domingo, 10 de junio de 2012

San Sebastián por Isabel Allende

Leí "La casa de los espíritus" un par de veces durante mi adolescencia. Hoy, unos 10-15 años después, me pasó lo mismo que en aquel entonces, leyendo la primera página me llamó la atención la descripción de la imagen de San Sebastián a los ojos de la niña Clara:

"...el espectáculo de su cuerpo torcido en una postura indecente, atravesado por media docena de flechas, chorreando sangre y lágrimas, como un homosexual sufiriente...".

En aquella ocasión esas líneas me dijeron de una vez que el libro me iba a gustar y hoy me recordó por qué me gusta. Si a los 28 años (sí, ya casi tengo 28) sigo pillando los mismos guiños que a los 15, mi amor por el libro está a salvo.