viernes, 12 de junio de 2009

Día Mundial contra el Trabajo Infantil (2009)

Creo que la mayoría de nosotros quisiera que todos los niños pudieran estar en el colegio estudiando y no en la calle trabajando. Lamentablemente, las cosas no son como quisiéramos, y todos los días miles de niños y niñas tienen que trabajar, a veces bajo las condiciones más inhumanas.

Pero esto no tiene por qué ser así, los niños deben ser niños, y nosotros los adultos tenemos la responsabilidad de hacerlo posible. No sólo somos responsables como padres o representantes de los niños que tenemos en casa, sino que como sociedad tenemos la responsabilidad de crear las condiciones para que los niños puedan realmente ser niños.

Es por ello que en el año 2002 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) declaró el día 12 de junio como Día Mundial contra el Trabajo Infantil, y realiza todos los años actividades orientadas a promover esta causa.

Este año se está haciendo especial énfasis en las niñas, dado que son quienes están expuestas a más peligros relacionados con el trabajo y la explotación infantil. No sólo se les introduce al trabajo doméstico a muy temprana edad, sino que son empleadas en trabajos físicamente muy exigentes, que ponen en riesgo su salud, por ejemplo, ir a sacar agua del pozo es una tarea a menudo reservada para las niñas en la Aldea Illela en Níger.

Pero más que eso, es alarmante ver la cantidad de niñas que son víctimas de explotación sexual, obligadas a prostituirse o a protagonizar piezas pornográficas, para lucrar a otros.

Por otro lado, en muchas sociedades, los varones son los únicos que tienen derecho a la educación y a ser contratados luego como mano de obra calificada, lo cual condena a las niñas, desde su nacimiento, a desempeñar trabajos menos valorados y remunerados, y más peligrosos.

Quizás lo más importante es entender que la educación puede -literalmente- salvar las vidas de estas niñas, no sólo porque evite que realicen trabajos peligrosos durante su infancia, sino porque les ayuda además a mejorar su autoestima y a sentir que merecen algo mejor. Las niñas que reciben educación percibirán mayores ingresos cuando sean adultas, serán más útiles a sus países, serán más responsables en cuanto a su sexualidad, tendrán menos hijos y los criarán mejor, entendiendo la importancia de darles educación a ellos también. Yo creo que por todo esto, vale la pena hacer un esfuerzo...

Tal vez quienes me leen estén pensando en que la situación es muy lamentable y que lo de hacer un esfuerzo por la educación suena muy lindo y todo... pero que no pueden hacer nada. Y me complace decirles que se equivocan! Siempre hay algo que se puede hacer!
- Los ciudadanos tenemos el poder de presionar a nuestras autoridades para hacer cumplir las leyes que regulan el trabajo infantil, y si -como sé que sucede muchas veces- estas leyes en realidad no favorecen a los niños y niñas, entonces debemos presionar para que sean modificadas.
- Los ciudadanos tenemos la responsabilidad de estar informados, de conocer en profundidad la situación de los niños trabajadores; en la medida en que tengamos información tendremos la capacidad de ofrecer respuestas, sabremos cómo ayudar.
- Los ciudadanos tenemos la responsabilidad de informar a otros, así como lo estoy haciendo yo ahora, fastidiándolos con un post sobre esas "inconvenientes verdades" sobre las que escribo a veces. Si logramos despertar UNA conciencia, habrá valido la pena.
- Los ciudadanos, por obvio que parezca, somos responsables por que los niños y niñas que tenemos en casa tengan acceso a oportunidades que les labren una vida igual o mejor que la nuestra. Basta con ser buenos padres, piénsenlo: si cada uno de nosotros tiene a sus chamos en el colegio y recibiendo una educación y formación integral, ya estamos salvando por lo menos a esos chamos de estar en la calle corriendo peligros.
- Los ciudadanos podemos hacer una diferencia por los niños y niñas de nuestras comunidades. El maestro, el médico, el policía, el barrendero, el dueño del supermercado, todos podemos, en el ejercicio de nuestras profesiones y oficios, hacer algo por la niñez.
- Los ciudadanos podemos, con el simple hecho de llevar una vida decente y productiva, constituir ejemplos a seguir para niños que tal vez ni siquiera conocemos. Podemos demostrarles que estudiar y vivir cada etapa cuando corresponde, sí da buenos resultados; podemos hacer que quieran tener la vida que nosotros tenemos, o una mejor.

