jueves, 10 de septiembre de 2009

Como Julio está preso, no te puede importar el fútbol!

No te debe importar el fútbol, ni el beisbol, ni las bolas criollas, ni las caries que te encontró el odontólogo, ni el documental de Oliver Stone, ni la explotación infantil, ni el amigo de la infancia que está cumpliendo años hoy... Si llegas a hablar, bloggear, twittear, o siquiera pensar en alguno de esos asuntos, eres un antipatriota y un cocohueco que no entiende lo que está pasando en el país. Ya sabes!!


Ese párrafo que inicia este post, ha estado en mi mente desde anoche al apagar la PC. No podía creer los niveles absurdos a los que puede llegar el deseo humano de sentirse mejor persona que los demás. Era increíble ver en Twitter, en el embobador, en los mensajes de texto que enviaban a Globovisión, que la gente no estaba tan pendiente de manifestar SU rechazo hacia la injusticia que se está cometiendo en contra de Julio César Rivas, sino más bien se dedicaban a criticar a los que estaban en el estadio de Puerto La Cruz viendo el partido de eliminatoria o a los que lo estábamos viendo por televisión.

Aquí hagamos una pausa, people, don't get me wrong! Yo también pienso que el respeto a los derechos de un joven que está siendo castigado por haber defendido su libertad y la nuestra, es más importante que un partido de fútbol. Y también critico esa enfermedad que John Manuel llama "mirapalotroladismo", que hace que tantos venezolanos se hagan los pendejos frente a las cosas terribles que están pasando en Venezuela, que mientras les aprueben sus dólares pa' irse de vacaciones, todo está bien y no se quejan... PERO, una cosa es que NO nos hagamos los pendejos y nos esforcemos por hacer todo lo que esté a nuestro alcance por defendernos, y otra muy distinta es que no comamos, no nos bañemos, no respiremos, porque se está cometiendo una injusticia!

Yo pregunto: Si todos hubiéramos apagado nuestros televisores y nos hubiésemos tapado los oídos para no escuchar los fuegos artificiales después de cada gol a favor de Venezuela, Julio habría sido liberado? Más específico aun, si YO no veo los partidos que quedan del US Open -que van a estar burda de buenos-, Julio va a ir a dormir a su casa? Si es así me avisan y yo ni me acerco a la señal de ESPN, es más, hasta le pongo un trapo encima al televisor para no mirar ni siquiera la pantalla mientras está apagado! Pero, come on, that's not happening!

Como dije antes, creo que todo se trata de un deseo típicamente humano de sentir por un ratico que no somos la mierda que somos (no me digan que no, todos saben que la raza humana es una mierda), o que los demás lo son pero nosotros no porque defendemos causas justas y nos caracterizamos por nuestra sensibilidad y altruismo. De hecho, anoche cuando estaba viendo en Buenas Noches a Alfredo Romero y a la vez leyendo los mensajes de los televidentes, yo misma caí en eso de pensar que los demás eran los que estaban equivocados y yo tenía razón (porque aunque me avergüence de ello, también soy humana, nada puedo hacer para cambiarlo): leía y pensaba "Pana, qué gentecita tan estúpida!". Y luego me tomó menos de un minuto darme cuenta de que sí, ciertamente hay mucha gente estúpida, pero no me corresponde a mí juzgar su nivel de estupidez y, sobre todo, nada gano haciéndolo; eso tampoco le iba a devolver la libertad al muchacho ni iba a velar por su seguridad en el infierno en el que le va a tocar estar quién sabe cuánto tiempo.

Al final me di cuenta de que incluso esas reacciones absurdas de esos televidentes que son tan venezolanos como Julio y como yo, y que han sufrido estos más de 10 años como Julio y como yo, me pueden ser útiles! Alguna vez leí que ningún ser humano es completamente inútil, porque en última instancia, al menos puede servir como mal ejemplo. Ésa máxima ha sido aplicada a muchas personas que han pasado por mi vida, me sirven de ejemplo de conductas en las que NO debo caer! Y ése ha sido el caso de esos venezolanos que anoche estaban indignados por el partido de fútbol, y que seguro lo estarán hoy nuevamente cuando vean algún reportaje al respecto en la prensa.

