lunes, 8 de marzo de 2010

Esto NO es una celebración del Día Internacional de la Mujer

Soy el Grinch, todos lo saben. No celebro Navidad, ni Carnaval, ni San Valentín, ni el Día de la Madre... No encuentro sentido a esas fechas, más allá de lo comercial.

Por raro que pueda parecer, el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, sí es una fecha especial para mí; tal vez se debe a que no se trata de una fecha comercial, es decir, los niños no faltan a clase, El Tijerazo y Traki no modifican la decoración de las tiendas, Movistar no hace promociones tipo "Regálale un equipo a cada mujer que conozcas" y no hay que hacer cola en los restaurantes... O tal vez me gusta porque es un día para, simplemente, celebrar la fortuna de haber nacido mujer, la fortuna de no tener el cuerpo cubierto de pelo y de tener un cerebro capaz de hacer las asociaciones de ideas que hago... No sé...

La cosa es que en esta fecha acostumbro escribir un post de celebración, de felicitación para todas las féminas, y eso pensaba hacer hoy; me senté aquí pensando con beneplácito en todo lo que las mujeres hemos conquistado, en los obstáculos que hemos superado, en los derechos que hemos logrado que se nos reconozcan... Todo eso sería motivo para escribir un post hinchado de orgullo, verdad?

Pero, como lo que escribo sale solito como si tuviera vida propia y no siempre toma el rumbo que yo esperaba, creo que no va a ser posible! Creo que tengo que escribir sobre algo distinto, y en cierta forma, opuesto.

Aclaro, el orgullo está ahí! El orgullo y la alegría de saberme mujer con todo lo que eso implica, la admiración por lo que han hecho tantas grandes mujeres (las famosas y las anónimas), todo eso siempre va a estar ahí y va a crecer cada día. Pero no puedo evitar sentir otras cosas también, a veces siento decepción, impotencia, vergüenza, lástima...

Siempre que se habla de la posición de desventaja en que se encuentra la mujer en la sociedad, se culpa a los hombres, como opresores, como los malos de la película; y es cierto que muchas veces ése ha sido su papel, pero no todo lo malo que le pueda ocurrir a una mujer es culpa de un hombre! De hecho, en este post quiero eximir a los hombres de toda culpa, este post va dirigido a las mujeres!

Yo creo firmemente que la mayoría de las situaciones inconvenientes en las que pueden encontrarse las mujeres son responsabilidad de las propias mujeres, creo que tiene razón el pana que me dijo una vez que las principales machistas son las mismas mujeres. Veamos ejemplos de sociedades muy distintas a la nuestra:
- En los países que se han planteado prohibir el uso de la burka (el trapo absurdo que llevan las musulmanas en la cabeza o a veces en todo el cuerpo), hay mujeres que sostienen que prefieren volver a sus países de origen, donde social y legalmente valen menos que un perro sarnoso en la calle, antes de dejar de llevar dicha prenda; menciono esto porque cualquiera que sepa por qué y para qué se usa la burka, debe saber que es como mínimo humillante para la mujer.
- Se dice que en la India el aborto selectivo de niñas y el infanticidio femenino se practican por deseo del padre, porque la niña representa un pasivo a largo plazo para la familia por el tema de la dote; pero me consta que hay madres que sufren y se lamentan por dar a luz una niña, no sólo por la "carga" que representa, sino porque saben que el esposo no se siente complacido.

Me podrán decir que ésos son casos en los que prevalece la tradición, el peso cultural, que eso es lo que les han inculcado... Y sí, es cierto. Pero ellas, una vez que tienen uso de razón, son responsables de darse cuenta de que eso que les inculcaron no es natural (digo "natural" porque "correcto" es un término relativo). Si no lo hacen, sino que prefieren escudarse en que "ésa es la tradición", entonces lo que les pase es SU culpa!

Pero antes de que me digan que eso sólo pasa al otro lado del mundo, les planteo ejemplos de otra índole que sí suceden aquí y que demuestran que aquí también hay mujeres que se consideran inferiores y que se han ganado su posición de desventaja:
- Cuando estaba en la universidad, un día estaba preparando para un examen a un grupo de compañeras, y una de ellas se levantó sobresaltada y dijo que se tenía que ir porque eran las 11 de la mañana, y si su esposo llegaba a la casa a las 12 y no encontraba el almuerzo listo iban a tener problemas. Otra le dijo que él sabía que ella estaba estudiando, que él mismo se podía preparar algo cuando llegara. Y su respuesta fue: "¿Y entonces para qué se casó conmigo si va a tener que cocinar?".
- Otro día, fui con el mismo grupito a almorzar a casa de otra chama, éramos como 6 mujeres y un solo hombre; cada persona que iba terminando de comer se levantaba y lavaba su plato. Bien, justo cuando el panita estaba lavando el plato, entró a la cocina la mamá de la chama que nos invitó y gritó despavorida "¿Alfredo mijo, qué haces tú fregando habiendo tantas mujeres aquí?".
- Hace poco escuché a una chamita que no tendría más de 20 años decir que le habían ofrecido un empleo, pero que aún no lo había aceptado porque tenía que preguntarles a sus hermanos mayores si les parecía bien.
- Mi propia abuela le servía la presa de pollo más grande a mi progenitor "porque era el único varón", y les dejaba las alitas a mis tías (quienes por cierto la mantenían a ella y a su querido hijo menor). Era capaz de quedarse ella sin comer, pero a él había que ponerle el plato full, porque era varón.

