viernes, 3 de diciembre de 2010

La desmuelada de los letreros

Sobreviví.

Llegué al consultorio de la mata-dientes-sanos y me recibió diciendo que había revisado mi historia y creía que mis extracciones eran sencillas, que no iba a ser necesaria la cirugía. Luego se le fue la lengua y me dijo que se había aventurado a hacerlas porque se veían fáciles, porque normalmente eso lo hacía un cirujano. Se imaginarán lo que cruzaba por mi mente: #FML! Cómo vine a caer en manos de esta mujer? Qué desgracia! Si Dios existe, se está divirtiendo mucho con mi sufrimiento!

Me explicó lo que iba a hacer, me inyectó suficiente anestesia como para dormir a King Kong junto con Naomi Watts durante unas 24 horas, y empezó por el lado izquierdo...

Para mi fortuna, la infausta (A.K.A. mi cordal inferior izquierda) salió facilito y sin dolor. La mata-dientes-sanos me preguntó si la quería de recuerdo o la podía botar; yo asumí que era una broma y no le respondí... Más o menos para qué coño puedo yo querer guardar a la infausta de recuerdo? Pero bueno, vivimos en este pueblo, quizás ella está acostumbrada a que los pacientes guarden de recuerdo sus piezas dentales...

Luego, pasamos al lado derecho. Me inyectó otra dosis de mata King Kong y empezó a darle a la desgraciada infeliz (A.K.A. mi cordal inferior derecha). La desgraciada infeliz parecía estar cómoda en mi boca porque se resistió con todas sus fuerzas! La mata-dientes-sanos pasó más de media hora (no exagero) maltratándome todo lo que se llama cara, hasta que por fin logró sacar a la desgraciada infeliz, y me la enseñó pa' que viera "la diferencia con la otra, que era chiquitica".

Bien, me anotó el antibiótico y el analgésico que debo tomar, junto con las instrucciones de lo que debo y no debo hacer durante los próximos días.

Hace poco más de una hora que salí de su consultorio. Les describo mi actual situación: Desde ya estoy sufriendo, pensando que no podré comer; no siento la cara, sobre todo a nivel del mentón tengo una sensación burda de rara; no tengo control de mi lengua ni mi labio inferior; me cuesta mucho tragar; y no puedo hablar.

Con respecto a este último punto, pasa algo chistoso. Todo el mundo sabe que yo hablo hasta por los codos, característica mía que suelo mencionar acompañada de la siguiente frase "Tú sabes que yo no me callo ni que me den un tiro, y si me callo me salen letreros". El punto es que lo decía en sentido figurado, mas como NUNCA me había callado, no sabía que se podía hacer realidad.

Pues resulta que ahora ando por la casa con una pizarra mágica de mi escuincle, que uso para comunicarme con él o con quien sea... "Enano, bájale volumen a tu TV", "Dónde están las otras llaves?", "Porfa, apaga la luz"...

Ya ven que no era paja, si me callo me salen letreros!

6 comentarios:

Capochoblog dijo...

Que risa con los letreros. Menos mal que no fueron las amigdalas, jajajaja.

Besos!

TORO SALVAJE dijo...

Coincidimos muchas cosas pero en lo de hablar no.
Yo cada vez hablo menos. Es que no me apetece nada.

Que te mejores.

Besos.

N0v4 - Luigi Navarro dijo...

Hola Mariale
En esta tierra se ve y se vive de todo, mi abuelo materno coleccionó los dientes y muelitas de mi mamá y tíos, por eso no me sorprende que la mata-dientes te pregunte si querías las muelas,supongo que pensaría que la querías para enseñarla a tus amigos tal como las bautizaste "infausta" e "infeliz" jajajaja.

@capochoblog, yo me operé de las amígdalas...realmente detestable.

!Salud¡

Genín dijo...

Es una lástima que la segunda te amara tan profundamente que se resistiera a abandonar su húmeda casa...
Espero que los analgésicos te reduzcan el sufrimiento,y te cicatricen las heridas muy pronto, me duele hasta a mi...
Besos y salud

Maie dijo...

Caray estas más loca de lo que yo pensaba jajajaja.... espero te mejores pronto...que dolor las muelas... me recordaste que desde hace como 10 años me las tengo que sacar...jejeje pero como no me joden mucho y no se han movido tampoco... pero debería ir a mi dentista antes de que se me acabe el permiso de maternidad...

Copcita dijo...

Wao!...COmo lo describiste y como lo leí me dolió! :-S Jejeje! Recuperate Mariale!.. Abrazos!