martes, 13 de abril de 2010

Sobre los comentarios

Entre las cosas que más me gustan de tener un blog está el recibir comentarios. Cuando inicié esta aventura no sabía bien cómo funcionaba la cosa, solamente quería un espacio para escribir, no sabía que el chiste estaba en la retroalimentación. No saben cuántas entradas han nacido a partir de una frase, una sola palabra, leída en un comentario... Me refiero a los bonitos y los que me dan la razón, pero también a los de la gente que tiene valor para decir que no le gusta lo que escribí o que no está de acuerdo.

Y un tipo de comentario que no puedo dejar de mencionar son los Anónimos. Ya he dicho abiertamente que no tienen el menor valor para mí, si alguien se siente tan poca cosa como para no atreverse siquiera a firmar sus comentarios, no veo por qué deba importarme su opinión. Sin embargo, siempre los he permitido y los he publicado. ¿Por qué? Ya lo voy a explicar...

En el post de "Yaninso kelvi", uno de mis lectores más consecuentes, Luis Alejandro Bello Langer, comentó lo siguiente "Cualquier persona que reciba esa clase de comentarios se espanta y/o se indigna...pero tú, junto con ello, le sacas provecho para armar una historia y, de paso, humillar al autor de semejante comentario (porque, digámoslo, parecieras disfrutarlo)". Luis Alejandro tiene razón en una cosa: yo sí creo que publicar semejante cosa humilla a su autor, pero no lo estoy humillando yo, él se ha humillado a sí mismo al poner de manifiesto su propia miseria. Y, para precisar, no diría exactamente que lo disfruto, sino que algunas veces me divierte.

¿Para qué negarlo?, el comentario de Yaninso Kelvi me resultó divertido. Así como me han divertido las niñas que dicen que aman a Manuel Sosa y que estoy loca por llamarlo cejón, o los anónimos que vienen a "defender" a Chávez cuando se me ocurre mencionarlo en algún post; ellos como individuos me dan lástima por patéticos, pero aun así su conducta me divierte ligeramente. Sobre todo los que insisten, a quienes hay que reconocerles que SIEMPRE logran superarse a sí mismos, siempre encuentran una excusa más ridícula que la anterior.

Pero como alguien dijo por Twitter hace un par de días, las cosas muy intensas tienden a apagarse rápidamente. Por eso, mientras más divertido me resulte el anónimo en un principio, más rápido me canso de él y ya no le quiero responder más.

Eso fue lo que me pasó con el anónimo que insiste en que todos los demás son mis imitadores, el que comentó hace días en el blog de Pablo; yo le respondí varias veces pero ya después me aburrió. Y como no aguantó que nadie le respondiera a la última insensatez que escribió, volvió a dejar otro comentario allí, fue y lo pegó en el blog de Antonieta y hasta me lo envió a mí por email:

(Clic para agrandar)

Lejos de molestarme, me resulta sumamente interesante. A este anónimo en particular se le nota que es un individuo constante y perseverante, cualidades plausibles desde mi punto de vista. También hay que reconocerle que, a diferencia del "Profesor Imperfecto sin PhD" (él mismo se etiquetó de esa forma), trata de discutir sin insultar al otro. Es una lástima que sea tan torpe, ya que si tuviera alguna destreza para comprender realidades y actuar en consecuencia, sumada a las características antes mencionadas, sería un elemento valiosísimo para la sociedad.

Cuando digo que es torpe no trato de menospreciarlo, sólo uso ese adjetivo porque es el que describe a alguien a quien le cuesta mucho hacer una determinada cosa. En su caso, le cuesta comprender lo que lee y emitir comentarios que SÍ tengan que ver con el tema desarrollado, también le cuesta escribir correctamente (aunque él insiste en que trata de mejorar, y yo le creo); y lo que a mi entender resulta más triste es que, a causa de su bajísima autoestima y de lo inferior que se siente, sólo tiene ojos para sus propios defectos y no logra identificar los defectos de quienes lo rodean (que son personas imperfectas, llenas de defectos reales que cualquiera podría poner en evidencia si quisiera), sino que se inventa defectos y errores que en realidad no existen. Les pongo un ejemplo de esto último: Podría apostar a que todos ustedes han visto algún error de escritura cometido por mí, ya sea una palabra repetida u omitida, letras invertidas, un acento donde no va, cualquier cosa... Y el pobre anónimo, ¡se pone a buscarlos con ahínco y no los encuentra!, más bien tiende a señalar las palabras que sí están bien escritas. Y claro, queda en ridículo y se va enardeciendo más y más... ¡Pobre ser!