En todos los casos, creo que esas mujeres que permanecen voluntariamente serviles de los hombres, se merecen vivir en situación de servidumbre. Pero no he escrito todo esto tan largo solamente porque las quiera criticar! No!

Escribo esto porque me molesta y me avergüenza que, habiendo demostrado de qué somos capaces, todavía haya tantas que permanezcan atadas a la idea de merecer menos que los hombres, la idea de SER menos y comportarse como tal...

En un día como hoy, para mí no basta con exaltar y celebrar el Girl Power, para mí se hace necesario exhortar a todas las mujeres a respetar y valorar su propio poder!

7 comentarios:

Rossy dijo...

Mariale, que bien lo has dicho! Mejor imposible.

Que tengas un feliz día!

Besos :)

josmat dijo...

Ayyy mi amor y tenemos féminas machistas para rato! una semana santa me fui a Boca de Uchire con un grupo nuevo para mi pero q eran viejos amigos de mi nuevo novio. Los hombres disfrutaban de la playa, jugaban fútbol, se bañaban en el mar pero era raro que compartieran con las mujeres. Pero a la hora de la cena ahí si estábamos! para cocinar, servir, recoger platos, ordenar, y de paso, la que cocinó dijo: ¡los hombres primero, pobrecitos, están cansadísimos! la comida era una pasta con salsa de carne y a la hora de comer nosotras nos quedó fue pasta con una agüita de tomate. ¡Quería matarlas! pero estando yo solita en aquel matriarcado aberrante decidí que lo mejor era pasar el mal rato y cuando hablé con mi novio le dije que más nunca quería salir con aquellas tipas criadas en las cavernas. Lo que me encantó de mi novio fué que en ningún momento me contradijo más bien me apoyó y en efecto, me alejo de mujeres como esas.

todoloquemepasa dijo...

Mariale, muy bueno tu post como siempre. Este tema es bastante debatible -desde mi punto de vista- porque aunque tienes razón en casi todo lo que planteas, también creo que a veces aunque uno tenga uso de razón, por X o Y uno no tiene la capacidad real de aprender o racionar o cuestionar cosas que para uno son "normales" por el simple hecho de que es lo que nos han enseñado y para nosotros siempre han sido así.

Por otro lado también habrá quien no tenga la capacidad de salir de su ignorancia ya sea por falta de recursos económicos o por encontrarse tan inmerso en dicha ignorancia que se les hace imposible saber que existen esos otros mundos para esas personas inexplorados y que están más allá de sus narices.

Piensa sino en cosas más simples como al gente que nunca ha conocido el mar o la nieve. Tal vez no tenga relación con esto pero lo que quiero decir es que algunas veces las cosas que para nosotros no son "naturales" sí lo son para otras personas por temas culturales o de crianza que más allá de que uno tenga un uso de razón, a veces para mí, por ejemplo, son normales cosas que para mi novio no simplemente porque nos han criado de maneras diferentes.

Yo creo que en muchos de los ejemplos que planteas ocurre lo mismo, para algunas mujeres es NORMAL y NATURAL ser la que friegue, la que cuida a os niños, la que cocina, la que consulta a los hombres para agarrar un trabajo; no por eso pienso que se merezcan seguir viviendo en la ignorancia pero es muy difícil que esas personas abran sus horizontes porque para ellas eso que conocen es lo normal y lo natural.

En fin, esto tiene mucha tela de dónde cortar.

RICHIN dijo...

Siempre lo digo, más claro...transparente!. Muy bien dicho.

Para lograr la igualdad de genero, y como para casi todo en la vida, lo esencial es creérselo uno mismo, porque solo cuando se esta convencido, se actúa en consecuencia.

Un besote

TORO SALVAJE dijo...

Tienes mirada de águila.

(y las garras también)

:P

Besos.

Genín dijo...

Mas de una vez les he confiado a mis hijas un pensamiento mio recurrente:¿Como es posible que siendo las mujeres mas inteligentes, astutas y que en fin, intelectualmente superan a los machotes, sigan estos mandando en la sociedad?
Aunque me he dado muchas respuestas,ninguna me ha satisfecho y sigue siendo un misterio para mi, aunque ya se que mucho tiene que ver que el principal "enemigo"para que la mujer ocupe el puesto que legítimamente le corresponde en la sociedad, como tu comentas, es la propia mujer.
Besos, salud, y un abrazote!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De partida, celebrar esa capacidad tan valorada que dicen tener de que pueden hacer más de una cosa a la vez...y que es cierto, en todo caso.

Y es cierto de que se ha avanzado mucho en Derechos de la Mujer...pero falta tanto por avanzar cuando vemos casos en tantos países del Mundo, sobre todo en aquéllos donde el Islam es la única religión permitida.

Se ha de celebrar con mayor razón cuando, independiente de las cuestiones culturales, a la mujer se le respete como tal, como persona y no como simple reproductora.

¿Si las principales machistas son las propias mujeres? Puede ser, pero eso se da en generaciones más viejas...mientras más jóvenes y con más influencia de medios, más conscientes de sus derechos.

Quizás no debiésemos cuestionar aspectos culturales arraigados en otras dimensiones...pero cuando vulneran la integridad física o mental de cualquier ser vivo, no sólo de las mujeres, alguna señal de alerta hay que dar.

Y no se está diciendo que la mujer no haga una labor más en la casa...puede hacerlas, pero es injustificado relegarlas casi a labores de servidumbre y sexuales.

Saludos afectuosos, de corazón.