viernes, 21 de mayo de 2010

El azúcar y la sensación de triunfo

Ayer por la tarde encontrábame hablando pajita con Pablo en el porche de mi casa durante el racionamiento eléctrico, cuando recibí una llamada de mi progenitor, quien me informó que al lado del aeropuerto (relativamente cerca de mi casa) estaban vendiendo azúcar. Apenas escuché tal noticia, se me pusieron los ojos como el dos de oros y me fui con Pablo a la velocidad de la luz pa' tratar de llegar antes de que se acabara el preciado bien.

Llegamos al sitio cargados de ansiedad, buscando dónde estacionar; había tráfico fuerte debido al "fastuoso evento" (que hubiese azúcar) y una cola de personas más o menos larga pero que avanzaba súper rápido hacia un camión de la GN, junto al cual había un grupito de personas a las que los emocionados compradores entregaban BsF 75 a cambio de una paca de 20 kilos de azúcar de una marca que sólo deben conocer los mismos fabricantes, como ésta:

(La calidad de la foto es terrible, ya sé. Sorry!)

Siempre comento que me da mucha rabia emocionarme por este tipo de cosas, como el poder comprar algo básico que debería estar disponible en cualquier supermercado. Siempre digo que la precaria situación en la que nos encontramos los venezolanos nos lleva a reducir nuestros deseos y aspiraciones al mínimo, hace que ya nuestras preocupaciones no puedan abarcar el futuro porque están demasiado concentradas en el presente, en lo básico, en la supervivencia...

Lo volví a pensar ayer cuando veía a las tipas plastiquitas con sus sandalias carísimas caminar por ese pocotón de barro e irse abrazando con esfuerzo su paca de azúcar, pero con cara de triunfo como si acabaran de ganar una medalla olímpica. De hecho, estoy segura de que mientras cargábamos nuestras respectivas pacas de azúcar hasta el carro, Pablo y yo también teníamos esa expresión de que nos habíamos ganado el Kino o que habíamos descubierto la cura para el SIDA...

Pero resulta que no era ninguna de ésas hazañas lo que nos tenía tan felices, sino la tranquilidad de saber que tendremos azúcar por un tiempo.

¿Me van a decir que no es como pa' arrecharse?

23 comentarios:

Pablo J dijo...

Yo todavía estoy arrecho por eso! pero ocn la cara de triunfo

Antonieta H. dijo...

Primero lo primero ¡QUE BUENO QUE ENCONTRASTE AZÚCAR!

Segundo se lo que se siente hace poco me paso algo mas o menos parecido pero con harina de maíz, y cuando iba hacia el carro con mi papá y mi hermano con nuestras 6 harinas como medalla y con aquella cara de felicidad me provocaba tirarla al piso y mentarle la madre a CH aunque se que no iba a mejorar pero por lo menos me desahogaba.

:( de verdad me voy triste con este post y justo cuando salgo a hacer mercado ¿cuantos años tenemos en este peo de escasez? yo por la medida chiquita cuento dos o tres. Saludos

Mariale divagando dijo...

Pablo,
me imagino que cuando llegaste a tu casa contagiaste a todos con la cara de ganador de Kino.

Anotnieta,
yo recuerdo la escasez desde que iba a la UDO a diario... O sea que hace por lo menos 4 años.
Espero que tú sí consigas de todo en el supermercado!

Rossy dijo...

Rabia y tristeza van ahí de la mano, no se cual me pesa más.

Besos! Y que dure el azúcar.

HectorVides dijo...

Saludos Mariale..
Mi comentario va mas en la línea de si nos puedes contar por qué esta pasando eso en tu país
Mira, acá nosotros tenemos la idea de una Venezuela que anda regalando petróleo a los países pobres de América y del Mundo, o apoyando las necesidades energéticas del sur de EEUU... entonces lo que cuentas me parece espeluznante, porque no es escazes de azucar mundial...acá haya azucar y con el comentario de la harina de Antonieta me quedo mas impresionado..Qué sucede, cuándo pasó eso, porque si venden Petróleo no hay elementos mínimos de la Canasta Básica?.. ¿Podrías contar eso en un comentario, o un post,por favor?
NOTA: yo sé que puede sonar tontas mis preguntas,pero de verdad, creeme, no teniamos idea de lo que cuentas, en casa nos quedamos con los pelos de punta
Gracias...
(http://www.videsbadilla.com)

Mariale divagando dijo...

