domingo, 25 de abril de 2010

Consecuencias de conformarse con poco

Borrando cosas de mi PC me encontré con esta captura de pantalla:


Recuerdo que en su momento subí la imagen a Twitter, siguiendo mi costumbre de meterme con Noticias 24 por ser una vergüenza como medio de comunicación. Ahora la coloco aquí porque me recordó la frase que siempre menciono como causa de buena parte de las calamidades que sufrimos los venezolanos: ¡el venezolano promedio se conforma con poco!

Es así, se conforma con medios de comunicación CHIMBOS como Noticias 24, que ni siquiera muestran un mínimo respeto por el lector escribiendo correctamente los titulares.

Del mismo modo, se conforma con sueldos miserables y condiciones de trabajo desfavorables porque eso es lo que hay, se conforma con una pareja que no le satisface y se consuela pensando que por lo menos no está solo, se conforma con servicios públicos casi inoperantes y se alegra de que medio funcionen de vez en cuando, se da por satisfecho con que lo atraquen varias veces al año siempre que no le den un tiro.

Se conforma con publicidad que parece hecha por -y dirigida a- débiles mentales, se conforma con que el cajero del banco y la cajera del supermercado le quiten dinero, se conforma con que las instalaciones en las que funciona algún ente público sean feas... Se acostumbra y se conforma con una facilidad que asusta.

Y claro, si se conforma cuando se trata de cositas pequeñas que a veces podría cambiar con poco o ningún esfuerzo, naturalmente se conforma también cuando se trata de temas que van más allá, como los políticos que -en teoría- deberán representar SUS intereses.

Ésa es la razón por la que hoy se celebraron las primarias en unos pocos estados, mientras que en los demás se impusieron los cogollos hediondos a naftalina: lo hicieron porque sabían que algunos nos íbamos a arrechar por las "candidaturas unitarias" ridículas que presentaron, pero que igual el 26 de septiembre vamos a votar por los candidatos que haya aunque no les tengamos fe.

Yo lo veo de esta forma: si los ciudadanos queremos que los políticos nos respeten suficiente como para someterse a nuestra voluntad, ¡tenemos que aprender a exigir respeto! Y eso, como todo, es algo que se aprende con la práctica; así que, gente, ¡a practicar con las pequeñas cosas!

Cuando usted, venezolano que me lee, se haga respetar por su jefe, por sus profesores, por el dependiente que lo atiende en una tienda, por el vecino que le tira la basura frente a su puerta... Entonces, y sólo entonces, tendrá derecho y estará en capacidad de exigirles respeto a los dirigentes políticos.

10 comentarios:

Rosángela dijo...

De verdad que el premio al insulto periodístico e irrespeto a la ortografía se lo llevan "Primera Hora" y "Noticias 24".
Lo peor es que mucha gente lee ambos medios, y seguro no nota esas barbaridades y luego, las reproduce =o/

Genín dijo...

Es cierto, hace tiempo que me ha sorprendido hasta donde ha llegado el grado de conformismo de los venezolanos, eso, no hace tanto, no era así...
¡Que lástima!
Besitos y salud

Nicolás dijo...

Bien fácil la tiene el señor a quien Laureano le cambió el nombre. Lo que el, con su fulano socialismo, dice de que no necesitamos "esto" o "aquello" porque el lo dice, se traduce en conformarse con menos. Y esto no es solo en la indisponibilidad de bienes materiales, sinó también en el plano intelectual. Por ejemplo, no necesitamos comunicadores sociales preparados, profesionalmente formados, quien dijo que tienes que ser un letrado para transmitirle una información al país. Entonces, nos conformamos con "página de noticias variadas con posibilidad de arremeter contra quien nos de la gana en los comentarios así sea off-topic" o con Mario Silva.

Pero... ¡Aguántense en la oposición, que ahora voy con ustedes! No solo nos toca conformarnos con las chabacanerías oficialistas. Bien lo dice Mariale en el sexto párrafo del post. ¿Queremos salir de quien ha demostrado ser un autócrata a todo nivel, y lo vamos a combatir con más autocracia? Después preguntan el por qué de tanta abstención. Cierto que muchos se abstienen por simple comodidad, pero también otros lo hacen porque consideran que la opción de cambio es tan mala como lo que tenemos. Muy mal, parece que no nos queda de otra que aceptarlos. Y darles el voto. ¡Ce'LM!

