miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿Por qué insisten en embrutecer a la criatura?

En el colegio de mis escuincles hay dos niños con gripe A(H1N1), siendo así, su mamá (la otra) prefirió que no fueran a clases.

La enana se quedó durmiendo -de hecho, en eso está todavía- y su hermano -que siempre se despierta tempranito- se fue a caminar con mi madre y mi tía al parque. Como ellas dos están acostumbradas a las caminatas en dicho parque, están acostumbradas también a la fauna de dos patas gente que se suele ver a esta hora allí; por ejemplo, hay una señora que tiene un kiosco, con la que siempre se han llevado muy bien.

A la señora del kiosco se le ha hecho costumbre regalarles chucherías a mis escuincles cada vez que los ve; yo preferiría que no les destruya la dentadura con chicles, pero bueno, le agradezco el gesto... Lo que no le puedo agradecer es lo que ha hecho hoy!!

Ustedes deben recordar cuánto me costó que el escuincle superara su adicción a los Power Rangers, cierto? Bien, eso fue un paseíto si se compara con lo que he tenido que hacer para que mi pobre niña supere su obsesión por Somos Tú y Yo. Ambas calamidades han sido culpa de su mamá (la otra), que los deja ver cualquier porquería cuando están en su casa; qué se hace?, hablamos de alguien que ve telenovelas de Venevisión...

Pues resulta que, la amiga del kiosco, en una "muestra de generosidad", le regaló al escuincle un álbum de cromos de dinosaurios y le mandó para su hermanita uno de -agárrense-: IsaTKM, Chino y Nacho, y Somos Tú y Yo! Coño e' su madre!!!


Durante los últimos años he llegado a la conclusión de que alguna reducida cúpula gobierna el mundo, está por encima de los gobiernos, de los organismos internacionales, de las grandes corporaciones... Ellos son los dueños de todo y son los que están detras de todos los -lamentablemente efectivos- intentos por convertirnos en idiotas, porque es lo que les conviene para poder seguir manejándonos a su antojo.

Pero ahora he empezado a pensar que esa cúpula no controla sólo a los gobiernos y las corporaciones para que éstos nos controlen a nosotros, sino que parece tener influencia directa sobre los individuos ya dominados y los conmina a actuar para acelerar el proceso de dominación de aquellos individuos que han demostrado ser inteligentes y, por ende, peligrosos para sus intereses.

Mi enana es una niña inteligente, desde que era bebé demostró serlo. Por eso la cúpula ha hecho que su mamá la deje ver programas que le empobrecen el cerebro, y además mandó a la amiga del kiosco a empujarla a una recaída...


Es la única explicación que encuentro!

martes, 29 de septiembre de 2009

Las dos BUENAS NOTICIAS del 28 de septiembre

El día de ayer estuvo marcado por una serie de arrecheritas y arrecherotas, pero hubo dos BUENAS NOTICIAS (así con mayúsculas) que pesaron más.

La primera BUENA NOTICIA:


Tahití 0 - Venezuela 8! Confieso que eso es algo que creí que NUNCA vería con mis ojitos! De verdad, independientemente de que el rival fuera de débil y que -en mi opinión- le perjudicó el arbitraje, el hecho de ver un marcador como ése en una competición oficial de una selección venezolana es uno de los mayores placeres que me ha regalado el fútbol.

Después de ver eso, con toda la euforia del momento, escribí en Twitter que ahora sí creo que todo tiene solución, que NADA es imposible, y me fui pa' la calle con esa sensación... Y estando sentada en un sitio feo, maloliente e inservible, recibí un mensaje de John Manuel comunicándome la segunda BUENA NOTICIA:


Julio Rivas está en libertad! En libertad condicional, sí, pero ya no está tras las rejas! Casi me da una vaina de la emoción!

Y anoche, cuando lo vi diciendo que no salía de la cárcel para irse a su casa a ver televisión sino para sumarse inmediatamente a la huelga de hambre, pues entonces casi me da una vaina pero de orgullo, de saber que MI GENERACIÓN dio tan excepcionales elementos! Me refiero a Julio, me refiero a los chamos que están en huelga de hambre (en Caracas, en Valencia y en otras ciudades que se han ido sumando), me refiero a los que siguen saliendo a recibir perdigonazos en las marchas, me refiero a los que se levantan todos los días sabiendo que sí se puede hacer una diferencia.

Sinceramente les digo que siento una gran satisfacción al ver que, entre tantos marginales resentidos vestidos de rojo, entre tantos sifrinos cocohueco con el pelito pintado, entre tantos mequetrefes calvos que tuvieron su hora y no la aprovecharon, vienen apereciendo estos chamos flaquitos e inexpertos, pero que tienen lo que les falta a los que menciono arriba: tienen el corazoncito lleno de fe y de buenos deseos, tienen ideas claras y firmes, y tienen dos bolas bien puestas!


Qué curioso que Julio y el fútbol vuelvan a protagonizar un post en este rancho...

lunes, 28 de septiembre de 2009

El Cejón de la Semana: Flavio Paína

Hoy no tengo tiempo de estar echándoles muchos cuentos sobre el cejón. Me tengo que ir, así que ahí lo tienen!


viernes, 25 de septiembre de 2009

Sobre las cosas que se le dicen -o no- al jefe

Acabo de leer este artículo. Si les da flojera ir a leerlo, les cuento que se trata de un estudio sobre la disposición de las personas a avisar a compañeros de trabajo sobre ciertas situaciones incómodas, como que tengan mal aliento, o la bragueta abierta, o que su atuendo no sea adecuado. En todos los casos, quedó claro que las personas están más dispuestas a decírselo a un compañero que al jefe.

