domingo, 12 de abril de 2009

Pa' algo bueno tenía que servir la Semana Santa

En este pueblo sólo hay 3 supermercados que se pueden considerar decentes (los chinos y los cuchitriles con ratas del centro del pueblo no pueden contar como tal), siendo así, va mucha gente a los mismos sitios.

Hacer mercado un sábado o domingo, o entre semanas después de las 5 de la tarde, es un infierno! Porque son las horas en las que están libres las personas que trabajan horario de oficina y, por ende, aprovechan para hacer compras. Y bien sabido es que en este pueblo la gente no tiene conciencia de que su cuerpo estorba ocupa espacio y se paran con sus carritos en medio de los pasillos a contemplar los anaqueles como si éstos les fuesen a hablar revelándoles la fuente de la eterna juventud o el nombre del candidato que sí le puede ganar a Chávez.

También, como pueblo al fin, aquí todo el mundo se conoce, por donde uno camine va encontrando gente conocida. Si se es como yo, el 95% de las veces uno saluda con un "Hola, cómo le va?" y sigue caminando. Pero si se es de este pueblo, en el que todos son primos, o estudiaron segundo grado juntos, o crecieron juntos en la misma finca... entonces, se es un problema para el libre flujo de los carritos! Porque en cada pasillo estas personas encuentran a un compadre o a un primo o a la que le da tareas dirigidas a su hijo, y se paran a preguntarse si ya les salió el crédito para la siembra o si conocen a un buen plomero (sin omitir detalle de todo el problema generado por la cañería obstruida). Y aunque los pasillos sean amplios, ellos se las arreglan para poner sus respectivos carritos ocupando todo el espacio! De modo que uno tenga que hacer yoga intestinal (Maru, después hablamos de las regalías) para contener el deseo de decirles "Mira, vieja bruja, quítate! No te das cuenta de que tú y los 30 kilos de grasa que llevas en cada nalga estorban??", y en lugar de eso, poner cara de buena educación y decir sólo "Permiso, por favor" tantas veces como sea necesario.

La cola para pagar también es un martirio. Aunque existan 25 cajas, 15 están cerradas, así que se forman unas colas larguísimas. Y como las cajeras son retrasadas mentales (todas lo son! Creo que es requisito indispensable para obtener ese empleo), se tardan un siglo con cada cliente. Para completar, siempre alguien de la cola me quiere sacar conversación, lo cual no sería tan grave si pronunciaran aceptablemente el 50% de las palabras que me dirigen, pero como no son capaces, entonces me empiezan a generar un alto grado de stress! Afortunadamente, he descubierto que esto último se puede evitar con un libro, o con música tan fuerte que la escuchen los que estén a un metro de cada audífono, o hablando por el celular mientras estoy en la cola.

Todo este cuento sobre mis supermercadoaventuras viene porque ayer cuando fui a desayunar tenía burda de hambre porque era bastante tarde y me encontré con la terrible noticia de que no había Cachitos Morán (nunca les he dicho que es una de mis adicciones?) y que no me quedaba ni una sola fruta para preparar un jugo. Resolví el desayuno como se pudo con cereal y yogurt y, después de publicar el muy intrascendente post de ayer, me fui al supermercado.

En todo el trayecto iba pensando en que sólo iba a comprar lo estrictamente necesario para salir de allí lo antes posible, considerando que por ser sábado debía ser un infierno; ya iría yo durante la semana a comprar todo lo demás que hiciera falta. Pero resultó que no! La gentecita debe haber estado todavía hacinada en alguna sucia playa del estado Sucre, porque el supermercado estaba solito, divino, como si fuera martes a las 2 de la tarde. Gracias a Dios que existe la Semana Santa!

Como estaba de buen humor, cuando fui a pagar hasta le tuve paciencia a la cajera que no sabía usar el punto de venta. Y cuando llegó una viejita a preguntarme si yo había probado la Coca-Cola Zero le dije que no porque no tomo refrescos, pero que no le recomendaba comprarla porque al igual que toda Coca-Cola con o sin azúcar, debía saber feo y ser terrible para la salud. Ya ven que hice mi buena acción del día: le salvé el hígado a la viejita; quien se fue alejando diciendo "Ay mija, gracias, menos mal que me dijiste, Dios te bendiga, yo la pensaba comprar..." y, bueno, el resto no lo escuché porque ya estaba muy lejos.

