lunes, 16 de noviembre de 2009

Día Internacional para la Tolerancia 2009

Hace exactamente un año, escribí un post sobre el Día Internacional para la Tolerancia. Entre otras cosas, ese post decía que sé que puedo llegar a ser bastante intolerante y que lucho contra mis manifestaciones de intolerancia.

En estos 365 días, no ha habido evidencia incontrovertible de que esté ganando esa lucha; pero lo que sí he hecho ha sido observar, aprender, tratar de comprender, experimentando pequeños progresos... Y en ese proceso, me he convencido aun más de que debo continuar luchando.

Hoy quiero citar un fragmento del Manifiesto en el Día Internacional para la Tolerancia publicado por la Asociación de Cooperación al Desarrollo Integral de los Pueblos: "Tolerar no significa aguantar, soportar, sobrellevar, condescender. La tolerancia no es una cualidad de personas generosas y buena gente. La tolerancia es un derecho y un deber. La tolerancia es un principio activo que debe favorecer espacios de relación, comunicación e intercambio".

La verdad es que me siento agradecida por haber tenido la oportunidad de leer esas palabras, pues expresan perfectamente lo que yo siempre he pensado y no había podido resumir de manera tan precisa. Yo creo, people, que ser tolerante no implica que hay "calársela".

En mis conceptos la tolerancia va de la mano con el reconocimiento de que el derecho de uno termina donde comienza el derecho del otro. En mis conceptos la tolerancia sólo funciona bajo el principio de reciprocidad del respeto. En mis conceptos la tolerancia lleva una cuota grande de responsabilidad.

Si resulta que mis conceptos están errados y si tolerar implica callarse y aguantar lo que no deberíamos aguantar, entonces nunca seré -ni querré ser- tolerante. Mas si en cambio, mis conceptos están más o menos en lo cierto, mi lucha tiene una sólida razón de ser y va por buen camino.

8 comentarios:

AnGe!... dijo...

Pues yo también he tenido algo de tolerancia, pero créeme que es dificil ser tolerante en un país donde la vida de un ser humano no vale nada, donde ruegas a Dios encontrar un malandro que te robe pero que no te mate, un policía que cumpla con su deber sin que tengas que pasarle alguito, etc.. Si enumero las cosas por las que la tolerancia se te va al suelo entonces éste comentario sería larguísimo..

Estoy de acuerdo es respetar los derechos de los otros, pero igual pasan cosas que aunque gritemos y protestémos, a la final tenemos que aguantar y callar porque no se hacen valer nuestros derechos. Entiendo todos los conceptos, estoy clara, pero ¿Cómo ser tolerante en este país?

Un beso Mariale! =)

Antonieta H. dijo...

Como te dije por eR tuiter gracias por hacerme leer estas palabras "Tolerar no significa aguantar, soportar, sobrellevar, condescender. La tolerancia no es una cualidad de personas generosas y buena gente. La tolerancia es un derecho y un deber. La tolerancia es un principio activo que debe favorecer espacios de relación, comunicación e intercambio" , yo siempre he dicho dame tu opinión aunque no te vaya a parar bolas tienes derecho a darla jajaja, claro que en caso de hablar con un rojo rojito es como hablar con una pared jajaja y ahí si se me acaba lo tolerante y lo mando al coño.

TORO SALVAJE dijo...

Yo soy más intolerante cada vez.
No me enorgullezco.
Es una realidad.
Es que si no me pisan.

Besos.

Mariale divagando dijo...

Ange,
cómo ser tolerante en este país? Pues siendo!
Hay cosas que lamentablemente no podemos controlar como individuos (como la delincuencia, el desempleo, la inflación), pero no significa que tengamos que aguantarnos todas esas cosas. Siempre hay formas de salir poco a poco de las dificultades, sólo hay que dar los pasos correctos.
Y uno de esos pasos está precisamente en la tolerancia, en entender, en respetar, en asusmir las propias responsabilidades.


Antonieta,
hay personas con las que no se logra el menor progreso ni el menor entendimiento ni en una vida entera de diálogo. Pero sabes?, eso no siempre se debe a que el que escucha no quiere entender, a veces también sucede que el que habla no se hace entender o que va predispuesto a que no le van a entender...
Entenderse es un asunto de, por lo menos, dos.


Torito,
no pretendo fingir conocerte más de lo que te conoces a ti mismo, pero yo no te veo intolerante.
Por lo que conozco de ti, creo que eres un tipo bastante respetuoso, y con un nivel de comprensión de la condición humana pocas veces visto. Lo que pasa es que eres radical y te apegas firmemente a lo que crees y a lo que quieres, y no aceptas menos que eso.
Podría decir que eres terco, obstinado, extremista y demasiado vehemente a veces... Pero intolerante no.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Si todos fuesemos cada día un poco más tolerantes, el mundo iría mucho mejor. Besos.

* M a r u dijo...

Ops!
Definitivamente hoy no es mi dia*, jejejej...

* no me caigo a cuento, jejeje...

Feliz semana (espero que sin gripe). Yo, despues de mi noche de margaritas como que estoy mejor, jajajajaja

Genín dijo...

Si, sin duda, estoy totalmente de acuerdo con tus planteamientos, yo soy cada día mas tolerante, pero es que al igual que tu, lucho para conseguirlo, y con bastante éxito, pero no sin trabajo, debo decir.
Besos y salud

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es casi una disyuntiva de corte moral...o me trago las cosas que me molestan para dar cara de tolerante o soy sincero y manifiesto de forma brusca mi molestia por algo que, sencillamente, nadie debiera de soportar.

Opté por lo primero...aunque de cuando en cuando tengo que buscar la forma de botar la bronca. Pero leyéndote me doy cuenta, como tú, de que hay que salir a la ofensiva en cuanto a tolerancia se trata.

Saludos afectuosos, de corazón.