jueves, 30 de diciembre de 2010

El último post de 2010

Salvo imprevistos, éste será el último post de este año; lo escribo desde el mismo cyber donde escribí El último post de 2008.

No tengo mucho qué decir, el día de hoy ha sido rudo, así que las ideas están un pelo escasas.

Acabo de releer El último post de 2009 y debo decir que no todos mis deseos para este año se cumplieron, sin embargo, no me quejo de lo que me trajo. Sinceramente, me siento agradecida.

Veo venir el año 2011 cargado de incertidumbres, no tiene mucha pinta de que vaya a ser fácil, pero sin duda será interesante.

Ése es mi deseo para ustedes, que el año póximo les resulte interesante, que no se aburran, y que si ríen o lloran, sea con toda la intesidad...

¡Feliz 2011!
(con lo que sea que eso implique para cada uno)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Reporte 26/12/2010

Hey you people! Qué más?

Yo aquí en la civilización.

No me había reportado porque no sólo me es difícil conectarme, sino que además, he estado ocupada en asuntos que no tenía previstos.

Espero que todos se estén portando como puedan!

lunes, 20 de diciembre de 2010

Si no me ven por aquí...

...es porque me voy hoy a Caracas.

Como saben, allá no voy a tener conexión a Internet. Trataré de reportarme cuando se pueda.

Aquellas personas que deban reportarse conmigo por razones que cada una conoce, ya saben, por teléfono, o en su defecto, por Twitter.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Rayma, cada día más certera

El año pasado compartí con ustedes una viñeta de Rayma, en la que decía que "Ser rico es malo, lo bueno es que existen los testaferros"; aquella entrada se llamó "Rayma siempre tan certera".

Díganme entonces qué podríamos decir de esta viñeta:

jueves, 16 de diciembre de 2010

Mejor que Perucho

La idea de este post nació hace como 2 años durante una conversa con Rosángela, y se iba a llamar "Yo soy Perucho".

Para contextualizar, permítanme "presentarles" a Perucho...

Perucho es el amigote que todo hombre (a quien en este caso llamaremos "El Compadre") tiene y que despierta el más oscuro odio de su mujer/novia/esposa/amante/arrejunte (a quien llamaremos "El Par de Tetas" o PDT). El Compadre sabe que en el fondo Perucho es más bueno que el pan, pero cuando digo "en el fondo", me refiero a MUY EN EL FONDO, tanto así, que nadie más se da cuenta. Lo que los demás ven es que Perucho es una muy mala influencia, es el que invita al Compadre a beber, el que le da el mal ejemplo de comer en exceso, el que le alcahuetea las conquistas en la oficina, el que le dice que no vaya de pendejo a entregarle el sueldo al PDT porque esos reales son suyos, el que enseña al ahijadito a gritar GOL escandalosamente como un poseso antes de que empiece a caminar, a sabiendas de que el PDT odia el fútbol...

Cada vez que El Compadre llama a su casa a avisar que va a llegar tarde, el PDT se muerde la lengua mientras piensa "Seguro se va de farra con el desgraciado ese de Perucho"; cada vez que El Compadre llega borracho, el PDT le reclama diciendo "Ése fue Perucho que te llevó pa' ese bar"; cada vez que hay una parrilla en la casa, el PDT saluda hipócritamente con un "Hola Perucho, ¿quieres una cervecita?" y lo atiende súper bien, pero cuando Perucho se va, le forma tremendo peo al Compadre y le jura que lo va a poner a dieta...

Perucho no es tonto, él sabe que el PDT lo odia, pero como ella lo trata educadamente, él hace lo mismo. Además, sabe también que tal vez el PDT no será el gran amor de la vida de su Compadre, pero entiende que su Compadre tiene "LA necesidad", así que trata de no ser él quien le impida satisfacerla.

Como dije, la idea de este post nació de una conversación con Rosángela, la cosa fue simple: yo le estaba describiendo el tipo de relación que tengo con mis buddies y sus respectivos PDT's, y ella dijo "Ah ok, tú eres Perucho". La frase me encanta y la repito todo el tiempo "Yo soy Perucho".

Pero luego lo pensé bien, y tengo que decir que yo soy mucho mejor que Perucho. ¿Por qué? Porque cuando al ahijado lo están operando, Perucho puede prestarle plata al Compadre pa' pagar la clínica y puede caminar con él por el pasillo mientras esperan noticias, pero no lo abraza y le jura que todo va a estar bien. Porque cuando el Compadre se divorcia puede llamar a Perucho pa' decirle que el PDT es una maldita que no lo deja ver a su chamo, pero no llora por teléfono diciéndole que le hace falta su bebé. Porque no me imagino al Compadre hablándole a Perucho de sus conflictos sin resolver porque su mamá no le paraba bola cuando era niño. Porque cuando el Compadre se está sintiendo mal y tiene miedo de ir al médico, no le ruega a Perucho que lo acompañe. Porque si el Compadre le pide a Perucho que lo ayude a escoger entre la corbata rosada y la verde manzana, lo primero que va a escuchar es "Aaaayyyy muchacho, ¿tú como que te metiste a marico?". Porque si la secretaria brincona le contagió alguna vaina al Compadre, él no va corriendo a bajarse los interiores delante de Perucho pa' mostrarle que tiene un punto de pus y confesarle que no sabe qué hacer. Porque a Perucho le puede hablar de la secretaria brincona que le busca fiesta, pero no de la carajita que le encanta desde que tenía 15 años y que años después todavía le pone la piel de gallina; imagínense el chalequeo posterior...

En cambio, cada uno de mis buddies sabe que conmigo sí puede hacer todo eso y más. Si la vaina se pone muy cursi le puedo decir que se pasó de pussy, pero eso es ya cuando lo peor ha quedado atrás y lo quiero hacer reír.

Yo sé que las PDT's de mis buddies tienden a odiarme a muerte, no por celos, porque bien claro tienen que no se los voy a quitar; sino porque saben que conmigo no fingen y que yo sé cosas que ellas jamás van a saber... Casi siempre hacen un esfuerzo por tragarse su odio (yo disfruto viéndolas esforzarse), y las que han cometido el error de declararme la guerra, la han perdido, ¡porque pares de tetas sobran, en cambio los Peruchos están escasos!

martes, 14 de diciembre de 2010

Los nombres genéricos (o El Mariale-Glosario)

Más de una vez he pensado que debería escribir una guía en este blog que explique ciertos términos que uso con frecuencia en mis conversaciones light (esas en las que no tengo que cuidar mucho lo que digo), porque a veces quiero usarlos en un post y no puedo porque no se va a entender, y después es burda de frustrante tener que ponerme a idear la frase de otra forma, porque aunque objetivamente diga que quedó hasta mejor estructurada, en el fondo habría preferido escribirla como se me ocurrió en un principio.

Siendo así, tómese este post como un "Mariale-glosario" o algo así...

El Hippie: Nombre genérico que se les da a todos y cada uno de los bolsos -casi idénticos entre sí- que me han acompañado los últimos años.
Siempre he odiado las carteras, me río burda de la posición en que camina la mayoría de las mujeres con un hombro levantado para poder sostener el carterón.
Cuando estaba en la universidad usaba unos morralitos de tela suavecita, donde llevaba lo estrictamente necesario, pero los abandoné desde que me regalaron un bolso cruzado parecido a los que usan los mensajeros, en el que pronto fui llevando más y más cosas que se me iban haciendo indispensables, y como siempre cabía algo más, no había problema. Desde entonces, he tenido muchos bolsos como ése, algunos de cuero, algunos de telita como los morrales de la universidad, algunos de jean; cada vez los voy comprando más grandes, siempre de colores oscuros porque se les nota menos el sucio, a veces la gente ni nota que son distintos, creerán que desde que me conocen el hippie ha sido el mismo hippie...
No recuerdo cómo ni por quién fueron bautizados con ese nombre, pero sé que así se han llamado por años.
El hippie, además de sus características físicas, tiene otras características... Por ejemplo, el hippie es como un vórtice hacia un universo paralelo, de ahí puede salir cualquier cosa imaginable, cuando alguien necesita algo -desde un té de guaraná hasta una bolsa Ziploc- siempre digo "Déjame ver si tengo aquí en el hippie"; y claro, unos cuantos de los que ahora están leyendo esto, deben recordar alguna vez que, estando en la calle, me han dicho "¿Puedes guardar esto ahí en el hippie?".

Mis Buddies: Este término ya lo he mencionado antes, se refiere al machero que le da estructura a mi vida desde que tengo memoria, ésos que tengo con orgullo entre mis afectos porque nadie "me los puso" sino que yo tuve suficiente buen juicio como para elegirlos y además logré compensar mi insoportabilidad lo suficientemente bien como para que ellos consideraran que había un motivo válido para elegirme a mí, con todo el peo que eso implica.
Son tan distintos entre sí que creo que sólo tienen dos cosas en común: pertenecer al sexo masculino y su nexo conmigo. Todos me han sacado las patas del barro de las más insólitas maneras, todos han dependido de mí en alguna ocasión para las vainas más inverosímiles, de todos me siento responsable y protectora designada, así como todos me han cuidado hasta sin saberlo.
A diferencia del hippie, en ninguna conversación me dirijo a ellos como "buddy", siempre los llamo por sus nombres o por los innumerables apodos que les he puesto (la mayoría de ellos, de mi uso exclusivo), pero cuando me voy a referir a ellos arropándolos bajo el mismo toldo, ninguna expresión va tan bien como "Mis Buddies".

