martes, 22 de marzo de 2011

Water for cities: Responding to the urban challenge

Cada 22 de marzo escribo sobre el Día Mundial del Agua. En 2008 escribí sobre el saneamiento, en 2009 escribí sobre los recursos hídricos transfronterizos y en 2010 escribí sobre la importancia del agua limpia para un mundo sano. Este año el tema es la gestión del agua en las ciudades. La inmensa mayoría de los que me leen viven en ciudades, así que, people, esto es con ustedes!

No pretendo venir a iluminarlos con una sabiduría que en realidad no poseo, no pretendo hacerlos sentir culpables por la ducha que tomaron esta mañana, no pretendo venderles una imagen apocalíptica de un futuro sin agua... Pretendo solamente mostrarles algunos datos concretos, que espero tengan la amabilidad de leer y procesar durante un rato; lo único que quiero es que lean y piensen, nada más.

- La mitad de la población mundial vive en ciudades.
- Las ciudades necesitan del agua dulce para poder seguir existiendo tal como las conocemos pero, paradójicamente, tienen un gran potencial para desperdiciar y dañar el agua dulce.
- La cantidad de agua que se desperdicia cada año en las ciudades del mundo es equivalente a la que se necesita para abastecer a entre 10 y 20 millones de personas.
- Cada día dos millones de toneladas de desperdicios van a los cursos de agua en todo el mundo.
- La contaminación de las fuentes de agua potable trae epidemias de enfermedades como el cólera o brotes de malaria; la malaria, que siempre se vio como una enfermedad de las zonas rurales, cada día azota con más fuerza a las poblaciones urbanas.
- Más del 60% de la población de América Latina vive en ciudades costeras, y sufre las consecuencias de la contaminación de ríos y mares causada por esas mismas ciudades.
- El 25% de los habitantes de las ciudades del mundo vive sin acceso a instalaciones de saneamiento mejorado (es decir, instalaciones que garantizan que las excretas humanas no contaminen alimentos o fuentes de agua), y en el continente africano esta cifra supera el 50%.
- El 27% de los habitantes de las ciudades en países en desarrollo no tiene agua corriente en sus viviendas.
- Quienes no tienen agua corriente, con frecuencia deben comprarla a vendedores privados, y en ocasiones llegan a pagar por cada litro hasta 50 veces más de lo que pagarían si tuvieran el servicio en casa.
- Los barrios marginales de las zonas urbanas, suelen construirse en zonas altamente inundables y, por ende, vulnerables a todos los problemas relacionados con la gestión del agua.
- El tercer Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo, publicado en 2009, indica que los problemas de agua de las ciudades del mundo son manejables. La mayor parte de los conocimientos necesarios, la experiencia y la tecnología ya está disponible. Sin embargo, es esencial incluir estos problemas en las agendas nacionales e internacionales.

El último punto tiene por objeto mostrar que todas las calamidades que mencioné antes tienen solución y esa solución está en nuestras manos. Así que, como siempre, el llamado es a asumir nuestro pedacito de responsabilidad y hacer lo que nos corresponde dentro de nuestro círculo de influencia.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Más claro que el agua.

Besos.

Cassiopeia dijo...

Muy informativo tu post, gracias por pasarnos los datos

Genín dijo...

Es increíble todo lo que está por hacer, sin importar cuanta plata tengan los países, esa no se bebe...
Salud y besitos

Michelle Durán dijo...

UNO NUNCA SENTERA CUANDO ES EL DÍA DELAGUA , DE LA TIERRA , DE LA PALABRA ... PERO SÍ ME ENTERO RAPIDITO ( Y AUNQUE NO QUIERA ) DEL LANZAMIENTO DEL NUEVO DISCO DE WISIN Y YANDEL . LA INFORMACION ESTÀ DESEQUUILIBRADA , ¿ O SERÈ YO QUE NO LEO LO SUFICIENTE ? .
SALUDOS . =)

jose guillermo dijo...

Hoy pensaba en eso mientras me cepillaba, hay gente que cuando lo hace deja la llave abierta. Me parece terriblemente injusto con el motón de gente que no disfruta de ese de servicio de agua. saludos. te enlazaré.