Rossy,
para mí la rabia es permanente, pero detrás de ella está una profunda tristeza.

Mariale divagando dijo...

Héctor,
bienvenido a mi blog.
Temo que explicar esto será largo, por lo que me disculpo antes de empezar.

No eres la primera persona que me dice que no tenía ni idea de lo que pasaba acá, así que te creo! Al no vivir en Venezuela ni estar en contacto directo con gente que sabe de primera mano lo que pasa acá, es natural que sólo recibas la información que hábilmente se ha preparado para ser difundida en el extranjero, para vender una imagen de "aquí todo está perfecto". Pero como NO está perfecto, siempre me alegra tener la oportunidad de contar la verdad, para que haya una persona engañada menos.

Venezuela es un país MUY RICO en recursos naturales, por eso ves la regaladera de petróleo; pero eso no es más que la estrategia del actual gobierno para comprar lealtades en la región, para aliarse con quienes puedan servir a sus intereses y para lograr que muchos se hagan la vista gorda frente al desastre que vivimos. Pero detente un momento a mirar con quiénes se ha alineado este gobierno, quiénes son sus grandes amigos a los que alaba y defiende: las FARC, un dictador enfermo como Castro, un tirano wanabbe como Evo, un pedófilo como Daniel Ortega, un terrorista de estado como Ahmadinejad, un promotor del totalitarismo como Mugabe, un resentido de baja autoestima como Lukashenko que sostiene que las políticas de Hitler “no fueron del todo malas”, un megalómano como Ghaddafi y otros de la misma calaña… Si conoces someramente las desgracias que viven los pueblos de Colombia, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Irán, Bielorrusia, Zimbabwe o Libia, entonces saca tus propias conclusiones respecto a qué se puede pensar de Chávez, si se busca semejantes aliados…

Así como somos ricos en recursos, somos MUY POBRES en calidad de vida; el porcentaje de la población que vive en condiciones de pobreza es altísimo, y aun los que tenemos para cubrir nuestras necesidades básicas sufrimos para tener acceso a los bienes y servicios, porque el aparato productivo nacional se ha visto asfixiado y atrofiado por el gobierno y ya no somos capaces de autoabastecernos, dependemos de las importaciones, y éstas a su vez dependen de un férreo y anacrónico control cambiario que hace difícil la obtención de divisas para poder traer los bienes desde otros países. La mayoría de las empresas privadas han quebrado, y aquellas que sobrevivieron por ser las más sólidas y antiguas del país, están siendo ilegítimamente tomadas por el gobierno, para al cabo de poco tiempo dejarlas prácticamente inoperantes, por la ineptitud de los funcionarios que las manejan.

Tú muy bien lo has dicho: no hay una escasez mundial de azúcar. La crisis es en Venezuela, escasez de azúcar, harina, aceite, leche, carnes y muchos otros productos a los que estábamos acostumbrados y que ahora no conseguimos. Aparte, los que sí se consiguen son de inferior calidad a los que consumíamos antes y tienen precios prácticamente prohibitivos, considerando que tenemos la inflación más alta de América Latina.

Así como es un problema conseguir alimentos, también es una odisea comprar medicamentos, material médico-quirúrgico, repuestos para vehículos, productos químicos y un larguísimo etcétera.

(sigo en otro comentario, porque es largo)

Mariale divagando dijo...

(sigo con Héctor)

También pudiste ver al inicio del post que estamos sometidos a un racionamiento eléctrico, esto se debe a que el sistema eléctrico venezolano está colapsado, ya no es capaz de generar, transmitir y distribuir la energía necesaria para las actividades normales de la población. Como el gobierno es incapaz de solucionar el problema, declaró una emergencia eléctrica, y una de las medidas tomadas fue aplicar racionamientos. En mi caso (vivo en Maturín) son racionamientos interdiarios de 3 horas, durante ese tiempo no se trabaja, nada funciona porque no hay energía; y tenemos que soportar el calor (la mayor parte de lo que va de año hemos estado sobre 36 grados, hasta los 42). Pero aparte del racionamiento, sufrimos fallas no programadas todos los días, varias veces al día; y ese tiempo que pasamos a oscuras, no es deducible de las 3 horas programadas.


