martes, 14 de diciembre de 2010

Los nombres genéricos (o El Mariale-Glosario)

Más de una vez he pensado que debería escribir una guía en este blog que explique ciertos términos que uso con frecuencia en mis conversaciones light (esas en las que no tengo que cuidar mucho lo que digo), porque a veces quiero usarlos en un post y no puedo porque no se va a entender, y después es burda de frustrante tener que ponerme a idear la frase de otra forma, porque aunque objetivamente diga que quedó hasta mejor estructurada, en el fondo habría preferido escribirla como se me ocurrió en un principio.

Siendo así, tómese este post como un "Mariale-glosario" o algo así...

El Hippie: Nombre genérico que se les da a todos y cada uno de los bolsos -casi idénticos entre sí- que me han acompañado los últimos años.
Siempre he odiado las carteras, me río burda de la posición en que camina la mayoría de las mujeres con un hombro levantado para poder sostener el carterón.
Cuando estaba en la universidad usaba unos morralitos de tela suavecita, donde llevaba lo estrictamente necesario, pero los abandoné desde que me regalaron un bolso cruzado parecido a los que usan los mensajeros, en el que pronto fui llevando más y más cosas que se me iban haciendo indispensables, y como siempre cabía algo más, no había problema. Desde entonces, he tenido muchos bolsos como ése, algunos de cuero, algunos de telita como los morrales de la universidad, algunos de jean; cada vez los voy comprando más grandes, siempre de colores oscuros porque se les nota menos el sucio, a veces la gente ni nota que son distintos, creerán que desde que me conocen el hippie ha sido el mismo hippie...
No recuerdo cómo ni por quién fueron bautizados con ese nombre, pero sé que así se han llamado por años.
El hippie, además de sus características físicas, tiene otras características... Por ejemplo, el hippie es como un vórtice hacia un universo paralelo, de ahí puede salir cualquier cosa imaginable, cuando alguien necesita algo -desde un té de guaraná hasta una bolsa Ziploc- siempre digo "Déjame ver si tengo aquí en el hippie"; y claro, unos cuantos de los que ahora están leyendo esto, deben recordar alguna vez que, estando en la calle, me han dicho "¿Puedes guardar esto ahí en el hippie?".

Mis Buddies: Este término ya lo he mencionado antes, se refiere al machero que le da estructura a mi vida desde que tengo memoria, ésos que tengo con orgullo entre mis afectos porque nadie "me los puso" sino que yo tuve suficiente buen juicio como para elegirlos y además logré compensar mi insoportabilidad lo suficientemente bien como para que ellos consideraran que había un motivo válido para elegirme a mí, con todo el peo que eso implica.
Son tan distintos entre sí que creo que sólo tienen dos cosas en común: pertenecer al sexo masculino y su nexo conmigo. Todos me han sacado las patas del barro de las más insólitas maneras, todos han dependido de mí en alguna ocasión para las vainas más inverosímiles, de todos me siento responsable y protectora designada, así como todos me han cuidado hasta sin saberlo.
A diferencia del hippie, en ninguna conversación me dirijo a ellos como "buddy", siempre los llamo por sus nombres o por los innumerables apodos que les he puesto (la mayoría de ellos, de mi uso exclusivo), pero cuando me voy a referir a ellos arropándolos bajo el mismo toldo, ninguna expresión va tan bien como "Mis Buddies".

El Par de Tetas (A.K.A PDT): Nombre genérico aplicado a cualquier fémina que esté satisfaciendo "LA Necesidad" de alguno de mis buddies. Se le llama así porque eso es lo que importa de ella, un par de tetas, un culo bien puesto, una garganta profunda..., podría ser fácilmente remplazada por otra que cumpla esos mismos requisitos, no importa si es culta e inteligente o cree que Confucio inventó la confusión, no importa si es la mata de la nobleza y la bondad o es una coño e' madre... Al final su única función es satisfacer "LA Necesidad".
Confieso que dudé si debía incluir este ítem en el glosario, pues es probable que en este momento las féminas que me leen pasen a tenerme arrechera por lo que resta de la eternidad, por expresarme de manera sexista y misógina y bla bla bla... Pero después pensé que me da igual, porque aquella mujer que me crea misógina sólo porque me expreso sin pelos en la lengua sobre algo que es UNA REALIDAD, simplemente es una imbécil que se cree que toooodos los hombres aman con locura y veneración a toooodas sus mujeres; no me interesa caerles bien a las imbéciles, si se van hoy y no vuelven, pues ¡mejor!
Ok, ahora debo explicar que no todas las parejas de mis buddies se llaman Par de Tetas, a las que cumplen una función en sus vidas más allá de "LA Necesidad", las llamo por sus respectivos nombres (bueno, a veces también tienen apodos) y las respeto mucho en la medida en que aporten cosas buenas a las vidas de mis buddies (o en las medida en que ellas me respeten a mí); si mis buddies están contentos con ellas, por algo será y yo les estoy agradecida.
Y es que ése es otro punto importante, generalmente el Par de Tetas debe odiarme por defecto, desde la primera vez que me ven, o incluso cuando sólo me conocen por referencias; yo no las odio, al contrario, me divierten bastante, pero lo reconozco, I can be mean... Por lo general, aquel Par de Tetas que no sepa manejar el "Tema Mariale", rara vez pasa a ser algo más que el Par de Tetas (sobre esto tengo escrito un borrador, espero publicarlo pronto).

