sábado, 28 de noviembre de 2009

De cómo una VOZ puede marcar una diferencia

Hay cualquier cantidad de factores que pueden hacer que me guste una canción, la letra, la melodía, la voz del intérprete, algún recuerdo que me pueda despertar...

Hay algunas que de entrada no me gustan y luego escucho otra versión que sí, o viceversa. En estos casos, casi siempre se debe a la voz.

Tengo más de un mes pendiente de mencionar esto aquí en el blog, pero como cosa rara en mí, lo he ido dejando para después... Durante algunos miércoles de ocio he estado viendo las emisiones de Latin American Idol; los participantes suelen cantar temas pop y muchos de ellos son desconocidos para mí. Tal fue el caso de "Déjame ir", originalmente interpretado por la mexicana Paty Cantú (yo ni siquiera sabía de la existencia de la niña en cuestión); que, confieso, si lo hubiera escuchado por ahí en alguna otra parte me habría parecido bastante nulo:


Dejame Ir - Pati Cantu

Pero resulta que en el show, fue interpretado por una chica llamada Martha Heredia, es decir que lo escuché por primera vez en ESA VOZ; y tengo que decir que me gustó!



Claro, luego me decepcionó bastante escuchar la versión original, pero me confirmó lo que siempre he pensado, que hay voces que tienen el poder de transmitir cosas que otras no pueden, y que logran convertir una cancioncita 'X' en algo que vale la pena escuchar.

3 comentarios:

Pili dijo...

que diferencia de verdad..! una "dejame ir" pero al mismo tiempo como que .. ahiii no me dejes ir vale.. y la otra No jodaaaaa dejame ir carajo..!!!! en verdad dejame ir..!!!!!! mentiroso..!!! o sea.. transmite

Genín dijo...

jajajajaja Me ha encantado el comentario de Pili, tiene toda la razón, Paty canta sin garra, no transmite, está como apatica, la otra muchacha canta como muy arrecha por la situación, transmite sentimientos.
A mi me ocurre como tu dices.
Besitos y salud

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De hecho, me acabo de enterar que Martha estará en la gran final de Latin American Idol. Suena con bastante empuje...quizás porque sabía que se estaba jugando la chance de seguir en competencia.

Y es cierto que la voz puede hacer una diferencia...por eso es que a veces los covers son los que me acercan a los clásicos (me ha pasado con unos cuantos de David Bowie, por ejemplo).

¿Otra lección? Una forma de ver la valía de un artista es en presentaciones en vivo...se graba un disco con suma precaución tratando de que todo encuadre pero, ante espectadores, la emoción desborda.

Saludos afectuosos, de corazón.