El Par de Tetas (A.K.A PDT): Nombre genérico aplicado a cualquier fémina que esté satisfaciendo "LA Necesidad" de alguno de mis buddies. Se le llama así porque eso es lo que importa de ella, un par de tetas, un culo bien puesto, una garganta profunda..., podría ser fácilmente remplazada por otra que cumpla esos mismos requisitos, no importa si es culta e inteligente o cree que Confucio inventó la confusión, no importa si es la mata de la nobleza y la bondad o es una coño e' madre... Al final su única función es satisfacer "LA Necesidad".
Confieso que dudé si debía incluir este ítem en el glosario, pues es probable que en este momento las féminas que me leen pasen a tenerme arrechera por lo que resta de la eternidad, por expresarme de manera sexista y misógina y bla bla bla... Pero después pensé que me da igual, porque aquella mujer que me crea misógina sólo porque me expreso sin pelos en la lengua sobre algo que es UNA REALIDAD, simplemente es una imbécil que se cree que toooodos los hombres aman con locura y veneración a toooodas sus mujeres; no me interesa caerles bien a las imbéciles, si se van hoy y no vuelven, pues ¡mejor!
Ok, ahora debo explicar que no todas las parejas de mis buddies se llaman Par de Tetas, a las que cumplen una función en sus vidas más allá de "LA Necesidad", las llamo por sus respectivos nombres (bueno, a veces también tienen apodos) y las respeto mucho en la medida en que aporten cosas buenas a las vidas de mis buddies (o en las medida en que ellas me respeten a mí); si mis buddies están contentos con ellas, por algo será y yo les estoy agradecida.
Y es que ése es otro punto importante, generalmente el Par de Tetas debe odiarme por defecto, desde la primera vez que me ven, o incluso cuando sólo me conocen por referencias; yo no las odio, al contrario, me divierten bastante, pero lo reconozco, I can be mean... Por lo general, aquel Par de Tetas que no sepa manejar el "Tema Mariale", rara vez pasa a ser algo más que el Par de Tetas (sobre esto tengo escrito un borrador, espero publicarlo pronto).

Los Bultos Anónimos que Caminan: Nombre genérico aplicable a la mayoría de mis vecinos, a la mayoría de los que fueron mis compañeros de clase, y a todas aquellas personas que existen, pero si no existieran me daría igual.
Me pasaba mucho en la universidad, me buscaban para que les explicara cosas, y yo tenía que deducir por el contexto de su cháchara de dónde se suponía que los conocía, aunque a veces no lo lograba y tenía que preguntar: "Disculpa, ¿de dónde nos conocemos?". No lo hacía con intención de hacerlos sentir mal, era simplemente que no los recordaba, porque me daban igual.
Para mí, yo estaba en el salón acompañada por el profesor, los pocos que reconocía porque me agradaban (en algunas secciones no había representantes de este grupo), los que reconocía porque me desagradaban profundamente (éstos siempre tenían representantes, podían ser chavistas, tipas plásticas ridículas, tipos babosos que pasaban la clase cayéndonos a todas, gente que olía mal, gente que sólo abría la boca para hacer preguntas estúpidas...), alguna gorda deseosa de entablar una competencia en la que yo nunca estuve interesada, y otros 40 entes que ocupaban pupitres, hablaban feo, echaban basura en el piso y nunca entendían la clase; pero estos entes no tenían cara definida, si me los ponían en una pared con un numerito junto a otros entes similares, yo no habría sido capaz de reconocer al Bulto Anónimo que Camina que veía la materia conmigo.


Creo que dejaré la lista hasta aquí, por ahora... Es probable que venga una segunda entrega.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Mi acostumbrado post de cada 10 de diciembre

En 2008 y 2009 mis entradas con fecha 10 de diciembre comenzaron con la frase "Hoy se cumplen 60 años de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos", en ambas entradas me referí a nuestra incompetencia en la aplicación de dicha Declaración; aunque no sea así el día de hoy, lo que escribiré más adelante es una muestra de que seguimos siendo bastante incompetentes.

Sería oportuno escribir sobre el proyecto de reforma de la Ley Resorte, que considero que nos limitaría considerablemente en el ejercicio de nuestro derecho a expresarnos y comunicarnos libremente; pero sé que hoy se ha escrito mucho sobre ese tema. O podría escribir sobre el inexistente respeto al derecho más importante que es el derecho a la vida, pero de eso se escribe todos los días en los diarios... Así que me iré en la dirección del tema destacado por Naciones Unidas este año: procurar el fin de la discriminación.

Para ello, me serviré del Informe Anual 2010 de PROVEA sobre la Situación de los Derechos Humanos en Venezuela, que se dio a conocer ayer, que pude analizar anoche y que les recomiendo leer y analizar también (pueden descargarlo aquí). El informe toca varios aspectos importantes, pero para no hacer esto muy largo, me referiré solamente a dos de ellos: el Derecho a la Participación y los Derechos Laborales; sólo mencionaré algunos datos, a partir de los cuales ustedes sacarán sus conclusiones sobre si en Venezuela hay o no discriminación en esas materias y, por consiguiente, si se respetan o no los derechos consagrados en la Declaración mencionada en el primer párrafo.

En lo que se refiere al Derecho a la Participación, creo que el punto que ha recibido mayor atención en el informe es la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE). Al respecto, el diputado Simón Calzadilla expresó que la ley «viola flagrantemente los principios constitucionales de la proporcionalidad y la democracia participativa y protagónica y, […] de llegar a aprobarse en los términos planteados, quedarían excluidos vastos sectores de la población y se atentaría contra la diversidad y pluralidad existente en nuestro país». Los resultados de las elecciones parlamentarias de septiembre prueban que el diputado tenía razón, al darse el hecho insólito de que quienes sacaron menos votos tienen más representantes, y viceversa.

PROVEA también expresa su preocupación por la sobre representación de las mayorías, que reduce o elimina la representación de otros sectores, de modo que se afecta la pluralidad política tan necesaria para mantener la democracia. Se señala la imposición de la obediencia partidista por encima de los liderazgos independientes, y las alianzas políticas en grandes bloques que propician la polarización.

Además, se observa un retroceso en cuanto a la representación femenina en la Asamblea Nacional, es decir, un retroceso en cuanto a la paridad de género.


Si hablamos de Derechos Laborales, la situación no es mejor.

Para seguir con la situación de las mujeres, uno de los puntos que me duelen de los tantos que leí en el informe, es el crecimiento de la tasa de desempleo femenino, que en 2008 era del 7,6%, en 2009 fue del 9% y ya en 2010 alcanza el 11,2%.

Otro aspecto que menciona el informe y que yo interpreto como discriminación es la disparidad en los aumentos salariales recibidos por determinados sectores. Se decretó un aumento del salario mínimo de 25% (dividido en dos partes), que no alcanzó para cubrir siquiera la canasta alimentaria, mientras que a las Fuerzas Armadas se les dio un aumento de 40%, incluso con carácter retroactivo.

Y un tema harto conocido por todos los venezolanos, es la discriminación laboral por motivos políticos, la imposibilidad de conseguir un puesto de trabajo en determinadas empresas si se tiene una filiación política diferente a la exigida por éstas.


Si realmente se toman un rato para leer el informe, verán que esto que he mencionado no es más que un pedacito mínimo de todas las razones que tenemos para preocuparnos y para detenernos a pensar seriamente cómo podemos hacer valer nuestros derechos.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Reporte de mi situación de desmuelada

Agradezco a todos los que se han preocupado por mi estado después de la extracción de la infausta y la desgraciada infeliz. Ya estoy mejor. Afortunadamente, la cosa no fue tan grave como me la habían pintado.

Aclaro: no es que sea sabroso y que se lo recomiende a todo el mundo, pero no se me pusieron los cachetes como los de Kiko, ni tuve unos dolores como pa' quererme morir.

Lo que sí estuvo a punto de causar mi muerte fue el hambre! De pana, yo creo que nunca en mi vida he pasado tanta hambre, ni siquiera durante la hospitalizaciones por gastritis, jamás Heriberto me había martirizado tanto!

El problema fue la dieta blanda y fría + cero lácteos que me ordenó la mata-dientes-sanos, porque significaba que no podía comer prácticamente NADA! A ver, piénsenlo, "dieta blanda" no es tan grave, uno come puré de papas y sopita, pero "dieta blanda y fría", te elimina el puré y la sopita, y te deja con compotas, gelatina, avena, yogurt, chicha... PERO, al prohibirme también los lácteos, me dejó con compotas y gelatina! Yo le añadí una lata grande de Ensure, que preparaba en vasos gigantes varias veces al día, cada vez que sentía que estaba por desmayarme.

Cumplí bastante bien, sólo me salí del régimen con un sundae (sin topping) que compré en Mc Donald's el domingo porque fue lo más aceptable que encontré en la feria del CC La Cascada, y con una sopa de fideos en un momento que sentía que ya me iba a morir y mi último deseo fue algo caliente en el estómago.

Ya hace dos días empecé a comer patilla y otras cosas suavecitas. Sigo con hambre, pero ya no me siento como moribunda terminal. Supuestamente la dieta debía durar 5 días, y yo creía que después de eso podía volver a la normalidad, pensaba "Turrón, ven a mí"; pero no, la cosa no es así, igual son dos heridas abiertas y hay que cuidarlas; de manera que mantendré la dieta blanda (pero ya no sólo fría ni sin lácteos) por lo menos hasta el fin de semana.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

30 años sin John

Ya hoy el mundo está cumpliendo 30 años sin John Lennon... ¡TREINTA AÑOS!

Y la guerra aún no termina, ni terminará mientras nosotros no lo queramos...



War is over, if you want it!
War is over now!

viernes, 3 de diciembre de 2010

La desmuelada de los letreros

Sobreviví.

Llegué al consultorio de la mata-dientes-sanos y me recibió diciendo que había revisado mi historia y creía que mis extracciones eran sencillas, que no iba a ser necesaria la cirugía. Luego se le fue la lengua y me dijo que se había aventurado a hacerlas porque se veían fáciles, porque normalmente eso lo hacía un cirujano. Se imaginarán lo que cruzaba por mi mente: #FML! Cómo vine a caer en manos de esta mujer? Qué desgracia! Si Dios existe, se está divirtiendo mucho con mi sufrimiento!

Me explicó lo que iba a hacer, me inyectó suficiente anestesia como para dormir a King Kong junto con Naomi Watts durante unas 24 horas, y empezó por el lado izquierdo...

Para mi fortuna, la infausta (A.K.A. mi cordal inferior izquierda) salió facilito y sin dolor. La mata-dientes-sanos me preguntó si la quería de recuerdo o la podía botar; yo asumí que era una broma y no le respondí... Más o menos para qué coño puedo yo querer guardar a la infausta de recuerdo? Pero bueno, vivimos en este pueblo, quizás ella está acostumbrada a que los pacientes guarden de recuerdo sus piezas dentales...

Luego, pasamos al lado derecho. Me inyectó otra dosis de mata King Kong y empezó a darle a la desgraciada infeliz (A.K.A. mi cordal inferior derecha). La desgraciada infeliz parecía estar cómoda en mi boca porque se resistió con todas sus fuerzas! La mata-dientes-sanos pasó más de media hora (no exagero) maltratándome todo lo que se llama cara, hasta que por fin logró sacar a la desgraciada infeliz, y me la enseñó pa' que viera "la diferencia con la otra, que era chiquitica".

