viernes, 6 de agosto de 2010

Heriberto contento = Mariale contenta

Si cabía alguna duda de que con la vejez he ido adquiriendo la capacidad de valorar y agradecer las pequeñas cosas, de que puedo sentirme contenta por cualquier tontería, pues ya no la tengo.

Después de pasar una mañana RUDA, de un par de apagones muy temprano, del aire acondicionado trabajando a media marcha, de fallas de Inter de los Cojones, de haber desayunado un simple yogurt, del calorón, de llevar sol, de una molestia en una muela y un leve dolor de cabeza, del reggaeton aturdiéndome el cerebro... era de esperarse que estuviera bastante tensa.

Pero bastó sentarme frente a una chuleta, un puré de batata y una jarra de té exageradamente frío, para que se desvaneciera la tensión; simplemente me sentí agradecida porque la mañana -a pesar de todo- rindió y ya quedó atrás.

Y si quedaba alguna duda de que Heriberto tiene absoluto poder sobre todo mi ser, pues, también ha sido borrada!

6 comentarios:

Pablo J dijo...

Jajaja como siempre, Heriberto haciendo de las suyas!

Rossy dijo...

Es que Heriberto tiene una personalidad única!

Me alegro!

Besos :)

TORO SALVAJE dijo...

Si Heriberto está contento tú también.

Hacéis buena pareja.

Besos.

Genín dijo...

Claro, es imposible pensar que pudieras sobrevivir sin el amor mutuo y el cuidado exquisito de tu amado Heriberto...jajaja
Besitos y salud

Capochoblog dijo...

Jajajajajajajaja

Ese Heriberto es una vaina seria :)

Besos.

Cinthya Mar dijo...

Jajajajajaja q risa! Tenía tiempo que no leía de Heriberto!
Que bueno que al final de todo ese día... Mejoró con una buena chuleta!