Ustedes se preguntarán a dónde pretendo llegar con esto tan largo, y la verdad es que, aunque no lo parezca, éste es un post de agradecimiento, quiero agradecer a quienes mantienen vivo este blog con sus comentarios. En realidad, son dos agradecimientos por separado:
1) En primer lugar, quiero agradecer a todos los que en estos años han dejado comentarios positivos o negativos pero, por lo menos, lógicos. A los que les gusto y a los que no, pero me lo dicen directamente. A los que firman sus comentarios. A los que amablemente me han recibido en sus propios blogs, dándome la oportunidad de emitir unas palabras sabiendo a quién me dirijo. A ustedes les agradezco mucho, sinceramente.
2) En segundo lugar, agradezco a los seres patéticos que vienen a mi blog (y a otros blogs) a atacarme. Porque me recuerdan que voy por buen camino, me recuerdan que lo estoy haciendo bien, su obsesión por mí me demuestra que no soy como ustedes; y bueno, entiendo que como todo ser resentido, tienen la necesidad de criticarme y decir cosas malas sobre mí, para poder creer -de alguna manera, en sus reducidas mentes- que lograron bajarme a su nivel. Cuando dejen de venir, me preocuparé.

19 comentarios:

Michelle Durán dijo...

Lo cierto es que te leo y te admiro .
Mas lo primero que lo segundo.
¡ Saludos ! :)

Maie dijo...

No estoy de acuerdo con tu post... jajaja... pues de naaaaa'
La verdad a mi tambien me aburrio y le perdi el interes al anonimo de Pablo. No segui leyendo.(Me da ladilla cambiar el teclado para los acentos pq estoy haciendo otra cosa mientras escribo y leo- multitasking en accion- te los debo pal proximo)

Anónimo dijo...

Buenas tardes "Srta" Mariele. Me parece que ese anónimo (anonimo, así para que no divague), como si es el mesmo del profesor imperfecto quien logró meterle las burras en el corral. Es increíble, que usted con esa "sapiencia" de la cual hace alarde, menospreciando a los demás, no se haya (aiga, para que lo entienda mejor) sean las mesmas personas(no divague es mismas) Bueno, desde que Diógenes Laercio (ese vecino que vive detrás de su casa suya) descubrió con su lámpara que el homo es un bípedo implume, la filosofía se quedó chiquitica -junte er deo pulgar con el índice mientras pronuncie la palabra chiquitica - comparándola con la inteligencia (suya de usted solita). El profesor imperfecto le manda a decir a usted "Srta" Divagadora, que la única pluscuamperfecta es usted y se siente felís (lleva z, para que no divague)de leer sus escritos y que ha aprendido bastante, hasta las gracias le manda. Pero hay un refrán (filosofia, llana) que dice: "DIME DE LO QUE PRESUMES Y TE DIRÉ DE LO QUE CARECES" siga presumiendo (perdón divagando), que soñar no cuesta nada. También le manda el correo (el suyo de él, por si las moscas)de repente comienzan a divagar los dos. !Ahijuna ahora si se arrejunto el hambre con la necesidad! Ese tipo es patético carloswigoski@hotmail.com

Rossy dijo...

Humildemente me considero muy afortunada de pertenecer al primer grupo. Me gusta leerte, y nunca comprenderé a la gente que va por blogs que no tienen nada en común con ellos, y encima dejan un comentario (ganas de perder el tiempo?)

Besos, flaca!

TORO SALVAJE dijo...

A mí lo que más me gusta de ti es tu forma de mirar la vida.

Esa mirada crítica me fascina.

No es nada habitual.
Mira que llevo leídos blogs y conocido personas, y no, no es nada habitual.

Normalmente cuando te leo me siento menos marciano.

