sábado, 6 de octubre de 2012

Mañana avísame que votaste



El 3 de diciembre de 2006 en la mañana salí tempranito a votar. Era mi primera elección presidencial y siempre la recordaré con un poquito de vergüenza por haber tenido que votar por un individuo nefasto como Manuel Rosales, pero es que las opciones eran él y Chávez, y bueno, ustedes saben, Mumm-ra El Inmortal habría sido mejor opción que Chávez, cualquier cosa era mejor que Chávez.

Ese 3 de diciembre de 2006 en la noche mientras esperaba que el CNE diera el primer boletín oficial de los resultados de las elecciones presidenciales, estaba en el sofá frente al televisor con mi enano acostado en el pecho cuando recibí un mensaje de texto de alguien muy confiable que decía que había ganado Chávez. No salí corriendo a dar la mala noticia ni reenvié el mensaje, me quedé ahí acostada sintiendo que el mundo se me venía encima, abrazando al enano, pensando en lo que ese resultado significaba para él y para su hermana, para mí, para todos.

Casi seis años después, mañana por primera vez tendré la oportunidad de participar en una elección presidencial sin avergonzarme de mi voto, por primera vez tendré la oportunidad de votar POR un candidato y no CONTRA el otro candidato, debo admitir que eso me tiene muy emocionada.

Mucha agua ha corrido bajo el puente, muchas cosas han cambiado, la situación de mi país es muchísimo más complicada,  ahora es más urgente que hagamos algo. Además, esta vez tiene un significado mucho más importante para mí, porque en aquel entonces yo voté y ya, en cambio ahora llevo encima la satisfacción y el cansancio de los cuatro años que he pasado trabajando para este momento. Estoy segura de que los que han colaborado de alguna manera desde un partido político, desde una ONG, desde un medio de comunicación, desde una institución pública o desde cualquier trinchera, saben a lo que me refiero; saben que tenemos más en juego, que hay más miedo a perder y que la decepción sería mucho más fuerte para nosotros que para los que lo ven desde afuera, pero saben también disfrutaremos la victoria mucho más que los que no han tenido que arriesgarlo todo para llegar hasta acá, eso es algo que nunca nos podrán quitar.

Todos los que me han acompañado en este proceso podrán contar con mi gratitud por el resto de mis días, solo cometeré el abuso de pedirles una cosita más: salgan mañana a votar.

Dudo que escriba algo mañana porque voy a estar trabajando desde la madrugada, pero podemos estar en contacto por teléfono, por email, por Twitter, por Whatsapp, por señales de humo aunque sea... Cuando voten, cuénteneme que ya votaron, ¿sí? Inyéctenme energía, que la voy a necesitar.

3 comentarios:

Maie dijo...

Ese es el detalle... por fiiiiin podemos votar POR y no CONTRA es un tema de prepósiciones todo éste asunto.... el flaquito que comenzó siendo un mejor contra ha hecho meritos para volverse un POR... yo seré a lo mejor la primera en contarte porque me va a tocar madrugón ya que el marathon de Bruselas pasa por la Embajada de Venezuela mañana a partir de las 9 de la mañana y si quiero votar debo hacerlo antes de que me cierren las calles...

Genín dijo...

¡MUCHA SUERTE MARIALITA Y QUE LOS DIOSES HAGAN QUE SE CUMPLAN TUS DESEOS!
Besos y salud

Maie dijo...

YA VOTE!!!!