Saliendo del supermercado con mi carrito de frutas, me encontré a un pana que -pa' que vean que todo el mundo sabe que me estresa el supermercado- en lugar de saludarme, lo primero que me preguntó fue "Y eso que vienes tan sonriente saliendo de AHÍ (con énfasis en el AHÍ)?"...

Iba pensando en comprarme unas galletas con chispas de chocolate en OK Coffee, para que terminara de coronarse el rato agradable, pero estaba cerrado :-(

17 comentarios:

Pablo J dijo...

Ok Coffee cerrado ayer??? que raro, deben andar de rumba todavía jajajaja.

No te he dicho yo que eso es lo que me gusta de estos días en el pueblo??? TODO está solito, con excepción de Mc Donald's...

Saludos

Eugenia dijo...

Eso de que los cuerpos estorban lo pensé desesperada el miércoles...

si no iban a protestar con nosotros qué coño hacían que no estaban en la playa??? habia tráficooooooooooooo!!!!!!!
menos mal que andaba en moto jajajajaja

un besote

Antonieta H. dijo...

jajaja algo parecido pasa aquí, por eso cuando los llevo me bajo meto en el carrito lo que necesito y les digo "los espero en el carro" o leyendo y escuchando música en algún lugar solo, claro en Semana "santa" aquí esta todo mas full que lo normal :(

TORO SALVAJE dijo...

La cocacola mala para el higado?

Ay Dios!!!

Ya no tengo remedio entonces.

Besos.

Lorena dijo...

Mariale, si no supiera que eres así, diría queeeeeee? paciencia...

No eres la única que le estresa el mercado y mucho más ahora que, lo que vas a comprar no lo tienes, lo que necesitas, no se consigue y si lo consigues tienes que hacer una cola tipo Cuba para tenerlo.... no que va!!!!

Y si son las cajas, te apoyo!!! 25 cajas y solo tres abiertas, incluyendo la de los artículos de mano, solo 10!! Dígame que eso sucede en los grandes supermercados de las ciudades, cómo será en esos pueblitos pequeñitos?

Otra pregunta Mariale, por qué será que en cada pueblo (llámese fuera de Caracas) siempre habrá un mercadito chino lleno de ratas? Me puedesexplicar, por favor?

* M a r u dijo...

Hola Marialita... gracias por lo de las regalias. Pero yo no cobro, jejeje...
Que bueno que pudiste hacer tu compra en paz, porque un automercado lleno de gente es mas que estresante... y aqui tambien ocurre Marialita... solo que el esquiusmi cubaneao me estresa mas... me hace ANORAR el Excelsior de Sta Fe un sabado a las 3PM
Besitos! Que termines de pasar un buen domingo!

Rosángela dijo...

Jajajaja, Mariale y su pueblo. Mira, estoy de acuerdo conque hagas tu buena labor del día, pero la Coca Cola Zero SI es sabrosa (aunque no puedo afirmar que no sea dañina), por eso es que ha tenido tanto éxito...
Dios me la bendiga mija...

Carilisve dijo...

Hola...

Jajaja, no creas que hacer marcado en Caracas es diferente. Cuando nos toca, ya sabemos que perderemos medio día en eso...

Referente a al CacaCola, pues estamos de acuerdo.

¿Sabías que hace unos años, en Panamá, se derramó en un río el liquido base (con colorante) para la elaboración de Caca-Cola y la contaminación que provocó fue gigantesca?. La multa fue insignificante...

Saludos

Nigger dijo...

Yo por eso voy a un supermercado como a las 3 de la mañana después de las largas horas de estar con mis amigos. ¿Allá no hay supers de 24 horas?

Siempre he pensado que al igual que los carros, se debería tener licencia para usar carritos de supermercado. Los pasillos con líneas que separen el sentido y sobre todo con "gruas" que quiten los carritos "estorbosos".

