cabeza un arroz con mango de lo que quiero escribir, porque quiero contar varios episodios cortos, pero como tengo hambre no logro ordenarlos bien en mi mente. Lo advierto con antelación porque no me hago responsable por el desorden que pueda salir. Cada uno puede decidir entre detenerse ahora o seguir leyendo bajo su propia responsabilidad; o como diría Er Conde, ése es su peo!


Empiezo por lo agradable: anoche anduve con Rosángela y la Euchita, hablando de temas más trascentes que de costumbre, llegando a lapidarias conclusiones del tipo "No sé si sí, no sé si no, pero lo más seguro es que quién sabe", "Yo sólo sé que no sé nada", "Entonces me estás diciendo que no haga un coño", "Cuando algo es para ti, ni que te quites, y si no es, ni que te pongas"... Sí, tal como imaginan, nos fuimos las 3 con el panorama clarísimo!

La conversación tuvo lugar primero en Arábica, donde en una hora no nos pararon ni media bola, así que nos fuimos a embasurarnos en McDonald's, donde por cierto Rosángela estaba más emocionada de lo que podría estar alguno de mis escuincles...

La niña se regresa mañana pal' pueblo (sí, ella también vive en un pueblo) y no quise despedirme mucho porque me estreso, además, nos vemos este año! O no, Rosángela?

Buen viaje, hermana! Y gracias por ser, por estar y por dejarme estar.


Como episodio desagradable aparte, debo contarles que esta mañana mi tía me estuvo contando que tenía la factura de la electricidad casi por vencer, porque cada vez que iba a pagar encontraba unas colas enormes. Yo, que sabía que venía para este cyber (es que encontré uno decente), le dije que al lado queda una taquilla que por lo general no está tan full y que yo podía pagar.

Pues bien, hice una colita corta y me esforcé por quitar la cara de orto al saludar a la cajera, que me respondió con un inconfundible acento oriental; aunque no lo lo crean, eso no me molestó, más bien me alegró ver que aquí aprendió a responder los buenos días.

El monto exacto de la factura era BsF 35,77 y le entregué BsF 40; por ende, me debía devolver 4,23. Los que son venezolanos saben que aquí nunca dan el cambio completo porque no hay monedas. La chica me preguntó si tenía una moneda de 1, y yo le dije que mejor aun, tenía 0,80. A lo que me respondió que no, que me estaba pidiendo 1 para darme 5,20. Le expliqué que le daba las moneditas y así sólo me tenía que regresar un billete de 5. Y resulta que se molestó y me dijo "Tonze déjalo azí" y me lanzó en la bandeja los 4,20...

Ya ven, ellos pueden salir del pueblo, pero no lo dejan! No! El pueblo viene con ellos! Siguen siendo igual de brutos, vayan a donde vayan!


El tercer episodio es, como es lógico, el más reciente. Cuando me acababa de sentar aquí, un amigo me llamó por teléfono para contarme que estaba en una oficina, el lugar más serio que se puedan imaginar, y fue abordado por un tipo -que trabaja allí- que le estuvo diciendo que le parecía atractivo y que le encantaba que tuviera la barriga planita... Se imaginarán que las carcajadas de este lado del teléfono no eran normales! No paraba de decirle "Coño viejo, tú siempre levantándote maricos! Es que no respetan, están desatados!" o "Ya ves por qué te hago falta? Cuando andamos juntos los maricos te bucean, pero al menos no se acercan a decirte cumplidos sobre tu barriga".

Lo chistoso del asunto es que cuando volteé a mirar la pantalla del calvo que ha estado sentado a mi izquierda desde que llegué, vi que estaba viendo fotos de tipos musculosos en ropa interior! No comments!


Ya para cerrar el desorden éste, les cuento que ando pendiente de los acontecimientos que permitan o no a La Cuerva asistir a un encuentro que tenemos hoy con Maie. Si se da, ustedes se enterarán, creo que ya han notado que no soy capaz de ver volar una mosca y aguantarme las ganas de venir a escribirlo en el blog...


PD: Pensaba quedarme un ratico leyendo blogs,
pero se acaba de sentar a mi derecha
un maldito que huele a cigarro,
así que me largo!
Los leo mañana!

8 comentarios:

GILBERTO dijo...

Blogholic!? Yo aún temo llegar a ese punto jejejeje. A mi no me invitan a los encuentros blogueros, debería sentirme triste? jajajaja

Un besote.

El Frances dijo...

Cual es el numero de tu manager cow, para pedir cita!

Genín dijo...

jajajaja Me encanta tu desorden ordenado...jajajaja Y eso que vengo justito detrás de ti del blog de Marce con unas lagrimitas aun guindando...
Es tremendo lo que ha escrito esta mujer de mi...jajajaja
Besos y salud

floro del monte dijo...

De la cajera: bueno, nunca falta alguien así. Tonze qué. diabla?!

Del cyber: realmente no hay muchos buenos lugares en Caracas, sé de uno en la Candelaria que te gustará, va gente sería y el servicio es bueno. Si, soy su cliente más viejo (desde 2001). ¿Por algo será, no?

Del gay: yo aun estaría riendome de haber escuchado el relato. Me imagino la situación por la que pasó tu amigo, ya que tambien uno que otro mariposón me ha hechado el ojo por ahi. jajajaja

Del porno-pelón: definitivamente si, están desatados. El dueño de un cyber en Sabana Grande siempre que iba me trataba... erhmm digamos... "de manera especial". te podrás iamginar mi incomodidad, para no decir otra cosa. Fui 3 ó 4 veces por necesidad (estudio cerca) y nunca más volví (y espero no hacerlo).

De los encuentros: voy por ti...

Besos...

Lycette Scott dijo...

Hola Manita, paso por aquí a desearte un feliz año nuevo...te dejo un inmenso abrazo

Rosángela dijo...

¡Hermana Gracias a ti!, tu eres la que SIEMPRE estás aquí con tus divagaciones y deseo de buen viaje lo dejo para cuando me vaya, porque gracias a CADIVI, sigo aquí...
Un beso.

P.D: ¡De que nos vemos este año NO hay duda!
P.D 2: No aclararíamos el panorama, pero de que filosofamos burda no queda duda, es decir, que el día que lleguemos a tomar decisiones nadie podrá decir que fueron a lo loco y sin pensarlas ¡Ja!.

Pablo J dijo...

Ah caramba... un post con todo eh? bueno bueno, lo de la cajera no me extraña ni me sorprende, al final es lo que uno se encuentra aquí todo el tiempo.

Pobrecito tu amigo, y eres una infamiosa por reírte así eh... Pero lo del pelón viendo fotos de tipos en ropa interior... ups! Los homosexuales andan desatados, en serio que sí, como siempre digo, el problema no es que sean, eso no molesta, lo que sí molesta es que se crean con derecho a "echarle los perros" a cualquiera como si fuera lo más normal.

Saludos...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

"Bueno, quién sabe, quizás, a lo mejor, tal vez, puede ser..."; esas son las conclusiones a las que llegaste con las muchachas la noche del 6 de Enero, jajaja.

Cuando no se tiene acceso propio a Internet y nos quedamos varios días en un lugar, tratamos de dar con lugares familiares donde el trato sea bueno...menos mal que te tocó en el caso de un cyber.

¿Quién les da tanto poder a los cajeros, digo yo? Ponen a cualquier tarado, aunque no haya terminado ni la primaria, al frente de una máquina...y cuando cometen errores, dicen que se les cayó el sistema.

Saludos afectuosos, de corazón...y espero que no se te haya quedado muy pegado el olor a cigarrillo.