No sé por qué sucede esto! Si yo fuera el jefe en realidad apreciaría más que un subalterno fuese capaz de decirme que tengo comida entre los dientes, y no que me dejara seguir hablando tranquilamente... Esto me recuerda una serie de TV que vi hace MUCHOS años, en un capítulo están en una reunión con la gente que ocupa los cargos más importantes, y uno de los jóvenes interrumpe al presidente de la junta para decirle que tiene un moco colgando... Pero bueno, ése no es el tema...

El tema es que, si bien nunca tuve la necesidad de decirle algo así a alguno de mis jefes (cuando los tenía), nunca lo dudé si tenía que llamarlos aparte y decirles cosas como "Señor Fulano, no se dice sucieza, se dice suciedad", o al que pronunciaba güirelé (wireless) que mejor dijera inalámbrico.

Tal vez las personas sienten miedo de hacer algo así porque el jefe -si es un idiota- se puede ofender y empezar a hacerles la vida imposible. Pero ése nunca fue mi caso, mis jefes nunca se molestaron, o por lo menos no lo expresaron.

Sin embargo, sí trajo ciertas consecuencias no tan agradables, por ejemplo, se me ocurrió corregirle a un jefe las palabras que escribía mal, lo que hizo que me agregaran un responsabilidad extra: leer TODOS los textos de TODOS los webmasters antes de que los subieran a los sites, porque realmente los tipos serían excelentes en su área pero escribían como niños de segundo grado; entonces a mi jefe no se le ocurrió mejor idea que hacerme revisar todo.

Otro jefe se dio cuenta de que mi inglés (así descuidado y pateado como está) era mejor que el suyo, ya que un día lo escuché "traduciéndole" a la secretaria parte del manual de una cámara, y noté que lo que decía no tenía sentido; así que me acerqué a sacarlo de su miseria y a decirle a la pobre incauta qué era lo que tenía que hacer con el aparato. Error!!! A partir de ese momento, a veces estaba yo ahogándome entre facturas y órdenes de compra, y él me sorprendía con algún e-mail que decía algo como "Flaca, yo hice este informe pero tengo que mandárselo a los chivos en Canadá. Te lo junto para que tú lo pongas en inglés, me haces ese favorcito" (sí, el tipo ni siquiera lograba usar el verbo "traducir" ni "adjuntar").

Menos mal que nunca les hice comentarios sobre su vestimenta (como mencionan en el artículo), porque seguro que me habrían puesto a asesorarlos sobre moda y tendencias... Y entonces sí habríamos sido la empresa más mamarracha de la historia!

jueves, 24 de septiembre de 2009

A 3 semanas del Blog Action Day '09

Recibí la notificación ayer, este año el tema del Blog Action Day será el cambio climático.

Así que, ya saben, el 15 de octubre miles de bloggers nos uniremos para escribir sobre este asunto que a todos nos concierne. Como ya es mi costumbre, los invito a participar!

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Divagación sobre la "moda" de la paz

Una blogger que ya no escribe (no digo ex-blogger, porque quien ha sido blogger no deja de serlo hasta que cierra todos sus blogs) y a quien respeto mucho, me envió ayer esta presentación, que me pareció bien compartir con ustedes. El mensaje es magnífico!

View more presentations from guest425dba.

En el mail, escribió el siguiente texto: "UNA MARAVILLOSA HISTORIA CON UN MENSAJE QUE NUNCA DEBERÍAMOS PERDER DE VISTA. Y MAS AHORA QUE PARECE QUE PARA ESTAR A LA MODA 'HAY QUE APOYAR LA PAZ'".

Y en realidad esas palabras fueron las que me motivaron a escribir este post. Ya que, por lo que deduzco, ella no está de acuerdo con esos que apoyan la paz para estar a la moda, y yo tampoco!

Según la RAE, la definición de "moda" es la siguiente: "Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente los recién introducidos".


Bien, yo creo que ya he contado acá que aprendí a leer siendo muy chiquita y que me interesaba por lecturas que no eran las más adecuadas para mi edad, por ejemplo, a los 6 años me obsesioné por leer profecías; las profecías me atormentaron durante mi niñez, cuando creía que realmente eran cosas que iban a suceder porque sí, inexorablemente. Y después, mientras crecía, dejó de atormentarme la "posibilidad de que sucedieran" y empezó a atormentarme aun más el darme cuenta de que ya estaban sucediendo, tanto esas cosas como otras aun peores.

Todos estos años después, sigo obsesionada por la lectura, por esta necesidad absurda e insana de saber cosas, y por esta maldición disfrazada de regalo, que es el recordar todos los detalles de todo lo que voy encontrando. Recuerdo detalladamente lo bueno, y por supuesto, recuerdo detalladamente lo malo; lo malo que ocurrió, que está ocurriendo y que va a ocurrir, no sólo a mí o a las personas que me rodean, sino a aquellos que no conozco, a los que ya no existen, o a los que aún no nacen...

Una de esas obsesiones de mi niñez fue la guerra. No digo que "cuando aún no la entendía", porque la verdad es que sigo sin entenderla; digamos que cuando lo único que sabía al respecto era que la gente moría de formas horribles, que se separaban de sus familias y que pasaban hambre y penurias, ya me atormentaba saberlo, ya me parecía horrible pensar que yo estaba viva, acostada en mi cama, habiendo cenado unas horas antes, y que en otro país otra niña de mi edad, podía carecer de todo aquello que para mí era tan cotidiano.

Pensaba en las persecuciones religiosas, en los conflictos territoriales, en las luchas por poder político, en la gente que nada tenía que ver con eso y aun así lo tenía que sufrir... Y sufría yo también...