No sé qué pensarán ustedes, pero a mí me gusta verlas así!

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los ciudadanos no hacemos nada, nos llenamos la boca de buenos deseos, y mucho bla bla bla, pero luego somos todos unos egoístas irreductibles.

Escribimos, escribimos, y escribimos, y no hacemos nada en el fondo, bueno, si, el hipócrita.

En eso los humanos somos la hostia.

Besos.

Mariale divagando dijo...

La verdad es, Torito, que los seres humanos -en general- somos bastante hipócritas. Y somos de lo peorcito, para qué negarlo?

Pero yo creo que sí se pueden hacer cosas positivas, es lo que me gusta creer y es lo que trato de hacer TODOS los días.

Pablo J dijo...

A mí también me gusta verlas así como en la última foto.

Yo me entere de ésto cuando estaba donde Maik cortándome el cabello.

Saludos

Lorena dijo...

Por lo menos soy feliz sabiendo que en mis manos está parte de el hacer feliz a los niños. Las educadoras tenemos alma de niños, y hasta nos comportamos como ellos... vivimos sus alegrías, sus logros, sus tristezas y sus desaciertos también.

Yo pongo mi granito de arena para que mis alumnos sonrían, yo hago millones de cosas en mi clase para que ellos aprovechen la vida y sean parte de la misma de la manera mas bonita posible... Un besito, Mariale.

Carilisve dijo...

No soy tan radical como el Toro, aunque comparto parte del sentimiento.

Lo cierto es que "los ciudadanos tenemos el poder de presionar a nuestras autoridades"; pero en muchos casos esas "autoridades" (politicas, económicas, militares, religiosas, etc) es tan fuerte que ni la presión de millares de individuo le hace el mínimo rasguño.

El tema de la discriminación de género, es indignante.

No sigo, porque me arrec...

Pd: Regresaste de esa "paraiso" dond estabas.

Rossy dijo...

Si nos lo proponemos, creo que es mucho lo que podemos hacer. El detalle está en actuar cada día, en aportar ese granito de arena, y en no quedarnos solo en buenas intenciones.

También me gusta verlas así!

Genín dijo...

Estoy convencido de que el secreto radica en la educación, en la cultura...Lo demás viene por añadidura.
Besos y salud

murdocke dijo...

hola si se puede hacer algo nada mas con colocar este post haces algo creas conciencia, hay que buscar la manera ayudar a los niños seguro en sus comunidades hay organizaciones dedicadas a eso.

Si tienen niños: Cuídenlos con todo su corazón pero también recuerden que algunos no tienen la misma suerte. Cuando tu hijo no use mas sus juguetes dónalos a algún hogar de niños impedidos juntos podemos cambiar el futuro de muchos niños.

me gustaría que colocaras un link de mi pagina acá si puedes.

ya tu estas en la mía, sigue así muy buen blog.

http://cortodeinspiracion.blogspot.com

Maie dijo...

Definitivamente.... me gustaria verlas estudiando y no cargando agua... no sabía de este dia inernacional contra el trabajo infantil. Gracias por la información.

* M a r u dijo...

que buen post... desde hoy este dia sera especial par mi. Y si, los ninos tienen que ser ninos.. y me gusta mas verlas asi!
TQM

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De hecho, en estos días hay una campaña radial de WorldVision que nos recuerda lo que es el trabajo infantil que, muchas veces, se equipara al de la gente que sí está en edad de desempeñar un empleo.

Si un menor de edad quiere ayudar a su familia generando recursos, bienvenido sea...pero siempre que se protejan sus derechos básicos (sobre todo la salud y la educación) y se respeten las leyes al respecto que regulan estas situaciones que debieran de ser excepcionales.

Lo más triste y patético es que, como está sucediendo en mi país con algunos policías envueltos en una red de prostitución infantil, a veces son las mismas instituciones destinadas a la protección las que traicionan esa confianza.

Como señalas, somos responsables por todos los niños que vean vulnerados sus derechos...decir que nos pertenecen a todos no es un lugar común, sino que un deber como parte de una sociedad.

Saludos afectuosos, de corazón.

LEO GUATARASMA dijo...

Oye, que bueno que resaltes esta fecha tan importante, sino es por movistar y sus mensajes ni lo percibieramos, a veces pensamos que esto es algo que no nos importa, pero solo basta pensar en que cualquiera de nuestros ninos, sea victima, eso nos cambia la facción indiferente...