No me gustan los cejones pero ya me resigné a tu intransigencia en cuanto a la posibilidad de que postearas cejonas.

Y otra cosa que admiro de ti es tu solidez.
Al menos yo te percibo así.

Besos.

Mariale divagando dijo...

Michelle,
gracias. Sabes que eres bienvenida en esta casa.

Maie,
sí, yo sé que no estás de acuerdo... Pero te recuerdo que, aunque creaste tu blog mucho antes de que yo abriera el mío, eres una de mis imitadoras. (Si estuviéramos en Twitter, aquí cabría usar el hashtag "#CDLR").

Anónimo,
sabía que comentarías aquí.
Supongo que quedaste extenuado ubicando la dirección de correo electrónico del profesor Wigoski en el post de Antonieta... Además del esfuerzo que tuviste que hacer para diferenciar la escritura correcta e incorrecta de las palabras que mencionaste; supongo que con el agotamiento no lograste continuar la idea después del segundo paréntesis. Pero tranquilo, te aplaudo el esfuerzo; ahora descansa, te hace falta.
Hoy puedes dormir tranquilo, alguien te tomó en cuenta. Si el cielo existiera, me habría ganado mi pasaje con esta buena acción.

Rossy,
yo me siento afortunada de recibirte acá.

Torito,
si un día publico una cejona (cosa que dudo) te la voy a dedicar a ti y a Genín, como premio lo mucho que han perseverado para lograrlo.

Maie dijo...

En serio? yo soy una de tus imitadoras??? pero fíjate yo que ni me quejo en el blog ultimamente...como me gané ese honoL?

Maie dijo...

No había leído el texto que linkeaste... el último párrafo es de antología... la universidad de la vida donde el triunfo se mide por lo material y no como lo haya obtenido??? pero este es un digno represenante del ch...del peor defecto que nos ataca en el país... no no no...por eso esqe estamos como estamos... en fin...

Pablo J dijo...

Ah caramba, estuve esperando este post. Y pa' qué decirte más?, si está muy discutido entre copas de vino o algún té.

Sin embargo, hay que reconocerle al anónimo que ha sobrepasado todo lo que había escrito anteriormente. Nunca había sido tan patético uno de sus comentarios. De hecho, hasta me atrevería a decir que cuando escribió tenía unos cuantos tragos encima (y adentro), porque uno lee eso y parece algo salido de un borracho de plaza.

En fin, saludos viejita.

Pedro dijo...

Tú no estás humillando a nadie publicando y/o comentando sobre un comentario que te dejan el blog. Sé que usas moderación de comentarios, así que puedes decidir qué comentarios publicar y cuales no. Pero no es tú responsabilidad usar esa moderación para "proteger" a quien deja un comentario estúpido. La oportunidad de ser humillados la dieron ellos al dejar ese comentario, no la creas tú con la publicación.

Y qué tiene de malo reirse de los comentarios que dejan otros? Si todos nos reímos de las estupideces que dice la gente, qué tiene de malo que reirse de lo que escriben?

Genín dijo...

Si, no se si viste un comentario que te dejó uno de tus anónimos admiradores en mi blog, le manifesté mi extrañeza y le sugerí que te lo dejara a ti, pero no vi que lo hiciera...jajaja
Ya tienes aquí a uno, no pueden vivir sin ti.
Suscribo las palabras del Torito, pero es que aparte de ellas, yo TE QUIERO! jajajaja
Besitos y salud

PD
¿Viste que no se podía comentar en el blog "La Cabina de Nicolás"? Parece que ya se arregló, vengo de allá.

Angelo dijo...

Cuando abrí mi 1er blog, igual sólo buscaba un espacio para desahogarme, un espejo para ver, en blanco y negro, las ideas que revolotean en mi cabeza.

El 1er comentario que recibí fue tuyo y al poco tiempo descubrí lo adictivo que puede ser recibir feedback de los lectores. También descubrí lo ladilla que pueden ser los anónimos cuando comenzaron a inundar mi blog con spam, pero era simplemente eso spam, un sarta de links (trampas caza bobos las llamo) que pedian a la gente colaborar con las victimas del terremoto de Haití u ofrecían formulas para adelgazar en pocas semanas.

