jueves, 19 de agosto de 2010

Divagación sobre un pelúo' con tentáculos

Éste no es el tema del post pero tengo que explicarlo antes de ir con lo demás: Cuando digo "mis tías" no me refiero a las mismas personas que cuando digo "las hermanas de mi madre". Técnicamente, éstas últimas son "más mis tías" que las primeras (que son medio hermanas de mi progenitor), pero en la práctica no lo son, ni más ni menos, simplemente no lo son.

Las que siendo adolescentes criaron a mi progenitor y le dieron todo cuanto necesitaba, luego siendo mujeres maduras me criaron a mí; a ellas dos y a la hija de una de ellas les debo todo lo bueno que soy (por lo malo, asumo la responsabilidad). Ahora, cuando yo ando en la calle con una de esas viejas y me encuentro a un conocido, le digo "Te presento a mi tía". Ellas me enseñaron a decir "Por favor" y "Gracias", ellas se desvelaban cuando yo estaba enferma (mientras mis padres dormían), ellas no dudaban en darme plata de su pensión si sabían que yo necesitaba comprar cualquier vaina, ellas aun 26 años después todavía se desviven por prepararme comida que me vaya a gustar; si esas mujeres son "mis tías", no les puedo faltar el respeto llamando de la misma forma a esa otra gente!

Ok, cumplida la divagación introductoria, voy con el tema que motivó el post...

Mi abuelo (que era un SEÑOR que le quedaba grandísimo a la familia que le tocó) murió de cáncer, se lo comió en 9 días! NUEVE días duró el proceso de sentirse mal, ir al médico, recibir un diagnóstico, estar como un vegetal en una cama y dejar de respirar. Todas sus hijas -y su primera nieta- tienen o han tenido cáncer o alguna lesión maligna detectada a tiempo que no ha llegado a ser cáncer. Faltaba la hija número 7/8, y digo "faltaba" porque ya no falta!

Hace como un mes fue al médico por una obstrucción intestinal, un par de exámenes después se supo que lo que la obstruía era un tumor, y unas semanas después de muchos más exámenes, pues ya se sabe que se trata de una carcinoma de nombre tan largo y complejo que ni siquiera yo puedo recordar! Hay que esperar más exámenes, pa' saber si hizo metástasis o no, pa' saber si la operan para remover el bicho, y para saber si vale la pena someterla a una serie de quimioterapias o la dejan así...

Vale mencionar el hecho de que la pobre está recién separada del esposo que se volvió loco (literalmente) después de pasar por una enfermedad bastante seria que los dejó -a los dos y al hijo de 20 años- endeudados hasta el cuello o más arriba... O sea, que le resulta bien jodido costear el tratamiento, las operaciones y todo lo que implica tener cáncer (Señores, créanmelo, tener cáncer es caro!).

Bien, la razón porque estoy contando esto aquí no es que yo esté devastada ni nada por el estilo. Sé que después de leer esto se irán pensando cosas mucho peores que las que ya pensaban de mí, pero la verdad es que no estoy devastada; me tomo la noticia igual que si me hubieran dicho que el carcinoma-peludo-con-doscientos-tentáculos no lo tiene ella sino una de las vecinas... Ella no me ha hecho nada malo como para que tenga algo en su contra, pero tampoco nada bueno como para quererla...

Entonces cuál es el problema? Bueno, hay dos:
1. Por una cuestión de cortesía sociofamiliar, aunque no vaya a fingir que me importa mucho, debo estar medianamente presente a pesar de la distancia (ellos están en Caracas). Mi madre está allá, pendiente de su hermana, y yo, bueno, cómo decirlo... debo por lo menos escucharla cuando llora por teléfono, lo cual me resulta sumamente incómodo, pero no se me quita nada haciéndolo y así ella se desahoga, de modo que me callo y lo hago.
2. Las estadísticas! Esas desgraciadas estadísticas me recuerdan todo el tiempo que cada día voy teniendo más probabilidades de agregarme a la lista de parientes que han recibido tratamiento en el Hospital Oncológico Padre Machado... Y aunque no es que yo viva pensando en eso, por lo menos una vez al año recibo un recordatorio en forma de noticia de algún carcinoma-peludo-con-doscientos-tentáculos...

Ahora que lo pienso, voy a publicar este post porque ya lo escribí... Si antes de escribirlo hubiera considerado la remota posibilidad de que algún miembro de mi extensa parentela lea esto y se arreche, no lo habría escrito (para no tener después la obligación moral de publicarlo); no por lo que vayan a pensar de mí, sino porque yo sé la clase de fastidio que vendría posteriormente... Pero bueno, ya está escrito y será publicado con la real esperanza de que la gente que no lee -y mucho menos blogs- siga sin leer!

