viernes, 22 de julio de 2011

miércoles, 20 de julio de 2011

Sobre el partido de esta noche ante Paraguay

Yo debería estar ocupándome de algo urgente, pero lo procrastinaré porque Chemi me ha pedido que escriba sobre lo que espero del partido de hoy, sus preguntas fueron cómo veo a la Selección y cuál creo que será el once titular. Trataré de hacer esto brevemente...


Primero, debo decir que nunca antes una Copa América había estado tan igualada, esta copa está para cualquiera! El que pase hoy tiene chance de ganarle a Uruguay, así como Perú también habría podido salir campeón si se le hubieran dado las cosas anoche. Debo decir también que durante el partido ante Chile sentí -por primera vez en lo que va de copa- ese físico y genuino miedo a perder que sólo se puede sentir cuando se está muy cerca de ganar!

Cómo veo a la Selección? La veo muy bien! Mejor que nunca! Tenemos un grupo talentosísimo, con mentalidad ganadora, con fondo físico para aguantar lo que venga, con orgullo y con total conciencia de la responsabilidad que llevan sobre sus hombros. Yo detesto a Farías, pero si algo de bueno ha tenido en estos partidos es que ha logrado transmitirles -por fin- su idea a los muchachos y ellos van al campo y hacen lo que saben.

El once perfecto habría sido el mismo que salió ante Chile, lamentablemente no está disponible Tomás Rincón por culpa del un árbitro pajúo que no tiene ni idea de lo que hace. Leí en Líder que lo sustituirá Giacomo Di Giorgi y ya empecé a sudar frío! Nada tengo contra Giacomo en lo personal, pero hay que decir que ese chamo no está al nivel de este grupo, sostengo en cualquier instancia que NO DEBIÓ SER CONVOCADO. Siendo así, tengo un pelo de miedo porque sé que se van a perder muchos balones en la mitad de la cancha :-/

Pero el resto del once debería quedar igual. Renny está inmenso, los cuatro en defensa se han visto bastante sólidos, Lucena se adaptó muy bien a lo que Farías quiere de él jugando por delante de los centrales, Arango -críticas aparte- aporta experiencia y cuelga balones precisos al área y el Maestrico se parece al de sus mejores tiempos. Yo le tengo más fe a Salomón que a Miku o Giancarlo, pero entiendo por qué Farías prefiere arrancar con éstos dos; me doy por bien servida con que no ponga a Cafú (que tampoco está al nivel del grupo).

Para mí, los tres puntos claves son los siguientes:
1) Estricto y escrupuloso orden táctico.
2) Cero despistes en el juego aéreo, ni en defensa ni en ataque.
3) Aprovechar las ocasiones que se puedan generar temprano, de lo contrario puede pesar mucho al final.

Para terminar, diré que estoy muy ansiosa, que quiero que el partido llegue YA, que le tengo mucha fe nuestra Selección y que estoy muy orgullosa de este fútbol que hemos* forjado en el país y muy agradecida con todos los que han ayudado de alguna forma.


*Quienes me leen saben que nunca digo "ganamos" ni "perdimos";
me incluí en ese "hemos forjado" porque ahí si entra la afición.

lunes, 18 de julio de 2011

sábado, 16 de julio de 2011

Post sobre mis enanos escrito para mí

Como he estado tan desconectada del blog últimamente, no les he contado que desde hace varios meses no tengo a mis escuincles conmigo; sus padres ya no viajan como antes, ahora trabajan fijos en El Tigre y se los llevaron a estudiar allá (Inserte aquí suspiro, puchero, nostalgia, etecé etecé...). Sólo los veo los fines de semana porque el enano tiene clase de inglés aquí los sábados y de una vez aprovechan a traerme a la enana también.

Créanme que ahora sé lo que sienten los padres que comparten la custodia de sus niños, todo el viernes pensando "Esta noche los traen", y ya el domingo la sonrisa forzada y el abrazo rompe costillas cuando se van a montar en el carro.

Además de no tenerlos cerca, me jode muchísimo saber que allá los cuida una señora que los trata bien, pero los deja escuchar vallenatos y ver telenovelas de Venevisión! Comprenderán que tema por sus cerebros, no?

Así que anoche cuando llegaron, mientras cenábamos aproveché para reforzarles la idea de que la música es importante y necesaria, siempre y cuando sea MÚSICA, y no ruidos molestos! Después los senté aquí a mi lado y dedicamos más de una hora a seleccionar música que les voy a grabar para que se lleven... Por lo que pude ver, la enana está más afectada, le gusta el reggaeton y Olga Tañón; afortunadamente, mi hijo tuvo mi influencia por más tiempo, y rapidito se acordó de cuánto le gustaban los Red Hot Chili Peppers y Our Lady Peace (Inserte aquí ojitos de amor).

En realidad el momento chévere de la noche fue cuando ya iban a dormir, estábamos acostados en la cama y empezamos a hablar de las locuras que ocurrieron el día de mi nacimiento, y como los niños siempre tienen la necesidad de contar un cuento más arrecho, el enano empezó a hablar de su nacimiento. Yo le dije que no sé cómo fue ese día porque él nació en Maracaibo y yo estaba aquí en el pueblo, pero que fui yo quien recibió la llamada de su progenitor con la vocecita de "papá orondo" (Maru, después hablamos del copyright) avisándome que ya había nacido.

