martes, 3 de febrero de 2009

Un pelo tarde: la ceremonia de premiación del Australian Open

Sobre esto debí haber escrito el domingo...



El partido fue como de otro mundo, de esas cosas que uno tiene que sentirse agradecido por haberlo visto, un partido que estoy segura que en esta época los únicos capaces de jugarlo son Rafael Nadal y Roger Federer. Pero no voy a escribir un post sobre eso, porque eso ya lo saben; es decir, a quienes les interesa el tenis vieron el partido y saben que fue algo épico, a quien no lo vio probablemente no le interesa el tenis, así que para qué le voy a echar el cuento del marcador y las estadísticas? Mejor me voy, como es mi costumbre, con los detalles extradeportivos.

Cualquiera que ganara ese partido pasaría a la historia. Para Nadal significaba ganar su primera final de Grand Slam en cancha dura y además, ser el primer español en ganar el Australian Open. Y para Federer, significaba igualar el record de 14 Grand Slams, hasta ahora en manos de, nada más y nada menos que, Pete Sampras. Ambos se jugaban mucho, en lo deportivo y en lo anímico. Para ambos implica mucho ganar un título, pero ganrse el uno al otro es lo más grande!

Yo, como siempre, quería que ganara Nadal, y quería que ganara así como ganó: en cinco sets, con el máximo esfuerzo, sin guardarse nada. Y estoy contenta porque sucedió! Pero igual me da tristeza que Federer perdiera y, sobre todo, me partió el corazón verlo llorar así! Ya antes lo había visto llorar, pero nunca tan descontrolado sin poder siquiera hablar.

Cada partido que veo entre esos dos hace que los admire más a ambos, que quiera que rompan todos los records, que el tiempo no pase para que no envejezcan y me sigan regalando esa clase de emociones! Porque no sólo me regalan tenis, me regalan la oportunidad de admirarlos, que vale más! Porque hay deportistas que en lo suyo son unos monstruos, pero como personas dan pena; por eso valoro tanto el hecho de ver a un gran atleta que además es una gran persona, y ese es el caso de estos caballeros.

En esa ceremonia vi la frustración de Federer, pero vi también su grandeza y su humildad. Una vez alguien me dijo que sólo quien es fuerte puede ser humilde. Y allí estaba, el que está llamado a ser la más grande leyenda de todos los tiempos, sin miedo a mostrar lo que estaba sintiendo, sin miedo a ser visto así de vulnerable, así de humano, así de fuerte... Dios! Si antes lo tenía como un SEÑOR, en mayúsculas, ahora habrá que inventar una palabra más grande sólo para él!

Y de Nadal qué puedo decir? No sólo estaba ganando por fin uno de los títulos que le había sido esquivo, sino que además estaba recibiendo el trofeo de el hombre que dio nombre a ese estadio que lo ovacionaba! No imagino un orgullo mayor! Y aun así, invitó Federer a hablar primero, y se mantuvo estoico, sin celebrar demasiado, por respeto al momento amargo que vivía el que más que un rival, ha sido un compañero, un ejemplo, un valor agregado a su propia carrera.

Después de ver algo así, siempre quedo contenta, gane quien gane. Contenta por el tenis, digo. El tenis fue el primer deporte por el que me interesé, eso lo hace muy especial para mí, y como siempre he dicho, es un privilegio poder ver cómo se va escribiendo este pedacito de su historia.

Sobre todo, me encanta pensar que los chicos que están comenzando tienen a estos señores como ejemplo a seguir. Así que, people, el tenis está y seguirá por mucho tiempo estando en buenas manos!

8 comentarios:

Carilisve dijo...

Hola.
Aún estpy recuperando el sueño, el Australia Open me pone a amanecer, y en especial porque los grandes partidos, son a media noche o madrugada.
En este Autralia Open, hubieron partidos extraordinarios, la remontada de Federer frente a Berdych, el partido Nadal-Verdasco, Federer-Roddick, Verdasco y Murray, Carla Suarez y Venus Williams y esa final.
Federer es de otra dimension, su tenis y su humildad estan al mismo nivel.
Creo que es el jugador mas respetado por toda la comunidad tenistica, para muestra el acto de Nadal, de no celebrar efusivamente.
Son dos montruos del deporte, sin duda alguna.

Maie dijo...