Bien, me anotó el antibiótico y el analgésico que debo tomar, junto con las instrucciones de lo que debo y no debo hacer durante los próximos días.

Hace poco más de una hora que salí de su consultorio. Les describo mi actual situación: Desde ya estoy sufriendo, pensando que no podré comer; no siento la cara, sobre todo a nivel del mentón tengo una sensación burda de rara; no tengo control de mi lengua ni mi labio inferior; me cuesta mucho tragar; y no puedo hablar.

Con respecto a este último punto, pasa algo chistoso. Todo el mundo sabe que yo hablo hasta por los codos, característica mía que suelo mencionar acompañada de la siguiente frase "Tú sabes que yo no me callo ni que me den un tiro, y si me callo me salen letreros". El punto es que lo decía en sentido figurado, mas como NUNCA me había callado, no sabía que se podía hacer realidad.

Pues resulta que ahora ando por la casa con una pizarra mágica de mi escuincle, que uso para comunicarme con él o con quien sea... "Enano, bájale volumen a tu TV", "Dónde están las otras llaves?", "Porfa, apaga la luz"...

Ya ven que no era paja, si me callo me salen letreros!

Asumiendo el riesgo

Ya lo dije por Twitter y por el Embobador: hoy la mata-dientes-sanos me operará las cordales y espero parar de sufrir.

Una vez dije en un post que no les temo a los médicos ni a las inyecciones ni a las cirugías, pero sí les temo a los matasanos de este pueblo, porque como gremio tienen la costumbre de intentar matarme (Ojo, esto lo digo en serio).

Al tratarse en este caso de una mata-dientes-sanos, era de esperarse que no intentara matarme a mí sino a mi dentadura, y así fue. No los aburriré con los detalles, sólo diré que una de las restauraciones se partió una semana después de colocarla, y después cuando la fue a reparar no se acordaba de lo que había hecho originalmente... Mejor no emitiré comentarios al respecto.

Cuando se lo comenté a Pablo con la preocupación de que "Ay coño, y pensar que esa mujer me va a operar las cordales", me dijo que siempre tenía la opción de llamar a mi compañía de seguros y pedir cita con otro mata-dientes-sanos afiliado. Pero, pensémoslo bien, estoy en Maturín, así que ¿cuáles son las probabilidades de que me toque otro mejor?

La sabiduría popular dice que "Mejor malo conocido que bueno por conocer", y yo le creo. Ésta será medio pirata, pero por lo menos ya sé que es delicada, que no tiene acento maturinés y que el consultorio luce extremadamente pulcro, características difíciles de encontrar en este pueblo. Así que mejor no me arriesgo a buscar otro que probablemente será igual de pirata (o peor), y que puede que sea rústico y/o cochino y/o oriental rajao'.

En fin, escribo esto para notificarles que esta tarde me pondré en manos de la pirata en cuestión, si no vuelven a saber de mí, pues ya saben por qué fue.

#MayTheForceBeWithMe

lunes, 29 de noviembre de 2010

Muy duro de asimilar pero facilito de analizar

Como madridista el peor titular que me puedo imaginar antes de un partido es "El Barça humilla al Madrid" (lo acabo de leer por Twitter), pero resulta que hay algo aun peor, y es ver que ese titular no es del todo cierto, porque en realidad el Madrid fue a humillarse solito, a barrer el piso con el escudo y los valores del club, en la casa del eterno rival. Hoy el Madrid salió del Camp Nou con la cara amoratada, porque fue con los cachetes a tratar de aporrearle los puños al Barça. Lo que pasó hoy no tiene justificación.

Quienes son madridistas entienden lo que digo: recibir 5 goles es horrible, recibir 5 goles del Barcelona es una catástrofe, recibir 5 goles del Barcelona en medio de un baile al que le faltó fue la orquesta es poco menos que una tragedia... Pero recibir 5 goles del Barcelona con tremendo baile merecidísimo es una absoluta tragedia para el madridismo.

¿Y por qué digo que el Madrid tuvo merecido el baile que le pegaron? Sencillo, por dos razones:
1) Porque Pep mandó a sus hombres a hacer lo que saben hacer bien, lo que los ha llevado a donde están. Mientras que Mou (Sorry Mou, es la verdad) salió a hacer todo lo contrario a lo que le ha dado buenos resultados esta temporada: esperar en lugar de presionar la salida, cargar a Di María con la responsabilidad de contener a Dani Alves en lugar de dejarlo por la derecha enganchando hacia adentro, y por último, humillarse con los cambios que hizo, cambios que demostraron una actitud indigna del club e indigna de su propio palmarés.
2) Porque habría sido una vergüenza para el fútbol que ganara un equipo desdibujado y perdido como fue el Madrid los 90 minutos de partido. Los jugadores no estuvieron a la altura del compromiso, esos mismos que han sido campeones del mundo o que son referentes de sus respectivas selecciones, lucieron como un equipito amateur.

Hoy ganó Guardiola, ganaron los jugadores que fueron superiores en todas las líneas, ganó el FC Barcelona que está cumpliendo 111 años de ser el gran club que es y que merece todo el reconocimiento...

Lamento la derrota sufrida por el Madrid y lo mal que lució, pero lo que más lamento es que un gran club como el Barça tenga los seguidores que tiene, que no son dignos de su grandeza.


Actualización

A todos aquellos barcelonistas respetables que sí son dignos del club, mis felicitaciones.
Les pido que lean mi respuesta a Toro Salvaje en los comentarios de este post, que de alguna manera también es una disculpa hacia ustedes por haber generalizado.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (2010)

Escribo sobre este tema por cuarto año consecutivo. No señalo esto porque me enorgullezca, al contrario, me entristece bastante tener que seguir haciéndolo, porque -en un mundo ideal y perfecto- ya no debería ser necesario. Pero como no es ideal ni perfecto, sí hay que seguir llamando la atención sobre el asunto.

Según la ONU, se considera violencia contra la mujer "todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vía pública o en la vía privada".

Me parece apropiado citar esa definición, dado que noto que cuando se habla de violencia contra la mujer, la gente tiende a pensar en un marido que le da unas cachetadas -o unas patadas, o unos batazos, o unas puñaladas- a su pareja; pero en realidad, es algo que va mucho más allá de eso. Una mujer puede no haber sido golpeada nunca en la vida y, aun así, ser víctima y objeto de violencia, con todo lo que el término implica.

Justamente de eso se trata una campaña de AVON que, si bien, muestra lesiones físicas, toca también otros puntos, tratando de hacernos entender que hay otras manifestaciones de violencia que deben hacer sonar las alarmas pues probablemente son un aviso de los abusos que pueden venir más adelante si lo permitimos.

Aquí les dejo los videos:


Amiga, NADIE que te quiera te va a privar de tu libertad.


Recuerda siempre que tienes derecho a tu propio dinero.


Si renuncias a comunicarte con quien quieras y como quieras, llegará el día en que NO puedas, aunque quieras...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Reflexiones sobre los hechos de ayer en el Olímpico

No estuve ayer en el Estadio Olímpico. Tenía que empezar diciendo eso, por respeto al recinto, al Caracas Fútbol Club como institución, al fútbol venezolano en general y a la fanaticada que sí estuvo presente.

Como no estuve en el estadio, la opinión que me he formado se basa en lo que han expuesto los medios y, sobre todo, en lo que NO han mostrado los medios: el testimonio de los presentes y las fotos y videos que dejan muy claro qué fue lo que pasó. El que tenga ojos, que vea.







Debo decir que me siento profundamente indignada, por muchas razones. Estoy indignada porque amo el fútbol y me molesta terriblemente la violencia en los estadios, he sufrido el problema en Argentina como si fuera mío, pero mucho más me molesta que ocurra aquí, en mi país, en un partido del Caracas, y en un recinto que es Patrimonio de la Humanidad.

Pero sobre todo, estoy indignada porque no fue como otras veces, un peo entre las fanaticadas de los dos equipos, que se tiran piedras unos a otros; lo que yo vi en los videos que están ahí arriba fue simple y llanamente represión policial, brutal e injustificada represión policial.

Vi que los funcionarios policiales que estaban en el estadio para cuidar a los presentes, se dedicaron a agredir a los presentes. Los vi subir a destrozar los instrumentos de la banda, los vi disparar perdigones a personas que iban corriendo para huir de los golpes, los vi arrancar sillas para golpear a los ciudadanos, los vi golpearlos con los escudos y con los cascos... Esos cascos que se pagaron con mi dinero, con dinero de ustedes venezolanos que me leen, con dinero de los chamos a los que se los estrellaron en la cabeza; esos cascos que NOSOTROS les damos para cuidarles la mierda que llevan dentro del cráneo. Me perdonarán la crudeza, pero si de mí dependiera, tendrían que salir todos sin casco, sin escudo, sin chaleco, sin ninguna protección, y si les rajan el coco o les caen a tiros, nada bueno se estará perdiendo, al contrario, será algo bueno para la sociedad.

Vi cómo la gente que ha hecho crecer el fútbol en mi país, era correteada por unos trogloditas. Vi a familias corriendo desesperadas tratando de sacar de allí a sus niños. Vi instrumentos musicales rodar gradas abajo.

Lo que vi, no deseo verlo nunca más, pero con la tristeza más profunda del mundo, les puedo casi asegurar que no será la última vez. Tal vez la próxima vez van a morir personas, o tal vez no va a ser tan grave; tal vez será en otro estadio, con otros protagonistas... Pero esto VA A SEGUIR SUCEDIENDO mientras no nos tomemos en serio la situación. Y digo "nos tomemos en serio", porque todos estamos involucrados, la FVF, las directivas de los equipos, los cuerpos de seguridad, los medios de comunicación, las empresas privadas, la fanaticada, TODOS tenemos mucho qué perder en este asunto, por ende, todos debemos buscar una solución. Pero si usted que me lee está un poquito enterado del tema, sabe como yo que NO se está buscando ninguna solución real, que todo el mundo se está haciendo el loco como si esto fuera una tontería que no traerá consecuencias.

Hace varios meses el periodista Manuel De Oliveira (@ManuDeOliveira) escribió en su blog un post muy interesante sobre los episodios violentos en los estadios y sobre la necesidad de controlar a esos pequeños grupos en las barras que se dedican a fomentar el caos. Recuerdo que en aquella oportunidad le comenté que el problema va mucho más allá del fútbol, que es un problema social mucho más profundo. Porque así como un tipo es violento con su pareja, con sus hijos, con los desconocidos en la calle, lógicamente será violento en el estadio y lógicamente va a agredir a los fanáticos del otro equipo, o hasta a los mismos de su lado por cualquier paja.

