viernes, 28 de agosto de 2009

CANTV, el trabajo a paso de vencedores y el camión de carga

El tema de CANTV de los Cojones ya está fastidiosito, ya lo sé. Pero ése ha sido el tema que más se toca en mi vida en estos días, así que también debe aparecer en el blog. Si no les gusta, es su peo!

Esta mañana cuando hice mi llamada diaria a (des)Atención al Cliente, el mensaje de la operadora decía que ya la navegación había sido restablecida, que apagara y encendiera el módem e intentara navegar, y que en caso de persistir la falla, me volviese a comunicar. Bien, hice lo que me indicaron y me logré conectar 2 minutos, cuando estaba cargando Gmail se volvió a caer la conexión. Shit!

Tal como decían las instrucciones, volví a llamar y me seguía saliendo el mensaje diciendo que ya me había resuelto el problema, lo cual, evidentemente, no era verdad. Luego me daban dos opciones: Marcar 1 para repetir la información, y Marcar 2 para comunicar algún reclamo que NO estuviera relacionado con el caso anterior. Entonces yo vociferaba: Coño! Me dicen que si no se arregla vuelva a llamar, pero no me dan la opción "Marque 3 si CANTV de los Cojones no resolvió una mierda"...

Pero como necesitaba hablar con algún operador, marqué 2. Le indiqué el número del reporte que abrí el 7 de agosto y que he estado consultando a diario desde entonces, y me dijo que, según información de sistema, mi avería había requerido mayor tiempo de solución y que aún se encontraba en manos de la Unidad Resolutoria. Entonces yo pensaba: Y por qué coño me dicen que ya lo resolvieron??? Pero el operador no tenía la culpa, así que no me descargué con él; simplemente le expliqué lo que había sucedido, para que lo incluyera en el reporte.

Siendo así, me resigné a que hoy también tendría que venir a un antro... Y aquí estoy...


Les cuento dos cosas aparte:

1. Otro organismo gubernamental inoperante (no sólo CANTV de los Cojones lo es) tenía más de un mes llamándome para que pasara a firmar un documento que llegó en mayo y que debió haberse emitido el año pasado. Yo no había hecho tiempo para ir a firmar porque si se pudieron dar postín 6 meses no debía ser tan urgente, no? Sin embargo, hoy estaba cerca, así que subí a las malolientes oficinas a las 9:30am; y resulta que la persona que me estuvo llamando no estaba, y el otro que me podía atender había salido a comerse unas empanaditas... Como ven, todos trabajan a paso de vencedores...
Después de mucho esperar, el tipo de las empanaditas me dijo que, como no había ido antes a firmar, él reenvió todo a Caracas. A lo que respondí que entonces lo firmaré -si acaso- cuando vaya a Caracas...

2. Al salir de las malolientes oficinas me di cuenta de que desayuné demasiado temprano y que ya mi estómago ni se acordaba... Así que me fui a comer unos pastelitos andinos y un jugo de mora en La Casita de Los Bocados, el huequito gocho que les recomendé en este post.
Yo pedí 3 pastelitos, cuando estaba terminando con el segundo llegó una gorda de esas que parecen un camión de carga y pidió 2 pastelitos y un tequeño, con un jugo pasteurizado de naranja y el pote de la guasacaca. Y la razón por la que la menciono acá es lo asombrada que me dejó al ver que, antes de que yo terminara con mi tercer pastelito, ella ya había terminado con todo lo que había pedido!!
Se imaginarán que me quedó muy claro por qué parece un camión de carga... No sólo se traga semejante cantidad de carbohidratos y grasas, sino que además no mastica, traga entero como los reptiles... No la miré mucho, por si acaso, no me fuese a encontrar parecida a un mondadientes o le provocara engullirme de un bocado...

9 comentarios:

jose montalvo dijo...

Hola Mariale, de esa cabuya que narras de la CANTV yo tengo varios rollos. El problema es que actualmente con las máquinas contestadora y computadores no hay forma en solucionar problema alguno con las compañias que prestan servicios o los bancos, etc. etc. En general el personal que trabaja en servicio al cliente tienen la idiotez bastante avanzada y por otra parte, no tienen la menor puta idea de como resolver un problema, ni tampoco el interés. El problema es que sus supervisores solo han llegado a ese puesto porque son más cretinos todavía.Claro, cuando se trata de entes bolivarianos, la idiotez llega al nirvana, a lo sublime

RICHIN dijo...

JaJaJa!!!...Me imagino tu impresión ante la Anaconda humana!...Pero tú también eres de temer, mientras la reptil se comió 2 pastelitos y un tequeño, tú te comiste 3 pastelitos!!!...Yo diría que están tablas, aunque la versión maturinense de "V Invasión Extraterrestre" nunca estaría tan asustada como tú de verse devorada!

Rossy dijo...

Es que no sirven para nada!!!

Y de las dos cosas aparte:

1) Si no salen a desayunar fuera de hora, no son ellos. Y eso de faltar un viernes? Que raro!

2) Será que no cenó anoche?

Feliz Fin de Semana! Ahhh, y que se arregle el problema porque hace tieeempo extraño la publicación de las "busquedas" en este blog ;)

TORO SALVAJE dijo...

Me encanta tu "dulce" mirada sobre las cosas.

Besos.

Maie dijo...

que buena vaina con tu internet... yo me trepar[ia por las paredes...

the goddamn devil dijo...

ah... la bella cara de la burocracia y de le hambre tambien...
saludos, no te preocupes que muchos estamos como accidentados en estos dìas...

Sir Nick... dijo...

jajajaja, no puedo con lo de la gorda... conozco gente asi que no mastica(pobre estomago, tremendo trabajo)...

...espero se resuelva pronto lo de cantv, ya me ha pasado y afortunadamente "por ahora" esta funcionando al pelo...

Genín dijo...

jajajajaja Yo se que no debería reírme, pero el tema de la problemática de la conexión a Internet, es para llorar o reir, y yo prefiero esto ultimo.
Besos y salud

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Mmmhhh...hace falta que los de CANTV se aprendan el diagrama de flujo de la empresa en cuanto a resolver situaciones con los clientes; sobre todo, la parte de informar estado de solución.

¿Y de qué trata aquel documento, si se puede saber? (deduzco que son cosas académicas, ¿no?). Sobre la velocidad de alimentación...es cierto que se nos dice que seamos moderados a la hora de comer; pero cuando estamos en confianza y si algo nos gusta demasiado, arrasamos (qué no).

Saludos afectuosos, de corazón.