miércoles, 18 de noviembre de 2009

"Co la tutuma noooooooooo"

La palabra "totuma" estuvo casi en desuso durante mucho tiempo en Venezuela, hasta que hace poco cierto personaje indeseable la volvió a mencionar en TV (en una de sus descabelladas recomendaciones) y desencadenó una avalancha de manifestaciones de indignación al respecto, y otros no pocos chistes con la palabrita.

A diferencia de la mayoría de la gente en el país, en mi familia nunca se olvidó a la totuma, siempre estuvo presente en nuestras bromas (siendo YO objeto de la mayoría de ellas), debido a una anécdota que cuadra perfectamente en la categoría "Vainas de Madía" y que procedo a contarles...

Cuando tenía unos 2 años y medio, estuvimos en Valle de la Pascua visitando a la señora Graciela, una amiga de mi abuela. La señora Graciela era una trinitaria que vivió más de media vida en Venezuela y aun así, apenas si se defendía con el idioma; era súper pintoresca, graciosísima, grandota, escandalosa y buena gente.

En su casa tenían una batea enorme y guardaban el agua en unos pipotes cubiertos de cemento (lo cual, decían, era el secreto para mantenerla fría). Yo andaba contenta correteando por el patio, pero no estaba acostumbrada a aquel clima casi mortal y me dio por llorar, fastidiada por el calor. Y a la señora Graciela se le ocurrió que me bañaran en la batea con agua de uno de los pipotes; cuando me preguntaron si me quería bañar me emocioné y me dejé guiar hasta la batea del triple del tamaño de las que yo había visto (en el apartamento de Caracas también me bañaban en la batea, así que pa' mí era normal) y recibí contentísima la totuma que me entregaron...

Resulta que, lejos de disfrutar el baño, me hicieron llorar más aun!! Porque el agua de aquel pipote estaba como recién sacada de la nevera más potente!!! Dios, qué vaina tan fría!! Pero, qué iba a hacer?, ya estaba mojada y me la tenía que calar.

Cuando nos íbamos, le regalaron a mi abuela todo tipo de frutas que se daban en el patio, huevos de las gallinas que criaban, y varias totumitas pa' que bañara a la niña (léase, a mí).

Bien, los días siguientes, cuando llegaba la hora del baño en la batea del apartamento -que ahora parecía mínima-, empezaba la carajita a gritar: "Co la tutuma noooooooooo", "Co la tutuma noooooooooo", "Co la tutuma noooooooooo"... Porque asociaba la totuma con el frío congelahuesos del agua de aquel día en Valle de la Pascua. O sea, yo no entendía que aquella agua ya estaba fría, sino que creía que era la totuma lo que la enfriaba. Así que no me dejaba bañar con la "TUtuma", sino con los típicos potecitos de margarina o de arroz chino que siempre habían usado.

Desde entonces, cada vez que se menciona la palabra "totuma", desde algún rincón de la casa alguien -o varios a la vez- grita "Co la tutuma noooooooooo"...

15 comentarios:

* M a r u dijo...

Jajajaj... ahora tu grito es CONSIGNA NACIONAL... Que vaina de Madia...

Mejor dicho, que tristeza.

Un beso. Feliz Dia!

Rossy dijo...

Jajajaja! Que bueno este cuento, Mariale!

Yo también me he bañado con tUtuma allá en tu pueblo (en casa de mi abuela) :)

Besos!

Antonieta H. dijo...

jajaja uno cuando es chiquito si es pendejo verdad? jajajaa bueno yo todavía lo soy un poco jajaja

Con la totumaaaa noooo jajajaja

TORO SALVAJE dijo...

No entendí casi nada.
Me vuelvo a Marte.

Besos.

Otto dijo...

Jajajaja... en casa de mis papás en Punto Fijo teníamos una mata de Tapara, materia prima para hacer las tUtumas. Mi papá hizo un par alguna vez y a mí me gustaba usarla para bañarme también! jeje, demasiado fino recordar esas cosas...

Será que la mata todavía dará taparas? a lo mejor podemos hacer negocio con eso... Ya le diré a mi padre a ver qué dice...

Maie dijo...

jajajaja hermanita, eso se llama en psicología (barata que es la que yo conozco y practico valga la aclaratoria jajaja) "experiencias premonitorias" o sea, una experiencia que marcó tu vida pero que venía con la premonición de que 23 años más tarde un fulano desgraciao´ iba tratar de hacerte bañar con tUtuma jajajajaja, pero no way.... a Marialita no la baña naaaadie con tUtuma esperemos que tampoco con Totuma jajajajaja

Gamar dijo...

Todos los días se aprende algo.
Buen blog.
Saludos desde muy lejos

the goddamn devil dijo...

uhm ok...
de pana tu como que eres futurista :D...
pero bueno yo no use totuma, pero si tobito con perolito, lo admito con orgullo, eso si aun me tardo nis 14 minutos para bañarse como dios manda...
saludos...

Genín dijo...

jajajaja No estaría mal que con una simple totuma se pudiera enfriar el agua.
Besitos y salud

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Y ahora, ¿le das con la totuma? Jejeje...vaya experiencia; da para bloquearla por un buen tiempo, ¿no? Saludos afectuosos, de corazón.

Oswaldo Aiffil dijo...

Jajajajaja! Que buena anécdota Mariale! Yo confieso que, para mi, la palabra "totuma" tiene una connotación sexual jajajaja, no puedo evitar pensar en otra cosa jajajajaja. Besos mi querida y bella Mariale!

Pablo J dijo...

Esa no me la sabía

Eugenia dijo...

jajajjajajaajjaja que vaina vale....

Pili dijo...

Bueno amiga ahora no te puedes quejar.. ahora puedes hacer hasta una coleccion y con detalles !! jajajaja.. buenisimo tu cuento!

Michelle Durán dijo...

Qué desgraciada la risa que me invade cuando leo un post de tu autoría, lo de "desgraciada" es porque estaba tomando agua y mi teclado sufrió las consecuencias. Jajaja. EN fin, menos mal que fui yo la responsable de empapar a mi telado y no una tutuma, porque ... ¡ pa' frío no estamos!