miércoles, 10 de noviembre de 2010

Reporte post primera visita a la mata-dientes-sanos

Escribo esto con prisa mientras desayuno una avenita... Qué desgracia! Heriberto está a punto de demandarme por crímenes de lesa heribertidad...

Fui a mi cita con la mata-dientes-sanos el lunes en la tarde, la buena noticia es que no intentó matarme.

Podría -y hasta debería- contarles lo que no me gustó, como que no respetara la hora de la cita, pero la verdad es que dispongo de poco tiempo, así que me centraré en lo más importante.

La mata-dientes-sanos me pareció bastante decente, no tiene acento maturinés, el consultorio está limpiecito (a diferencia de otros a los que he ido en este pueblo) y full tecnología. Es probable que deba pelear con ella por algo que según ella no está cubierto por mi póliza y me quiere cobrar aparte, a pesar de que en mi condicionado aparece expresamente como una de las coberturas principales. Pero bueno, a lo que vamos: lo que me hizo...

El lunes sólo me hizo una limpieza y me dijo que con eso bajaría la inflamación de las encías (lo cual fue cierto), me recomendó un enjuague tri-arrechísimo que me costó conseguir en las farmacias, pero que ciertamente ayuda. Y bueno, me diagnosticó lo que yo ya sabía: tengo caries hasta en los cachetes! Y una de ellas es tan grande que podría tener su propia cadena de sucursales en toda Latinoamérica!

A pesar de ser yo una loca obsesionada con el cepillado, lo de las caries no me extraña, considerando que tenía como 3 ó 4 años sin visitar un odontólogo, dado que vivo en este pueblo y temo que intenten matarme como ya lo han hecho antes; y considerando también que mi herencia -tanto de mi familia materna como paterna- incluye además de migrañas y mala circulación, una dentadura inservible!

Bien, a partir de hoy vamos a comenzar la Operación-Exterminio-de-las-Caries-Hasta-en-los-Cachetes. Tengo cita a las 8, así que los dejo!

7 comentarios:

Genín dijo...

No sabes como me alegra que por un lado encontraras una odontologa que te satisfaga y por otro que te decidas a hacerle la guerra a las caries, cuídate mucho la boca, yo no lo hice porque me acojonaban los dentistas torturadores de mi época y ahora no veas tu como estoy pagando las consecuencias.
Seguro que todo saldrá bien.
Besos y salud

Rossy dijo...

Mucha, mucha suerte!! En mi caso también heredé una pésima dentadura, pero he sido afortunada con mi odontóloga :)

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Si le das el visto bueno es que es de máxima garantía.
Estoy por ir a que me visite.

Besos.

Anónimo dijo...

Los odontologos son los unicos donde voy con los ojos cerrados y los sentidos despiertos (literalmente xq no cojo anestesia). Entro y me da sueño y el taladro termina de dormirme. Buena dentadura, full meticulosa en la limpieza y un poco de masoquismo= 32 pzs
Detesto ir a cualquier consulta pero si fuese por mi, iria al dentista una vez al mes!
Besos y suerte!
Nany.

Rosángela dijo...

Bueno, no todo es tan malo, al menos encontraste una mata-dientes-sanos aceptable y empiezan a hacer lo necesario para que Heriberto puede volver a su ritmo alimenticio habitual.
Paciencia...

La Hija de Zeus dijo...

Espero que salgas de eso rapidito y sin dolor...

suerte!

Andrea dijo...

Los tratamientos de conducto son lo peor que nos puede pasar.
Lo dice una estudiante de odontología.
#FuerzaMariale