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Espero que nunca te anoten en esa lista.

Besos.

Saudade dijo...

Pues Mariale, lo duro de tu noticia no es tanto que se mueran tus familiares, sino que como anotas, es muy muy muy probable que eso también te ocurra.

Tienes que comer mucho antioxidante, te verde, aceite de pescado con omega-3, brocoli a la lata y cuidarte mucho...

the goddamn devil dijo...

bueno que te puedo decir, esas cosas de familia pasa, te lo dice uno que tiene el "Ruiz" mas porque suena bien que porque tiene contacto con familia por esa rama...
pero igual ojala salga bien, todavia no estoy para desearle la muerte a alguien
y cualquier cosa haz como yo, ve, te acercas a uno metros pones cara de afligidas, saludas con voz poquita y te largas al cafetin a comer pastelito con refresco. a mi me funciona...
saludos

Ricardo J. Román dijo...

Por Dios, Mariale... que de años. Tengo un nuevo blog http://escritosrotos.blogspot.com/ Quizá no me recuerdas, soy el autor de Sin sombra no hay luz.

Bueno espero seguir leyéndote.

Saludos!

Genín dijo...

Bueno, ya tu sabes que los que somos sinceros, aunque nos demos cuenta de los problemas que pudiéramos tener, lo escrito, lo publicamos.
Comprendo perfectamente la diferenciación que haces entre tías y tías, yo me pasaba la vida (Ya no, o mucho menos que antes) aclarando que me refería a la madre que me crió que era mi tía, y no a mi madre biológica a la que apenas conocí, igualmente aclarando que mis hermanos, en realidad eran mis primos carnales, hijos precisamente, de esa tía que era mi madre...jajajaja
¡Que peo! ¿No?
Pero ya aparecieron mis hermanos de madre, como ya sabes, y aquellos primos dejaron de ser definitivamente hermanos, en parte porque están todos muertos, quizá menos uno, creo...y en parte porque hace millones de años que no se nada de ellos...
En fin mi amor, que esta vida es una vaina...
Pobrecita tu tía, de todas formas...
Besitos y salud

Otto dijo...

Si algo he aprendido con mi familia es que cuando uno hace el empeño de alejarte y marcar diferencias con ellos, hasta de sus enfermedades se libra uno...

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Mariale! Esa terrible enfermedad se ha llevado a unos grandes amigos y amigas, y otros increíblemente han sobrevivido a ella. Es terrible, artera, traicionera y dolorosa. Todos nacimos para morir de alguna forma. ¿Qué te puedo decir que ya no sepas? Hay que vivir cada día como lo que es: un día único e irrepetible. No hay dos domingos, ni dos lunes iguales. Uno ya pasó y el otro ya vendrá, pero hay que vivirlos con intensidad. No regrets. Te quiero mucho mi flaca bella, y Dios te libre de esa amenaza!

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu sinceridad, algunos les resultara insensible pero asi son las cosas y tu las dices bien claro y raspao. A mi me pasa igual con la mama de mi mama, mi "abuela"; no la odio ni le deseo mal pero ella jamas se encargo de mi mama debidamente, te imaginas que quedara para sus nietos...

Ojala no pases a la lista de pacientes del oncologico. Trata de reducir la probabilidad que ya geneticamente tienes de sufrir esa enfermedad cuidandote, como bien te dijeron mas arriba. Seguramente estara de mas que te lo diga.

Bueno esta ves me atrevi a dejarte un comentario, no suelo comentar en blogs pero es que me encanta tu honestidad y lo bien que te expresas, ya quisiera yo tener esa cualidad!

Gigle

Capochoblog dijo...

Que te puedo decir, pioja?

Previsión es la clave.

Un beso.

the goddamn devil dijo...

Mariale...
tienes que ver esto...


http://articulo.mercadolibre.com.ve/MLV-25456195-busco-a-alguien-con-quien-tener-un-hijo-_JM

Rossy dijo...

Primero que nada, que papá Dios te cuide siempre de algo tan terrible. Ese es mi deseo!

De la familia, qué te cuento? En la mía hay tantos casos extraños que a veces prefiero no hurgar demasiado, y sí se lo que son esas tías de la vida (un tesoro!), y que diferencia con las otras (las que solo llevan un título sin ganárselo jamás)

Besos!

Zeithgeist dijo...

nada mejor ponerle nombre de entrada.
El mío se llama benito como el de mi mamá.

dakar dijo...

Hola, tiempo sin pasar por aca...

Un saludo