viernes, 4 de febrero de 2011

73%

Hoy, como todos los 4 de febrero, toca sacar cuentas y tomar nota cuidadosamente de las cuentas por cobrar que empezaron a correr hace exactamente 19 años, el 73% de mi vida.

Hay un par de personas que leen este blog a las que les he debido dinero, quienes pueden dar fe de que SIEMPRE pago hasta el último céntimo! Igual varios pueden decir que NUNCA olvido las cosas buenas que han hecho por mí, que mi gratitud no tiene fecha de caducidad y que mientras viva estaré dispuesta a retriubir cada favor que he recibido.

Del mismo modo, pueden tener la certeza de que NUNCA me olvido de lo que debo cobrar, sin importar cuánto tiempo pase, yo SIEMPRE recuerdo quién me debe, cuánto me debe, por qué me debe, desde cuándo me debe... Fíjense que lo tengo clarito: 73% de mi vida estando de luto, 19 años, la edad de mi hermano, por el que lloré ese día cuando pensaba que "iba a estallar una guerra y él iba a morir siendo tan chiquito"...

Hoy me devolvieron a los enanos del colegio, porque hay un pobre ser que es tan poca cosa que considera que el aniversario de su primer fracaso público es una fecha digna de ser celebrada; ésa es una deuda más que ese pobre ser tiene conmigo y con los pocos venezolanos que NO OLVIDAMOS, y que un día -les juro por mi cerebro- tendrá que pagar!

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me parece que no es un pobre ser sino un monstruo repugnante.

Besos.

Nicolás dijo...

Toro: Los monstruos repugnantes, no son otra cosa que la fachada detrás de la cual los pobres seres se esconden.

En cuanto a lo que significa esta fecha: El celebra el día que intentó dar un golpe de estado, y se llena la JETA hablando paja de los golpistas, así que para mí es el DIA NACIONAL DEL EXCELENTISIMO Y REVOLUCIONARIO CACHICAMO DE LA DIGNIDAD QUE LE DICE AL PITIYANKEE Y APATRIDA MORROCOY DE LOS 40 AÑOS DE PUNTOFIJISMO CONCHUDO.

Mariale divagando dijo...

Nico explicó muy bien lo que pienso de los monstruos y los pobres seres. Nada que agregar.

Genín dijo...

jajajaja Alguien va a tener que traducir a los no venezolanos que vienen por aquí lo que dice Nico, porque solo lo van a suponer, aunque hablen español...jajaja
Menos mal que no te debo nada de plata, pero si que te debo mucho cariño que trato de pagar con intereses, religiosamente cada vez que estás en mi pensamiento, que es muy a menudo...
Besitos y salud

Oswaldo Aiffil dijo...

"Hemos derrotado la frivolidad y la hipocresía de los intelectuales progresistas. Desde 1968 no se podía hablar de moral. Nos habían impuesto el relativismo. La idea de que todo es igual, lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, que el alumno vale tanto como el maestro, que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos estudiantes. Nos hicieron creer que la víctima cuenta menos que el delincuente. Que la autoridad estaba muerta, que las buenas maneras habían terminado. Que no había nada sagrado, nada admirable. Era el eslogan de mayo del 68 en las paredes de la Sorbona: Vivir sin obligaciones y gozar sin trabas. Quisieron terminar con la escuela de excelencia y del civismo. Asesinaron los escrúpulos y la ética. Una izquierda hipócrita que permitía indemnizaciones millonarias a los grandes directivos y el triunfo del depredador sobre el emprendedor. Esa izquierda está en la política, en los medios de comunicación, en la economía. Le ha tomado el gusto al poder. La crisis de la cultura del trabajo es una crisis moral. Voy a rehabilitar el trabajo. Dejaron sin poder a las fuerzas del orden y crearon una frase: Se ha abierto una fosa entre la policia y la juventud: los vándalos son buenos y la Policía es mala. Como si la sociedad fuera siempre culpable y el delincuente, inocente. Defienden los servicios públicos, pero jamás usan un transporte colectivo. Aman tanto la escuela pública, pero sus hijos estudian en colegios privados. Dicen adorar la periferia y jamás viven en ella. Firman peticiones cuando se expulsa a algún inquilino, pero que no aceptan que se instalen en su casa. Esa izquierda que desde mayo del 68 ha renunciado al mérito y al esfuerzo, que atiza el odio a la familia, a la sociedad y a la República. Esto no puede ser perpetuado en un país como Francia y por eso estoy aquí. No podemos inventar impuestos para estimular al que cobra del Estado sin trabajar. Quiero crear una ciudadanía de deberes." NICOLAS SARKOZY, Presidente de Francia. Cualquier parecido con nuestra realidad es solamente coincidencia. Besos miles mi flaca bella!