miércoles, 2 de febrero de 2011

Procrastiné, pero lo logré: Un post sobre "dos primeras veces"

Apenas hoy la procrastinación me está permitiendo transcribir esto que escribí en una libreta el jueves 27 de enero mientras esperaba a Miss Lore y al señorito Beny (Ah verdad que no lo había mencionado aquí... Resumo: La semana pasada estuve en Caracas, ésa fue una de las razones de mi desaparición). Considerando el tiempo que ha pasado, pensé en basarme en las notas para reescribir el post, pero lo leí de nuevo y me di cuenta de que lo quiero así como está escrito... Así que simplemente imagínense que lo publiqué ese mismo día! Voy...

Tendría que haber venido a Caracas hace unos días, pero como sabía que Maie (y LEO) iba a venir, pospuse todo para poder coincidir con ella (y con LEO). Le avisé que estaba aquí y nos pusimos de acuerdo pa' visitarla en casa de sus padres porque salir en esta ciudad la estresa (y estresa a LEO). Aunque ya había ido antes, ustedes saben que mi sentido de orientación es nulo, por lo que requerí las mismas indicaciones que la primera vez, y estuvo bien así, porque ocurrió lo que pocas veces ocurre: no me perdí.

Desde el instante en que bajó a abrirme la puerta, la sonrisa de Leo amarradito en su coso verde me alegró el día, y la semana, y el mes, y todo el tiempo que alcancen a calcular.

De hecho, escribo esto a mano en una libreta, sentada en un café donde hay gente que fuma, mientras me obligo a masticar unas mini-tortitas de buen aspecto pero con textura de chicle, que evitarán que mi estómago resulte perforado por el calmante que me acabo de tomar, que a su vez evitará que el dolor de vientre me ponga la vida triste otra vez como me la puso esta mañana... Explico todo esto para que se hagan una idea de que el día no ha sido nada fácil (en realidad, ninguno de estos días lo ha sido), y aun así, cuando escribí lo de la sonrisa del enano, afloró automáticamente la misma cara de boba que tuve durante todo el tiempo que estuve con él. Razón tenía la orgullosa abuela cuando me dijo por teléfono que "su nieto se gana a la gente", ésa es la verdad, ese santo en miniatura, con su mirada de viejito sabio, sería capaz de reconciliar a esta Cristina/Sheldon/Monk/House/Garfield (o sea, yo pues) con el mundo una y mil veces!

Pero no sólo debo hablar del santo, porque la madre se me va a poner celosa y me va a decir lo que una vez me dijo de Lunita: que yo lo que estoy es embelesada con el bebé y con ella ni pendiente... Y nada más lejos de la verdad!

Ya lo dije la vez pasada, para mí significa mucho la confianza de Maie y el trato cercano de su familia, porque es algo que yo normalmente no tengo, así que realmente lo valoro. Pero esta vez para mí fue aun mejor porque había menos gente (en alguna parte del post se tenía que manifestar mi condición de asocial/misántropa), por lo que tuvimos la oportunidad de hablar, por primera vez face to face, de esos temas a los que les hemos dedicado tantos emails; yo, como buena freak del lenguaje corporal, encontré muy interesante ver que en ciertos puntos ponía las mismas expresiones que yo me había imaginado cuando leía los emails (Sorry, hermana, el hecho de que seas humana te convierte en caso de estudio aunque yo no lo quiera así conscientemente).

Pero la parte más interesante de la tertulia llegó con Miss Lore y Dinorah (que no tengo a dónde linkearla, pero que describiremos como "la que mejor me cayó de todas las amigas de Maie que conocí hace un par de años"). Digo que fue la mejor parte porque sin buscarlo caímos en una discusión sobre películas y libros de esos que a mí me gustan, de personajes en extremo complejos, con un profundo trasfondo psicológico. Esa conversación representó dos primeras veces para mí: 1) la primera vez que logro estar en el mismo lugar con más de una persona que entienda ese tipo de historias del mismo modo en que YO las entiendo (básicamente, como casos objeto de análisis -que no es lo mismo que de estudio-); y 2) la primera vez que logro estar en el mismo lugar con tres mujeres por varias horas sin aburrirme ni un instante.

A ustedes, que son personas con habilidades sociales normales, no les debe parecer gran cosa, pero yo de verdad a mis 26 años, sólo había logrado compartir mi visión con una persona a la vez (mostly guys); y también en 26 años, SIEMPRE me he aburrido en presencia de otras féminas, sobre todo si son varias. Entonces, deben comprender que para mí es una novedad y que ha sido también objeto de análisis, tratando de hallar el porqué se dio así, y sobre todo, cómo puedo lograrlo de nuevo, pero teniendo control... (No me hagan mucho caso, yo estoy mal de la cabeza)

Hasta ahí escribí en ese momento porque llegó Miss Lore; pensaba completarlo, pero no creo que haga falta (y además me da flojera).