Oswaldo Aiffil dijo...

Te confieso que, por posts tan originales como este, me he vuelto adicto a este blog. Vengo todos los días esperando que escribas uno así. Buenísimo! Y pensar que es algo tan simple lo que relatas, pero tienes una forma particular de tornarlo en interesantísimo y adictivo (¿será que le pones el mismo ingrediente secreto de la cocacola zero?). A veces publicas (cosa normal) uno que otro intrascendente como el de ayer, pero es que el del viernes también estuvo genial, y así por el estilo, que delicia venir a leerte mi querida flaca linda. Para mi hacer mercado en Caracas en relajante, le huyo a los supermercados de pasillos angostos y veo todo lo que exhiben, pensándolo bien, a veces pareciera que esperara que el anaquel me hablara jejejeje. Me identificaste! Trato de no estorbar en el pasillo, y si veo a alguien buscando algo le pregunto y lo ubico rápido en el pasillo indicado. También hablo por celular, aunque a algunas féminas les reviente esta costumbre y, a pesar de tener el 80% del ancho del pasillo para pasar con su carrito me dicen (golpeado, claro está) "P-E-R-M-I-S-O !!". Lo que hago es mirarlas sin moverme, hasta que se dan cuenta del "pelón" y siguen como si nada...besos Mariale!!

Genín dijo...

A mi me abruman los super, en fin, cualquier cosa que esté full de gente, pero una cosa que no te vas a creer te la tengo que contar, al que voy yo, al menos en este pueblo, no se si la tónica es general en todo el País, en el Mercadona, en cuanto ven que hay dos personas esperando en una caja,inmediatamente llaman por megafonia y abren una o mas cajas, dependiendo de la gente que espera ¿No es sublime?
Si además, a eso le añades la enorme simpatia con que me tratan tanto niñas como hombres, al menos, la fase de compra en mi vida, cada 8 días, resulta algo agradable ¿A que te da mucha envidia?...jajajaja Pero por otro lado estás contenta por mi... :)))
Besos y salud

jose montalvo dijo...

Lo que falta es que repartan café y cachitos en los pasillos del supermercado para hacer más amena la cháchara a las culonas.
Abrazos varios

Rossy dijo...

El solo hecho de ir al supermercado me supone un grandisimo fastidio, pero no queda más remedio. Todos los días doy gracias de que en Diciembre se dignaron a abrir aqui cerquita un Excelsior de esos que abren 24 horas, con lo cual te ahorras el estres de ir en horas y días pico.

Comenté hoy porque ayer estuvimos el día entero sin internet :(

Un besito!

the goddamn devil dijo...

vaya vaya... que cosas no?????
si sigues así creo que te voy a postular para la beatificación jajajajajaja
saludos y buena semana

Johann Sebastian dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, TODAS las cajeras, sin excepción, TODAS tienen un retraso mental crónico, tienes que venir a Mérida un día para que vayamos al HIPER-GARZON, -HIPER-MIERDA le llamo yo- donde hay muchas cajeras estúpidas..=) yo generalmente las insulto con la mirada y les restriego sus infinitas inoperancias en la cara cuando puedo, en fin, tenía tiempo sin pasar por acá, saludos desde Mérida.

JS.

Anónimo dijo...

SOLO TE PUEDO DECIR QUE CON 20 AñOS VIVIENDO EN CANADA Y SIENDO BARQUISIMETANA EXTRAñO ESAS COSAS DE LAS QUE TU DESPOTRICAS, EN ESTOS LADOS DEL MUNDO DONDE TODO FUNCIONA TAN PERFECTO YO!!!! EXTRAñO Y DESEO ALGUN DIA ENCONTRAR ALGUN MAL EDUCADO DE LOS QUE TU ODIAS. BESOS Y TE LEO DESDE HACE MUUUUUUCHHHHOOOOOOO!!! Y ME ENCANTAS

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me agrada hacer mercado...pero padezco de los mismos problemas tuyos (es universal, casi). Y ahora que estoy de vacaciones, da gusto comprar el pan antes de la hora punta...no me demoro nada.

Saludos afectuosos, de corazón.