Si están pensando que debió estar bastante loca la carajita (léase, YO), no los culpo, porque yo también lo he pensado. Sólo que ahora entiendo que lo que me volvió loca o lo que hizo que se manifestara mi locura, no fue mi desprecio por la guerra, sino mi desprecio por la estupidez! Ya les he dicho antes que lo que más odio en el mundo es la estupidez, mucho más que a la maldad, más que el egoísmo; ahora creo que la estupidez es la causa de todas nuestras calamidades, y también lo sabía cuando era niña, sólo que no lo había entendido como tal.

En algún momento de mi adolescencia pensé que mi horror por la guerra, era más bien horror por la injusticia. Pero no, es por la estupidez! La guerra nace de la estupidez de los seres humanos, que no hemos sido capaces de entendernos y evitarla; la injusticia nace de la estupidez de los seres humanos que no hemos sido capaces de respetar los derechos más básicos que tienen los demás seres humanos; la maldad y el egoísmo nacen de la estupidez de los seres humanos que siempre hemos pretendido sacar partido de cualquier situación sin importar si dañamos a otros (o a veces, si dañamos a otros, mejor!).

Y así como la guerra, todos los conceptos que están reñidos con el concepto de paz, nacen de la estupidez de esta especie a la que -para mi vergüenza- pertenezco.

Toda esta divagación sobre la estupidez lleva la única intención de explicar -y juro que al principio pensaba hacerlo en un solo párrafo- por qué me preocupa, es más, me aterra, que "para estar a la moda haya que apoyar la paz":
- Primero, porque la paz no es algo que haya que apoyar, es algo que hay que crear. Mientras la gente quiera "apoyar la paz", ésta jamás será posible, porque yo puedo apoyar una campaña contra el cáncer desde afuera sin involucrarme mucho, pero no puedo crear la campaña sin ser parte de ella. Ése es el punto, la gente tiene que querer ser parte de esa utopía que nosotros los soñadores/idealistas/ilusos/ingenuos/y/afines llamamos paz, apoyarla desde afuerita no sirve!
- Segundo, porque -como dice la definición que está allá arriba- la moda es algo transitorio, temporal, pasajero; cuando se hace algo porque está de moda, jamás se sostiene el esfuerzo por mucho tiempo. Y además, cuando pasa el tiempo, por lo general no sólo es que ya uno no está interesado en el asunto, sino que además no se explica cómo es que le pudo gustar eso que una vez estuvo de moda (por ejemplo, vean sus fotos de bachillerato y díganme si hoy se pondrían esa misma ropa).
- Tercero, porque para mí no es algo que esté de moda, no es algo nuevo, no es algo que me viene a la mente después de escuchar una entrevista a Juanes o Bono, sino algo que ha estado siempre en mi mente, aun cuando ni siquiera lo entendía; y aun así, hace un par de días tuve que reconocer que no estoy ni cerca de sentirme en paz conmigo misma, razón por la cual no estoy ni cerca de contribuir a la creación de la paz a mi alrededor. Entonces imagínense lo extremadamente lejos que puedan estar aquellas personas para las cuales sea simplemente una cuestión de moda...

Pablo y yo nos estuvimos riendo de nosotros mismos en estos días, al ver que los temas sobre los que escribimos o hablamos últimamente parecen llevar siempre una nube negra encima (o bueno, nosotros parecemos llevar una nube más negra de lo habitual). Y tal vez es así, tal vez estamos siendo más pesimistas que de costumbre, peleando más que de costumbre, criticando más que de costumbre; tal vez hemos sido afectados por todas las cosas negativas que hay en el entorno. Sin embargo, aquí bajo mi nube, parece perfectamente lógico discutir por lo que cada uno cree y por lo que quiere, porque nadie más lo va a hacer.

Y qué es lo que quiero? Que los seres humanos dejemos de ser genéricamente estúpidos! Pero como sé que eso es imposible, adapto mi deseo a algo más realista: que los seres humanos podamos tomar conciencia acerca de ciertas estupideces específicas; y no es tan difícil! Miren, si yo me pasé 20 años tomando Coca-Cola y en un determinado momento entendí que no debía hacerlo porque es estúpido matarse lentamente y pagar por ello (habiendo otras formas más rápidas y económicas, en caso de que sea ése el objetivo, que además no era el mío!), quiero creer que es posible que entendamos otras cosas más trascendentes y podamos asumir una conducta menos estúpida respecto a las mismas. De verdad, people, los soñadores/idealistas/ilusos/ingenuos/y/afines queremos creer que es posible; queremos creer, como dice el discurso, que el banco de la justicia no está en quiebra!

martes, 22 de septiembre de 2009

El Cejón de la Semana: Toni Cantó

Este cejón de hoy es un actor español de 44 años, que ha hecho teatro, cine y televisión, y además ha incursionado en la política.


lunes, 21 de septiembre de 2009

Mi compromiso de paz y las divagaciones que nacen del mismo

Tomando en cuenta que ayer Juanes y amigos lograron, contra viento y marea, cantar en La Habana, y que personalmente me quedé con muchas buenas y malas impresiones al respecto, bien podría partir de allí para escribir mi post de hoy, 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz.

Pero sucede que así como tengo cosas chéveres qué decir sobre ese hecho histórico, también tengo otras no tan chéveres. Y sucede que ya me había comprometido a no rajarle el pellejo a nadie el día de hoy, ni siquiera si se lo merece.

Tampoco voy a ahondar mucho en el tema en el que se está enfocando la ONU este año, que es el desarme nuclear, porque sé que también me puede llevar a rajar pellejos.

Siendo así, creo que me voy a limitar a tratar de explicar lo que es para mí la paz. Y, pensándolo bien, no debería decir "limitar", porque la palabra PAZ engloba TANTAS COSAS que no caben dentro de límite alguno...

