domingo, 22 de marzo de 2009

Shared waters - Shared oportunities

Algunas veces, cuando escribo sobre la conservación del ambiente, viene a comentar un mentecato que yo sé que tiene buenas intenciones, pero que no hace más que desestimar cualquier posible solución y soltar exposiciones en tono de "lo que tú no sabes es que..." acerca de temas que cualquier estudiante de primaria podría conocer, por ejemplo, una vez criticó que planchemos la ropa -por aquello del calor generado y el consumo energético- y me emplazó a salir a la calle con la ropa arrugada, pero lo que él no sabe es que yo jamás compro ropa que requiera ser planchada, no por razones ecológicas sino por razones de flojera! En fin, la intención de este párrafo introductorio es dejar claro que quienes me conocen saben que esto no es algo que pienso todos los 22 de marzo, saben que este tema es verbo diario en mi vida y que realmente agradezco que sigan viniendo a leer al respecto; y a quien llegue hoy a leerme por primera vez le invito cordialmente a participar en el trabajo de hormiguita que es cuidar el planeta y a compartir la información que tenga, e incluso, me ofrezco a compartir la que yo poseo; pero si su intención es decir que ya nos llevó el coco, que no hay nada qué hacer y que si me importara el ambiente no estaría usando este computador, le agradezco que haga clic en "Siguiente blog" en la parte superior y se largue sin joder la paciencia! Gracias!


Al igual que el año pasado en esta fecha, hoy voy a escribir sobre el Día Mundial del Agua, mas no es exactamente el mismo tema; el año pasado se trató de la importancia del saneamiento, mientras que este año se trata de la gestión de los recursos hídricos transfronterizos.



Existen más de 270 masas de agua de superficie transfronterizas y más de 270 acuíferos transfronterizos, muchos países están separados por ríos o lagos, siempre lo hemos visto así, pero la intención es que empecemos a pensar que estamos unidos por esos ríos y lagos.

No tengo que echarles el cuento de la escasez de agua dulce causada por el cambio climático ni de la desigual repartición geográfica de este recurso, porque eso ya lo saben. Tanto ustedes como yo sabemos que hemos convertido al planeta Tierra en un desastre, pero lo que trato de mostrar es que siempre hay algo que se puede hacer para que la vida en nuestro desastre de planeta sea un poquito mejor.

Mucho se ha hablado sobre los conflictos que se podrían presentar en el futuro, ya no por la tierra, ni por el oro, ni por el petróleo... sino por el agua dulce, que al ser cada día más escasa, se convertiría en el recurso más difícil de obtener en el mundo y, por ende, el más costoso y el más codiciado.

Lo que la ONU pretende con su campaña "Shared Waters - Shared Oportunities" es que las naciones y los ciudadanos dejemos de pensar en -y prepararnos para- los conflictos por el agua, y comencemos a abrir los ojos y entender que el agua compartida entre dos o más estados es una gran oportunidad de cooperar entre sí y de generar bienestar tanto para ellos como para otros.

Esta idea de compartir el agua pretende principalmente garantizar a todos la buena calidad y las cantidades adecuadas del líquido. Pero más allá de eso, estimularnos a pensar que también es una posibilidad para abrir una vía segura hacia el desarrollo sostenible y pacífico en muchas dimensiones: social, económica, política, cultural y ecológica.

En esta época de crisis, vendría muy bien hallar formas de bajar los costos de la gestión del agua, así como también vendría bien canalizar la inversión estatal y privada hacia la obtención de beneficios a través de la misma, que sirva para generar empleos, para atraer más inversión, para llamar la atención de investigadores que quieran dedicarse a ese tópico que hasta ahora ha estado desatendido y aplicar las mismas soluciones en otros países al otro lado del globo...

Por otro lado, siempre he pensado que es un gran logro hacer que una empresa (o un solo individuo) se abstenga de contaminar el agua, pero ¿por qué no aspirar a más?, ¿por qué no llevar a los gobiernos, las empresas y los individuos a pensar que al cuidar sus recursos hídricos también estarán cuidando los del país vecino?, ¿acaso no podría ser una manera de erradicar el comportamiento egoísta de "no me importa a quién tenga que dañar para beneficiarme"?, ¿no podría iniciar la siembra de un pensamiento que dé verdadera importancia al bienestar de nuestros semejantes?

Todo eso se podría lograr con solamente ponernos de acuerdo... Como diría John Lenon: You may say I'm a dreamer, but I'm not the only one!

16 comentarios:

Guido el errante dijo...

La gente por regla general es basura, cree que las cosas que usa, por ejemplo el agua, es eterna, y no le dan la debida importancia, que es vital, a este tema.

Recuerdo en los 80, en Caracas, que la contaminación hizo que un pájaro (NPI cuál) migró a otro lado. Era el depredador de las orugas de la palma, y pronto la gusanera era bestial.

