lunes, 31 de diciembre de 2012

El último post de 2012

El año pasado le fallé a mi blog, no escribí el tradicional post del 31/12, eso es grave. Aun más grave es que este año haya estado a punto de volver a fallarle. Vine a escribir esto porque estaba en Twitter deseándole feliz 2013 a Nina y me di cuenta de que no les había deseado feliz 2013 a ustedes, los tres o cuatro fieles que aún me leen.

Siempre he sido honesta con ustedes, no acostumbro mentirles, por lo tanto, no puedo decirles que el año 2013 será mejor que 2012, pues todos sabemos que será un año muy duro, pero deseo de todo corazón que sea un año intenso, un año de muchas risas, un año para aprender de los coñazos que recibiremos.

Les agradezco todo lo bueno que me han dado este año y los anteriores.

Les deseo salud, le deseo paz, les deseo que se levanten todas las mañanas y sientan respeto cuando se miren en el espejo.


¡Feliz 2013!
(con lo que sea que eso implique para cada uno)