A diferencia de la mayoría de la gente, para mí la paz no es el antónimo de guerra. La guerra nace de motivaciones tan bajas y ruines, que sencillamente NO le llega a hacer contrapeso a la paz, no se pueden considerar opuestos; la guerra es algo tan fácil que cualquier cobarde puede armar una, en cambio la paz sólo está en manos de los valientes. No estar en guerra es sólo un pedacito de lo que significa estar en paz.

Para mí la paz no es un fin, no es algo a lo que vamos a llegar; es más bien una manera de transitar nuestro camino, una forma de vida. No tiene tanto que ver con las relaciones entre naciones, ni siquiera con las relaciones entre individuos, tiene que ver con el individuo mismo, se trata de un estado interno que luego se manifiesta a los demás.

Hay muchas palabras que se pueden asociar al concepto de paz, como la libertad (que ayer se mencionó mucho), o la solidaridad (que ayer se manifestó aunque nadie la haya mencionado), o una que a mí me gusta mucho: el respeto. No sé con qué otras palabras la relacionen ustedes, pero puedo decirles por qué se me ocurrieron éstas, y ha sido básicamente porque guardan características comunes con lo que antes dije sobre la paz:
- La libertad tampoco es un fin, no es un lugar al que llegamos, no es algo que un día nos entregan en la mano y decimos "Ok, ahora soy libre"; es una forma de vivir día a día. Sólo es libre un individuo que entiende por qué debe ser libre y, sobre todo, que es capaz de asumir la colosal responsabilidad que implica la libertad.
- La solidaridad no se ve, se ven las manifestaciones de solidaridad. Pero la solidaridad como tal sólo está dentro de los individuos, de aquellos que son capaces de desarrollar empatía y deseo de aliviar el dolor ajeno, pero sobre todo, la empatía que le hace sonreír al ver una sonrisa ajena, que le hace sentir que el propio bienestar se ve incrementado por el bienestar ajeno.
- El respeto por otros sólo es posible para quien se respeta a sí mismo. Cuando un individuo se respeta entiende que debe pararse firme y no dejarse maltratar, pero con esa misma firmeza se niega a maltratar a otros.

Personalmente puedo decir que no me siento totalmente en paz, porque llevo dentro de mí cosas que están reñidas con ese concepto o con los otros asociados, pero trabajo cada día (aunque no se me note mucho) no para alcanzarla -porque ya dijimos que no se alcanza- sino para asimilar poco a poco esa forma de vida.

Considero que si los individuos en algún momento aprendemos a vivir en paz, las comunidades (llámense familias, vecindarios, ciudades, naciones) podrán vivir en paz. Y, para ser sincera, sé que no es fácil y ni si quiera sé si algún día lo logremos; pero como me gusta creer que es posible, trato de tener los ojos bien abiertos para no perderme ningún detallito que me dé esperanzas sobre esa posibilidad, y eso ya me acerca un poquito, no?

En este ejercicio de los ojos abiertos me voy encontrando todos los días con imágenes que asocio con la paz (así como la asocio con las palabras que mencioné antes), como la imagen del animalito que estaba en mi almohada en estos días o la de un par de personitas que comparten un instante:

Imagen tomada del perfil de Facebook de Paz con Todo.

Releo lo que he escrito hasta ahora, y veo que me quedó algo parecido a las discusiones que se dan entre niños en edad escolar cuando la maestra le pregunta "Qué es para ti tal cosa?". Y si bien no es lo que tenía pensado originalmente, creo que fue lo mejor, porque la verdad es que cuando tenía la edad de esos dos chamitos y una maestra que dirigiera mis debates, estaba más cerca de sentirme en paz de lo que estoy ahora. Así que, por qué no volver? Por qué no hacer LO QUE HAYA QUE HACER? Por qué no tomar cualquier oportunidad?

Repito la frase que cerró mi post del año pasado y que estoy escuchando en este momento "All we are saying is give peace a chance".

domingo, 20 de septiembre de 2009

El "ejemplo" del Imperio Centroafricano

Hace tiempo estuve leyendo sobre la historia de algunas naciones africanas y debo reconocer que hay varios pasajes que me resultan fascinantes; igualmente, hay datos del pasado que me han ayudado a entender el origen de ciertas situaciones que se viven en el presente, no sólo en África, sino en todo el mundo. Y también observo con preocupación, cómo hay escenarios nefastos que se van repitiendo una y otra vez, sin que los seres humanos seamos suficientemente inteligentes como para evitar caer de nuevo en algo que nada bueno nos va a traer...

Sobre esto último me pareció oportuno escribir hoy 20 de septiembre, ya que es el trigésimo aniversario del golpe de estado que tuvo lugar en el entonces Imperio Centroafricano y que puso fin al gobierno de ese personaje tan tristemente célebre, llamado Jean-Bédel Bokassa.


Como es mi costumbre, no les voy a contar la biografía del tipo, pa' eso les dejé el link de Wikipedia. Lo que quiero es atraer su atención hacia ciertos detallazos sobre el individuo (algunos de los cuales pueden encontrar en ese mismo link):
- Tuvo formación militar e hizo carrera como tal.
- Llegó al poder dándole un golpe de estado a su primo, que era el presidente anterior (Ya eso nos da una idea de los escrúpulos que podía haber tenido).
- Entre sus primeras decisiones como dictador militar, estuvo la abolición de la constitución, de manera que él pudiera regir todo lo que le diera la gana a través de decretos.
- Borró todo rastro de la república e instauró la monarquía, incluso cambiando el nombre del país de "República Centroafricana" a "Imperio Centroafricano"; imperio en el cual él era presidente y emperador vitalicio, y sus familiares cercanos eran príncipes y princesas.
- Gastó una millonada en su ceremonia de autocoronación, dinero que pertenecía al pueblo y que buena falta hacía para atender asuntos fundamentales de una economía en su más profunda crisis. No quiero ni calcular cuánto costó la corona imperial con un diamante enorme o el extravagantísimo traje que vistió.
- Aquí tengo que citar: "El Emperador justificó el establecimiento de la monarquía constitucional diciendo que al crear una monarquía ayudaría al país a 'desmarcarse' del resto del continente y a obtener el respeto del mundo".
- Con dádivas logró que otros mandatarios se hicieran la vista gorda frente a sus loqueras, o incluso que lo apoyaran; pero claro, hablamos de mandatarios tan "ejemplares" como el maldito de Jorge Videla, por nombrar alguno.
- Se encargó de reprimir brutalmente a todos los que lo adversaban o se atrevieran a contrariarlo; como ejemplo de ello podemos mencionar la revuelta en la que 100 civiles (estudiantes en su mayoría) fueron masacrados, y otros muchos fueron encarcelados y torturados.