Aquí, para trabajar en un organismo público, hay que estar inscrito en el partido de gobierno, y si se descubre que el trabajador tiene otra preferencia política, se le despide inmediatamente y sin derecho a ningún beneficio. Los trabajadores, para conservar sus empleos, son obligados a asistir a las marchas de apoyo al gobierno; así que de esos que ves en la tele aplaudiendo, puede que muchos sí sean sus fieles, pero muchos otros son personas a las que obligan a aplaudir bajo la amenaza de quitarles sus empleos.

Los hospitales se están cayendo, las escuelas y universidades se están cayendo, las calles están rotas y llenas de basura, las personas no tienen agua en sus casas… En síntesis, NADA es maravilloso como lo pintan!

Si se le pregunta al gobierno o a sus partidarios, dirán que te estoy mintiendo, que aquí se consigue de todo y que todos vivimos felices. O cuando algo es muy obvio y no lo pueden negar, dicen que la culpa es del "Imperio" (EEUU y su presidente de turno), o de la "oligarquía venezolana" (todos los que no apoyamos al gobierno), o incluso del fenómeno El Niño... Pero pregúntale a cualquier venezolano que es consciente de que esto NO es normal y de que con nuestras riquezas NO deberíamos padecer tanto, y seguramente te dirá algo parecido a lo que yo te he dicho.

Podría decirte mucho más, pero como te dije al principio, sabía que esto iba a ser largo y no quiero alargarlo más...

Puedes escribirme cuando quieras a mariale.divagando@gmail.com.

Saludos!

Genín dijo...

Cuando terminé de leer la respuesta que le das a Hector, no pude evitar una lagrima furtiva con el correspondiente dolor de garganta.
Quizá debieras agregar unas letras mas para que Hector sepa la cantidad de gente diaria que es asesinada, raptada o sometida a cualquier tipo de extorsión.
Besos y salud

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Mariale! Esto es lo que yo llamo una respuesta de "gente grande". Me asombra una vez mas tu madurez (disculpame la falta de tildes, you know). Como para darle una leccion a todo el contingente de sabios y economistas que a diario pontifican en la radio y la tv, y son incapaces de explicar lo inexplicable como bien lo has sabido hacer. Un abrazo sin acentos :(

Mariale divagando dijo...

Genín,
si escribo sobre eso también no termino jamás, porque sabes que es uno de esos temas que me enardecen el ánimo!
Pero sí puedo invitar, a Héctor y a todo el que quiera saber cómo veo el problema de la delincuencia, a leer este post: http://mariale-divagando.blogspot.com/2009/06/aterrados-por-el-magnicidio.html

Oswaldo,
gracias por decir siempre cosas buenas sobre mí, eres uno de mis mejores publicistas ;-)
Sabes qué me preocupa? Que hay quienes sí son "gente grande", o sea, que han vivido más que yo, que han viajado más que yo, que han leído más que yo, que han estudiado en mejores lugares que yo, y que con base en esas credenciales son invitados a pontificar en radio y TV; pero a pesar de todo eso, muchos de ellos no logran ver lo que expuse aquí (que no me parece del otro mundo, son cosas que saltan a la vista). OJO, no digo que es que no lo logran explicar, no! Es que NO LO VEN, para ellos no está pasando o no es tan grave. Eso me resulta desesperante!

TORO SALVAJE dijo...

No puedo entender como sucede eso.
Me resulta imposible.
Estamos hablando de AZÚCAR!!!

Besos.

El Drac dijo...

Pero claro sobre todo cuando no se haya el acuerdo común para enmendar la política y con ello el racionamiento de las cosas. Un gran abrazo

Mariale divagando dijo...

Toro,
pues sucede!
De hecho, si no me engaña mi memoria, el azúcar fue el primer producto en desaparecer de los anaqueles; por allá en el año 2006 más o menos.
Pero esto se cocina desde mucho antes. Fíjate, no sé si se peuda considerar una causa real del problema, pero recuerdo que en el año 2003 los productores de caña de azúcar del centro del país denunciaron que les dejaron perder íntegramente la cosecha del año porque prefirieron traer caña desde Cuba para ser preocesada aquí y transfornada en azúcar refinada para nuestro consumo...
Imagínate entonces las proporciones que puede tomar el problema después de todos estos años en los que se llevan a cabo prácticas de ese tipo.