Esa gente que se da golpes de pecho por Julio con la mano izquierda (porque con la derecha está sosteniendo el whisky), y que en Twitter critica a los que vieron un partido de fútbol (mientras en la otra ventana está comprando on-line sus pasajes pa' Cancún), es el ejemplo de lo que NO quiero ser! La canción dice "Sólo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente", pero yo también le pido que no me deje andar por el mundo acusando de indiferentes a todos los demás.



Respecto al partido de fútbol, les doy mi opinión (que entiendo que haya a quien no le va a gustar)...

Mi amor por esa camiseta que salió victoriosa anoche en Puerto La Cruz, es el mismo amor que siento por esta tierra que piso, por los prados verdes hasta donde se pierde la vista, por la imponente presencia del Ávila cuando salgo de la estación Altamira, por el sonido de cuatro y bandola, por la arepa que me voy a comer cuando termine de escribir esto... Que haya a quien no le gusta el fútbol, lo entiendo, pero a mí sí me gusta! Y si hay algo que involucra al deporte que amo y a la tierra que amo, pues lo siento, no hay manera de que me sea indiferente!

Cuando a mi Selección le va bien, significa que a un pedacito de mi país le está yendo bien. Cómo coño pretenden que no me alegre por eso???

Además, creo que no es necesario traer a un psicólogo social que nos explique con pizarrita que los éxitos deportivos son altamente beneficiosos para la población de un país con tantos problemas como el nuestro; no para distraer a la gente de sus problemas, NO!, sino para darles esperanza, una lucecita que les diga que existe ALGO más que problemas. Siendo así, no puedo menos que sorprenderme ante la hipocresía de quienes dicen luchar por la libertad y los derechos del pueblo venezolano, pero que a la vez pretenden quitarle incluso el derecho a gritar un gol! Como si mi pueblo tuviera demasiados motivos para celebrar...


No sé, people, releo esto y veo que es una divagación enredada como siempre, pero no me podía quedar con todo eso entre pecho y espalda.

Anoche, después de que Miku marcó ese pedazo de gol que le devolvió la ventaja a Venezuela, Renny Vega se paró frente a su arco gritándole a la gente en la grada "Vamos carajo!", y para mí ese grito de ánimo tuvo el mismo valor que cuando Freddy Guevara escribió en Twitter "Libertad carajo!". Son dos venezolanos que están haciendo su parte, ambos hallaron algo en lo que son buenos, ambos tienen algo que darle a Venezuela... Podríamos nosotros dejar de criticar tanto, y tratar de hacer lo mismo?

18 comentarios:

Maie dijo...

tema complicadillo... esa divagacion la he tenido varias veces... es como el que en un velorio se rie de un chiste y la gente lo mira feo... se supone que hay que show off y darse tirones de pecho en un velorio pero si uno suelta una sonrisita de lao es porque no queria al muerto sabes?
mientras mas crezco m[as me confundo jejeje... saludos, veo que la inter anda mejorcilla...

Ale Calcines dijo...

Chama los venezolanos perdieron el NORTE,hablaba hace menos de 5 min con una amiga venezolana también, y no comprendemos como noticias tan hiper fuertes y crudas pasan por debajo de la mesa, deberían estar todooosss los estudiantes a las puertas del maldito ministerio de INJUSTICIA clamando por la libertad de este carajito...pero bueno al parecer el fútbol fue y será por un tiempo el respiro de muchos.Saludos mi pana

Carilisve dijo...

¡Bravo! Chama...
Así se dicen las cosas, en un país repleto de hipócritas... !así se dicen las cosas!. De frente... les guste o no.
Estoy 100% de acuerdo con tu posición, la cual coincide plenamente con la mía.
Tenía tiempo sin pasearme por el mundo blogeril, en mi voluntario retiro; pero este entrada no puedo dejar de comentarla.
Impecable.