Ustedes se preguntarán por qué les estoy enumerando todas las grandes virtudes de Bokassa I. Y la razón es que quiero que se pongan a pensar si en la actualidad no hay en nuestros países más de un cretino con poder, queriendo emularlo... Y en especial que lean la cita que puse más arriba, y piensen si no se parece a cierto discursillo barato que hemos venido escuchando en los últimos años...

Ahí lo dejo...

sábado, 19 de septiembre de 2009

Creo... Creeeeo... que voy a parar de sufrir

Cantv de los Cojones nunca volvió a ocuparse de mis reclamos, por eso tuve que cambiarme a Inter, recuerdan que les conté?

Y resultó que Inter de los Cojones tampoco servía!! Me tuvieron sufriendo más de una semana. Tenía conexión un ratico y se caía por horas... Horas durante las cuales me dedicaba yo a ladillarlos por teléfono y personalmente en la oficina de Maturín. Supongo que fui sumamente persuasiva, porque ayer vinieron varias veces durante la tarde y estuvieron aquí hasta la noche, revisando, midiendo, subiéndose a los postes, cargando la escalera de un lado a otro, llamando a otros técnicos...

Y bueno, por lo que me explicó el señor Alberto (sí, sabe pronunciar bien su propio nombre, dice "Alberto" y no "Arbelto", qué emoción!), ya corrigieron la falla de señal que me afectaba y ya voy a parar de sufrir.

No sé qué tanto pueda confiar en su palabra, pero por lo menos puedo decir con alivio que desde anoche he tenido conexión sin interrupciones!

AAAAMEEEEEEENNNN!!!!

viernes, 18 de septiembre de 2009

Un asco de día en este asco de mundo (Parece un post emo, me disculpo por eso)

El día de ayer fue bastante deprimente, a decir verdad... Por fortuna, no pasó nada particularmente malo... Sólo mucha lluvia, mucho malestar, muchas cosas que no salieron bien, muchas conversaciones sobre problemas y cosas chimbas...

Entre otras cosas, estuve pensando mucho en un comentario que me dejó Manikita en este post, un comentario muy halagador, acerca de esta costumbre mía -que no a todo el mundo le gusta tanto como a ella- de escupir lo que me viene a la mente, sin maquillarlo, sin autocensurarme. Cada vez que me dicen algo así me preocupa mucho notar que no es algo que haga porque tenga la certeza -o por lo menos la creencia- de que es lo correcto, más bien lo hago por razones bastante egoístas: simplemente no me puedo quedar con ese mierdero por dentro, hay que sacarlo sin importar si a la gente le va a gustar o no.

Como dije, fue un comentario halagador y lo agradezco como tal, pero durante el día me fue dando arrechera! No con Manikita, sino con el mundo! Porque el hecho de que ella haya destacado esa característica como algo especial, significa -como ya debe ser obvio para todos- que es algo así como la excepción de la regla.

Por otro lado, anoche vi una película que me gustó, pero un par de líneas de un diálogo me dieron arrechera! La primera línea fue: "Eres un hombre increíblemente decente!", y la respuesta: "Lo sé, ése siempre ha sido mi problema".

Entonces pasé el resto de la noche pensando en que vivimos en un mundo tan pero tan cochino, que la franqueza y la decencia no son más que excepciones! La honestidad, la integridad, la valentía, la fidelidad a las propias convicciones, son características a destacar como raras, como especiales, como poco comunes... Mierda! Qué dañados estamos! Ya no se acusa en gesto de desaprobación a los que mienten y engañan, porque son demasiados, son mayoría; simplemente se señala como una rareza el hecho de que alguien se atreva a decir SU verdad (porque verdades absolutas no hay).

De pana, qué porquería de mundo!


En realidad, una de las pocas cosas buenas del día fue que, cuando me iba a acostar, encontré en mi cama a un animalito verde de patas largas; no era colorido ni llamativo, pero estaba tan tranquilo, como si le correspondiera por derecho estar allí... El más descarado de su especie! Quizás me cayó simpático porque hasta se parece a mí :-P

Lo agarré con cuidado y lo fui a soltar en el patio.

No se sorprendan, todos saben que normal nunca he sido... No sólo no grito ni corro cuando veo un insecto, como las mujeres normales, sino que les tengo arrechera a quienes lo hacen... A los que son asquerosos y/o peligrosos y/o fastidiosos, los mato sin hacer escándalo; y a los que son bonitos y/o curiosos y/o inofensivos, los agarro pa' observarlos un ratico, y cuando siento que ya no me tienen miedo los dejo ir.

Creo que el bichito fue la razón por la que me pude acostar sintiéndome un poquito más en paz.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

De cosas inverosímiles que encuentro en el embobador

Volví a tener contacto con una chica que estudió conmigo en el colegio de monjas, a la cual no he visto desde entonces (es decir, desde hace unos 12 años); por lo que he podido saber gracias al embobador, está felizmente casada, tiene un retoño y no es chavista. Por eso me sorprendió tanto encontrarme esto:


Lo más curioso de el asunto es que después de que el amigo escribiera "Aló??", ella eliminó el mensaje de su estado.