Los Bultos Anónimos que Caminan: Nombre genérico aplicable a la mayoría de mis vecinos, a la mayoría de los que fueron mis compañeros de clase, y a todas aquellas personas que existen, pero si no existieran me daría igual.
Me pasaba mucho en la universidad, me buscaban para que les explicara cosas, y yo tenía que deducir por el contexto de su cháchara de dónde se suponía que los conocía, aunque a veces no lo lograba y tenía que preguntar: "Disculpa, ¿de dónde nos conocemos?". No lo hacía con intención de hacerlos sentir mal, era simplemente que no los recordaba, porque me daban igual.
Para mí, yo estaba en el salón acompañada por el profesor, los pocos que reconocía porque me agradaban (en algunas secciones no había representantes de este grupo), los que reconocía porque me desagradaban profundamente (éstos siempre tenían representantes, podían ser chavistas, tipas plásticas ridículas, tipos babosos que pasaban la clase cayéndonos a todas, gente que olía mal, gente que sólo abría la boca para hacer preguntas estúpidas...), alguna gorda deseosa de entablar una competencia en la que yo nunca estuve interesada, y otros 40 entes que ocupaban pupitres, hablaban feo, echaban basura en el piso y nunca entendían la clase; pero estos entes no tenían cara definida, si me los ponían en una pared con un numerito junto a otros entes similares, yo no habría sido capaz de reconocer al Bulto Anónimo que Camina que veía la materia conmigo.


Creo que dejaré la lista hasta aquí, por ahora... Es probable que venga una segunda entrega.

9 comentarios:

Analia dijo...

Bueno yo no comento mucho en tu blog pero te leo siempre... me gusta mucho tu blog porque no usas adornos para decir las cosas...creo que eso es algo asi como una marca registrada.. te dejo mi mas sinceras felicitaciones por llamarle al pan pan y al vino vino (en nuestro gremio es bien dificil que alguien hable con tanta franqueza)...

Maie dijo...

jejeje... el hippie... yo tengo uno de esos, hecho por hippies por cierto y full de colores, bueno en general mis carteras tienen que poder cruzarse y ahora con dos chamos mas aun porque si no se me caen del hombro.

Genín dijo...

Me he quedado preocupado, y no es porque tenga fiebre por toneladas, que mi gripe asquerosa me la está regalando generosamente, sino que he aplicado la lógica que le queda a mi ultima neurona, a pesar de tener gripe, y entiendo que mientras el tipo esté en el poder tienes que tener mucho cuidado porque todos esos 40 entes y los que no recuerdas seguro que van a pertenecer AL PARTIDO, TENDRÁN UN CAMBUL OFICIAL Y ELLOS SI TE VAn a reconocer a ti, y te van a joder sin compasión en cuanto te pongas a tiro...
Así que ojo pelao, corazón!
Besitos y salud

Oswaldo Aiffil dijo...

Jajaja, que buenas tus definiciones Mariale! Ah! ¿Y dónde me dejas a "Herbie" (alias Heriberto)? Ese es el más famoso jejeje. Besos muchos mi flaca bella y auténtica!

La Hija de Zeus dijo...

jajajaja me he divertido leyendote..Yo tengo pocos hippies y normalmente quedan para los fines de semana y vacaciones.. aunque hace unos meses me pase unos cuantos días con uno negro.. lo cual honestamente no va muy bien con mi trabajo.. así que soy una de esas tipos que caminan con un hombro alzado (tendré que verificarlo)

Quedo a la espera de la segunda entrega..

un abrazote

TORO SALVAJE dijo...

Me ha gustado lo de los bultos anónimos que caminan.
Con tu permiso lo utilizaré.
Muy apropiado.

Besos.

Copcita dijo...

Un glosario muy tu!... Jejeje!...Asi te conocemos mas... :-)

Besos Mariale

Otto dijo...

Jajaja, los hippies son muy cómodos. Incluso me compré uno de cuero como elegante para cuando tenía que vestirme "bonito" (como en la única vez que nos hemos visto). Sí, no es realmente "hippie" en estilo, pero sí de alma.

Anónimo dijo...

Yo creo que tú quieres con el compadre