sábado, 19 de septiembre de 2009

Creo... Creeeeo... que voy a parar de sufrir

Cantv de los Cojones nunca volvió a ocuparse de mis reclamos, por eso tuve que cambiarme a Inter, recuerdan que les conté?

Y resultó que Inter de los Cojones tampoco servía!! Me tuvieron sufriendo más de una semana. Tenía conexión un ratico y se caía por horas... Horas durante las cuales me dedicaba yo a ladillarlos por teléfono y personalmente en la oficina de Maturín. Supongo que fui sumamente persuasiva, porque ayer vinieron varias veces durante la tarde y estuvieron aquí hasta la noche, revisando, midiendo, subiéndose a los postes, cargando la escalera de un lado a otro, llamando a otros técnicos...

Y bueno, por lo que me explicó el señor Alberto (sí, sabe pronunciar bien su propio nombre, dice "Alberto" y no "Arbelto", qué emoción!), ya corrigieron la falla de señal que me afectaba y ya voy a parar de sufrir.

No sé qué tanto pueda confiar en su palabra, pero por lo menos puedo decir con alivio que desde anoche he tenido conexión sin interrupciones!

AAAAMEEEEEEENNNN!!!!

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

A ver si lo consiguen de una vez.
Que cruz.

Besos.

Eugenia dijo...

Jajajajaja AAAAAAAAAAAMEEEEEEEEEEN!!!!!!!!

Eugenia dijo...

Jajajajaja AAAAAAAAAAAMEEEEEEEEEEN!!!!!!!!

Maie dijo...

jajajaja.... PARE DE SUFRIR... jajajaja eso no era una secta estrañofila????

Antonieta H. dijo...

Pare de sufrir hermana! jajaja amén chama porque muy paciente eres jajaja

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Venga, animo, que se consigue de un vez por todas y para siempre ;)

besos.

Michelle Durán dijo...

Mujer. Si que eres insistente. Internet. Vaya, un tema que me ha causado dolor de cabeza, canas multicolor y rabietas mudas.

Genín dijo...

AAAAAAAAAAAMEEEEEEEEEEN!!!!!!!!
Todo llega!
Besitos y salud

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Amén, Inch Allah o lo que sea...pero se entiende el sentimiento, ¿no? Que se extienda el mínimo de servicio requerido, ¡de una vez!

Saludos afectuosos, de corazón.

Rossy dijo...

Que permanezca en el tiempo, Mariale!

Besos :)