Entonces me queda la curiosidad, no sé si es que se volvió chavista de la noche a la mañana y de pronto se avergonzó de ello (con toda razón), o es que alguien le jugó una broma; pero si es el segundo caso, por qué no se lo explicó al pana??

No sé, es una tontería, pero me perturbó! Guácala!

martes, 15 de septiembre de 2009

¿Suena lógico?

Tengo TANTAS vainas en la cabeza, que no logro escribir algo coherente sobre alguna de ellas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

El Cejón de la Semana: Caleb Casas

Originalmente, pensaba escribir un post contándoles un montón de calamidades. Pero, para variar un pelín, mejor les dejo al cejón...

Se trata del actor cubano Caleb Casas.


viernes, 11 de septiembre de 2009

Sobre las reacciones generadas por mi post de ayer

En este post declaré abiertamente que creo en la inteligencia y el buen juicio de los bloggers. Por eso no me extraña que la mayoría de los bloggers que leyeron mi post de ayer, entendieron lo que quise decir (puede que les haya gustado o no, pero lo entendieron). No obstante, a través de Twitter y del correo electrónico, recibí otro tipo de opiniones al respecto, que vienen de gente que evidentemente no entendió, opiniones que son válidas todas, basadas en el derecho de cada lector a interpretar lo que escribo; sin embargo, algunas son bastante absurdas, y sobre todo, bastante hipócritas.

La mayoría de estos lectores insiste en que "hay un chamito de 22 años que está preso injustamente" y que la población venezolana "se ha dejado manipular por Chávez" con el circo de una victoria deportiva... Como si Chávez hubiera ido a jugar el partido y hubiera marcado los goles...

Otros dicen que "Chávez se ocupa de orquestarnos pequeñas distracciones como lo de la Miss Universo" mientras que se están cometiendo todo tipo de abusos en el país. Y sí, es cierto, se están cometiendo miles de abusos, con todos los "Julios" que son los presos políticos; pero no solamente se trata de las privaciones ilegítimas de libertad, se trata de que TODOS los venezolanos hemos sido afectados de alguna manera! Eso es cierto! Y es cierto que el chavismo es especialista en cortinas de humo y en desviar la atención, pero NO todo lo que pueda pasar en Venezuela es un plan maestro de Chávez para anestesiarnos!

Si alguien está contento porque acaba de convertirse en padre (justamente el día que hay una protesta por algo), entonces es que Chávez le mandó un muchachito instantáneo para distraerlo... O si alguien está preocupado lidiando con los marginales que le invadieron sus tierras, entonces es que cayó en el juego de Chávez para que no fuera a la marcha... Coño! Háganse el favor de no hacer el ridículo tan horriblemente!

Ésa clase de gentecita que hace parte del sector Oposición (entendiendo por "oposición" a todos los que no estamos de acuerdo con el gobierno de turno), de la cual me avergüenzo profundamente, es la que nos ha impedido tener éxito en las batallas que hemos librado, porque son los que realmente desvían la atención, que ven amenazas estúpidas donde no las hay porque ni siquiera a un adversario estúpido se le ocurriría montarlas! Son los que luchan contra un Chávez imaginario, en lugar de tener el coraje de hacerle frente al Chávez real.

Y saben qué es lo más arrecho? Que esos que dicen que "nos dejamos distraer" mientras meten presos a los inocentes y violan la Constitución, son los mismos que el 26 de junio de 2009 amanecieron llorando por Michael Jackson, en lugar preocuparse por la aprobación relámpago -rapidito, en primera discusión- de la reforma parcial del COPP (por cierto, la Gaceta salió el lunes de esta semana), que también representa un abuso y una violación de la Constitución.

No sé por qué ninguno salió diciendo que a Michael también lo mandaron a matar desde Venezuela, para desviar nuestra atención...

Y mejor no escribo, como el 11 de septiembre del año pasado, sobre el aniversario de los atentados terroristas, porque también pueden decir que me estoy dejando distraer por algo que pasó hace taaaanto tieeeempo y que ni siquieeeeera fue en mi país...

jueves, 10 de septiembre de 2009

Como Julio está preso, no te puede importar el fútbol!

No te debe importar el fútbol, ni el beisbol, ni las bolas criollas, ni las caries que te encontró el odontólogo, ni el documental de Oliver Stone, ni la explotación infantil, ni el amigo de la infancia que está cumpliendo años hoy... Si llegas a hablar, bloggear, twittear, o siquiera pensar en alguno de esos asuntos, eres un antipatriota y un cocohueco que no entiende lo que está pasando en el país. Ya sabes!!


Ese párrafo que inicia este post, ha estado en mi mente desde anoche al apagar la PC. No podía creer los niveles absurdos a los que puede llegar el deseo humano de sentirse mejor persona que los demás. Era increíble ver en Twitter, en el embobador, en los mensajes de texto que enviaban a Globovisión, que la gente no estaba tan pendiente de manifestar SU rechazo hacia la injusticia que se está cometiendo en contra de Julio César Rivas, sino más bien se dedicaban a criticar a los que estaban en el estadio de Puerto La Cruz viendo el partido de eliminatoria o a los que lo estábamos viendo por televisión.

Aquí hagamos una pausa, people, don't get me wrong! Yo también pienso que el respeto a los derechos de un joven que está siendo castigado por haber defendido su libertad y la nuestra, es más importante que un partido de fútbol. Y también critico esa enfermedad que John Manuel llama "mirapalotroladismo", que hace que tantos venezolanos se hagan los pendejos frente a las cosas terribles que están pasando en Venezuela, que mientras les aprueben sus dólares pa' irse de vacaciones, todo está bien y no se quejan... PERO, una cosa es que NO nos hagamos los pendejos y nos esforcemos por hacer todo lo que esté a nuestro alcance por defendernos, y otra muy distinta es que no comamos, no nos bañemos, no respiremos, porque se está cometiendo una injusticia!