Desafortunadamente no he tenido nunca un anónimo para debatir, ni en mi blog, ni en twitter he tenido el gusto de tropezarme con un troll. Imaginate lo que me dicertiría yo con un troll chavista, pero nada, me ignoran...

En fin, leo tu blog con atención y aunque paso olimpicamente de los cejones y tus posts deportivos (salvo los de la F1) me resultan tan crípticos como los manuscritos del mar muerto. Me siento identificado, la mayoría de las veces, con tu forma de pensar y las veces que no, igual valoro tu insight.

En el caso de los anónimos en particular, recuerdo a tu amiga "castellana de castilla" que te acusaba de cacomorfóbica (creo que así se escribe). Y las veces que le dije a @Rosangelita que me parecía inoficioso darle cuerda a esta mujer, cuando era evidente que lo que buscaba era una notoriedad que no conseguía en su propio blog y que fácilmente estaba consiguiendo en el tuyo.

todoloquemepasa dijo...

Creo que hay poco que no se haya dicho ya aunque es una de las pocas veces que me he tomado la molestia de leer los comentarios anteriores antes de publicar el mío. Normalmente salto hasta le final de la ventana y digo lo que opino sin preocuparme de lo que han dicho los demás.

Flipo con los anónimos, definitivamente me parece increíble que haya gente que se dedique a eso pero sin lugar a duda o hay gente que te tiene mucha rabia, o gente que te tiene mucha envidia. No le encuentro muchas más explicaciones a los anónimos pero no tanto al hecho de ser anónimos sino al contenido de los mismos.

Después de todo podría comprender que alguno quisiera cuidar su identidad sin que eso necesariamente significase que carece de autoestima; pero lo que sí no comprendo es el tipo de comentarios que hacen que lejos de opinar o manifestar desacuerdo son como dices tu en plan de ataque.

Fíjate por dónde esto acaba de darme una gran idea para un post!

Para mí es simple, el que se pica es porque ají come y la gente que no comparte tus ideas y no encuentra más armas para defenderse que recurrir al ataque, podría más bien simplemente invertir su tiempo en leer otra cosa más a su nivel pues...

Otto dijo...

Aaaaayyyy... (con bostezo incluido)... Puede que te agraden estos anónimos... a mí me aburren un montón... son más pesaos que una vaca en brazos.

Debe ser muy triste invertir tiempo paseándose por la internet sólo para criticar y decir tonterías... Se toman taaaan a pecho las cosas... Supongo que les dará una úlcera.

La ignorancia es gratis. Pretender ocultarla es peligroso. Insistir en querer demostrar que no se es ignorante, es simplemente aburrido.

*Maru (Cuenta Alterna) dijo...

Yo no acepto anonimos en mi blog, quizas por eso es que el susodicho no ha escrito. Pero tengo mi propio comentarista irrespetuoso que ha estado haciendo de las suyas en mis plantillas de comentarios (Y que "deleteo" con todo el gusto del mundo)

Blog que se respeta tiene sus trolls. Eso lo he leido por este rancho divino que me encanta visitar¡

O no?

Beso.

Rosángela dijo...

Durante las últimas 2 semanas, cada vez que estoy en la biblioteca y siento que me voy a dormir de tanto silencio que hay,reviso los comentarios del anónimo -no tan anónimo- y siento mucha lástima...
Me dá lástima, porque no se puede negar que tiene inteligencia, le gusta investigar, hace seguimiento, procura mejorar el lenguaje que usa, etc, etc, etc, pero obviamente, carece de habilidades para relacionarse positivamente con otros seres humanos, como dirían los libros de "auto ayuda", carece de ese "no se qué que qué se yo" denominado modernamente como "inteligencia emocional".
Es obvio que como cualquier otro ser, necesita relacionarse con otros seres, y aunque seguramente su intención es lograr establecer vínculos de manera positiva, el resultado es el opuesto al esperado y él, sigue repitiendo la misma fórmula sin darse cuenta de que si no modifica alguno de los "ingredientes" el resultado será el mismo.
Que tristeza me produce ver que un ser humano como el "anónimo" se tenga que esforzar tanto y "trollear" en tantos blogs para que por fin algunos completos desconocidos le dediquen algo de atención, atención que seguramente no obtiene de parte de los seres con los que tiene contacto físico cotidiano, porque probablemente "pasan" de su triste y gris existencia.
Para ti flaca un beso y un abrazo grande.