Bueno, a cuidar el agua, coño y a informarnos y colaborar, es lo que nos queda.

Por cierto, como terrorista de palabra, cumplí mi amenaza, pásese por mi bar, un beso.

Kim Basinguer dijo...

Todavia los gobiernos no son conscientes de el problemón que tenemos encima. Lo malo es que cuando quieran tomarlo en serio, será demasiado tarde.

Sir Nick... dijo...

Nuestra única, maltratada y dañada nave espacial...

...el unico País que existe, nuestro planeta Tierra

Mira este video (es medio largo pero vale la pena): http://video.google.com/videoplay?docid=-5645724531418649230

Sir Nick... dijo...

it's true, you are not alone

Cabigoes dijo...

Hola!
Ya había visto tu blog un par de veces, pero hasta hoy me decidí en comentar.

Bueno yo creo que para dejar ese egoísmo, primero hay que comenzar por la educación ambiental, hay que tener sentido de pertenencia con este mundo que es nuestro provicionalmente y pensar en nuestras generaciones, no ser tan ignorantes en decir "yo me voy a morir, ya yo viví"...

Buen post!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Tenemos el deber de concienciarnos el agua es vital para nuestra vida... Poco a poco podemos ir cambiando.. claro siempre y cuando se quiera..
Espero que estes bien..
Te dejo abrazos.

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Mariale!
¿Que será de la vida del Proyecto Guaire? Se supone que a estas alturas nos debiéramos estar bañando en él :-S
Besos flaca bella!

Genín dijo...

Tu tienes razón en todo lo que dices, pero tal como está pasando con el cambio climático, no se tomará consciencia hasta verle las orejas al lobo.
Besos y salud

Allek dijo...

que tal..
pasaba a presentarme..
saludes!

EUCHY dijo...

Que linda mari. siempre.

que ganas tengo de que vivas aqui, galla.

TQM

Antonieta H. dijo...

Ponernos de acuerdo allí esta el detalle si queremos lograr eso :S

mira este prototipo...casualmente lo leí antes de pasa por aquí

http://mezclazul.blogspot.com/2009/03/peces-roboticos.html

Carilisve dijo...

Hola.
Es un tema intesantísimo.
Habría que empezar por evitar que las grandes multinacionales acapadoras del agua, sigan explotándola indiscriminadamente arrasando con las reservas naturales del vital elemento.
Empezando por CocaCola,la principal acaparadora a nivel mundial.
No tengo nada contra la CocaCola, pero las cosas son como son.
Lástima que estos espacios son tan cortos y limitados, para este tipo de conversaciones.
Un beso amiga.

Mariale divagando dijo...

Guido,
con detallitos como ése de las orugas puede iniciarse un desastre ecológico de grandes proporciones; como lo que está ocurriendo en Canadá con el escarabajito de pino de montaña.

Kim,
ya ahora -y desde hace años- se puede pensar que es demasiado tarde, porque el daño causado es irreversible.
Pero la idea es que en el momento en que cada uno tome conciencia, se ponga en acción inmediatamente, sin pensar en lo que ya no se puede arreglar, sino en lo que sí se puede mejorar.

Nick,
burda de bueno el video!

Cabigoes,
welcome!

Mariale divagando dijo...

Pier,
qué bueno verte por aquí nuevamente!

Oswaldo,
ja! Eso lo que da es tristeza!

Genín,
hace rato que le estamos viendo bastante más que las orejas!

Allek,
bienvenido!

Mariale divagando dijo...

Euchy,
yo también tengo ganas de vivir allá, galla!

Antonieta,
lo de los peces robóticos es una muestra clara de que las buenas intenciones no bastan; alguien puede tener intenciones sinceras de ayudarte y terminar jodiéndote totalmente.
Acaso se ha pensado en los recursos (metales, plásticos, energía eléctrica, agua... más todo lo que implica el transporte de los bichitos y la puesta en marcha del proyecto) que se van a utilizar para fabricar esos bichitos?

Carilisve,
no tengo nada contra CocaCola, salvo que, aparte de acaparar agua, está matando a la población con uno de los productos más dañinos de toda la historia de la humanidad.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Te pusiste el parche antes de la herida, ¿no?

Buen tema que has tocado este año...de hecho, me toca porque dentro de todos los líos que hay entre Chile y Bolivia, hay un referente a un río transfronterizo como el Silala; nace en Bolivia, pero sus recursos hídricos son mayormente usados por las mineras chilenas. Y eso es fuente de roces, como imaginarás.

Algunos han dicho, en tono alarmista, que Chile y Argentina podrían ser los próximos objetivos de potencias militares, precisamente por las reservas de agua dulce provenientes de los glaciares.

Excelentemente planteado el tema, mis felicitaciones. Saludos afectuosos, de corazón.