sábado, 10 de octubre de 2009

La preocupación continúa

Esta mañana desayuné bien, pero ya a las 11 tenía un hambre atroz como si no hubiera probado bocado en 24 horas. Casi a las 12 fui pa' la cocina y vi que no había movimiento ni intenciones de hacer el almuerzo todavía; así que comprendí que si quería ingerir algún alimento que me salvara de una desesperante muerte por inanición, tendría que prepararlo yo misma.

Abrí el congelador a ver si encontraba algo que me llamara la atención y vi unas pechugas de pollo, entonces abrí la gaveta de los vegetales buscando un pimentón verde... No sé si lo he mencionado antes, pero con frecuencia preparo pollo con grandes cantidades de pimentón, y sí, a diferencia de la gente normal, me gusta más si es completamente verde.

Pero retomemos, sí había varios pimentones verdes, pero al lado estaba un calabacín grandote... Y ME PROVOCÓ! No puede ser!

Así que terminé haciendo el pollito, sí, pero no con el pimentón, sino a la plancha, pa' cortarlo y acompañar el calabacín! No puede ser!

Y calabacín apenas blanqueado un minuto, sin nada más que una vinagreta basiquita... No puede ser!

Y me gustó! No puede ser!

Que alguien llame al ancianato para que manden unos enfermeros a buscarme...

8 comentarios:

Pablo J dijo...

Ya la vaina es realmente preocupante, te paso la ensalada, pero calabacín??? guacala!!!

Genín dijo...

No, pues a mi me parece rico el pollito con calabacín, a la plancha y con vinagreta está muy rico!
No te preocupes, todo está normal por el interior de tu coco...jajaja
Besitos y salud

TORO SALVAJE dijo...

Lo siguiente será comer únicamente trigo.

Maie dijo...

amo el calabacín... como fue que lo prepreaste??? a mi me encanta así como en caldito de pollo mnnn...

Pili dijo...

Excelente la verdad que me haces reír.. y hoy alumbraste mi tarde otoño con tus vainas..! tienes toda la razón no joda..!

Pili

http://hojaseneltiempo-kocolate.blogspot.com/

Jackie dijo...

No estaras en estado?

Mariale divagando dijo...

Pablo,
después hice una ensalada que tenía un pelín de calabacín y ni se sentía, tendrás que probar.

Genín,
ésta "todo está normal por el interior de tu coco" es una de las mentiras más grandes que has dicho en tu vida... Pero te perdono porque sé de tus buenas intenciones :-P

Toro,
sigue así y no te voy a querer más...

Maie,
solo, con una vinagreta re-básica: aceite de oliva, vinagre y sal.

Pili,
qué bueno! Bienvenida!

Jackie,
no I'm not!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Ya que volviste por mis prados, hago lo propio contigo.

Tienes una tremenda capacidad de improvisar en la cocina...guardando las proporciones, es cuando hay suficiente material en el refrigerador para meter aderezos a los sandwiches.

Ahora, lo anterior se ve potenciado cuando se tienen muchas ganas de saciar el hambre...ahí, uno va por lo que se le cruce a la vista. Saludos afectuosos, de corazón.