the goddamn devil dijo...

vaya vaya Mariale, como te explico...

yo en los añitos, pocos eso si, que tengo en esto de andar por lo blogs y comentar cuando tengo tiempo solo tengo una regla con relación de la visita a blogs, si vas a comentar hazlo con algo que tenga que ver con el post, mas nada, es verdad que a veces me voy por la tangente y a veces se me va la mano, pero por lo menos trato de que tenga relacion lo que le escribo a la gente en sus post...

sin embargo hay gente que no se... parecen que se ven en el espejo y se creen la ultima malta del mundo creen que porque se les deja comentar escriben cuanta babosada estupidez, idiotez, etc que se les ocurra, te insultan, te juzgan y ademas se CREEN QUE NOSOTROS DEBEMOS RESPETAR Y HACER LO QUE ELLOS NOS ORDENAN ipso facto asi en mayúsculas porque te lo imponen, si fuera como consejo se los acepto, porque de pana yo lo he hecho, pero de pana a veces pienso para ellos, papà si tienes tantas cosas perfectas que no tengo yo, hágase un blog y de el ejemplo, no me lo esté echando en cara, y lo más chévere es que la mayoria de las veces no tienen nada que ver con el post...
y lo de la ortografia, si la mia es pésima, no te voy a criticar la tuya, por no hablar de las veces por andar tecleando chola se nos "curzan uans lteras" sin darnos cuenta, claro pero despues ellos mismos se matan solitos... como un pseudo blogger que me estuvo fastidiando una semana y luego de ver su blog ni me molesté en seguir contestando,yo se que a veces uno escribe fatal, pero si hacen la acotación con respeto es más fácil que se les tome en cuenta.
y lo de la supuesta humillación hay que aclarar algo, personalmente cuando yo publico algo le echo un buen ojo para por lo menos estar de acuerdo con lo que voy a montar, porque nunca se sabe cuando lo tengo que defender de otra persona que no comulgue con uno, por ello uno revisa y modifica para que por lo menos la idea se exprese de forma decente, tan sencillo porque se expone al público, si tu vienes y escribes vainas como la de "yaninso" sencillamente no se queje de la pela, sino vas a terminar como Kerly Ruiz...
en fin mucha palabra, siga así amiga mía, no es que esté de acuerdo con todo lo que escriba, pero por lo menos lo hace bien...
saludos

Anónima dijo...

A mí ni siquiera un comentario anónimo me llegó, siendo que hace poco empiezo con esto.
Valga la redundancia me hago llamar "anónima" pero por nada en especial, solo porque tengo ganas de entrar en este mundo blogger
un besito!

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Te debía un comentario acá desde hace semanas...lo primero, agradecerte por el calificativo que haces de mi persona; no está de más reiterar que es un agrado pasar por acá y ver los escritos de alguien que tiene muy claro lo que redacta.

Y es cierto que el autor de semejante comentario ya se humilla al publicar semejante conjunto de palabras, pero de no haber sido por tu rescate, hubiese quedado dentro de la ventana de comentarios en cuestión...de alguna forma, amplificaste la situación (con qué merecimiento, es algo más subjetivo de plantear).

De todos modos, la precisión de "disfrute" por "diversión" no está de más. Hasta hace poco, tenía entre mis enlaces a un venezolano de poco más de veinte años que participaba bastante...pero con una ortografía horrible y sin mayor comprensión de lectura. La paciencia se me acabó y lo saqué de los links.

Es distinto, como dicen los más religiosos, correr al pecado a que el pecado te arrastre. No justifico una falta de ortografía, pero se entiende unas pocas en medio de tantas palabras y por errores involuntarios.

Yo, agradecido que de cuando en cuando me vengas a dejar unas letras...me gustaría que lo hicieses más seguido, pero lo que pones ya es bueno. ¿Y acerca de los patéticos? Bueno..."dejad que ladren, Sancho".

Saludos afectuosos, de corazón.