Pedro dijo...

Te perdiste cuando Noticias24 se refirió al pueblo de Apure de Elorza como "El Horza". En serio.
En su momento lo puse en twitter (http://twitter.com/pedro200/status/10739499962). Después lo corrigieron.

Se ve que se copiaron la noticia de Reuters o AP y ni se molestaron en leerla. Y si la leyeron y no sabían que se llama Elorza, bien brutos que son.

Rigoberta dijo...

Es que siempre hemos sido tan cómodos, nos da una flojera increíble mover un dedo para reclamar nada, para exigir las cosas a las que tenemos derecho por ser ciudadanos que cumplimos con nuestras obligaciones... eso es lo que ha llevado al país a la situación en que está ahora!!!

the goddamn devil dijo...

bueno Mariale has descubierto el agua tibia!!!!
hemos sido asi por años y decadas, la unica diferencia es que sencillamente estabamos todos conformes por igual, ahora lo unico es que como no nos gusta quien tenemos alla arriba, estamos locos por sacarlo, pero como estamos acostumbrados a que venga un mesias a sacarnos la pata del barro, no sabemos que hacer.
lamentable, pero de pana para nada inesperado...
saludos

Otto dijo...

Yo tengo la oportunidad de vivir dos realidades absolutamente opuestas: La Venezuela donde nadie reclama y la España donde la queja vacía es el pan nuestro de cada día.

Aprender a calibrar ha sido una tarea retadora para mí. Hace dos días pagando un estacionamiento me dijeron "te debo 300..." y yo les dije "No." La cara de la tipa era de que no podía creer que alguien osara a decirle que no.

En fin. Estoy de acuerdo contigo en que hay que aprender a librar esas pequeñas batallas por el respeto.

Angelo dijo...

Sufrí mi 1er atraco a los 11 años, un tipo como de 30 me sacó un cuchillo para quitarme un swatch con la mascota de italia 90 que me había traido mi papá de italia. Esa fue la 1era vez que escuché el ya trillado "menos mal que no te pasó nada...". Esta experiencia me hizo conformarme a usar relojes de 500 bolos (y a dejar de usarlos ya de adulto), a comprar zapatos "tapa amarilla" en el mercado de petare y a comprar ropa en el fortín, pepe ganaga o graffiti.Todo para evitar llamar la atención de los malandros. Sin embargo, los malandros siguieron haciendo de las suyas, incluso un mes antes de largarme definitivamente de Vzla. Ese fue el día en que me cansé de dar gracias porque los malandros no me mataran durante el atraco...

May dijo...

Así mismo es nos hemos acostumbrado a lo “Malo” y es muy difícil cambiarle la mentalidad de rancho a la gente y es como si nos diera igual todo....Uno está tan acostumbrado a lo malo que cuando algo medio funciona bien uno hasta sorprende....Nos acostumbramos a la mediocridad.... calles con huecos, la basura, a la grosería de la gente, la delincuencia, a ir al mercado y no encontrar cosas básicas como azúcar, margarina, harina pan, aceite etc, te acostumbras a estar 3 horas en una cola para llegar de un sitio a otro, a unos míseros sueldos, a que el gobierno les de migajas pero ....... Por eso estamos como estamos y tenemos los gobiernos que tenemos, Muy cierto el que dijo: “Cada pueblo tiene al Gobierno que se merece”.

Fran dijo...

Despues de recatañales (del diccionario oriental jeje) sin leer un blog, me da gusto pasar por aca.
...nuestro estigma...

Esto no viene de ahora, viene de la edad de la colonia; cuando nos dejabamos cambiar oro por espejitos. Sorry, mis ideas son un poco odiosas y molestan a algunos. suelo no conversarlas en público porque "caen mal" pero son nuestro peor castigo, nuestro Chavez.
Ese ser que nos humilla diariamente no podria ejecutar sus fechorías fuera de este país; solo nosotros somos capaces de soportar tanto; hemos sido entrenados para eso.

Cuando comencemos a sentir orgullo por nuestro trabajo, que debe ser el mejor y no permitir menos que lo mejor de otros; entonces y solo entonces, este país va a cambiar.

Saludos.