Yo pregunto: Si todos hubiéramos apagado nuestros televisores y nos hubiésemos tapado los oídos para no escuchar los fuegos artificiales después de cada gol a favor de Venezuela, Julio habría sido liberado? Más específico aun, si YO no veo los partidos que quedan del US Open -que van a estar burda de buenos-, Julio va a ir a dormir a su casa? Si es así me avisan y yo ni me acerco a la señal de ESPN, es más, hasta le pongo un trapo encima al televisor para no mirar ni siquiera la pantalla mientras está apagado! Pero, come on, that's not happening!

Como dije antes, creo que todo se trata de un deseo típicamente humano de sentir por un ratico que no somos la mierda que somos (no me digan que no, todos saben que la raza humana es una mierda), o que los demás lo son pero nosotros no porque defendemos causas justas y nos caracterizamos por nuestra sensibilidad y altruismo. De hecho, anoche cuando estaba viendo en Buenas Noches a Alfredo Romero y a la vez leyendo los mensajes de los televidentes, yo misma caí en eso de pensar que los demás eran los que estaban equivocados y yo tenía razón (porque aunque me avergüence de ello, también soy humana, nada puedo hacer para cambiarlo): leía y pensaba "Pana, qué gentecita tan estúpida!". Y luego me tomó menos de un minuto darme cuenta de que sí, ciertamente hay mucha gente estúpida, pero no me corresponde a mí juzgar su nivel de estupidez y, sobre todo, nada gano haciéndolo; eso tampoco le iba a devolver la libertad al muchacho ni iba a velar por su seguridad en el infierno en el que le va a tocar estar quién sabe cuánto tiempo.

Al final me di cuenta de que incluso esas reacciones absurdas de esos televidentes que son tan venezolanos como Julio y como yo, y que han sufrido estos más de 10 años como Julio y como yo, me pueden ser útiles! Alguna vez leí que ningún ser humano es completamente inútil, porque en última instancia, al menos puede servir como mal ejemplo. Ésa máxima ha sido aplicada a muchas personas que han pasado por mi vida, me sirven de ejemplo de conductas en las que NO debo caer! Y ése ha sido el caso de esos venezolanos que anoche estaban indignados por el partido de fútbol, y que seguro lo estarán hoy nuevamente cuando vean algún reportaje al respecto en la prensa.

Esa gente que se da golpes de pecho por Julio con la mano izquierda (porque con la derecha está sosteniendo el whisky), y que en Twitter critica a los que vieron un partido de fútbol (mientras en la otra ventana está comprando on-line sus pasajes pa' Cancún), es el ejemplo de lo que NO quiero ser! La canción dice "Sólo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente", pero yo también le pido que no me deje andar por el mundo acusando de indiferentes a todos los demás.



Respecto al partido de fútbol, les doy mi opinión (que entiendo que haya a quien no le va a gustar)...

Mi amor por esa camiseta que salió victoriosa anoche en Puerto La Cruz, es el mismo amor que siento por esta tierra que piso, por los prados verdes hasta donde se pierde la vista, por la imponente presencia del Ávila cuando salgo de la estación Altamira, por el sonido de cuatro y bandola, por la arepa que me voy a comer cuando termine de escribir esto... Que haya a quien no le gusta el fútbol, lo entiendo, pero a mí sí me gusta! Y si hay algo que involucra al deporte que amo y a la tierra que amo, pues lo siento, no hay manera de que me sea indiferente!

Cuando a mi Selección le va bien, significa que a un pedacito de mi país le está yendo bien. Cómo coño pretenden que no me alegre por eso???

Además, creo que no es necesario traer a un psicólogo social que nos explique con pizarrita que los éxitos deportivos son altamente beneficiosos para la población de un país con tantos problemas como el nuestro; no para distraer a la gente de sus problemas, NO!, sino para darles esperanza, una lucecita que les diga que existe ALGO más que problemas. Siendo así, no puedo menos que sorprenderme ante la hipocresía de quienes dicen luchar por la libertad y los derechos del pueblo venezolano, pero que a la vez pretenden quitarle incluso el derecho a gritar un gol! Como si mi pueblo tuviera demasiados motivos para celebrar...


No sé, people, releo esto y veo que es una divagación enredada como siempre, pero no me podía quedar con todo eso entre pecho y espalda.

Anoche, después de que Miku marcó ese pedazo de gol que le devolvió la ventaja a Venezuela, Renny Vega se paró frente a su arco gritándole a la gente en la grada "Vamos carajo!", y para mí ese grito de ánimo tuvo el mismo valor que cuando Freddy Guevara escribió en Twitter "Libertad carajo!". Son dos venezolanos que están haciendo su parte, ambos hallaron algo en lo que son buenos, ambos tienen algo que darle a Venezuela... Podríamos nosotros dejar de criticar tanto, y tratar de hacer lo mismo?

lunes, 7 de septiembre de 2009

Reporte 09/09/09

Vale, este rancho debe estar sintiéndose abandonado... Pero es que Inter de los Cojones y Cantv de los Cojones no ayudan (aunque right now tengo conexión)!! Y además, por razones obvias, evito en lo posible ir al antro a menos que sea estrictamente necesario.

El lunes tuve que ir a uno, y tuve un breve y sencillo episodio con una perrita desvergonzada (ésta no llegó a tanto como para llamarse Perra Desvergonzada)...

Cuando llegué y estaba esperando que me entregaran el numerito de la máquina, un chamo estaba pagando. La cajera le dijo que eran BsF 4 y él le dijo que en la computadora le marcaba 3,50, a lo que ella repitió "Aquí dice 4, y son 4". Bien, el pagó sus 4 y a mí me entregaron mi numerito y me fui a sentar.