Que te puedo decir... aqui estoy con los ojos agjuados... no puedo ver a FedereR (ahora no me comi la r) sin llorar estos dias... yo uba por el sin no ir por Nadal... o sea, igual, queria ver tenis, queria ver esos intercambios que son eternos porque en algun momento alguno de los dos gana el punto y de la misma forma que me alegro o me molesto me molesto y me alegro... es durisimo ver a esos dos y a la vez es demasiado...
Como dices... ya hasta la palabra SENOR le esta quedando corta...
En una epoca con tantos escandalos y decepciones, ver a estos dos es como un respiro, es saber que aun quedan seres humanos que representan valores positivos en esta anarquia de mundo...

Genín dijo...

Gracias Marialita por mostrar el video porque no había visto la entrega, como tampoco vi el partido porque se me olvidó.
Y gracias por tu hermoso post, yo hubiera querido decir lo mismo.
Yo que últimamente, nose porqué, serán los años, estoy muy vulnerable, se me saltaron las lágrimas con Federer y la sencillez y humildad de Nadal.
Besos y salud

Fran dijo...

Mariale,

Este post que has hecho, me ha dado un gran momento......
No hay palabras para describir la sintonía que sentí al leerte.
Federer es un Dios, Humano, Con H mayúscula, como no se puede ser más.
Lo admiro, lo admiro mucho, es todo un hombre.
Lo siento mucho mas cercano a mi idolatría de lo que pudiera sentir a cualquier otro deportista.
Geográficamente Federer es mas familiar a mí, Feltrer, mi apellido, tambien es de esa zona de pirineos comunes entre España, Suiza y la parte colindante con Alemania y Francia...es una región muy dura, gente con la que me identifico.
Luchadores que tienen que sobreponerse a los elementos con gran elegancia, su vida es luchar, luchar y luchar.

Siempre se ganó en este torneo, los que pisan ese terreno poseen la fuerza, la gallardía.
También,Como dices, solo alguien tan fuerte, tan seguro, puede mostrarse así, tan humano, tan vulnerable.
Si yo pudiera elegir una estirpe, sería la suya.

Se me escaparon un par de ridículas, sabes, esas que te dejan mal parada, te despintan los ojos, y hacen que te veas fea......
yo le fuí a los dos. En esas lides, cuando llegas, nada importa quien gane, los dos son grandes entre los grandes.
El deporte me llega muy hondo, es un modelo idéntico a la vida, solo que en vez de humanos, juegan Dioses.
Gracias por el momento.

Nicky dijo...

Hola Mariale...

El sábado por la noche deje de asistir a la fiesta por la boda de un compañero de trabajo. Tenia que estar bien despierto (y sobrio) a las 3.30am que empezaba el partido (hora de Perú).

Deseaba que gane Federer. Y por cierto, sufri todo el partido a su lado. Considero que el nivel tenistico de ambos es superlativo. Pero la fortaleza mental y fisica de Nadal es de otro mundo.

Fue un partido espectacular. Termine viendolo ya con el desayuno en la cama. Al igual que en Wimbledon, termine casi con lagrimas en los ojos. Las seguro hubiesen brotado si veia la premiación. Pero (felizmente) no quise ver. Habia ganado el rival.

Con merecimiento por cierto.

Nicky

Yesly dijo...

puedes creer que me ha empezado a gustar el tennis gracias a este blog?

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Oh...ya no pude ver el video; la Asociación de Tenis de Australia reclamó el Copyright.

Pensamos muchos que lo visto en Wimbledon 2008 iba a ser difícil siquiera de igualar...pero sucedió en Australia y con el agregado de las lágrimas de Federer tanto por ver postergado su ingreso a la historia estadística como por no poder darle vuelta al juego de Nadal.

Bing Crosby decía de Frank Sinatra que es el cantante que se da una vez en la vida y se lamentaba de que fuera en la suya...quizás Roger piensa similar de Rafa. Se veía difícil para él luego del extenuante partido ante Verdasco y que el suizo pasara casi sin despeinarse ante Roddick.

Crecí viendo Tenis...mis primeros recuerdos son de Boris Becker e Ivan Lendl. Han pasado muchos, pero pocos con el impacto y el talento escrito con R de rotundo. Saludos afectuosos, de corazón.

Waiting for Godot dijo...

Voy a hacer un comentario frivolo, PERO QUE BUENOTE ESTA EL FEDERER! Yo queria consolarlo en su llanto jejeje . Besos Mariale.