viernes, 12 de noviembre de 2010

Los que padecen de EXCESO de felicidad

Me encanta que la gente sea feliz, sea lo que sea que eso signifique para cada quien. Me alegro sinceramente cuando las personas están bien, satisfechas, contentas, tranquilas... En serio, incluso me pasa con gente que no conozco, o que conozco y me cae mal. Si son felices de verdad yo me alegro.

Por otro lado, ¿qué no me gusta? Que se esfuercen demasiado por mostrarse felices cuando en realidad no lo son, que disimulen sus inconformidades y carguen siempre una sonrisa falsa. O, peor aun, que ni siquiera carguen la sonrisa falsa, que vivan quejándose más que el Calimero y aun así insistan en decir que no cambiarían detalle alguno en sus vidas porque son absoluta e irreversiblemente felices. Esa vaina me parece el extremo de la ridiculez.

No me refiero a gente que acepta las dificultades y trata de mantener una buena actitud para enfrentarlas, o gente que sabe que hay problemas pero que lo bueno pesa más y por eso el resultado del balance es positivo, ¡no! Si fuera así, me parecería admirable.

Se trata de gente que necesita que los demás crean que no existe en el planeta un ser más feliz, pleno y realizado, que su propio ser.

Esta semana he visto en el embobador 3 ejemplos perfectos, a los que les dediqué esto:


Describiré brevemente (o eso intentaré) cada caso:

Caso 1:
Mujer BRUTA que jode, pero trabajadora y echá' pa'lante. Casada con un tipo que la trató peor que a un perro sarnoso cuando eran novios pero que después le pidió perdón y, de una vez, aprovechó pa' pedirle su mano a su papá, con la promesa de adorarla eternamente.
Hace poco me contó por teléfono que el amadísimo esposo le puso los cachos de la manera más descarada, pero que ella decidió darle otra oportunidad porque sabe que él va a cambiar, e incluso decidió darle otro bebé para salvar su matrimonio (Pana, estoy pensando esto y me va sonando tan absurdo...).
Sé también que les va realmente mal en lo financiero y sé que sus respectivas familias se han negado a ayudarles.
A esta persona, la veo escribir a diario en su Facebook lo feliz que es, lo afortunada que se siente, lo agradecida que está por tener el esposo que tiene, lo mucho que le gusta estar en su casa con su bebé aunque no pueda trabajar, lo maravilloso que es haberse comprado finalmente otro Balckberry y ya no estar incomunicada...
De igual modo, la veo escribir mensajes de amor y fraternidad en el muro de sus familiares, los mismos familiares de los que me ha hablado pestes desde que la conozco, las mismas hermanas, primas y cuñadas que eran todas unas putas, y los mismos hermanos, primos y cuñados, que eran todos unos grandes cabrones...
Pero claro, según su Facebook, ella está agradecidísima por contar "incondicionalmente" con las putas y sus cabrones.

Caso 2:
Tipo inteligente y culto a quien siempre le tuve bastante respeto, pero que es hasta más nube negra que yo (lo cual ya es MUCHO decir).
Es inconforme por naturaleza, todo lo que existe le parece mal, y cree que lo que no existe tendría que existir. Se queja de TODO lo que ve a su alrededor (con toda razón, porque estamos claros en que este mundo es una mierda). Se avergüenza de los superfluos y vacíos intereses de nuestros contemporáneos (una vez más, con toda razón, porque sabemos que mi generación es generalmente estúpida).
Pero tiene dos puntos que no puede mencionar sin deshacerse en expresiones de dicha: su mujer y su vida laboral. La mujer es exigente y muy poco realista respecto a su situación, y él se esmera en complacerle cada capricho y en mostrarse feliz al hacerlo. Y la vida laboral está completamente estancada, pero él no hace más que agradecer las colosales oportunidades que lo han llevado a tener tanto éxito.
El mismo tipo que en la mañana escribe que si no fuera pecado (WTF? Hasta cree en el pecado) se daría un tiro para salir de este peo, en la tarde le declara su amor a su media naranja y le agradece por hacer que su vida sea perfecta.

Caso 3:
Tipa más bruta que la primera y además, pura pantalla y cero acción.
La conozco desde que éramos casi niñas, sé que le gusta presumir de una fortuna que su familia no tiene, es su manera de compensar sus innumerables carencias. Ahora de adulta, no sólo presume de la inexistente fortuna sino de una conducta moral intachable que TODO Maturín sabe que es una farsa, de un éxito profesional que no tiene ni puede tener alguien con sus limitaciones, de una belleza que las múltiples cirugías NO le han dado, y de una envidiable vida sentimental y sexual que en realidad consta de su vibrador o de algún primo que de vez en cuando la busca si el verano es muy arrecho.


Pana, si me dijeran que es que viven en un autoengaño y no se dan cuenta de los problemas, yo lo entendería. Pero resulta que sí se dan cuenta y hasta se quejan públicamente de ellos, y después dicen que hoy todo les parece más bonito y que canta más alegre el ruiseñor... ¡No entiendo!

