viernes, 18 de septiembre de 2009

Un asco de día en este asco de mundo (Parece un post emo, me disculpo por eso)

El día de ayer fue bastante deprimente, a decir verdad... Por fortuna, no pasó nada particularmente malo... Sólo mucha lluvia, mucho malestar, muchas cosas que no salieron bien, muchas conversaciones sobre problemas y cosas chimbas...

Entre otras cosas, estuve pensando mucho en un comentario que me dejó Manikita en este post, un comentario muy halagador, acerca de esta costumbre mía -que no a todo el mundo le gusta tanto como a ella- de escupir lo que me viene a la mente, sin maquillarlo, sin autocensurarme. Cada vez que me dicen algo así me preocupa mucho notar que no es algo que haga porque tenga la certeza -o por lo menos la creencia- de que es lo correcto, más bien lo hago por razones bastante egoístas: simplemente no me puedo quedar con ese mierdero por dentro, hay que sacarlo sin importar si a la gente le va a gustar o no.

Como dije, fue un comentario halagador y lo agradezco como tal, pero durante el día me fue dando arrechera! No con Manikita, sino con el mundo! Porque el hecho de que ella haya destacado esa característica como algo especial, significa -como ya debe ser obvio para todos- que es algo así como la excepción de la regla.

Por otro lado, anoche vi una película que me gustó, pero un par de líneas de un diálogo me dieron arrechera! La primera línea fue: "Eres un hombre increíblemente decente!", y la respuesta: "Lo sé, ése siempre ha sido mi problema".

Entonces pasé el resto de la noche pensando en que vivimos en un mundo tan pero tan cochino, que la franqueza y la decencia no son más que excepciones! La honestidad, la integridad, la valentía, la fidelidad a las propias convicciones, son características a destacar como raras, como especiales, como poco comunes... Mierda! Qué dañados estamos! Ya no se acusa en gesto de desaprobación a los que mienten y engañan, porque son demasiados, son mayoría; simplemente se señala como una rareza el hecho de que alguien se atreva a decir SU verdad (porque verdades absolutas no hay).

De pana, qué porquería de mundo!


En realidad, una de las pocas cosas buenas del día fue que, cuando me iba a acostar, encontré en mi cama a un animalito verde de patas largas; no era colorido ni llamativo, pero estaba tan tranquilo, como si le correspondiera por derecho estar allí... El más descarado de su especie! Quizás me cayó simpático porque hasta se parece a mí :-P

Lo agarré con cuidado y lo fui a soltar en el patio.

No se sorprendan, todos saben que normal nunca he sido... No sólo no grito ni corro cuando veo un insecto, como las mujeres normales, sino que les tengo arrechera a quienes lo hacen... A los que son asquerosos y/o peligrosos y/o fastidiosos, los mato sin hacer escándalo; y a los que son bonitos y/o curiosos y/o inofensivos, los agarro pa' observarlos un ratico, y cuando siento que ya no me tienen miedo los dejo ir.

Creo que el bichito fue la razón por la que me pude acostar sintiéndome un poquito más en paz.

7 comentarios:

Eugenia dijo...

Jajajaja coye Mari tu eres un caso serio, de verdad te digo. Jajajaja..
Ok, llama cuando puedas, tranqui. Yo ando así, arreglando cosas, no estoy acostumbrada a no trabajar pero me toca como por un mes. Iré a sacarme los mocos, no sé. Que fastidio. Un besote.

Maie dijo...

Si hermanita... es cierto eso que dices... los buenos son la excepcion...pero no por eso deja de existir gente buena en el mundo. Yo antes me amargaba mucho pero despues decidi que, en cuanto se refiere a mi misma, solo a mi misma me rindo razones y en general soy bastante exigente con ellas asi que trato de no hacer nada que no me gustaria que me hicieran y si lo hago es por muy buenas razones... generalmente prefiero ser buena... lamentablemente la gente que no lo es, ni siquiera tiene conciencia para darse cuenta de ello... y... y ya me perdi no se ni que queria decir... en fin... se siempre fiel a tus principios y ya me perdi de nuevo...whatever...comentario nulo el mio... animos y bendita sea la lagartijita esa que al menos te reconcilio con el planeta no mas...

Genín dijo...

Claro, no se de que te extrañas, de lo que dice Manikita, son tus señas de identidad, "tu denominación de origen de vino excelente" es por lo que yo comencé primero a admirarte y muy poquito después a quererte, y ahora a esos dos sentimientos, tengo que añadir lo orgulloso que estoy de ti!
Ya tu conoces mi forma de pensar.
Besos y salud

Violeta dijo...

que bueno que pase por aqui porque estaba con ganas de leer algo así, y te apoyo, el mundo es una mierda (ja! creo que también mi dia no fue bueno) y como dice el tango "cambalache": "el mundo fue y será una porqueria, ya lo se, en el 510 y en el 2000 también", bueno y lo que sigue lamentablemente es tan cierto...
saludos :)

Oswaldo Aiffil dijo...

Love you so much!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Decir lo que se siente es lo correcto, estimada...más allá de las cuestiones formales, el fondo es lo que cuenta. Y sí, molesta que parezca una excepción en un mundo lleno de hipocresías...pero por algo lo haces, para que esa luz de la honestidad brutal se expanda.

Muchos, incluso en mi familia, me recriminan el ser tan optimista y confiar tanto en los demás...es que no sé ser de otra forma. Lógica: si pensamos que el del lado nos hará la zancadilla, ¿cómo queremos que no piense lo mismo de nosotros?

Hay que tomar los recaudos, sí...pero no por ello encerrarnos en nuestra burbuja. Saludos afectuosos, de corazón.

Di dijo...

World sucks... al menos a veces.

Hay días en que todo parece gris, Mari, y si llueve pues peor, pero siempre Dios, la Vida o el Destino mandan pequeños detalles para que una sonrisiiiita aparezca en nuestro rostro.

Lo importante es estar atenta a esos detallitos y agradecerlos, porque si nos faltaran, empezarían a escasear las sonrisas!