lunes, 19 de octubre de 2009

Deporte y sobrepeso no van de la mano

Leyendo esta noticia me he dado cuenta de que POR FIN alguien pensó lo que yo he pensado por años: Ningún deportista de alto nivel debería estar gordo, y ningún deportista gordo se debe considerar de alto nivel.

Si les da flojera leer la noticia, les resumo: el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol declaró que se les revocará la convocatoria a la Selección a aquellos jugadores que tengan un sobrepeso exagerado (él habló de "10 ó 12 kilos").

Y es que, si uno de nosotros (suena raro que me incluya ahí, pero bueno...) tuviera 12 kilos de más, sería cuestión de imponerse un poco de disciplina para eliminarlos y ya; pero eso no debería afectar nuestro desempeño laboral, 12 kilos de más no afecta demasiado el trabajo de un abogado, de un vendedor, de un carnicero, de un taxista... No digo que para esas personas esté bien cargar 12 kilos de más, digo que no les impide hacer su trabajo.

En cambio, en el caso de un atleta del que se espera velocidad y movilidad, 12 kilos son como el peso de todo el mundo! De hecho, creo que un solo kilo por encima del peso ideal ya le hace perder rendimiento. Como prueba de ello, aquí vemos una comparación entre el Ronaldinho que ganó el Balón de Oro y el Ronaldinho de más penas que glorias en su último año con el Barcelona.

Creo que esto es culpa del jugador, por supuesto, que sabe que su cuerpo es su instrumento de trabajo y que lo debería cuidar; pero también es culpa del entrenador, del cuerpo médico y de la dirigencia, que en lugar de llamarle la atención cuando se empieza a descuidar, lo dejan por su cuenta, sin pensar en que es un activo de su empresa que se está deteriorando.


Un caso que nunca he podido entender es el del tenista argentino David Nalbandian, digo que no lo entiendo porque es un tipo que juega bien en todas las superficies, que practica varios deportes, que vive del tenis (que es, en mi opinión, el deporte más demandante físicamente), que llegó a ser número 3 del mundo... Y todo eso, con esta panza...


Las mujeres deportistas también se dejan engordar como vacas, para muestra la tenista francesa Marion Bartoli, que de ñapa pega todo a dos manos, de modo que necesita moverse más, y si está gorda le cuesta más!!


De verdad me parece bien lo que piensan hacer en Brasil, y apoyaría que otras selecciones y clubes también lo hagan; que en todos los deportes lo apliquen! Porque se supone que los deportistas son ejemplos para la juventud, y un chamito que ve que su ídolo deportivo está gordo está recibiendo un mensaje nefasto, de que aun si no se mantiene en forma puede ser una estrella y ganar millones.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Yo lo extendería a los presidentes de gobierno.

A que si?

Besos.

Mariale divagando dijo...

jajajajajajaja Yo les aceptaría el sobrepeso, mi única condición para con ellos sería no ser estúpidos ni actuar como tales...

Antonieta H. dijo...

Yo no soy la más indicada para hablar pero lo extendería a los jugadores de beisbol, que nunca he entendido porque tienen esas lipas de cerveceros.

Pd: Hola torito chiquitico :-P

María dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y voy a echarlo un vistazo, te invito a los míos.

Saludos.

Saudade dijo...

Eso es algo que yo llevo discutiendo con varias personas desde hace mucho tiempo. Me parece el colmo que esos deportistas, quienes ganan salarios absurdos Y DEPENDEN DE SUS CUERPOS, no lo tengan en el mejor estado posible, no por estética, sino por desempeño.

Me enfermaba cada vez que en un partido de fútbol decían cosas como "probrecito el jugador tal, ha corrido mucho y tiene calambres"

Dios mio, no corren nada, tres carreras y ya tienen la lengua afuera!

Otto dijo...

Jaja, tengo un pana que dice que el beisbol no es un deporte porque unos carajos con esas lipas no pueden llamarse deportistas, jajaja...

Lo de los futbolistas gordos es una vergüenza, los clubes también deberían hacer algo porque a los deportistas de élite se les debe exigir tanto como se les paga.

Genín dijo...

¿Te acuerdas de Romario? Fue grande desde luego. El tipo aparte de lucir su barriga sin escrúpulo alguno, estar hasta las tantas de juerga diaria, decía que el jugaba mejor si no entrenaba y lo curioso es que ha sido uno de los futbolistas que mas años ha jugado, creo.
Besos y salud

Mariana dijo...

Que complicado es el tema. Me parece que es uno de esos que hay que manejar con cuidado. Porque tampoco me parece inteligente obligar y hacer un ejemplo porque tiene 2 kl de mas y que por eso un chico se crea que esta bien estar obsesionado con el peso porque sino no servis para nada... porque evidentemente no es sano tampoco.
En este caso me parece que en ultima instancia, si el deportista se ha dejado estar y ha engordado de esta manera... se jode el. Punto. El sabe que es su cuerpo y que efectivamente como bien decis vos, es su instrumento de trabajo. Es como si vos como medico (por decir algo) dejas de hacer cursos y actualizarte como profesional... el de bajo rendimiento sos vos, ergo no te llaman para la seleccion o, perdes contratos = $... lo que fuera.
Es un detalle a tener en cuenta tambien que cuando sos un deportista de alto rendimiento, comes como una bestia.Y cuando dejas de hacer ese deporte diario...seguis comiendo como una bestia ajajaja pero sin quemar nada!

No se... a mi me parece que hay que manejar esto con cuidado y no alimentar la boludez reinante relacionada con el peso... al fin y al cabo (y conste que lo trajiste vos a colacion) miralo al gordo Nabaldian... con esa panza y todo! :)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hay una cosa que me parece rara...¿qué tiene que ver la indisciplina con el exceso de peso? (a Peter Crouch lo encontraron en una discoteca pasándolo muy bien hace unos días atrás, sobrepasando la autoridad de Capello...y él es bien flaco).

Diez o doce kilos...sí, suena como bastante, pero tampoco podemos ponernos más papistas que el Papa. Te doy el caso del chileno Humberto Suazo...de quien los relatores argentinos de Fox Sports se referían como "gordo" cuando jugaba por Colo Colo. Así y todo, fue el goleador exclusivo de las Clasificatorias para el Mundial.

Saludos afectuosos, de corazón.

P.D.: ¡Cómo engordó Marion Bartoli!