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No quiero hacer sangre pero esos tres son sencillamente unos tarados.
El problema el que el mundo está lleno de tarados así.
Falsos, hipócritas y mentirosos.
Debo tener 500 posts sobre eso.
Ya ni caso, yo a la gente que no conozco no la creo y a la que conozco menos aún.

Besos.

Pablo J dijo...

Ay chama yo no se porque no entiendes que la gente no pueda ser feliz, en este mundo tan hermoso y sobre todo en nuestro país.

Fíjate: He pasado la semana con el p*** dolor de rodilla, pero soy feliz. Ando más limpio que gato recién bañado, pero soy feliz. He trabajado esta semana más que en todo el f***** año, pero soy feliz. Tengo el carro dañado, pero soy feliz... jajajaja.

Justamente yo vi eso en FB el otro día y tenía la impresión de que por allí venía la cosa. Aunque debo recordarte que la gente cree el cuento de que Job, al final de todo, era feliz jajajaja.

Saludos!

Rossy dijo...

Hay mucha, muchisima gente que come con el "que dirán". Yo tampoco los comprendo, y mira que pongo empeño, pero es que no me entra en la razón.

¿Qué sentido tiene querer restregarle a los demás en la cara cosas que son mentira? No lo se (sus razones tendrá) pero yo digo como tú: ¡No entiendo!

Un beso y que esté mejor la muela :)

Anónimo dijo...

Mariale
Eso es el colmo de la incoherencia existencial....

Amanda

Genín dijo...

Yo no entiendo como se puede ser tan imbécil para siendo desgraciado se haga aparecer como que goza de una felicidad enviadable, que alguien me lo explique porque no entiendo un coño!
La única explicación es que su salud mental deje mucho que desear.
Salud y besitos

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola mi flaca bella! Ejemplos como ese sobran. Sobre todo en las "redes sociales". Hay historias que son de espanto, y sin embargo, y no se por qué fuerzas poseído (a) escriben en su estado, en mayúsculas: "FEEELIIIZZZZ!!!!!". También existen los que tienen 670 "amigos" y en la vida real los ves más solos que "la una de la tarde". ¿Cómo así? Un besazo mi bella. Pusiste en dedo en la propia llaga.

Antonieta H. dijo...

Deja de ser tan nube negra Mariale, se feliz chica jajajajaja no se que me dio mas risa si tu post o el comentario de Pablo jajajaja, mucho imbécil suelto en el mundo hermana, no trates de entenderlos que es imposible, del caso 3 conozco un montón y son los que mas arrechera me dan y como vos sabéis eR embobador da para todo.

Copcita dijo...

Sabes que yo tambien me he hecho la misma pregunta y al final la respuesta es la misma tuya...NO ENTIENDO!... Pero es como dice Rossy, hay gente que vive de las apariencias o solo quieren idealizar un poquito sus vidas a ver si alguien les pone un comentario en su muro...los toman en cuenta pues!... Son gente como dirian en el viejo programa BIENVENIDO... IMCOMPRENSIBLE!!!...Jajaja!

Besos Mariale!

EUCHY dijo...

Jajajaja ay mi flaca, como empiece yo aquì a citar casos que tu y yo conocemos, te ca**s. Cada loco con su tema. Besos

EUCHY dijo...

Yo opto por eliminarlos de mis redes y mucho màs, de mis vidas. De falsedad està lleno el mundo como para que uno se las estè buscando!

Tenemos conversa pendiente, lo sè, pero esta nueva situaciòn familiar mia demanda extrema dedicaciòn, hermana! Besossss

EUCHY dijo...

"Hoy todo les parece más bonito y que canta más alegre el ruiseñor." jajajajajajajaja!!!!!!

the goddamn devil dijo...

hay mariale... de eso te tengo yo una lista interminable...
gente que sencillamente son unos miserables, pero tienen que mostrar tanto cuando son miserables o cuando creen que nos pueden hacer engñar con el cuento que son felices, y por el facebook que de verdad un buen psicologo tendria material de sobra para hacer psicoanalisis a un poco de gente, pues mas todavia, incluso llegue al colmo cuando leí a una pobre diabla que gritaba por facebook que estaba harta porque nadie comentaba las cosas que ponia en el embobador... habrase visto
de esos no vale la pena tenerles lastimas, No se la merecen...
saludos muy bueno

María Teresa Toro dijo...

Se complica aún más cuando parte de tu familia sufre del síndrome de felicidad frustrada y tu en el medio. Y ahora con la Navidad que es como la Meca de esta gente hay que tener más paciencia que nunca.

María Teresa Toro dijo...

Y dígame cuando llega Navidad que es como la Meca de los que padecen el síndrome de felicidad frustrada. Hay que tener paciencia.

Zeithgeist dijo...

ahhhhhhhhhhh, adoro los post puterio, LOS ADORO.
Sos grosa, sabelo!
desenmascarar a los asquerosos q mienten es algo q no hago, porque prefiero disfrutar en secreto de su pateticidad (asi se escribe?)
Pero conozco una que se haaaarta d eponer en toda pagineta pedorra lo feliz q es con su mariiidito, mientras le clava bochornosos cuernos con cuanto crio se le ponga al medio... Y me divierte tanto!
XD