Y luego le conté de la primera vez que nos vimos, fue algo así: "Ya tenías casi un mes cuando te llevaron a la casa de Las Brisas -recuerdas algo de la casa de Las Brisas?-; eras un bojotico vestido de blanco, con forma de saquito de harina y una cabeza enorme. Era domingo, yo me acababa de levantar y andaba en pijama. Cuando te cargué acababas de comer, estábamos todos hablando en la cocina y yo te paseaba de un lado a otro; acomodaste la cabezota entre mi cuello y mi hombro izquierdo y te fuiste quedando dormido respirando suavecito, y yo no hablé más, me quedé simplemente oliéndote y dando pasitos cortos por la cocina, sin escuchar lo que los demás decían... En ese momento fui consciente de que estaba naciendo esta conexión que tenemos, este vínculo sin nombre que ambos sabemos que no se podrá romper... Un rato después, cuando por fin te acosté en la cama de Nina, me di cuenta de que se me había quedado tu olor en la franela y no me quería bañar para no tener que quitármela". Me gustó burda ver cómo me escuchaba con atención, como si en algún nivel subconsciente recordara también ese momento.

Me da un poquito de remordimiento decir esto, pero a la enana tuve que inventarle los detalles de la primera vez que la vi, porque la verdad es que no los recuerdo bien, se que ya vivíamos en esta casa y que la trajeron chiquitica, de poquitos días, que era muy llorona y que tenía la naricita perfecta. Pero no recuerdo la primera vez que la vi ni la primera vez que la cargué, ni tampoco recuerdo haber sido consciente de que mi vida estaba cambiando a partir de un instante específico gracias a ella (como sí lo sentí con su hermano)...

Me disculparán la extrema franqueza en lo que voy a decir, pero es que me acabo de dar cuenta de que en realidad no estoy escribiendo esto porque les quiera contar; lo estoy escribiendo para mí, porque quiero poder leerlo después. So, voy a cambiar el título que había puesto, y hasta aquí!

jueves, 14 de julio de 2011

"INVICTOS te dije!"

A quienes les interesa el fútbol, ya saben que Venezuela está en cuartos de final y que ha conseguido resultados históricos; a quienes no les interesa, les da igual si echo el cuento o no... Por lo tanto, no voy a echar el cuento de los resultados!

Sólo quiero compartir con ustedes un video, es el tercer gol de Venezuela ante Paraguay, marcado por Grenddy Perozo, asistido por Renny Vega. La narración de Carlos Mauricio Ramírez es sencillamente priceless:



Esa gritadera del popular "Tomapapá", retrata fielmente lo que sentimos en ese momento todos los que sufrimos de fútbol en este país! Porque el fútbol es pasión y alegría, pero también se sufre, como si fuera una enfermedad! Se llora, se padece, se sobrelleva a duras penas... Por eso de vez en cuando, si se nos da la oportunidad de disfrutarlo, tenemos que hacerlo con todo!

Quienes no han sufrido por nuestro fútbol, probablemente no entienden por qué estamos tan incontrolablemente felices, creerán que estamos locos, o -como dijo una imbécil anoche- que somos unos conformistas por celebrar un empate...

PERO, todos los que nunca nos hemos puesto una camiseta de Italia o de Brasil, los que no hacemos caravana por España ni por Argentina, los que hemos salido siempre a la calle con la camiseta vinotinto y nos hemos calado a los que dicen que nuestra Selección no sirve, los que veíamos a nuestra Selección salir goleada y aun así no apagábamos el televisor ni nos íbamos del estadio en el minuto 70, los que alentamos aun perdiendo, los que sentimos ganas de llorar cuando recordamos el Centenariazo... TODOS NOSOTROS gritamos anoche los goles de Salo, Miku y Grenddy con esa misma emoción incontrolable con la que gritó Carlos Mauricio, porque SABEMOS LO QUE SIGNIFICAN.

Y en lo particular, yo, que normalmente tengo las emociones desconectadas, no puedo menos que sentirme agradecida por el milagro del fútbol, que me hace sentir algo así de intenso, que me recuerda que estoy viva...

Si dicen que la vida sin música sería un error, yo les digo que la vida sin fútbol no merecería llamarse vida!

jueves, 7 de julio de 2011

Conversación entre mi hermano y yo en el porche de la casa

- Él: Flaca, yo me tengo que ir. Pero el gocho va a venir a buscar esa caja, tú se la entregas, por favor.
- Yo: Esa caja tiene pinta de que pesa, yo no la voy a cargar!
- Él: Pero le abres la puerta y él pasa a buscarla.
- Yo: Cuánto me vas a pagar?
- Él: Coño, te tengo que pagar?
- Yo: Claro! Tú crees que mi tiempo no vale? Cuánto me vas a pagar?
- Él: Nada, rata!
- Yo (subiendo cada vez más el tono de voz): Por eso es que este país está como está! Por explotadores como tú! Explotadooor! Explotadooooorrrr!
- Él: Estás pendiente!
- Yo: Láaaaaargateee!
- Él: Que no se te olvi...
- Yo: Explotadooooorrr! Lárgate antes de que me arrepienta! Laaaaaaargateeeee! Explotadoooorrr!!

*Él se va, cagado de la risa!

*La vecina nos observa desde su puerta con cara de "Estos muchachos están mal! Sería que los maltrataban cuando eran chiquitos? Pobrecitos!"...