El Drac,
te dije esto en un post anterior y te lo repito hoy: Respeto tu opinión y entiendo que es perfectamente lógica EN OTROS CONTEXTOS; pero noto que no tienes la menor idea de lo que pasa en Venezuela, no estás ni cerca de comprender!

Saudade dijo...

Dos comentarios:

1. Realmente terrible, yo vivo en Colombia y aquí hay mucha mucha pobreza, pero en cualquier momento puedo ir a un supermercado y comprar toda la leche, harina, huevos, arroz, lo que sea, todo lo que se me de la gana... me parece terrible vivir en ese estado de racionamiento siendo un pais tan rico en petroleo.

2. No te da miedo que tu blog "trascienda" y de pronto te visite el gobierno por estar dañando su imagen?

La gasolina cuánto vale? En USD?

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por la explicación.

Besos.

Yolanda Fernández dijo...

Mariale, mejor dicho... imposible.
Lamentablemente, esa es la realidad de nuestro país hoy.
Saludos.

Mariale divagando dijo...

Iván,
miedo me da salir a la calle todos los días! No recuerdo dónde leí una estadística que dice que en Venezuela se cometen dos asesinatos cada hora, y que en el 91% de los casos quedan impunes...

Miedo me da saber que hay niños que deberían estar en el colegio, y más bien están entrenándose y aprendiendo a disparar un fusil.

Miedo me da que a mi viejo no le paguen el dinero que le corresponde por sus años de trabajo y que desde hace más de un año le han estado diciendo que no hay con qué pagarle...

Esas cosas dan miedo!

Que mi blog "trasceinda", creo que hasta me gustaría; me gustaría poder despertar algunas conciencias.

Pero no temo que el gobierno venga por mí "por dañar su imagen" (que ellos mismos dañan todos los días con sus actos), primero porque hay otros peces mucho más gordos que yo, gente que sí tiene mucho alcance, ésos son los que acaparan la atención del gobierno; y segundo porque, aun si sucediera, sólo sería un problema más, algo que igual nos va a ocurrir a todos los que no aplaudimos si dejamos que nos sigan cerrando el cerco.

Mariale divagando dijo...

Torito,
no hay de qué.

Yolanda,
tristemente, es así.

Capochoblog dijo...

Bueno, viniendo de un Edo. azucarero, nunca sentí la falta del azúcar. Por lo menos, no en el 2003 que aún vivía allá. Cuando fuí en el 2005 no había rollos con el azúcar pero ya se notaba la falta de variedad al ir al super. Eso me impresiono (eso, lo angosto de los carriles y lo pequeño de los carritos) y bote piedra con aquel cuento de dos litros de leche por cabeza...

Ya luego ha sido la locura, entre el gobierno que la tiene cogida con la empresa privada y la empresa privada que cuando acapara quiere vender a precio de lingote de oro :S. De pana que siempre pierde el más pendejo.

Luego se llenan la boca escupiendo sobre los monopolios, ja!

Besos.

De pana, que mierda de gobierno. Al que lo dude, deberían cortarle los testiculos en frío.

May dijo...

Si vale parece mentira,!!! Lo que da es tristeza que un país tan rico, donde se da de todo y que estemos pasando por esto....Cosas tan básicas como el azúcar, harina pan, aceite, margarina, leche y ahora la carne,... Que uno tenga que hacer prácticamente un curso para conseguirlas es algo insólito.... Tengo más de 2 meses que no he conseguido una mísera margarina. Las veces que ido al supermercado no hay y hora noe s como antes que habian diferentes marcas, ahora es lo que hay te guste o no..... Cuando uno consigue algo se emociona como si se hubiera ganado la lotería y trata de llevarse lo más que pueda, para tener reservas, hasta que vuelva aparecer nuevamente. Prácticamente uno tiene un abasto dentro de las casa. ... La verdad que no sé hasta cuando vamos a soportar esa situación y lo peor de todo es que ya no estamos acostumbrando a lo Malo!!!

Coraline dijo...

más bien como pa' echarse a llorar...

Maie dijo...

el colmo!