Mariale divagando dijo...

Maie,
eso, en mis conceptos, se llama hipocresía! Y hay otro que debí mencionar en el post, pero ahora es cuando me viene a la mente: PACATERÍA!
En todos los funerales de mis familiares, siempre ha habido alguna vaina de qué reírse... No creo que a alguien que en vida me haya querido, después de muerto le moleste mi risa.

Ale,
por qué los estudiantes deberían estar a las puertas del ministerio?
Y los maestros, los obreros, los médicos, los desempleados, los deportistas, los políticos... No tendrían el deber de protestar también??
Hallo muy cómoda, muy injusta y muy poco realista, esta posición que se ha asumido desde hace un par de años: Mandar a unos muchachos de manitos blancas a resolver todos los peos ellos solitos!

Mariale divagando dijo...

Carlos,
creo que escribimos más o menos al mismo tiempo.
Siempre agradable verte por acá.
Y bueno, sobre la hipocresía, de esa cabuya tenemos un rollo...

gataloca dijo...

Gracias!!!!!! De verdad, gracias por este post q bien podría haber escrito yo, pues el sentimiento es el mismo. Anoche no podía creer q la gente realmente se sintiera ofendida porq estaba celebrando un triunfo de la vinotinto, q no es ni más ni menos q un triunfo de Venezuela. Todos tenemos que luchar, cada quién con sus recursos, por la Venezuela que queremos y nos merecemos, pero estoy convencida que eso no pasa por tirárselas de mártir, ni por creer q se es mejor persona por ir de sufrido en la vida 24 x 24. Por el contario, cómo podemos organizarnos, cómo podemos soñar con un país posible, cómo podemos hallar los caminos, si no nos permitimos ni siquiera celebrar nuestros triunfos como nación? Si una alegría es prohibitiva... cómo esperamos crear nuestro país ideal? Ya basta de creer que se es más venezolano porq menosprecio los triunfos deportivos, ridiculizo a quienes celebran la coronación de una miss universo o me ofendo porque alguien habla un viernes de que quiere ir a la playa el fin de semana. Ya basta de predicar que "queremos una Venezuela unida" mientras no hacemos otra cosa que acentuar las divisiones.

Otto dijo...

Ay Mariale, me arrechan todos los hipócritas, pero me arrechan el doble los que se la pasan hablando de patriotismo y señalando con el dedo a los que no viven y comen todo el día con los problemas del país, pero tampoco hacen nada por solucionar ni uno. Son los que su mayor aportación ha sido un mensajito de texto a Globovisión hablando pestes de Chávez, por ejemplo.

Ale dijo...

"...no puedo menos que sorprenderme ante la hipocresía de quienes dicen luchar por la libertad y los derechos del pueblo venezolano pero que a la vez pretenden quitarle incluso el derecho a gritar un gol!". ¡Así es! Afortunadamente aún hay Venezolanos que se concentran en su amor por el país y en las cosas buenas que pueden aportar.

Saludos

Mariale divagando dijo...

Gataloca,
"Ya basta de predicar que "queremos una Venezuela unida" mientras no hacemos otra cosa que acentuar las divisiones".
Se puede decir más fuerte, pero no más claro!
Gracias!

Otto,
y ese mensajito ha sido un gran acto de patriotismo!!

Ale,
las cosas buenas están cada día más escasas... Así que hay que tratar de seguir generándolas.

Ale Calcines dijo...

Sabes cuanto he luchado por mi patria podrida, y claro que tienes razón... es que no solo los estudiantes deben estar allí,lo que yo veo es que si no es conmigo "mejor no me metö"me explico? esperemos que lo saquen del infierno donde esta metido,aunque si te soy sincera no creo que eso suceda,lo sacarán solo y despues de que lo hayan agredido fisica y mentalmente para que deje la lucha.

Pablo J dijo...