9 comentarios:

Rossy dijo...

¿Qué puedo decir? Yo llegué al día siguiente, con R. y con Santi :(

Quizás en otra oportunidad!! Aunque si ves a Santi en acción, casi le desmonta la casa a la señora, que pena!!

Un besito.

Genín dijo...

Por que poquito no estuviste también con Rossy!!
El Leo en vivo debe de ser para comérselo con papas!
Incluso solo!
La mamá ya está mas durita...jajaja
Bueno, algún dia nos tocará a nosotros, con la ventaja de que en el ranchito no habrá nadie demasiado cerca que te aburra, con una sola excepción: YO.
Siempre nos puede tocar la lotería...
Besitos y salud

TORO SALVAJE dijo...

Si, si... yo tengo habilidades sociales normales. El único problema es que los demás me caen mal.

Besos.

Maie dijo...

Aaaaaayyy hermana!!!! éste post era lo que necesitaba para sacarme las malas pulgas que cargo arriba... ayer fue uno de esos días... de hecho si hubiese tenido un segundo de tiempo y la moral un pelín más en alto, te hubiese llegado uno de "esos" emails digamos...nada concisos de mi parte jejejeje.
Ciertamente fue un día muy especial, en petit comité y lleno de divagaciones absurdas pero súper interesantes... después seguimos la Dino y yo hasta que literalmente la boté de mi casa porque era la 1 de la mañana y el Leo se iba a despertar a las 3 (su hora habitual en Caracas).
No me extraña (araña- sorry por la gallada pero no pude evitar que saliera solo) que Dino haya sido en aquella oportunidad "la que mejor te cayó" porque Dino es mi amiga (realmente es mi hermana) más tostá! dígamos que de chiquitas siempre fue "diferente" y con los años yo también he ido perdiendo la razón y comprendiéndola más y más.
La conversa estuvo buena de principio a fin y como se evidencia en las fotos...tu cara de boba (o embobada por Leo) lo denota.
En serio esa tertulia restará en los anales de los buenos momentos... para mi fue "the top moment" del viaje que por demás fue más duro de lo que esperaba en todos los sentidos si sabés a lo que me refiero (salvo que Leo se portó exagerdamente bien y eso no me lo esperaba). Encantada de haber compartido contigo estas dos primeras veces hermanita!

Pablo J dijo...

Que bueno que conociste a Leo y que la pasaste bien.

Pero... ejem!... personas con habilidades sociales normales... obviamente como que pensabas que yo no leería esto! jajaja.

EUCHY dijo...

jajaja, hermana, me parece estarte oyendo. Que nota que estuviste con Maie. A mi a veces me da penita no compartir tanto con ustedes como quisiera. Espero que tus cosas vayan saliendo poco a poco y para bien, porque te lo mereces. Ojalá te de por darte un paseo por aquí que ya tienes casita. Un beso grandote. Cuidate mucho, enana.

Antonieta H. dijo...

Que mas te puedo decir que no te haya dicho ya por el embobador o por eR twitter, si Leito le saca sonrisas bobas a uno no mas con fotos en persona no me quiero imaginar.

Que bueno que la pasaste fino sin aburrirte, te entiendo perfectamente porque para gente como uno eso es todo un logro.Por cierto digo lo mismo que Pablo jajaja "personas con habilidades sociales normales" ¿con que se come eso?

Mariale divagando dijo...

Rossy,
créeme que me habría encantado verlos! Intentémoslo pa' la próxima!

Genín,
tú estás en el tope de mi lista de "Bloggers por abrazar".

Toro,
misántropo!
:-P

Maie,
cuando encuentres un segundo tiempo (o aunque sea los 4 minutos de descuento), escríbeme alguito y así drenas.

Pablo,
ambos sabemos que tú también eres un minusválido emocional y, por ende, un discapacitado social; pero si hubiera una escala para medir con exactitud, ambos sabemos que te correspondería un grado de minusvalía inferior al mío.

Euchy,
tengo como una semana queriendo escribirte un mail y no he tenido un instante!
Miss U!

Mariale divagando dijo...

Antonieta,
igual que a Pablo, puedo casi asegurarte que tu habilidades sociales son un pelín mejores que las mías!