Eso mismo pasa ahora con la policía. Los miembros de los cuerpos policiales en Venezuela son violentos, son déspotas, son abusivos, y saben que pueden seguir siéndolo, amparados en la más desvergonzada impunidad. En Venezuela los policías puede caerle a tiros a quien les dé la gana, pueden caerles a peinillazos a unos manifestantes en una marcha, pueden darte unos coñazos si no te dejas matraquear... Entonces, ¿qué nos hace pensar que esos mismos policías se van a convertir en funcionarios ejemplares cuando estén en el estadio? ¡Es apenas lógico pensar que si son unos malditos en la calle, lo serán también en el estadio!

Por eso el problema del abuso policial no lo puede resolver la federación o las directivas, porque ni la federación ni las directivas controlan a los cuerpos policiales, eso es trabajo del Estado. Y, más allá, el problema de la violencia en general, no es sólo trabajo de federación, directivas y Estado, es trabajo de TODOS, porque de alguna manera todos participamos en la dinámica absurda que ha creado este espiral de violencia y este estado de anarquía y descontrol.

Así que pienso que todos debemos asumir nuestro pedacito de responsabilidad. Si usted se siente con derecho a reclamar porque este clima de caos y de irrespeto generalizado le afecta, sepa también que tiene el deber de poner de su parte para detenerlo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

¿No decían que Raúl estaba viejo?

El Ángel ya no de Madrid sino de Gelsenkirchen, hizo hoy su primer hat-trick en la Bundesliga.

Para el primero, mete un pique rapidísimo para aprovechar un despeje que el arquero rival le dejó pagando, y le pega de primera al palo desprotegido.

Para el segundo, hace lo que siempre ha sabido hacer: estar en el lugar correcto en el momento indicado, y manda otro remate de primera al segundo palo.

Para el tercero, roba un balón en la frontal del área con una facilidad pasmosa, se limpia el espacio y pone el sello de la casa: una vaselina impecable.

Y los tres disparos con la derecha, su pierna menos hábil.



¿Viejo? ¡Viejo el viento, y todavía sopla!

viernes, 19 de noviembre de 2010

(No tan) Querido Dios

A ver, Dios, partamos del supuesto de que existes y que nos creaste y que mueves los hilos de nuestras vidas y que todo lo que pasa aquí es tu obra... De acuerdo, creo que a todo eso tal vez podría hallarle, en algún punto, algo de verosimilitud.

Lo que no me creo es lo de la bondad y el perdón y, en especial, tus buenas intenciones al darles a los religiosos la excusa perfecta para cada pregunta que tambalea su mundito: el libre albedrío. Yo creo más bien que eres tal como te ve Alberto Montt:


Tiene mucho sentido que yo también te vea así, porque sostengo que el Hombre creó a Dios a su imagen y semejanza, y como yo soy kind of a sick little bastard (tú deberías saberlo porque se supone que tú me hiciste así), es natural que te imagine como un bastardito enfermo que disfruta como un niño al ver los peos en los que nos metes.

¡Y hemos llegado al punto al que quería llegar!

Pana, yo considero que ya te divertiste suficiente conmigo. En serio. Este año te has aplicado fuerte con los haitianos y conmigo. Y, bueno, vamos a estar claros, yo di plata pa' los haitianos y sinceramente deseo que paren de sufrir, pero la verdad es que su padecer no me importa tanto como MI propio padecer.

Mira, en menos de un año (porque 2010 no ha terminado) me has mandado una devaluación, un pocotón de expropiaciones que hacen que no consiga productos que necesito, el desastre que está haciendo el Alcalde en la Av Bolívar, el -mal- gusto de mi enana por Chino y Nacho, una ola de calor, problemas con el servicio eléctrico, la muerte de las dos líneas telefónicas de mi casa sin que CANTV se digne siquiera a responder a mis reclamos, fuertes escaladas de mi gastritis, migrañas arrechísimas como cuando estaba en la UDO, gripes, dolores de vientre, dolores de muelas y encías que sangran como si el cepillo tuviera cuchillas... Y estoy segura de que en el futuro cercano, es decir, en los comentarios de este post probablemente, me mandarás a uno o varios imbéciles que me dirán que todo eso me ha pasado porque no te he dejado entrar a mi vida y me invitarán a arrepentirme de mi blasfemia... No, ya va, no me discutas que son imbéciles, ellos también viven con miedo a que los maten cuando salen de noche (y de día también), ellos también se enteraron hace poco de que un familiar cercano tiene cáncer, a ellos también los jodió la devaluación, igualito que a mí, todo esto a pesar de que ellos sí te dejan entrar a sus vidas, y aun así insistirán en que ésa es la razón por la que me pasa todo esto; en resumen, asúmelo, ¡son imbéciles!

Bien, te estoy escribiendo esto porque quiero agradecerte el valioso tiempo que me has dedicado este año, pero como no creo que te guste que sea egoísta, quiero recordarte que también tienes otros hijos... Ahí tienes a los narcotraficantes que están matando a todo el que se le atraviesa en Ciudad Juárez, los terroristas de Estado como Ahmadinejad (y TODOS sus panitas), tus curitas pedófilos, los coleadores y los toreros, la gente que escribe "nadien" y "fuistes"... Coño papá, sin irnos muy lejos, ¡por ahí anda Daddy Yankee y no le da ni coquito! ¡Anda a divertirte con él!

domingo, 14 de noviembre de 2010

viernes, 12 de noviembre de 2010

Los que padecen de EXCESO de felicidad

Me encanta que la gente sea feliz, sea lo que sea que eso signifique para cada quien. Me alegro sinceramente cuando las personas están bien, satisfechas, contentas, tranquilas... En serio, incluso me pasa con gente que no conozco, o que conozco y me cae mal. Si son felices de verdad yo me alegro.

Por otro lado, ¿qué no me gusta? Que se esfuercen demasiado por mostrarse felices cuando en realidad no lo son, que disimulen sus inconformidades y carguen siempre una sonrisa falsa. O, peor aun, que ni siquiera carguen la sonrisa falsa, que vivan quejándose más que el Calimero y aun así insistan en decir que no cambiarían detalle alguno en sus vidas porque son absoluta e irreversiblemente felices. Esa vaina me parece el extremo de la ridiculez.

No me refiero a gente que acepta las dificultades y trata de mantener una buena actitud para enfrentarlas, o gente que sabe que hay problemas pero que lo bueno pesa más y por eso el resultado del balance es positivo, ¡no! Si fuera así, me parecería admirable.

Se trata de gente que necesita que los demás crean que no existe en el planeta un ser más feliz, pleno y realizado, que su propio ser.

Esta semana he visto en el embobador 3 ejemplos perfectos, a los que les dediqué esto:


Describiré brevemente (o eso intentaré) cada caso:

Caso 1:
Mujer BRUTA que jode, pero trabajadora y echá' pa'lante. Casada con un tipo que la trató peor que a un perro sarnoso cuando eran novios pero que después le pidió perdón y, de una vez, aprovechó pa' pedirle su mano a su papá, con la promesa de adorarla eternamente.
Hace poco me contó por teléfono que el amadísimo esposo le puso los cachos de la manera más descarada, pero que ella decidió darle otra oportunidad porque sabe que él va a cambiar, e incluso decidió darle otro bebé para salvar su matrimonio (Pana, estoy pensando esto y me va sonando tan absurdo...).
Sé también que les va realmente mal en lo financiero y sé que sus respectivas familias se han negado a ayudarles.
A esta persona, la veo escribir a diario en su Facebook lo feliz que es, lo afortunada que se siente, lo agradecida que está por tener el esposo que tiene, lo mucho que le gusta estar en su casa con su bebé aunque no pueda trabajar, lo maravilloso que es haberse comprado finalmente otro Balckberry y ya no estar incomunicada...
De igual modo, la veo escribir mensajes de amor y fraternidad en el muro de sus familiares, los mismos familiares de los que me ha hablado pestes desde que la conozco, las mismas hermanas, primas y cuñadas que eran todas unas putas, y los mismos hermanos, primos y cuñados, que eran todos unos grandes cabrones...
Pero claro, según su Facebook, ella está agradecidísima por contar "incondicionalmente" con las putas y sus cabrones.

Caso 2:
Tipo inteligente y culto a quien siempre le tuve bastante respeto, pero que es hasta más nube negra que yo (lo cual ya es MUCHO decir).
Es inconforme por naturaleza, todo lo que existe le parece mal, y cree que lo que no existe tendría que existir. Se queja de TODO lo que ve a su alrededor (con toda razón, porque estamos claros en que este mundo es una mierda). Se avergüenza de los superfluos y vacíos intereses de nuestros contemporáneos (una vez más, con toda razón, porque sabemos que mi generación es generalmente estúpida).
Pero tiene dos puntos que no puede mencionar sin deshacerse en expresiones de dicha: su mujer y su vida laboral. La mujer es exigente y muy poco realista respecto a su situación, y él se esmera en complacerle cada capricho y en mostrarse feliz al hacerlo. Y la vida laboral está completamente estancada, pero él no hace más que agradecer las colosales oportunidades que lo han llevado a tener tanto éxito.
El mismo tipo que en la mañana escribe que si no fuera pecado (WTF? Hasta cree en el pecado) se daría un tiro para salir de este peo, en la tarde le declara su amor a su media naranja y le agradece por hacer que su vida sea perfecta.

Caso 3:
Tipa más bruta que la primera y además, pura pantalla y cero acción.
La conozco desde que éramos casi niñas, sé que le gusta presumir de una fortuna que su familia no tiene, es su manera de compensar sus innumerables carencias. Ahora de adulta, no sólo presume de la inexistente fortuna sino de una conducta moral intachable que TODO Maturín sabe que es una farsa, de un éxito profesional que no tiene ni puede tener alguien con sus limitaciones, de una belleza que las múltiples cirugías NO le han dado, y de una envidiable vida sentimental y sexual que en realidad consta de su vibrador o de algún primo que de vez en cuando la busca si el verano es muy arrecho.