Anoche cuando revisé Twitter me di cuenta de esto. Estuve un rato pensando al respecto porque es verdad que muchos parecen pensar que porque a Julio lo detuvieron, todos debemos abocarnos únicamente a eso.

No puede ser así, porque si nos ponemos sencillamente a reclamar y reclamar nos vamos a agotar. No digo que no debamos hacerlo, sólo que también debemos respirar, y comer, charlar, un heladito, un vino, una cerveza pa la calor, un coco frío, un gol, un chiste, una anécdota, etc.

Todos necesitamos algo que nos refresque la memoria y la voluntad de hacer las cosas. Y en un mundo tan frenético, loco, absurdo e ilógico como el que vivimos ahora, que mejor que poder gritar GOL! a NUESTRA selección, a NUESTRA camiseta, que no es rojita ni opositora, es VENEZOLANA... CARAJO!

Que tengas un buen día ;)

Pablo J dijo...

Además, estoy seguro que Julio, aun a pesar de su situación, se alegra por nuestra Vinotinto... quiero creer!

El loco dijo...

Perro mariale al principio me preocupe, pero luego seguí leyendo y entendí el modo irónico del post.
lo que pasa es que son una cuerda de hipócritas que creen que por twitear y lo que es peor RETUITEAR lo de otros ya están calmadas sus conciencias con respecto a ltema del pobre inocente, que le tocó ser la victima...y de pronto eso es el detonante del acabose de este régimen. Yo salí hasta regañado del tiro porque dije que había talibanes de ambos lados. falsos moralistas.
Si quieren contribuir y solidarizarce con JULIO que se vayan a encadenar a la pata de un arblo allá en la fiscalía...
saludos

Antonieta H. dijo...

No había comentado no se porque jajaja, chama 200% de acuerdo con vos, la gente se encadena y no quiere que se hable de otra cosa y a la hora de una marcha ellos están ahí sentados en sus casas y que se jodan todos.

Saludos

murdocke dijo...

es algo delicado, yo si grite por mi selección y la siento mía al igual que mi país, me preocupa de gran manera lo que pasa. Pero coño entre tantas malas noticias se agradece una alegría colectiva como la del juego de fútbol.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Una cosa no implica la otra...precisamente, ese nivel de extremismo en las posturas es lo que termina favoreciendo a Chávez; que no sean perros del hortelano.

Es totalmente arbitrario lo que pasa con Julio César Rivas así como con miles de venezolanos que padecen las políticas erradas del mandatario aquel; pero no por ver un partido de fútbol o desarrollar nuestras actividades normales dejaremos de manifestar molestia al respecto...para eso hay diferentes formas de aplicación.

Julio también debe de estar contento, si es que se ha enterado, del triunfo de la Vinotinto que la tiene con expectativa de llegar al Mundial...porque esos jugadores representan en su corazón a Venezuela más que el de turno que esté en Miraflores.

Los que "twittean" pidiendo estas cosas...¿por qué no están donde dicen querer estar en vez de escribir desde la comodidad tecnológica? Saludos afectuosos, de corazón.

Iliana Contreras dijo...

Mariale alguna vez he comentado lo mucho que te admiro? no solo por que te atreves a escribir cosas que nadie más escribe, sino además que lo escribes de la mejor manera... esto es algo que he querido expresar hace mucho y no sabía cómo! Excelente, excelente!
Pd: me das permiso de compartir esto con un poco de gente que conozco? porfis!
Que tengas una grandiosa semana amiga...Manikita.

Luis Alberto dijo...

Hola Mariale, tienes toda la razón, el mundo no deja de girar por los problemas que tengamos. Una cosa es tener conciencia de los problemas y otra cosa es ignorarlos. Se hace lo que se puede y aunque suene egoísta no puedes dejar de vivir.
Una vez tuve la grandiosa ocasión de ver al Dali Lama en la USB y hay una reflexión que el hace sobre los problemas en general:
Si un problema tiene solución para que preocuparse, si tiene solución; si un problema no tiene solución para preocuparse si no tiene solución.
Saludos