miércoles, 12 de mayo de 2010

Overwhelming responsibilities

Suelo ser la Wikipedia de casi todas las personas que conozco, quienes por alguna razón tienen la creencia -errada, claro está- de que yo me las sé todas más una. Mis escuincles no son la excepción. Me hacen TODO TIPO DE PREGUNTAS, desde lo más simple y cotidiano hasta lo más profundo; y yo prefiero que sea así, que me pregunten todo a mí, porque aunque no siempre logro ofrecerles la respuesta perfecta, por lo menos estoy segura de que no recibirán por respuesta una mentira, que es lo que probablemente recibirían si le preguntaran a alguien más.

Escribo hoy sobre esto porque ayer cuando mi enana llegó del colegio, yo estaba comiendo y ella fue derecho hasta la mesa y me preguntó "¿Qué es la fe?". Yo terminé de masticar como pude y, para ganar tiempo, le dije "Hola chiquita, ¿cómo te fue en el colegio? Yo estoy bien, ¿y tú? Se saluda primero...", y como le dio pena salió corriendo a saludar a los demás. Yo me quedé esperando que regresara y medio asustada con la idea de tener que explicarle semejante concepto. Debe haberse distraído en otra cosa porque no regresó a preguntarme, pero es probable que lo haga cuando se acuerde, y ya veré qué le digo...

Una vez hace tiempo me estuvo haciendo preguntas sobre la violencia, también durante el almuerzo, y recuerdo que dejé el plato íntegro enfriándose mientras trataba de dormir a esa parte de mí que tiende a poner demasiadas palabras de más de cinco sílabas en una sola oración, para poder explicarle en términos que ella comprendiera... Igualmente recuerdo que, después de la larga disertación, me hizo la pregunta que me desarmó y me asustó muchísimo: "¿Cómo haces tú para saber toooodas las cosas del mundo?".

Le dije que yo NO sé todas las cosas del mundo, que de hecho hay MUCHAS cosas que no sé, pero que dentro de las que sí sé, trato de explicarle lo que ella necesita saber.

Esa misma tarde estuvo aquí el nieto de la vecina que tiene como un año y medio más o menos, el que está enamorado de mí (no sé si he escrito sobre eso antes, creo que si lo mencioné fue por Twitter). Lo veía tan contento mientras mi enano lo paseaba empujando el triciclo (porque él todavía no alcanza los pedales) y veía su carita de absoluta devoción y gratitud cuando yo le llevaba frutas, y volvía a sentir un sustico similar al que había sentido a causa de la pregunta de la enana.

Pensando en una cosa y la otra, me di cuenta de que el miedo viene en el momento en que tomo conciencia de la responsabilidad tan arrecha que implica el solo hecho de estar en contacto con un niño. Y no digo la responsabilidad de tener hijos, ni la responsabilidad de criar a los hijos de otros, ¡no! Nada más pasar un rato con esa criaturitas tan puras es una gran responsabilidad, porque cualquier detallito los puede marcar. Además, ellos confían ciegamente, creen en lo que decimos, creen que nada malo vendrá de nosotros, creen que siempre tendremos respuestas y soluciones acertadas...

Ya alguna vez he reconocido en este blog que la confianza es algo que me amarra, que me hace completamente incapaz de actuar en forma alguna contra la persona que me la ha otorgado. Esto aplica a los adultos, a los que ya estamos manchados y echaítos a perdé'. Imagínense entonces en qué nivel de sacralidad tengo a los chiquilines que estiran los brazos buscando protección y que creen cualquier cosa que pueda salir de mi boca.

Pero esto tiene su lado malo, para mí al menos. Lo malo es que es un peso demasiado grande. It's absolutely overwhelming! Es algo que me supera, que no sé si soy capaz de manejar, ¡que paraliza a veces a causa del puro y físico miedo que da!

Porque ¿quién me garantiza que precisamente YO estoy capacitada para decir siempre lo que debo decir y para responder ante cualquier situación?, ¿quién dice que no voy a meter la pata?, ¿quién dice que no les voy a hacer a ellos lo que me hicieron a mí cuando yo todavía era capaz de confiar y depender de los grandes, como ellos ahora dependen de mí?

10 comentarios:

Michelle Durán dijo...

¡ Esta perola no me deja comentar !

Michelle Durán dijo...

Ok, ahora sí .
Decía yo que ser wikipediosa no es malo , ni tampoco que la gente crea que te la sabes todas más una (unque sea una concepción errada ) . Malo sería lo contrario.
Por otra parte me parece una ternura que tu enana haya acudido a ti para semejante pregunta .
jajaja. ¡Saludos!

Fran dijo...

Si vinieran con un manual, seria estupendo.
Que te puedo decir de mi, que termine de ver mis comiquitas con mi primer hijo, hice mis primeros ensayos de adulta y termine de crecer.
Ahora que es casi-adulto, como yo en aquel momento, conversamos sobre esas cosas.
Me llena de alivio saber que AMOR es la mejor nana, profesora y gurú.
Tranquila, lo haces mejor que nadie.

TORO SALVAJE dijo...

Hay que andar con mucho cuidado.
Los pequeños son esponjas.
Lo absorben todo.
Entiendo tu sentimiento de responsabilidad.

Besos.

Maie dijo...

Pues nadie, nadie te garantiza nada de lo que hagas o digas pero si parte de una buena intención y confiando en tu inteligencia, lo m´s probable es que se aproxime bastante a algo acertado.

Johana dijo...

Cuando lo haces con conciencia, con respeto, honestidad y con amor es cuando tienes grantizada la mejor respuesta.
A mi aveces tambien me da miedo, pero cuando lo transformo y me atrevo digo cosas de las que yo tambien aprendo.
No existe nada que hagas con buena voluntad y con amor que genere algo malo.

the goddamn devil dijo...

uhm bueno puedo decir que con el ultimo parrafo te creo que si puedes responderle todo lo que te pregunte, a lo mejor no le respondes todo, pero todo lo que le respondas sera verdad, o tu verdad pues, eso es lo que importa al final, asi que podemos decir que esta en muy buenas manos...o deberiamos decir palabras???
saludos te sigo leyendo...

todoloquemepasa dijo...

Creo que tienes las ideas bastante claras y eso se hace evidente con todo lo que escribes aquí. Creo que intentas siempre hacer lo mejor que puedes basada en tu propia experiencia y en tus propios conocimientos -claro está- por lo que te diría que comprendo ese sustico que sientes a veces pero yo pienso que lo estás haciendo muy bien y que no tienes nada qué temer.

No creo que sea relevante el que estés o no capacitada para decir siempre lo que debes decir; eso sin mencionar lo relativo que es el planteamiento en sí; ¿qué es lo que se debe decir? Es una decisión tuya, dirás lo que consideres y creo que por tu forma de ser te cuidas bastante de no meter la pata; especialmente con los niños!

En fin, que al final del día también eres humana and there´s only so much you can do. Suerte!!

Genín dijo...

No te angusties corazón, tu lo vas a hacer bien, solo con leer este post se da cuenta uno de tu capacidad, y por otro lado, es preferible las explicaciones que tu les des, que serán con todo el rigor de que eres capaz, a las que obtendrían de cualquier amiguito o peor aún, de alguien desconocido de la calle...
Besitos y salud

marialerondon dijo...

te entiendo, y es cierto: uno no puede saberlo todo, peeero lo mas importante es que estas dejando una huella en ellos, y los estas haciendo dando lo mejor de ti y con la conviccion de ayudar a que ellos sean buenas personas en el futuro, para mi eso es muuucho mas importante que si sabes tanto como wikipedia o no.
Saludos!