Pana, si me dijeran que es que viven en un autoengaño y no se dan cuenta de los problemas, yo lo entendería. Pero resulta que sí se dan cuenta y hasta se quejan públicamente de ellos, y después dicen que hoy todo les parece más bonito y que canta más alegre el ruiseñor... ¡No entiendo!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Reporte post primera visita a la mata-dientes-sanos

Escribo esto con prisa mientras desayuno una avenita... Qué desgracia! Heriberto está a punto de demandarme por crímenes de lesa heribertidad...

Fui a mi cita con la mata-dientes-sanos el lunes en la tarde, la buena noticia es que no intentó matarme.

Podría -y hasta debería- contarles lo que no me gustó, como que no respetara la hora de la cita, pero la verdad es que dispongo de poco tiempo, así que me centraré en lo más importante.

La mata-dientes-sanos me pareció bastante decente, no tiene acento maturinés, el consultorio está limpiecito (a diferencia de otros a los que he ido en este pueblo) y full tecnología. Es probable que deba pelear con ella por algo que según ella no está cubierto por mi póliza y me quiere cobrar aparte, a pesar de que en mi condicionado aparece expresamente como una de las coberturas principales. Pero bueno, a lo que vamos: lo que me hizo...

El lunes sólo me hizo una limpieza y me dijo que con eso bajaría la inflamación de las encías (lo cual fue cierto), me recomendó un enjuague tri-arrechísimo que me costó conseguir en las farmacias, pero que ciertamente ayuda. Y bueno, me diagnosticó lo que yo ya sabía: tengo caries hasta en los cachetes! Y una de ellas es tan grande que podría tener su propia cadena de sucursales en toda Latinoamérica!

A pesar de ser yo una loca obsesionada con el cepillado, lo de las caries no me extraña, considerando que tenía como 3 ó 4 años sin visitar un odontólogo, dado que vivo en este pueblo y temo que intenten matarme como ya lo han hecho antes; y considerando también que mi herencia -tanto de mi familia materna como paterna- incluye además de migrañas y mala circulación, una dentadura inservible!

Bien, a partir de hoy vamos a comenzar la Operación-Exterminio-de-las-Caries-Hasta-en-los-Cachetes. Tengo cita a las 8, así que los dejo!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Reporte previo a la visita a la mata-dientes-sanos

Dolor de muelas + Encías inflamadas = No poder masticar = Hambre

Esa ecuación ha regido mi vida desde la semana pasada.

Como Heriberto no soporta vivir de Ensure y compotas, hoy voy a ver a una mata-dientes-sanos. No la conozco. El viernes agarré el listado de odontólogos afiliados a mi compañía de seguros, elegí una cuya dirección me resultara conveniente, llamé y no me atendieron. Llamé a la siguiente cuya dirección no era demasiado inconveniente, me atendieron y me dieron cita para hoy en la tarde; no le paran bola a si es una emergencia o no, ellos atienden previa cita... Así que, bueno, pa' no perder más tiempo, pedí una puta cita.

Como dije, no la conozco, no me consta que sea una mata-dientes-sanos, pero como estamos en Maturín, todo el que trabaja en el "sector salud" es un matasanos hasta que demuestre lo contrario.

Si no intenta matarme a mí ni a mi dentadura, me retractaré en este mismo blog. Si intenta matarme y no lo logra, vendré y presumiré de tener razón. Si intenta matarme y lo logra, lo sabrán porque no recibirán más noticias.

sábado, 6 de noviembre de 2010

viernes, 5 de noviembre de 2010

Una maldita imbécil en FundaFarmacia

Se me ha hecho costumbre escribir entradas tituladas "Una perra desvergonzada en...", pero he debido crear también la línea "Una maldita imbécil en...", considerando que por mucho que abunden las perras desvergonzadas, jamás superarán en número a las malditas imbéciles, recordemos que vivo en Maturín...

Ayer me tocó sufrir la "atención" de una maldita imbécil en FundaFarmacia. Como en mi casa nunca falta un roto pa' completar un descosido y todos tenemos muchos males distintos, cuando se nos ocurre hacer una lista de todos los medicamentos que hay que comprar, la vaina parece un mercado pa' dos meses! Ése fue el caso ayer, cuando tuve que ir -con un dolor de muelas hijodelagranputa- a comprar medicamentos míos y de mis progenitores.

Primero, me calé una cola bastante larga, durante la cual una vieja (sí, una vieja que debe tener como 60 años) me estuvo buceando; fue un poquito impactante la vaina, porque si bien no es la primera vez que una mujer me mira con lascivia, nunca había sido una doña con canas y arrugas... También mientras estaba en la cola pasó a mi lado varias veces el encargado de la puta farmacia quien hedía a cigarro como si se hubiera sumergido en nicotina, una de ésas veces estaba yo hablando por teléfono con Pablo y se me escaparon las palabras: "Ya va, me estoy quitando de donde estaba porque pasó un maldito cerdo hediondo a cigarro"; a partir de ese momento la vieja me miraba también con arrechera, con cara de "Ésta qué se ha creído?"... Y también mientras estaba en la cola, una niña de unos 6 años intentó meter la mano en mi bolso; ya vemos que aprenden desde bien chiquitos...

Cuando por fin fue mi turno, quité la cara de revólver y sonreí al darle los buenos días a la cajera. Le di una lista para que ella pudiera irse a buscar todo y no tuviera que estar haciendo viajes según lo que yo le fuera pidiendo, pero pareció no entender la idea, pues iba leyendo cada producto y trayéndolos uno por uno a la caja a pesar de que muchos estaban uno al lado del otro en los estantes, y en varios de los viajes trajo el producto equivocado, el mejor ejemplo de ello fue el siguiente: en la lista anoté textualmente "Tantum verde, crema dental", y se apareció con un recipiente de Tantum verde enjuague bucal, por lo que tuve que pedirle que trajera el correcto... Así transcurrieron unos 10 minutos, entre viajes y equivocaciones...

Debo decir que lo único que me gusta del cuchitril en cuestión son los precios! Cuando POR FIN totalizó me dijo que el monto a pagar era de 305,01 bsf, cantidad con la que habría comprado más o menos la mitad de los productos en Locatel o Farmatodo.

Bien, le entregué un talonario Sodexho y le dije que había 230 bsf, y luego mi cédula y tarjeta Maestro Banesco, para que cobrara la diferencia. Entiendo que ella debe contar y constatar cuánto hay en el talonario, así que me pareció normal que lo hiciera; lo que no fue normal fue que al terminar de contar por segunda vez me dijo "Mira, hay 26 tickets", y yo -sin comprender qué importancia tenía- respondí "Ajá"... Resulta que la niña Maldita Imbécil se empeñó en que ahí no había 230 bsf porque eran 26 tickets, y aunque yo trataba de explicarle que mirara la denominación de cada ticket porque eran diferentes y luego sumara, ella volvía a contar y me decía "Es que hay 26 tickets".

Vino el encargado (el Cerdo Maloliente, recuerdan?) al darse cuenta de que la Maldita Imbécil no sabía lo que hacía, verificó el talonario y sacó la cuenta correctamente, constatando que había 230 bsf; pero cuando yo creí que ya iba a facturar y a pasar la tarjeta por el resto, le entregó el talonario a la Maldita Imbécil y le dijo que contara bien "para que aprendiera". Yo respiré profundo y esperé, mientras veía salir con sus productos a gente que había entrado al local en el instante en que yo me paré en la caja, o sea que habían hecho la cola y pagado sus pedidos y ya se iban, mientras yo seguía con la Maldita Imbécil...

Bien, después de media eternidad, el Cerdo Maloliente consideró que ya podía cobrarme los 75,01 bsf restantes, y se coronó con la categoría masculina del Maldito Imbécil del Día cuando, teniendo mi tarjeta Maestro en la mano, me preguntó "Esta tarjeta es de débito o crédito?"... En serio, eso preguntó, lo juro por mi cerebro, no lo estoy inventando!

Una vez aclarada su duda, pasaron la tarjeta, me cobraron y sólo faltaba meter todos los productos en una bolsita e imprimir mi factura para que yo me pudiera largar. Como ya se había resuelto el graaaan problema, el Cerdo Maloliente se fue y me dejó con la Maldita Imbécil, quien se tardó otro siglo verificando en pantalla el nombre de cada producto antes de meterlo en la bolsa y, cuando fue a imprimir la factura emitió un chillido como de bestia en el matadero antes de decir "AAAAYYY esto se borró". Maldita sea ella y la maldita imbécil que en mala hora la parió!!!!

Regresó el Cerdo Maloliente y dijo que había que hacerlo de nuevo... Yo por supuesto me arreché, pensando que iba a verificar cada producto de nuevo, pero no dije nada; mas no me pude aguantar cuando lo vi sacar de nuevo el talonario para verificar uno por uno otra vez, entonces sí le dije "Señor, no me dirá que tengo que esperar que hagan otra vez el complicadísimo proceso de sumar el valor de cada ticket", y con su cara consagrada de orgulloso feliz ganador del Maldito Imbécil del Día, me dijo "Bueno, hay que cargar los datos, si no, no se lo vendemos"; lo cual ocasionó que pusiera mi cara de Terminator y le dijera "Bueno, no sé cómo va a hacer, porque ya pasaron mi tarjeta, o sea que ya me cobró una parte". Supongo que el Cerdo Maloliente comprendió que entre la nicotina y mi arrechera superaban la capacidad de su única neurona, por lo que tuvo que llamar a otra cajera (que tuvo que abandonar al cliente que estaba atendiendo en su caja) diciéndole desesperadamente "Ven tú a ver cómo se hace esto".

Afortunadamente, la otra cajera no es una maldita imbécil, y le bastó hacer TRES CLICKS para recuperar los datos de facturación que la Maldita Imbécil había hecho desaparecer y que el Cerdo Maloliente no fue capaz de encontrar... Yo me sentí feliz al ver que la impresora empezó a escupir mi factura!

Cuando me fui, sólo le di las gracias a la chica de la otra caja que había venido al rescate, pues de no ser por ella, hoy todavía estaría en FundaFarmacia con la Maldita Imbécil tratando de entender cómo era posible que en 26 tickets hubiera 230 bsf...

domingo, 31 de octubre de 2010

"Ojalá no me dolieras"

"Me gustaría poder decirte que pienses lo que te dé la gana, que no me importa lo que creas, que no me dueles en absoluto... Pero no puedo, coño, porque sí me importa y sí me dueles... ¡Ojalá no me dolieras!"

Esas palabras salieron de mi boca en el tono bajito y pausado típico de cuando estoy muy arrecha o muy dolida, y con toda la rabia que se puede llevar dentro a los 18 años.