Cuando me levanté, vi que el contador indicaba que había consumido BsF 4,50 y me dirigí hacia la caja. Las dos dependientas estaban lejos de la caja sacando copias, así que le dije a una en voz alta "Por favor ven a cobrarme", y así lo hizo. Llegó a la caja y en lugar de decirme cuanto era, se puso a revisar unas impresiones y a preguntarle cosas a la otra... Como a los 3 minutos fue cuando me dijo "Son 5". A partir de entonces, empezó el siguiente diálogo:

Yo: Mi contador marcaba 4,50.
Ella: Pero son 5.
Yo: Mi consumo fue de 4,50 y, por ende, debo pagar 4,50.
Ella: Aquí dice 5.
Yo: Cuando yo me levanté y vine hasta aquí con intenciones de pagar, tú te pusiste a hacer otras cosas. Yo tengo que pagar por el tiempo que usé el servicio, no por el tiempo que tú demoraste en atenderme.
Ella: Bueno, serán 4,50.
Yo: OK, toma. Gracias. Hasta luego.

Creo que nunca podré entender ese deseo irrefrenable que tienen las perritas desvergonzadas de robar a los clientes... Y nunca podré entender a los clientes que se dejan robar! Porque entiendo que con esa monedita de 0,50 que me tuvo que devolver no me voy a hacer millonaria, pero es MÍA y, por ende, me la tiene que dar! Punto!

Yo veo que la gente se calla, "por no pelear", "para que no digan que son avaros", "porque les da pena"... No me jodan! Pena me daría a mí saber que pude haber reclamado mi derecho y no lo hice!!

viernes, 4 de septiembre de 2009

Qué esperanza...

Hartos de CANTV de los Cojones, tuvimos que cambiarnos a InterLink; o por lo menos ya se hizo la solicitud... Pero no crean que me estoy conectando gracias al magnífico servicio de mi nuevo proveedor, no! Lo hago gracias al router que me presta un amigo. Les cuento...

Resulta que hoy a las 3 de la tarde vinieron John y JunioL (los técnicos de Inter), un par de bichos HORRIBLES, que olían horrible, en un cacharro que ya debió haber sido viejo -y horrible, claro- antes de que yo naciera! En serio, el trasto parecía estar a punto de desarmarse y llevaban la escalera amarrada al techo con mecatillo... Hasta donde yo recuerdo, Inter tenía camionetas decentes... Qué decadencia!!

Pero lo peor de todo era el tufo de los dos individuos! Menos mal que hablé con ellos en la puerta, donde corría brisita...

Llegaron diciéndome que venían a instalar un punto adicional de InterCable que había sido solicitado. Les dije que no se había solicitado tal cosa, sino el servicio de InterLink; y su respuesta fue "Ah zi... (silencio largo) Güeno... (silencio largo) Ezojequipo tan en la empreza... (silencio largo) Nozotro venimo como a laj trejymedia a hazete la intalazión".

Bien, después de las 5 volvieron a aparecer. Esta vez, como tenían que entrar, apagué el aire acondicionado y abrí las puertas y ventanas, para que no me fueran a dejar su pestilencia en toda la casa.

Si hubieran estado hediondos pero hubieran hecho el trabajo, probablemente no estaría escribiendo esto, simplemente estaría feliz porque mi sufrimiento acabó! Pero ni eso!!! Los bichos no tenían idea de lo que estaban haciendo, les tomó casi una hora colocar el divisor y el módem (no tardaron más porque YO tuve que subirme a un banquito y ubicar los cables, ya que a ellos no les daba el cerebro para tal proeza); y después pasaron un rato contemplándolo, esperando que "titiliara" y sin poder explicarse por qué no "titiliaba"...

Al final (como nunca "titilió") me dijeron que no podían hacer la instalación, y que iban a mandar a un "téinico" que revisara el cajetín y entonces volverían a ver si lo lograban...

Ya ven... Inter de los Cojones...

El Cejón de la Semana: Francis Cadieux

Sé que no es normal que el cejón salga un viernes, pero ya todos saben cuáles han sido las circunstancias...

Por lo que pude leer, este modelo canadiense quería ser policía... (Euchita, te lo imaginas uniformado???)

jueves, 3 de septiembre de 2009

El post más largo del año...

Conexión intermitente todo el día...

No sé si agradecerlo o volver a maldecir a CANTV de los Cojones...

martes, 1 de septiembre de 2009

Yo nací aquí




Yo nací en este país
que sabe a caña y algodón,
que se ilumina mucho antes
de que salga el Sol.

Yo nací en éste país
de niños pobres y almidón,
endeudado con los mismos
que se lo llevaron todo.

Un país lleno de historias,
de hombres y mujeres de hormigón,
llenos de coraje y de ternura,
llenos de pasión!

Yo nací en éste país que va
con alegrías y dolor,
con gente linda y con canallas
que nos roban la ilusión,
que no le teme al porvenir,
que no se deja derrotar,
que no me pide visa y
al que siempre quiero regresar.

Yo nací aquí, yo nací aquí!

Yo nací en éste país
que a veces me echa para atrás,
a veces me resigno,
a veces me quiero escapar.

Pero yo nací aquí y aquí aprendí a caminar,
aquí te conocí, aquí me enamoré de ti.

Un país lleno de historias,
de hombres y mujeres de hormigón,
llenos de coraje y de ternura,
llenos de pasión!

Yo nací en éste país que va
con alegrías y dolor,
con gente linda y con canallas
que nos roban la ilusión,
que no le teme al porvenir,
que no se deja derrotar,
que no me pide visa
y al que siempre quiero regresar.