Hoy vino a mi mente esa conversación por un asunto que NADA tiene que ver con aquél, y me he estado preguntando si la gente que no debe doler, algún día deja de doler...

lunes, 25 de octubre de 2010

Sobre esa calamidad que llaman ejercicio físico

La migraña siempre ha sido parte de mi vida, ya lo he comentado antes aquí, se va un tiempo y regresa otro tanto. Por eso mi diagnóstico de hace años fue "Cefalea migrañosa crónica" y yo lo he aceptado, sé que es parte de la herencia de mi madre, así que no le paro mucho. Sin embargo, ha habido algunos períodos en los que los analgésicos no me hacen efecto, la vaina se hace demasiado insoportable, y no me queda más remedio que pedir ayuda.

Como mi nueva póliza de seguros no me cubre las consultas, igual la tenía que pagar yo, así que no fui a ver a cualquier matasanos de este pueblo, sino al que ha sido mi único médico de confianza desde hace unos 8 años; el que, siendo traumatólogo, me ha atendido por gripes, infecciones, hongos, gastritis, anemia, y toda vaina que no tenga que ver con su especialidad. Sigo prefiriéndolo a él porque, aparte de estar bueno, no ha intentado matarme como los demás.

Como me conoce -y conoce a mi familia- desde hace tanto tiempo, sabe por dónde pueden venir los tiros tan pronto como comienzo a enumerar síntomas, en este caso: muchos dolores de cabeza, mucho cansancio, muchos mareos, muchos dolores musculares y mucha (DEMASIADA) hambre. No me hizo las preguntas típicas de si estoy embarazada, si consumo drogas, si tengo trastornos alimenticios (esta pregunta es la habitual de los que me atienden por primera vez, lo cual es comprensible por mi peso)... Él se limitó a pedirme que le describiera cómo habían sido mis días últimamente y, cuando terminé mi relato, empezó a escribir una orden para una serie de exámenes y me dijo que eran "por si acaso, para descartar", pero que él estaba casi seguro de que todo mi malestar se debía a toda la tensión a la que he estado sometida.

Bien, me hice los exámenes y ¡resulta que estoy como una uva! ¡Más buena que Norkis Batista! Estoy mucho mejor que en mayo, ¿recuerdan? Y debo decir que el doctor me hizo examinar un montón de factores que no tomó en cuenta la matasanos en aquella ocasión, y aun así, todos mis valores son absolutamente hermosos. Lo cual nos lleva a la pregunta que le hice cuando le envié por email mis resultados: ¿Cómo es posible que estando tan sana me sienta tan mal?

Su respuesta fue que su primera impresión era la correcta: todos los peos que tengo en mi cabeza le están pasando factura a mi cuerpo. Así que sólo me recetó un reconstituyente de la masa muscular porque estoy exageradamente flaca, y lo más apocalíptico del asunto: ejercicio diario. Justo en el momento en que yo le estaba buceando los brazotes y pensando en lo bien que le lucen las canitas en las sienes, ¡viene aquel hombre con sus ojitos entrecerrados y me dice semejante grosería! ¡No pué' sé'!

Yo, por supuesto, intenté negarme. Le expliqué que, a pesar de mi pasado de "niña atleta" que hizo cuanto deporte existía en el mundo, al llegar a esta pueblo con su maldito calor se me quitaron las ganas; además, siempre he estado flaca, después de todos estos años sin hacer un puto abdominal sigo conservando la definición, entonces ¿para qué pasar por esa tortura? Le expliqué que lo he intentado, pero que pago la inscripción y el primer mes en el gimnasio y voy la primera semana (si acaso)...

A cada una de mis excusas, él me fue devolviendo respuestas imposibles de desarmar. Me dijo que él mismo no iba al gimnasio, que no malgastara mi dinero, pero que hiciera algo al aire libre, me recordó que hasta Nina -mientras todavía podía- caminaba en el parque (que, pa' que vean lo sinvergüenza que soy, queda a unos 20 metros de mi casa)... En fin, no me quedó más remedio que aceptar.

Siendo así, salí a comprarme un mono (porque se imaginarán que a estas alturas mi inventario de indumentaria deportiva es CERO) que no conseguí y tuve que conformarme con una licra suavecita, bien cómoda, pero que no era lo que yo quería. Compré una sola (y barata, además), porque no sé cuánto tiempo me vaya a durar la fuerza de voluntad; y pretendo escribir un post sobre esa compra si la procrastinación no me lo impide.

Pero bueno, el punto es que, después de la flojera del fin de semana, hoy tempranito por fin nos encontramos el parque y yo, yo y el parque... Fue menos traumático de lo que esperaba, el día de hoy me sirvió para tomar nota de ciertos detalles:
1. Hoy sólo hice 40 minutos, porque en cuanto salió el sol matagente (a las 7 en punto) huí por la derecha. Así que si quiero quedarme más tiempo debo llegar más temprano.
2. No me cansé, mi ritmo cardíaco se mantuvo casi inalterado; de modo que estoy para una intensidad mayor.
3. No me dio sed en todo el trayecto y sólo necesité un par de sorbos de agua; esto es importante porque cuando hacía ejercicio siempre estaba pendiente de hidratarme antes de que me diera sed, recordando las palabras de mi profesora Blanca: "Si te da sed te jodiste". La buena noticia aquí es que puedo llevar una botella más pequeña.
4. ¡No sudé prácticamente nada! This is a big deal, porque aunque tiendo a sudar realmente poco, aun ese poquito me parece la cosa más guácala del mundo. Supongo que es la ventaja de esa hora, que no está el solazo.
5. Al levantarme más temprano, me da tiempo de hacer una comida adicional, por lo que espero tener menos hambre durante el día.

Ya lo dejo hasta aquí porque está muy largo. Espero que la fuerza de voluntad me dure por lo menos hasta quitarme los malestares...

sábado, 23 de octubre de 2010

jueves, 21 de octubre de 2010

Advertencia sobre la paja

Me gusta ser blogger. Me gusta escribir este blog, recibir comentarios, leer otros blogs... En general, me gusta ser blogger. Con base en esa afirmación, no tiene justificación tener abandonadas mis costumbres de blogger, como escribir con frecuencia y visitar y comentar otros blogs; en serio, no tiene justificación, los peos y las ocupaciones del día a día no son justificación, porque en estos 3 años y medio yo siempre he tenido cosas qué hacer y aun así hallaba tiempo para escribir alguna vainita todos los días (o casi).

Siendo así, he decidido que cuando considere razonablemente que dispongo de aunque sea 10 minutos, me obligaré a hacer clic en "Nueva entrada" y escribiré cualquier paja. Pero, people, I mean it, ¡CUALQUIER PAJA!

Y si están pensando "Bueno, Mariale, es que todo este tiempo has escrito pura paja", yo les doy la razón, pero ahora probablemente será paja más meaningless que antes... ¡No digan que no les advertí!

viernes, 15 de octubre de 2010

Nina

Habría querido escribir sobre ella mientras estaba bien, así habría escrito un post bonito, en el que pudiera tomarme todo el espacio para contarles puras cosas buenas, pero la procrastinación es una vaina arrecha e hizo que me tomara 3 años y medio y que venga a escupir esto ahora que ya no puede ser bonito...

Alguna vez he mencionado aquí que tengo mamá, que ha vivido conmigo, no murió cuando nací, no abandonó a mi progenitor cuando yo era niña para irse con otro hombre... PERO es -y siempre ha sido- muy evidente que no siente por mí lo que las madres en general sienten por sus hijos, así como yo no siento por ella lo que dicen las tarjetas del Día de las Madres. Todo eso que dicen las tarjetas y los poemas y la gente que habla bien de su mamá, yo lo pude experimentar gracias a otra mujer, a la hermana mayor de mi progenitor, la que lo crió a él (que también tenía mamá) y me crió a mí, para suerte nuestra.

Soportarme a mí no es fácil, mucho menos lo es quererme aunque sea un poquito, pero Nina me quiso mucho y estoy 100% SEGURA de que siempre me va a querer, así como yo a ella. Nina ha sido la ÚNICA persona que me quiso y me entendió y me cuidó no por lo que soy sino a pesar de lo que soy, incluso desde antes de nacer, como sé que nunca nadie más me va a querer, como yo nunca querré a nadie más.

A Nina le debo todo lo bueno que soy. Por lo malo yo acepto la responsabilidad, pero lo bueno lo creó, o por lo menos, lo encaminó ella. No me gusta siquiera pensar en qué podría haber sido de mí sin ella, pues no sólo me habría faltado cariño, protección y un buen ejemplo, sino que habría crecido con la desgracia de no tener a quién admirar o a quién respetar, con la desgracia de no tener a mi alrededor un cerebro que valiera la pena, o incluso ¡un ser humano que valiera la pena! Yo tengo claro que ella es el mejor ser humano que he conocido y MUCHO mejor ser humano que yo, porque no sólo tiene un cerebro Clase A, sino que tiene toda la nobleza y la bondad que yo nunca voy a tener.

Hace 6 años, uno de esos muy extraños días en que logré llorar un par de lágrimas que no fueron de arrechera, fue la única vez que fui capaz de decirle lo que siento por ella, fui capaz de darle las gracias por todo lo que me dio, y fui capaz de decirle que nunca la iba a dejar "ni siquiera después de muertas", no sé de dónde me salió esa vaina ni qué quise decir exactamente, pero en medio de mi lloradera, I meant it!

Nina está viejita y tiene achaques desde hace mucho, y yo siempre estuve pendiente de cuidarla, de ayudarla, de acompañarla, de darle todo cuanto estuviera a mi alcance, para devolverle aunque sea el 1% de lo que ella me dio. Es que como dije más arriba, su cerebro siempre valió la pena, aun con sus achaques, yo de verdad quería estar con ella, porque sabía que había más qué aprender, porque sabía que ella me hacía mejor persona...

Nina tiene Alzheimer y diversas manifestaciones de demencia senil desde hace un par de años, lo cual me hace sentir una GRAN arrechera. Porque lo dije en este post: ¡a la poca gente que me importa le deseo, más qué cualquier otra cosa, que le funcione bien el cerebro! ¡Y más aun si se trata de un cerebro como ése! Entonces, COÑO, maldita sea, ¿¿¿no se le podía joder otra pieza, sino justamente el cerebro??? ¡Eso es una coñoemadrada demasiado grande!

Quienes me conocen saben que llevo un tiempo sintiéndome harta de todo y de todos, sintiendo que nada me importa, que todo me da igual, que todo me arrecha más que de costumbre... Y fue apenas hace cuestión de un mes, más o menos, cuando me di cuenta de que en realidad esa sensación data aproximadamente del momento en que perdí a mi Nina, porque ¿qué me puede importar de ahí para allá?, ¿qué más puedo perder?

Sí, no lo escribí mal, ¡yo perdí a mi Nina! Porque yo soy mi cerebro, yo no tengo unos nobles sentimientos, no tengo unas grandes tetas, no tengo un talento artístico del cual presumir, lo único por lo que alguna vez he sobresalido y lo único que vale en mí es mi cerebro; por ende, lo único que para mí tiene valor en las otras personas es su cerebro. ¡Y si perdí el cerebro de mi Nina, perdí a mi Nina! Punto. No se discute.

Como dije antes, hace como un mes fue cuando entendí que la pérdida del cerebro de mejor calidad que he conocido, es más de lo que yo puedo manejar sin perder los estribos; y como cada quien lidia con sus tragedias de la manera que puede, yo lo he llevado así: vistiéndome de indiferencia ante todo. No sé si esto sea algo de lo que deba enorgullecerme o avergonzarme, pero yo he logrado levantarme todos los días y seguir respirando en este mundo sin Nina en el que no sé cómo coño existir. ¡Y lo he hecho con una naturalidad tal que la gente hasta piensa que María Alejandra es tan pero tan mierda que no le importa lo que le pase a Nina!

Con todo, aunque yo creía que eso era demasiado, igual podía respirar y levantarme todos los días y tratar de existir aunque no supiera cómo, sin poder hablar con ella y preguntarle su opinión, pero todavía viéndola caminar por la casa y reírse con los escuincles como si fuera una más de ellos... Pero no, people, ¡eso no era demasiado! Demasiado ha sido verla ahora mal puesta en una cama clínica porque no puede ni siquiera controlar la posición de su cuerpo y si uno la arregla ella se vuelve a girar instintivamente hacia el único lado que puede mover... Demasiado ha sido que no pueda ni hablar para decirme que me reconoce, demasiado es que no pueda comer, demasiado es escucharla llorar hasta dormida, demasiado es que mi Nina no se haya muerto y aun así ya me haya dejado sola... ¡Esa vaina es demasiado!

Y el maldito mundo no tiene ni siquiera la decencia o la consideración de detenerse para dejarme en paz con mi duelo, igual hay que ir a trabajar, igual hay que hacer mercado, igual hay cuentas qué pagar, igual hay que seguir pataleando para no hundirse, igual tengo que vivir sabiendo que no cumplí mi promesa de no dejarla nunca así como ella no me pudo cumplir a mí... Qué hijueputada, ¿no?

domingo, 26 de septiembre de 2010

#26s

Estoy acostumbrada a armar operaciones de llamado al voto desde varios días antes de cada elección. Esta vez no ha sido así porque de verdad no he tenido tiempo! La vaina ha sido tal que ya llevo como una semana deseando que llegara esta fecha pa' salir de las elecciones y volver a tener una vida que vivir; porque ahora lo que tengo es trabajo qué hacer, informes qué elaborar, carreteras peligrosas qué transitar, gente desagradable qué visitar, llamadas inoportunas qué atender... y el estrés arrechísimo de tratar de que todo salga perfecto!

Bien, ya en unos minutos tengo que salir a recorrer centros de votación, a tratar de que la fiesta se lleve en paz... Pero antes de irme quiero pedirles que hagan su parte, que salgan a votar.

No pretendo convencerlos de votar por tal o cual opción, porque creo que a estas alturas ya estamos como sobre la hora pa' eso; solamente les pido que voten según su conciencia, que no voten guiados por lo que les dice su jefe, por lo que les diga yo, por lo que digan los medios, por lo que diga el miedo o la resignación... Voten por la idea de país que tienen, por las cosas de las que se sienten merecedores... Píntense en su mente una Asamblea Nacional imaginaria, en la que los hoy candidatos ya son diputados, y pregúntense cuáles de ellos les pueden ayudar a hacer realidad esa idea de país y cuáles no... Es así de sencillo!

Después de que tengan a su candidato en mente, se comen una buena arepa, agarran una revista, o un libro, o el iPod, o se llevan a alguien con quien conversar, y se van tempranito para su centro de votación, a hacer su colita con alegría, con buenas energías y confiando en que los que tienen su misma idea de país, también lo harán!

No pido más que eso!!

Ah bueno, sí pido algo más! Reporten vía Twitter (o por la vía que quieran) lo que ven en la calle y en sus centros, la información en tiempo real es más importante de lo que creen! Pero OJO, dije "INFORMACIÓN", no rumores pendejos de cadenita de Blackberry... De verdad, señores, sean serios, aquí todos somos adultos, no tenemos por qué estar creyendo en el Ratón Pérez! Si van a reportar, reporten realidades y no ayuden a armar un caos de incertidumbres que nada bueno nos va a traer.

Ya saben: RESPONSABILIDAD!! Sean responsables al cumplir su deber ciudadano de VOTAR, y sean responsables con la información que difunden!

Me voy!!

martes, 14 de septiembre de 2010

US Open 2010: Rafael Nadal Campeón

Siento que pasé media eternidad esperando este momento, el momento de ver a Rafael Nadal levantando los brazos en el estadio Arthur Ashe. Tal vez fui impaciente, tal vez es que él empezó a sumar títulos como loco desde muy chamito y por eso me desesperaba que no hubiera conseguido el US Open. Pero finalmente lo hizo!

Si lo hubiera ganado hace unos años, yo lo habría disfrutado y habría estado contenta por verlo sumar un trofeo más. Pero en este momento ya no es un trofeo más, ahora es el pasito que le faltaba para meterse entre los más grandes de la historia de este deporte.

Anoche Rafael Nadal se convirtió en el jugador más joven en ganar el Grand Slam de carrera en la Era Abierta. Y, más allá de eso, completó el Golden Slam: los cuatro majors, Copa Davis y Oro Olímpico en singles. Sólo Andre Agassi había logrado tal hazaña, y no lo hizo a los 24 años ni ganando Roland Garros, Wimbledon y US Open consecutivamente.

Creo que vale hacer énfasis en el número que mencioné en el párrafo anterior: 24. Este chamo tiene 24 años y ha logrado más de lo que la mayoría de los tenistas han soñado alguna vez!

Lo recuerdo con 19 años cuando ganó su primer Roland Garros, y ya era un monstruo! Uno no pensaba que aquella máquina tuviera todavía espacio para mejorar, y miren si lo ha hecho! En apenas cinco años mejoró su movilidad, mejoró su servicio y ahora saca aces, bajó de peso para no castigar tanto las articulaciones pero sin perder fuerza, aprendió a acortar los puntos no quedándose a defender siempre desde el fondo, aprendió a jugar profundo para que no lo ataquen, aprendió a jugar más plano para que la pelota no salte tanto en cancha dura, aprendió a controlar los efectos a su antojo, aprendió a volear hasta más efectivamente que los doblistas... Yo diría que este Rafa de hoy es 40 ó 50% mejor que aquel que sorprendió a Puerta en Paris... Y tiene 24 años! O sea que aun puede seguir mejorando!

No quiero entrar en la discusión de si superará a Federer o no. Primero, porque le faltan muchos títulos para alcanzarlo y, segundo, porque independientemente de la cantidad de títulos o de semanas como número 1, para mí Roger Federer es un ser sobrenatural tocado por Dios, y aunque alguien supere su palmarés, dudo que alguien (incluso Rafa que es mi favorito) supere su tenis!

A final de cuentas, yo sé que a él no le importa tanto ser mejor que el otro, sino mejor que él mismo cada día, y en ese camino va y yo lo estoy viendo!


domingo, 12 de septiembre de 2010

Resumen de actividades desde el post anterior hasta hoy

Como ya no puedo escribir a diario se me han ido acumulando los temas que quiero tocar y otros simplemente se me han olvidado... Como dice la canción de Franco: "Todo por culpa del maldito trabajo y del tiempo"... Pero bueno, intentaré escribir un mezcladito que resuma lo que han sido estos días.

En mi post anterior comenté sobre algo que no preparé adecuadamente, recuerdan? Bien, ahora pienso: "Menos mal que no lo hice!", porque de lo contrario habría pasado una tremenda arrechera cuando ciertos (dis)funcionarios de cierto ministerio me embarcaron! Dijeron que me llamarían otra vez (porque en realidad ellos son los interesados), pero en ese caso yo escurriré el bulto como mandan los cánones!

De resto, les puedo contar que esta semana llevé "La Catedral del Mar" conmigo a todas partes. Como no tengo tiempo para sentarme toda una tarde a leer como a mí me gusta, tuve que aprovechar cada ratico del que pudiera disponer, en la cola del banco o durante el almuerzo o mientras esperaba a algún (dis)funcionario público. Debo decir que la historia me tuvo secuestrada desde la página 1 hasta la 670, incapaz de pensar en otra cosa, hasta me dormía y me despertaba pensando cuál sería el destino de Arnau... Cuando me faltaba como un tercio para llegar al final, me senté con el libro con la idea de leer tres capítulos y acostarme a dormir porque tenía que levantarme temprano; pero no me aguanté la intriga, preferí sacrificar un par de horas de sueño y terminarlo de una vez! Llegado este punto, me siento en libertad de apartarme de mi costumbre de NO recomendar libros, y recomendarles éste! No se van a arrepentir!

Ah otro punto: el tenis... Ayer vi a Kim Clijsters defender su título en el US Open, lo cual me contenta bastante! Hoy espero ver la final masculina! Lamento no haber podido ver las semifinales que, según me contaron, estuvieron de infarto! Sucede que estaba trabajando en Caripe, así que no se pudo!

Y sobre Caripe y los otros pueblitos de la montaña, pues ya conocen mi opinión! No entiendo cómo esa gente tan gentil pudo nacer y crecer tan cerca de los trogloditas de este pueblo del demonio! Para que tengan una idea: comí pollo frito con arepitas (todo impensablemente rico) en un restaurancito de carretera (impensablemente limpio) y, tanto el único mesonero-cajero del local como el niño de 9 años que limpiaba las mesas, me atendieron estupendamente! Además, no se escuchaba reggaetón sino musiquita agradable a un volumen que no aturdía a los comensales, el baño estaba limpiecito, el estacionamiento pequeñito pero organizado... Podría pasarme una hora enumerando las características del sitio y terminaría dejando muy mal parados a los restaurantes más caros de Maturín!

Y así mismo fue en la cueva, en la plaza, en las panaderías, en todas partes, la gente siempre atenta, siempre contenta con lo que tienen allí en medio de la nada, siempre agradeciendo que uno arriesgue la vida en esa carretera para ir de visita...

Ojalá el "desarrollo" de Maturín y los municipios petroleros, nunca llegue a la montaña!

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Divagación sobre lo que no hice, mi amiga R. y el nivel de certeza

El día de hoy está marcado por cosas que NO quiero hacer, pero debo hacerlas de todas formas. Adicionalmente, algunas de esas cosas requerían de cierta "preparación", que debí llevar a cabo ayer pero no lo hice por diversas razones; así que hoy las cosas tendrán que salir como salgan, sobre la marcha...

Uno de los motivos que me impidió prepararme ayer fue que la conexión a Internet estaba PATÉTICA (Gracias, Inter de los Cojones!) y además, la página web de cierta institución gubernamental estaba colapsada. Otro motivo fue que a media tarde salí "un momento" con Pablo "para ir y venir rapidito" porque tenía que seguir con el trabajo y, como cosa rara en nosotros, nos quedamos hablando paja como hasta las 6 de la tarde con una ensaladita de frutas de por medio...

Y cuando ya venía camino a mi casa a esa más que decente hora, recibí una llamada de mi amiga R. (a quien ya había visto un rato el lunes, después de un año o más) preguntándome dónde estaba y si nos podíamos tomar aunque sea un café en Mc Donald's. De haberse tratado de cualquier otro ser viviente le habría rechazado el café, es más, ni siquiera le habría dado la oportunidad de invitarme, porque no le habría contestado, sabiendo que debía regresar a mi casa inmediatamente; incluso, de haber sido ella misma y no hubiésemos hablado lo que hablamos el lunes, igual le habría dicho que mejor en otra ocasión... Pero como sí se trataba de ella y sí habíamos hablado el lunes, pues tuve que responder "Dale, te espero en Mc Donald's".

Debería estar arrechísima con ella, porque me hizo algo que sabe que detesto: después de contarme el grueso de lo que me iba a contar, llamó a otros seres humanos (de sexo femenino, para más inri) para que se unieran!! Coño!! Ella me conoce desde que éramos prácticamente unas niñas, sabe que no me gusta tener más contacto que el estrictamente necesario con otros seres humanos, en especial si son de sexo femenino!

Pero afortunadamente, las niñas en cuestión, a pesar de que su condición de mujeres y su condición de orientales les obligan a hablar de los vacuos y dañinos temas que hablan las mujeres orientales, no me resultaron taaaan detestables; y así se lo dije a R. cuando volvimos a estar solas: "No estoy en este momento formándote tu peo porque tus amiguitas no me parecireron tan despreciables como otras que me has presentado antes".

Llegué a mi casa como a las 11, sabiendo que ya a esa hora no me iba a poner a trabajar, así que agarré un libro y leí hasta la madrugada, con la energía chévere que me dejó...

Estoy escribiendo hoy sobre ella porque recordé que le debo -y le voy a seguir debiendo, por ahora- un post con su historia, como todos los que he escrito alguna vez sobre la poca gente que me importa... No veo para qué lo escribiría si igual ella no lo va a leer, figúrense que apenas anoche logré que entrara por primera vez a mi blog (sí, este blog que tiene más de 3 años) y leyera algunas líneas desde el Blackberry... El punto es que lo pienso escribir algún día! Pero hoy simplemente quiero dejar registro (para mis propios recuerdos) de que anoche, probablemente sin que ella misma se diera cuenta, me hizo entender por qué es la única mujer a la que podría acercar al nivel de certeza que tengo de mis buddies (nombre genérico que se le da a todos mis amigOs, o sea, el machero con que siempre he andado).

Lo del nivel de certeza merece una breve explicación aparte... Hay dos o tres seres en el mundo en los que yo confío en un 100%, pero no por eso estoy 100% segura de ellos, eso no lo tengo con nadie y espero no tenerlo! Del mismo modo, sé que ellos tienen 100% de confianza en que yo haría cualquier cosa por ellos pero espero que nunca estén 100% seguros... No sé si se entienda la diferencia entre confianza y certeza...

Pero bueno, hay un escasísimo grupo del que tengo un muy buen nivel de certeza, todos son hombres y creo que jamás podría tenerlo con una mujer (la única vez que lo tuve, un buen coñazo me demostró que era un error!). Mas si alguna vez me atreviera a atribuírle ese nivel de certeza a una mujer, sería ella sin duda! Porque como su psique funciona como la de un hombre (just like me!), eso la libra de esa sospecha que casi siempre tengo con las mujeres, la sospecha de "Ésta marica la va a cagar en cualquier momento!".

Sé que hay un par de mujeres que están leyendo esto y están pensando "Bueno, pero yo soy tu amiga", y sí niñas, lo son y yo las quiero que jode, y sé que ustedes me han querido y yo lo agradezco porque sé que quererme a mí es DIFÍCIL! Pero ustedes no tienen cerebro de hombre, y si un día les hablo a ustedes con el mismo desparpajo que a mis buddies, o si me río a carcajadas de algo tan serio como me reí de lo que me contó R. anoche, les aseguro que no me van a querer más! So, si es que les importa, dense por satisfechas, sabiendo que las quiero tanto como puedo querer a una mujer!

Ya para cerrar, va un mensaje que sólo va a entender quien lo debe entender si es que algún día viene a leerlo: Caimán, la matica de mango quedó atrás, pero lo que se formó a su sombra lo sigo llevando conmigo todo el tiempo por si acaso un día necesitas que corra a llevártelo!

jueves, 19 de agosto de 2010

Divagación sobre un pelúo' con tentáculos

Éste no es el tema del post pero tengo que explicarlo antes de ir con lo demás: Cuando digo "mis tías" no me refiero a las mismas personas que cuando digo "las hermanas de mi madre". Técnicamente, éstas últimas son "más mis tías" que las primeras (que son medio hermanas de mi progenitor), pero en la práctica no lo son, ni más ni menos, simplemente no lo son.

Las que siendo adolescentes criaron a mi progenitor y le dieron todo cuanto necesitaba, luego siendo mujeres maduras me criaron a mí; a ellas dos y a la hija de una de ellas les debo todo lo bueno que soy (por lo malo, asumo la responsabilidad). Ahora, cuando yo ando en la calle con una de esas viejas y me encuentro a un conocido, le digo "Te presento a mi tía". Ellas me enseñaron a decir "Por favor" y "Gracias", ellas se desvelaban cuando yo estaba enferma (mientras mis padres dormían), ellas no dudaban en darme plata de su pensión si sabían que yo necesitaba comprar cualquier vaina, ellas aun 26 años después todavía se desviven por prepararme comida que me vaya a gustar; si esas mujeres son "mis tías", no les puedo faltar el respeto llamando de la misma forma a esa otra gente!

Ok, cumplida la divagación introductoria, voy con el tema que motivó el post...

Mi abuelo (que era un SEÑOR que le quedaba grandísimo a la familia que le tocó) murió de cáncer, se lo comió en 9 días! NUEVE días duró el proceso de sentirse mal, ir al médico, recibir un diagnóstico, estar como un vegetal en una cama y dejar de respirar. Todas sus hijas -y su primera nieta- tienen o han tenido cáncer o alguna lesión maligna detectada a tiempo que no ha llegado a ser cáncer. Faltaba la hija número 7/8, y digo "faltaba" porque ya no falta!

Hace como un mes fue al médico por una obstrucción intestinal, un par de exámenes después se supo que lo que la obstruía era un tumor, y unas semanas después de muchos más exámenes, pues ya se sabe que se trata de una carcinoma de nombre tan largo y complejo que ni siquiera yo puedo recordar! Hay que esperar más exámenes, pa' saber si hizo metástasis o no, pa' saber si la operan para remover el bicho, y para saber si vale la pena someterla a una serie de quimioterapias o la dejan así...

Vale mencionar el hecho de que la pobre está recién separada del esposo que se volvió loco (literalmente) después de pasar por una enfermedad bastante seria que los dejó -a los dos y al hijo de 20 años- endeudados hasta el cuello o más arriba... O sea, que le resulta bien jodido costear el tratamiento, las operaciones y todo lo que implica tener cáncer (Señores, créanmelo, tener cáncer es caro!).

Bien, la razón porque estoy contando esto aquí no es que yo esté devastada ni nada por el estilo. Sé que después de leer esto se irán pensando cosas mucho peores que las que ya pensaban de mí, pero la verdad es que no estoy devastada; me tomo la noticia igual que si me hubieran dicho que el carcinoma-peludo-con-doscientos-tentáculos no lo tiene ella sino una de las vecinas... Ella no me ha hecho nada malo como para que tenga algo en su contra, pero tampoco nada bueno como para quererla...

Entonces cuál es el problema? Bueno, hay dos:
1. Por una cuestión de cortesía sociofamiliar, aunque no vaya a fingir que me importa mucho, debo estar medianamente presente a pesar de la distancia (ellos están en Caracas). Mi madre está allá, pendiente de su hermana, y yo, bueno, cómo decirlo... debo por lo menos escucharla cuando llora por teléfono, lo cual me resulta sumamente incómodo, pero no se me quita nada haciéndolo y así ella se desahoga, de modo que me callo y lo hago.
2. Las estadísticas! Esas desgraciadas estadísticas me recuerdan todo el tiempo que cada día voy teniendo más probabilidades de agregarme a la lista de parientes que han recibido tratamiento en el Hospital Oncológico Padre Machado... Y aunque no es que yo viva pensando en eso, por lo menos una vez al año recibo un recordatorio en forma de noticia de algún carcinoma-peludo-con-doscientos-tentáculos...

Ahora que lo pienso, voy a publicar este post porque ya lo escribí... Si antes de escribirlo hubiera considerado la remota posibilidad de que algún miembro de mi extensa parentela lea esto y se arreche, no lo habría escrito (para no tener después la obligación moral de publicarlo); no por lo que vayan a pensar de mí, sino porque yo sé la clase de fastidio que vendría posteriormente... Pero bueno, ya está escrito y será publicado con la real esperanza de que la gente que no lee -y mucho menos blogs- siga sin leer!